21 nov. 2006

La permanencia en la ACB cuesta 13 victorias

La pasada campaña fue necesario ganar el 38% de los partidos (14 victorias)


Sacar cuentas a estas alturas de temporada sobre cuál será la cifra de partidos que garantizarían la permanencia en la ACB no deja de ser jugar al oráculo. No obstante, los datos de temporadas pasadas permiten ver cuáles son las cifras más altas y las más bajas, así como el número medio de victorias necesario hasta ahora (algo menos de 11 triunfos de media contando los últimos 12 años). Sin embargo, si se tienen en cuenta sólo las últimas tres temporadas la cifra sobrepasaría los 13 partidos. Contabilizando el porcentaje de victorias hablaríamos de un 32% en general y de un 36% si nos fijamos sólo en las últimas temporadas.

Esta campaña el Polaris World ofrece un balance de 3 victorias y 6 derrotas, lo que significa un porcentaje del 33,3% de victorias hasta ahora que, de mantenerlo durante toda la temporada, lo situaría ligeramente por debajo de las 13 victorias que parecen garantizar la permanencia. De momento, espera una dura salida a Girona que podría hacerle bajar dicho porcentaje, pero en realidad, la cifra que cuenta es la obtenida tras el último partido, y que ésta sea superior a al menos dos rivales.

La temporada pasada no fue nada fácil mantenerse en ACB. Llanera Menorca y Ricoh Manresa tuvieron que esperar al último segundo del último partido para saber que, empatados a 13 partidos ganados, eran los de Manresa los que penarían en LEB y los de Menorca los que permanecerían en la mejor liga FIBA un año más. Hizo falta, por tanto, ganar 14 partidos para asegurar la permanencia (41%) sin tener que jugar a las carambolas de la última jornada.
La salvación más complicada fue la campaña 1994/95, que necesitó un 42% de victorias, mientras que la que menos partidos exigió fue la 1996/97 (17%)

La media de los últimos doce años se situra en un 32% de victorias necesarias, lo que viene a significar ganar uno de cada tres partidos (11 ó 12 partidos en total). Sin embargo, si se consideran únicamente los datos de los últimos años las cifras fluctúan menos. El porcentaje necesario está más bien cerca del 40%, lo que llevaría el número de victorias hasta al menos 13 victorias (13,6), lo que no descartaría un empate múltiple a 13 victorias que obligara a irse hasta las 14 victorias para no entrar en la rifa de los empates múltiples.


En la temporada 1996/97 el Xacobeo 99 Ourense salvó la categoría en la ACB con 10 victorias, pero le hubieran bastado 6, pues tanto Baloncesto Fuenlabrada (4 victorias) como el entonces denominado C.B. Murcia Artel (5 victorias) se lo pusieron fácil al resto de equipos. Los D. Whasington, Edu Sánchez, Xavi Sánchez, Quini García, Ramón Moya, Glover y Sheehey, con Ricardo Hevia en el banco, sólo 5 partidos en toda la temporada, lo que les condenó al descenso bastante antes de que terminara la liga. Tampoco se lo pusieron demasiado difícil al resto el Gijón (6 victorias) y el Cantabria Lobos (7 victorias) en la temporada 2001/02, así como en la temporada siguiente el C.B. Granada (5 victorias) y el Cáceres CB (8 victorias), entonces dirigido por Manuel Hussein. Esas tres temporadas son las que más fácil ha estado, en cuanto a número de victorias se refiere, la permanencia en la ACB (tomando datos desde que están disponibles las clasificaciones ACB). Hubiera bastado un promedio de victorias de poco más del 17% en la campaña 1996/97, de un 23% en la 2001/02 y un 26% en la 2002/03.

No estuvo tan fácil mantener la categoría en la temporada 1994/95, en la que la permanencia sólo se garantizaba al ganar 16 partidos de los 38 que disputaban los entonces 20 equipos de la liga, es decir, un 42% de victorias. Valvi Girona, en realidad, se mantuvo aquel año con 15 victorias, pero lo hizo ocupando el puesto 17 y empatado a puntos con el Pamesa, que fue el que sufrió la penitencia del descenso. En la campaña 1998/99 hizo falta ganar 14 partidos (41%) para eludir el grupo de cuatro equipos empatados a 13 victorias del que salió el acompañante en el descenso del Covirán Cervezas Alhambra, que con sólo 8 victorias tuvo el dudoso honor de ser el farolillo rojo aquella temporada. Idéntico número de partidos ganados hizo falta cuando se consumó el último descenso de categoría del CB Murcia. Era la temporada 2003/04, el último clasificado fue el equipo entonces entrenado por Felipe Coello (M. A. Martín en el útimo tramo) y con jugadores como Markovic, Galilea, Xavi Sánchez, Ferrán López, Quique Bárcenas, Matt Nover, Steve Horton, Brent Scott, Antonio Reynolds, Van Lacke, Bracey, a los que se unieron mediada la temporada Moltedo, Damon Johnson y Marty Conlon. Aquella nefasta temporada para los murcianos se necesitaron 14 victorias para garantizar la permanencia, pues Lleida salvó la categoría teniendo que llegar a la lotería de la última jornada, en la que terminnó empatando a 13 victorias con Fuenlabrada).

Pero, en definitiva, lo que cuenta es tener una victoria más que el penúltimo clasificado y, en el peor de los casos, un empate a victorias y mejor balance de puntuación. Esperemos que no haya que echar mano de la calculadora el día 11 de mayo, víspera de la última jornada liguera.




Porcentaje de victorias necesario para permanecer en ACB
Porcentaje de victorias necesario para permanecer en ACB en las últimas 12 temporadas

Porcentaje de victorias necesario para permanecer en ACB (Sólo siglo XXI)
Porcentaje de victorias necesario para permanecer en ACB en las últimas 6 temporadas

tabla de datos

Una versión de este artículo se publica en La Opinión de Murcia

No hay comentarios: