24 nov. 2007

La continuidad es la clave del equipo de Joan Plaza

Sólo dos fichajes nuevos, Papadopoulos y Pelenakos, refuerzan al Real Madrid, último equipo en ganar en el Palacio de Deportes

Dura prueba la que le espera al Polaris World de Manolo Hussein esta semana para mantenerse invicto en su pista en lo que va de temporada. Siete son los partidos consecutivos que lleva el Polaris sin perder en casa, los cuatro de esta temporada y los tres últimos de la pasada. El rival de esta semana, el Real Madrid, fue precisamente el último que consiguió vencer en la pista murciana, concretamente en la jornada 28 de la pasada temporada, el seis de abril de 2007, encuentro en el que el Polaris salió derrotado frente a un Madrid enrachado que por entonces ya era firme candidato a conquistar el título de liga.

Pocos cambios ha realizado el Real Madrid en el cambio de liga, consciente de que buena parte del éxito liguero de la pasada campaña se debió a la buena conjunción que se dio entre los jugadores, que rindieron de manera excelente realizando un juego alejado del individualismo y orientado al trabajo colectivo. Sólo dos fichajes nuevos ha realizado el equipo de Joan Plaza respecto a los que ganaron la pasada liga, los griegos Pelenakos y Papadopoulos, fichados para paliar algunas carencias en el juego madridista de la pasada campaña, especialmente la ausencia de un pívot grande y dominador en la zona. Respecto a Pelenakos el propio Plaza reconoce que, aunque espera su mejoría, el alero no está rindiendo al nivel esperado ya que “se encuentra en una situación nueva en su vida. Ha salido de su país, no conoce el idioma, se encuentra rodeado de grandes figuras a su alrededor y esto alguna vez le sobrecoge”, afirma el técnico madridista acerca del jugador griego, que llegó con el rol de ayudar en las rotaciones esta temporada mientras Marko Thomas termina de hacerse como jugador cedido en el Fuenlabrada.

El otro refuerzo es el pívot Lazaros Papadopoulos, uno de los pocos ‘cincos’ natos de calidad que aún juegan en Europa. El ‘cinco’ madridista empezó la liga con problemas de adaptación, especialmente a los arbitrajes de la ACB, que tienden a castigarle con mucha frecuencia con la señalización de pasos y a no permirle defender con la intensidad que él desearía. Poco a poco, el griego parece que va adaptándose tanto a los arbitrajes como a sus compañeros y al juego de la ACB, lo ha hecho que en las últimas jornadas mejore ligeramente su aportación al equipo. Joan Plaza tiene claro que “va a ser un jugador determinante” aunque en su nuevo equipo no será el referente principal y “va a tener una contribución distinta a la que tenía el año pasado”, sostiene el técnico del Real Madrid.

Aunque ya jugó la eliminatoria por el título con el Real Madrid, Sergi Llull puede considerarse también como un refuerzo de cara a esta campaña. El joven base de 20 años pasó de ser jugador de banquillo en la LEB con el Manresa a jugar con gran desparpajo minutos de calidad en las eliminatorias por el título en la ACB. Este año se está mostrando como un jugador cada vez más sólido. Deslumbró frente a los Toronto en el NBA Europe Live que su equipo ganó por 104 a 103 al equipo de Calderón y Garbajosa, partido en el que lideró la victoria de su equipo con 17 puntos, buena parte de ellos en el final del encuentro. Pero no es ajeno a las hazañas este internacional sub 20, pues pasó a la agenda de los técnicos de la Federación de Baloncesto al anotar 71 puntos en un partido cadete, cuando aún era un jugador con un físico endeble y totalmente desconocido. Su actual técnico se alegra de ver que este joven base “cada vez está apretando más las clavijas a Raül y a Kerem Tunçeri y a todo el mundo en general”, lo que ayudará al Real Madrid a “tener un triunvirato de bases que pocos equipos en Europa tienen”, se felicita Plaza.

El resto del equipo es exactamente el mismo que la campaña anterior, aunque con más experiencia individual y colectiva, lo que les hace ir un paso por delante de sus rivales en cuanto a acoplamiento y conocimiento mutuo.

Funcionario de prisiones y escritor

Curioso es el caso del entrenador madridista, Joan Plaza, que ha pasado por todas las categorías del baloncesto español y que, hasta el año pasado, nunca había tenido en sus manos los destinos de un gran equipo. Había sido segundo entrenador de grandes entrenadores como Comas, García Reneses o Maljkovic, pero no encontraba trabajo como primer entrenador ni en la LEB. Antes de embarcarse profesionalmente en el mundo del baloncesto Plaza trabajó montando neumáticos en su negocio familiar, fue funcionario de prisiones y hasta ha hecho sus pinitos como escritor, llegando a publicar Las mantas de Angélica, una de las cuatro novelas que tiene escritas. Pero el baloncesto lo ha mamado desde pequeño, pues toda su familia, salvo su madre, está relacionada con el baloncesto, incluido su cuñado, Salva Maldonado, actual entrenador del Gran Canaria. Ya se ha ganado el respeto de todos los entrenadores de la ACB, incluidos los que antes fueron sus maestros y ahora sus iguales.