24 nov. 2007

El Polaris se aferra a su fortaleza como local para intentar ganar al Real Madrid

Polaris: Thomas (13), Gavel (4), Hunter (9), Kammerichs (15), Triguero (5).
Banquillo: Gavel (4), Robles (6), Marco (8), Risacher (10), , García (14), Opacak (55), Fajardo (12), y Reiner (25).
Entrenador: Manuel Hussein
Real Madrid: Tunçeri (19), Bullock (22), Mumbrú (15), Reyes (9), Papadopoulos (14).
Banquillo: Pelekanos (5), Smith (7), Sekulic (8), Hervelle (17), Llull (23), López (24) y Hamilton (4)
Entrenador: Joan Plaza
Árbitros: Pérez Pizarro-Murgui-Pérez Niz
Palacio de Deportes de Murcia. 20.00 horas (La 2)
Con el Real Madrid como rival y las cámaras de TVE como testigos el Polaris tiene esta noche una buena ocasión de demostrar si es tan fuerte en casa como muestra en sus buenos momentos de juego o si hay que ir pensando que la ‘pájara’ que le sobreviene en algún momento de cada partido es ya parte de la plantilla.

El Real Madrid llega al Palacio de los Deportes de Murcia como colíder en la ACB, empatado con el DKV Joventut y AXA Barcelona a siete victorias y una derrota, con una racha de 10 victorias seguidas rota hace apenas un par de días por el AXA Barcelona en Euroliga, en un gran partido que debería haber desgastado físicamente a los madridistas, ya con todos sus efectivos una vez reincorporado Hamilton a las rotaciones de Joan Plaza. El Polaris, por su parte, figura en mitad de la tabla con cuatro victorias y cuatro derrotas, con Jared Reiner como único jugador tocado, si bien se espera que sus molestias en la rodilla no le impidan participar en este choque.

El Polaris de Manolo Hussein parece abonado a perder a domicilio lo que gana en casa. Y así, por poco que se hagan unas cuentas básicas, parece difícil mantener la categoría. Si la permanencia se sitúa en torno a las 14 victorias y son 17 los partidos que se juegan en casa, ello quiere decir que además de tener que ganar a todos los equipos no candidatos al título el Polaris debería ganar también a alguno que otro de los grandes. Complicada tarea parece ésa para un equipo que se muestra incapaz de ganar un partido en cuanto se monta en el autobús del club. Hoy juega en casa, pero el rival es el Real Madrid. Complicada misión la de ganar a uno de los equipos más en forma de la ACB, pero lo que espera a continuación no parecen tampoco compromisos fáciles, pues toca el DKV Joventut en Badalona y el TAU en el Palacio de Deportes.

Del equipo de Hussein preocupa que hoy sea capaz de mantener durante todo el encuentro el buen ritmo y nivel de juego que suele mostrar en los inicios de partido, pues igual que suele empezar fuerte, tiende a desinflarse cuando pasan los minutos, especialmente cuando Juanjo Triguero pasa por el banquillo o acusa el esfuerzo físico. Cuando el pívot de Gandía se muestra dominador en defensa su equipo crece muchísimo, pero desde el banquillo no suelen llegar soluciones cuando hay que dar descanso al máximo reboteador de la ACB y al resto de miembros del quinteto inicial. Los jugadores de banquillo deberían dar un paso al frente, pues la pérdida de equilibrio cuando desaparece todo el quinteto inicial es palpable. Es consciente Hussein de las lagunas de su equipo en determinados momentos de partido cuando reconoció en rueda de prensa que su equipo tiene que “intentar que esos momentos malos que siempre tenemos –y que tienen todos los equipos-, no se alarguen demasiado”, pues es consciente de que el Real Madrid no perdonaría si se le dan facilidades, pues “una cosa es tener cuatro o cinco minutos malos ante un equipo de tu nivel, pero si lo hacemos ante el Real Madrid se te abre mucho el partido. Debemos intentar que las lagunas que tenemos en algún momento o que no sean o que sean lo más cortas posibles”, además de “empezar bien, sobre todo por un aspecto mental, que también sería un toque de atención al Madrid”, reconoció el preparador del Polaris.

No cuenta Hussein con que el esfuerzo físico realizado por el Real Madrid en su encuentro de Euroliga le pueda pasar factura, ya que “el Madrid es un equipo que está acostumbrado a jugar tres partidos a la semana. De hecho, su plantilla se lo permite porque es muy amplia y para ellos no es nada nuevo. Es un equipo que atesora una rotación muy grande de jugadores, todos ellos con una gran calidad”, manifestó el entrenador polarista.
Pese a ello, no descarta Hussein que su equipo pueda sorprender al colíder de la ACB, pero para además de dominar el rebote defensivo ha de lograr “que ellos no nos impongan el ritmo del partido” y que los jugadores sean solidarios para superar “al Madrid con una buena defensa de equipo, donde nadie escatime un esfuerzo en un momento dado. Aún así, Bullock te puede salir del banquillo y meterte tres triples. Pero, estoy convencido de que tenemos nuestras opciones”, declaraba Hussein en la mañana de ayer.

Real Madrid, conjuntado y brillante
LAS CLAVES
Rebote defensivo. No darle segundas opciones a Reyes y compañía será fundamental, pues el Real Madrid es muy pelibroso en el rebote de ataque, letales para el equipo que defiende. Triguero es el mejor reboteador de la ACB, pero hoy necesitará ayuda.

Solidez física. El Polaris suele desfallecer en el tercer cuarto, y el Real Madrid jugó un intensísimo partido de Euroliga hace menos de 48 horas. Si nadie rompe el partido el que llegue más entero al último cuarto tendrá medio partido ganado.

Equilibrio en las rotaciones. En partidos anteriores Hussein comenzó las rotaciones con el partido muy avanzado y una buena renta en el marcador, que se esfumaba al entrar la segunda unidad y perderse el equilibrio. Sería letal darle al Real Madrid esa ventaja.

El Real Madrid de Joan Plaza apenas ha realizado unos retoques en la plantilla que se proclamó campeona de liga en la pasada campaña. Los griegos Papadopoulos y Pelenakos llegaron con la intención de dar consistencia en el puesto de ‘5’, en el caso del primero, y de reforzar las rotaciones de los aleros en el segundo. Por lo demás, la plantilla es idéntica, todos se conocen a la perfección y se complementan perfectamente dirigidos desde el banco por Joan Plaza, quien ha sabido repartir el protagonismo y hacer que el equipo tenga sus referentes y, al mismo tiempo, todos se sientan importantes e involucrados en el trabajo de equipo. Es precisamente la cohesión como grupo lo que le da a este Real Madrid el extra que le permitió ganar la pasada liga y ser ahora colíder junto al DKV Joventud y AXA Barcelona.

El estilo de juego del Real Madrid se fundamenta en un alto ritmo de juego en ambos lados de la pista, con un ataque fresco y atractivo para el espectador, intentando siempre correr como primera opción y tirar en el momento que sea si se tiene buena posición de tiro o buscando sin egoísmos un pase extra a un compañero con mejor posición de lanzamiento cuando el rival aprieta en defensa. El rebote ofensivo es una de sus principales bazas, terreno en el que Felipe Reyes es un consumado especialista, aunque este año el máximo reboteador en ataque, y también en defensa, está siendo el pívot polarista Juanjo Triguero. En las labores de rebote de ataque también hacen un gran trabajo en el Real Madrid Hervell y Sekulic, con lo que Triguero no debería estar sólo intentando cerrar el rebote defensivo.

Aunque reparte muy bien el protagonismo ofensivo, Reyes y Bullock son los principales referentes del equipo de Plaza, a los que hay que sumar el excelente inicio de liga del alero Alex Mumbrú, que está brillando a altísimo nivel en todas las facetas del juego, aunque ha bajado su rendimiento en los últimos dos partidos. Reyes empezó tarde la liga por unas molestias en la espalda, pero ya parece a su nivel habitual, mejorando cada año su tiro exterior y ampliando su abanico de recursos ofensivos, además de ser un defensor implacable en su lucha con el rival. El escolta norteamericano Louis Bullock también estuvo parado varias jornadas por una lesión muscular, pero ha vuelto a la competición con el mismo nivel de excelencia de siempre, perfecto ejecutor tanto desde el exterior como fabricándose sus tiros a media distancia o penetraciones.

Raül López, tras su paso por la NBA parece haber olvidado todo afán de protagonismo individual y tiene claro que con los mimbres con los que cuenta su equipo él es más rentable dirigiendo el juego, eligiendo la mejor opción y, por supuesto, jugándosela él mismo si es quien cuenta con la mejor opción de tiro o si anda especialmente inspirado. El turco Tunçeri, sin dejar se ser un buen director de juego, se caracteriza más por su lanzamiento de tres puntos y su buena defensa. Ambos están teniendo que ceder minutos a un Sergi Llull que viene abriéndose paso a cada partido pese a su juventud.

Menos protagonismo suele tener Smith, un jugador que depende mucho de sus rachas de acierto en el tiro, pero que puede firmar asombrosas series en el lanzamiento cuando tiene el día acertado, pese a lo que siempre brilla aportando al menos una gran capacidad defensiva. Pelekanos, que llegó con la vitola de excelente defensor y buen triplista, aún no ha dado de sí lo que se esperaba en el año que Marko Thomas pasará en Fuenlabrada terminando de curtirse como estrella. Una buena noticia para el Real Madrid es que parece que al fin recupera a Hamilton tras una grave lesión y diversas secuelas.

No hay comentarios: