4 nov. 2007

Un fantástico inicio del Polaris derrota al Akasvayu Girona


76 - Polaris World CB Murcia (25+23+11+17): Thomas (13), Gavel (20), Hunter (15), Kammerichs (7) y Triguero (11) -cinco inicial-, Robles (0), Marco Gaona (0), Risacher (5), Fajardo (0), Reiner (2) y Opacak (3).

67 - Akasvayu Girona (16+22+16+13): Sada (7), Cvetkovic (7), Stevenson (0), Middleton (2) y Drobnjak (4) -cinco inicial-, Vroman (4), McDonald (13), Montáñez (5), San Emeterio (4) y Marc Gasol (21).

Árbitros: Juan Carlos Mitjana, Antonio Conde y Carlos Peruga. No hubo eliminados por faltas personales.

Incidencias: Partido correspondiente a la sexta jornada de la Liga ACB de baloncesto que se disputó en el Palacio de los Deportes de Murcia ante 4.975 espectadores.
La excepcional primera parte del Polaris marcó el partido e impidió una posible remontada de un Akasvayu que sólo en la segunda parte defendió al gran nivel a que acostumbra.

Sorprendió Hussein colocando en el quinteto inicial a Gavel, cuya aportación en la primera parte fue decisiva para que la victoria se quedara en casa. El base, que ahora juega de escolta, se aprovechó de la buena circulación de balón de su equipo para anotar cinco triples y hacer dos penetraciones que lanzaron al Polaris.

Firmó el equipo de Hussein un fantástico 73% en el triple en la primera parte (8 de 11), aunque no consiguió que su renta fuera mucho más allá de los 10 puntos, ya que Akasvayu se aprovechó por medio de Gasol de los minutos que Triguero tuvo que pasar por el banco a descansar y que al final de la primera parte el equipo de Hussein tuvo problemas con la presión defensiva del Akasvayu.

En la segunda mitad el equipo de Pedro Martínez hizo una buena presión defensiva, subió el ritmo de partido e hizo bajar el acierto anotador de los locales, aunque el inmenso trabajo de Triguero en defensa, dos triples consecutivos de Hunter y la buena gestión de la ventaja cosechada lograron evitar que el Akasvayu llegara a meterse en el partido.

Importante victoria del Polaris para coger confianza en su juego y su poder dentro de casa, que significa también la ruptura de la racha del Akasvayu, que cosecha su segunda derrota consecutiva.

La estrella: Juanjo Triguero. Su trabajo defensivo y en el rebote (13 rechaces acompañados de 11 puntos) los intangibles y entrega dieron al Polaris la solidez que necesitaba en la segunda parte.

No hay comentarios: