13 may. 2007

El Polaris salva la categoría con una victoria agónica

El ViveMernorca también se mantiene gracias a la derrota del Etosa en Gran Canaria


69 - Polaris World CB Murcia (22+25+11+11): Gavel (3), Triguero (8), Risacher (14), Thompson (2), Myers (4) -cinco inicial-, Sánchez (7), Vetoulas (8), Oscar García (3), Stacey (-) y Fizer (20).

68 - ViveMenorca (21+10+16+21): Moss (15), Vasilevic (3), Shirley (12), Stojic (25), Bazdaric (5) -cinco inicial-, Yáñez (3), Alzamora (2), Rodríguez (-), Llorens (-) y Farabello (3).
Tuvo que ser con agonía. Hasta los instantes finales debieron sufrir el Polaris y el ViveMenorca para mantener la categoría en un partido que se decidió a cara o cruz. Salió cara para Polaris, pero también para el ViveMernoca, al que la victoria del Gran Canaria ante el Etosa Alicante le da la permanencia en la ACB y condena al equipo de Alicante a jugar en la LEB la próxima temporada.

El inicio fue tenso y el desacierto se impuso en las primeras acciones de partido, aunque pronto ambos equipos encontraron el camino de la canasta, los locales comandados por un inspirado Risacher (9 puntos en el primer cuarto) y los visitantes por Stojic, lo que propició que se llegara a un final de primer cuarto igualado (22-21).

En el segundo cuarto el Polaris dio el primer susto al ViveMenorca. Con Fizer, Xavi Sánchez, Stacey y Vetoulas en pista el conjunto de Hussein defendió mejor, encontró brechas en la defensa menorquina y logró una ventaja de 16 puntos al descanso, lo que puso nerviosos a algunos de los jugadores insulares, que empezaron a sentir cómo el fantasma del descenso nublaba su pensamiento y empezaba a agarrotar sus músculos.

Sin embargo, Hussein empezó la segunda parte con su quinteto inicial en lugar de dar continuidad a los jugadores que habían propiciado la escapada de su equipo, lo que facilitó que el ViveMenorca tomara aire logrando un parcial de 5-12 que le metía en el partido hasta llegar ponerse a sólo cinco puntos a poco de finalizar el tercer cuarto. Tuvo que ser el mejor quinteto del Polaris en este final de liga y una maravillosa canasta de Fizer lo que devolvió el aliento al Polaris, que volvió a acariciar la renta de 10 puntos.

Pero el ViveMenorca no estaba muerto, y le puso emoción, y mucha, a la permanencia, ignorante en el último cuarto de que el Etosa Alicante ya era virtualmente equipo LEB. Los de Ricard Casas lucharon hasta el último segundo por mantenerse en ACB. Lograron incluso varias ventajas mínimas en el marcador, pero dos tiros libres anotados por un glorioso Fizer pusieron el cierre a este agónico fin de temporada decantando el partido para el Polaris.

Será el Etosa Alicante, por tanto, el equipo que milite en LEB el próximo año. El Palacio de Deportes fue una fiesta azul y naranja tras el partido, pues los 500 aficionados menorquines celebraron en comunión con la afición murciana la permanecia de ambos equipos.

La Figura. Marcus Fizer. Se le contrató para sacar las castañas del fuego, y así lo hizo en el último partido y en la última jugada. El ViveMenorca tuvo que hacerle 10 faltas para intentar pararle, pero pese a ello el máximo anotador virtual de la ACB (no jugó el mínimo de partidos para recibir el premio oficial) anotó 20 puntos, capturó 14 rebotes e hizo una valoración de 30 puntos.