27 de jul. de 2007

Hussein: "intentamos que la gente se identifique con la gente de su tierra". Claro, por eso se deshace de Xavi

Lo dijo el otro día el propio Hussein, en relación a José A. Marco: "es un jugador de aquí, de la Región. Además, todo apunta a que es un jugador futurible y que también intentamos regionalizar el equipo para que la gente se identifique con la gente de su tierra". Suena bien, si no fuera porque en realidad le importa una puñeta esa idea, pues de importarle lo más mínimo no se hubiera deshecho de Xavi. Sí, Xavi es originario de Balaguer, pero pese a ello es lo más murciano que ha jugado nunca en el Polaris.

Además, se ha transmitido desde el club la idea de que este año se busca un equipo más físico, más duro, peleón y capaz de correr el contraataque. No me jodan, esa es precisamente la descripción de Xavi. Si realmente pretendieran eso Xavi sería un pilar básico en lugar de un "invitado a marcharse" por la puerta de atrás.

Podría Hussein al menos tener el valor de decir la verdad, o una versión dulcificada de ella. Algo como: "El perfil personal de Xavi no encaja en el concepto de equipo que busco". Pero claro, Hussein prefiere hablar de cuestiones deportivas y de que Xavi tenía una oferta para quedarse. En cierto modo era así, pero una oferta con la boca chica, pensada para no ser aceptada y, en todo caso, con la amenaza del ostracismo como el menor de los males para Xavi. Lo que pasa es que el argumento deportivo para "dejarle ir" tampoco cuela, pues fue Xavi uno de los que salvó la categoría a este equipo cuando vinieron mal dadas en los últimos partidos.

Vamos, la filosofía de Hussein es la mismica que la de la escuela 'buen rollito' Pepu Hernández... solo que al revés.

Pero es que la actitud de Hussein no es más que una continuación de la línea de actuación del club.

Cómo demonios se va a identificar la gente con un equipo que es un mero negocio de una gran empresa dedicada al pelotazo inmobiliario, que se cepilla los colores (rojo) de toda la vida del club, que hace limpieza de cualquier vestigio del pasado en los despachos y, eso es lo peor, en la pista, incluso limpiando (del pabellón) los restos de los pocos logros de la anterior etapa; que trata a la prensa con prepotencia, no dejando, p.e. asistir a nadie a los entrenamientos y, por tanto, impidiendo así poder contar el día a día del equipo; tratando casi con el mismo desprecio y prepotencia a la afición (acuérdense del caso de la negativa a regalar entradas para las fiestas universitarias), con una plantilla en la que, además de borrar vestigios del pasado, apenas repiten jugadores de un año para otro (aunque eso ocurre en buena parte de la ACB).

Vamos, que lo de murcianizar al equipo para que se identifique la gente con él suena muy bien, y me alegro por Marco, pero no cuela después de lo de Xavi.

Llámenme pesado si quieren, pero echar a Xavi (invitarle a irse, que viene a ser lo mismo) no ha sido una cagada cualquiera, Hussein ha cursado con ello una invitación a poner su cabeza en el disparadero.

Cuando el que suscribe ejerce de periodista lo hace con toda la objetivad e indepencia que le es posible, pero todo influye a la hora de elegir el adjetivo y el tratamiento en la crónica de turno. No podrá pedirnos el entrenador grancanario mucho margen o elogio gratuito a prensa y aficionados después de eso. Se recoge lo que se siembra.

24 de jul. de 2007

Kammerichs. Puro carácter argentino

El Polaris World Murcia contará como refuerzo de lujo en sus filas en la próxima temporada con el internacional argentino Federico Kammerichs. Este ala-pívot es un jugador con el temperamento que caracteriza a los grandes jugadores argentinos. Tras haber sido internacional con Argentina en todas las categorías, disputar tres temporadas en el Pamesa Valencia, otra en Akasvayu Girona y la última en el Bruesa, ahora recala en Murcia este aguerrido jugador, que fue incluso elegido en el NBA Draft 2002 en el puesto 51 por Portland, aunque nunca ha llegado a jugar en la liga estadounidense.

El nuevo ala-pívot del Polaris tiene 27 años y llega a Murcia en el mejor momento de su carrera pese a que la pasada temporada fue operado del quinto metatarsiano (la misma lesión que sufrió Pau Gasol en el Mundial de Japón) y se perdió casi toda la segunda vuelta por lesión. Esta larga ausencia incidió de forma decisiva en el bajón del Bruesa en el tramo final de pasada liga ACB, en la que descendió a la LEB.

Kammerichs es un jugador agresivo, intenso y que se deja la piel en cada segundo. Ayuda mucho en el rebote, especialmente el ofensivo, y está en todas partes cuando defiende. Cada temporada mejora en ataque, es más peligroso con sus penetraciones y tiros desde el perímetro, aunque “siempre he estado en equipos en los que había jugadores con mayor capacidad anotadora”, reconoce el propio jugador.

Hasta ahora la posición natural de Kammerichs era la de alero. Sin embargo, su físico y capacidad atlética le permiten jugar con garantías en el puesto de ‘4’. Sin embargo, es ése un puesto en el que se ha venido mostrado reacio a jugar pese al buen rendimiento brindado cuando ha debido pelear cerca del aro. Esas reticencias a jugar de pívot han provocado más de un enfrentamiento con sus técnicos. No obstante, en la pasada campaña, en las filas del Bruesa, parece que el ala-pívot ha ido aceptando la idea de jugar en ese puesto: “estoy a disposición del técnico para jugar en el puesto que sea mejor para el bien del equipo», declaraba el argentino durante su proceso de adaptación al juego interior. «Quizás todavía me falta algo de oficio, pero yo ya he hablado con Porfi Fisac y estoy encantado», declaraba hace unos meses el internacional albiceleste. Al Polaris llega directamente con el rol de jugador interior, según afirma el director deportivo del club, Miguel Ángel Morate. Por tanto, no parece que vaya a pillarle de sorpresa tener que jugar de pívot y que con su amenaza exterior deba ayudar a abrirle las defensas al pívot norteamericano, que es quien debería asumir el rol de referente interior.

Kammerichs era una de las pocas ‘primeras opciones’ que no había renunciado a defender este verano los colores de la Selección albiceleste para disputar el Preolímpico. Pese a ello Yacaré, que es como le llaman en su país, se autoexcluyó en el último momento del combinado argentino para disputar la pasada semana un torneo preparatorio, pese a su disposición inicial: “estoy dispuesto hasta a jugar gratis con la selección si se soluciona el tema del seguro”, manifestó el jugador. Esas declaraciones habrían hecho que la federación argentina contratara una prima de seguros adicional que ampliara la cobertura inicial. La renuncia final de Kammerichs a disputar el torneo causó malestar en el cuadro técnico Argentino. Fernando Forniés, uno de los entrenadores de la selección argentina, mostró su disgusto por la baja de Fede K. “No vamos a poder contar con Fede, por el temor de volver a resentirse de la lesión y por una llamada de su representante que lo hizo recapacitar a días de formar un contrato con el Murcia de España, todo sumó y le hizo dar marcha atrás”, afirmó el técnico argentino. Sí parece que el ala-pívot estará en el Preolímpico pese a la renuncia a participar en el citado torneo preparatorio.

Kammerichs es un jugador que se implica en cada proyecto en el que se embarca. Así lo demostró la pasada campaña cuando, tras tres años en las filas del Pamesa Valencia, regresó a la Fonteta defendiendo los colores del Akasvayu Girona. En aquel partido, durante la presentación de ambos equipos, la afición valenciana le recibió con una gran ovación, pero el argentino no se inmutó ante las muestras de cariño del público. Más tarde, cuando celebró canastas de su equipo e increpó a los árbitros los aplausos se tornaron en abucheos, a los que tampoco hizo caso alguno el nuevo jugador del Polaris. El ala-pívot explicó entonces muy claramente su actitud: “yo ya estoy en otro equipo y he jugado como lo he hecho siempre. Lo importante es que la gente que aprecio me recibió como esperaba”, aclaró el internacional albiceleste quien, del mismo modo en la pista no tiene amigos entre las filas del equipo rival, fuera de ella no se olvida de su gente: “Dejé algunos amigos en Valencia y fueron tres años en los que, con sus cosas buenas y con sus cosas malas, disfruté bastante", agradece el jugador argentino.

Talento y carácter argentino para el Polaris de Hussein. Fede K es uno de esos jugadores que todos los entrenadores prefieren tener en su bando que en el contrario. Si la recuperación de su lesión en el metatarsiano ha sido perfecta es de esperar que, junto con su ex compañero de equipo en el Bruesa, Fajardo, quede perfectamente cubierto el puesto de ‘4’ en este nuevo proyecto del Polaris World.


Los números de Kammerichs:
Temporada 2006/2007: 25 min, 8.4 puntos, 7.2 rebotes, 20% en triples, 56% en tiros de 2, 54% en tiros libres, 13.5 de valoración.
Trayectoria ACB: 18 min, 6.8 puntos, 4.4 rebotes, 32% en triples, 54% en tiros de 2, 65% en tiros libres, 8.4 de valoración.

19 de jul. de 2007

‘Snap’ Hunter. El anotador del Polaris

Jimmie ‘Snap’ Hunter será la amenaza exterior del Polaris en la campaña 2007/2008. El escolta norteamericano era hasta ahora un habitual de las ligas de verano de la NBA, donde luchaba cada período estival por hacerse un hueco en la NBA. Tras jugar apenas cuatro partidos durante la pasada campaña en las filas de los Pacers de Indiana y ser cortado, Hunter ha tirado la toalla y este verano lo está dedicando a descansar y prepararse para rendir al máximo en la que debería ser su primera temporada completa en un equipo europeo. Esa estabilidad debería darle, a priori, más posibilidades de mejorar en Murcia el buen rendimiento ya exhibido en el Etosa Alicante y Gran Canaria.

Porque lo que es experiencia en Europa y en la ACB sí que la tiene el escolta norteamericano. Sus primeros pasos fuera de Estados Unidos los dio fugazmente en la LEGA 2 italiana, enrolado en las filas del Sebastiani Rieti. Eso fue en el año 2005. En la temporada siguiente recalaría en las filas del Etosa de Alicante para sustituir a Britton Johnsen y ayudar a los de Trifón Poch a mantener la categoría.

Su siguiente destino en la ACB fue en el Gran Canaria, equipo al que se incorporó en la octava jornada, tras un fugaz paso por los Indiana Pacers. En Gran Canaria, pese a llegar en baja forma física, su aportación fue significativa al poco de su debut. Durante las primeras siete jornadas el equipo entrenado por Salva Maldonado contaba con tres victorias y cuatro derrotas. Sin embargo, durante los siguientes 17 partidos el balance se tornó positivo, pues su equipo ganó 10 encuentros y sólo perdió 7.

Hunter deberá realizar la labor anotadora encomendada a Myers en la pasada campaña, pero que no cumplió en casi ningún encuentro. No obstante, aunque tiene muy buena mano en el lanzamiento, ‘Snap’ no es exactamente un especialista en el tiro, sino más bien en trabajarse canastas para lograr tirar de dos, ya sea en el uno contra uno como saliendo de bloqueos. Su mecánica de tiro es muy rápida, lo que le hace muy difícil de defender.

Pero Hunter puede hacer más cosas que Myers. Él mismo se define como un jugador “versátil, anotador y de mucha intensidad". Su potencial defensivo ha sido, sin duda, una de las claves para que Hussein apostara por el de Memphis como un valor seguro para dar consistencia al perímetro murcianista. Eso mismo pensaba Trifón Poch cuando le dirigía en Alicante, pues valoraba en él "que no sólo anota, sino que es capaz de hacer muchas cosas y es un jugador creativo con el balón en las manos", manifestaba el ya también ex entrandor del Etosa.

De otro lado, entre sus puntos débiles hay quien le achaca a Jimmie Hunter una escasa lectura del juego, aunque para nada rehúye tomar la responsabilidad anotadora y pedir los balones calientes, como demuestra que en la temporada pasada en Gran Canaria realizara un promedio de 12 lanzamientos por partido, obteniendo una media de 14 puntos y 3 rebotes, con un acierto del 50% en tiros de dos puntos, del 30% en triples y del 80% en tiros libres.

Entre las curiosidades ligadas a Hunter cabe citar que el ex del Gran Canaria ha pasado por infinidad de equipos, entre los que se encuentra incluso un breve paso por los Harlem Globetrotters en la temporada 2003/04. De otro lado, fue precisamente la aportación de Hunter, unida a la de Norris, lo que terminó de sentenciar al descenso a la LEB a su ex equipo, el Etosa Alicante, en la última jornada del campeonato liguero.

Hunter no es un cañonero propiamente dicho, pero aportará en muchas facetas del juego y no tendrá problemas en tirar del carro. Un valor seguro.

2 de jul. de 2007

Diego Fajardo. ‘Il desiderato’


Diego Fajardo Ocón tenía sólo 21 años cuando emigró a Italia. Allí ha jugado durante 10 temporadas, con un paréntesis de una campaña en el Caja San Fernando de Sevilla. El año pasado decidió que era la hora de la vuelta a casa y, pese a tener múltiples ofertas en la liga italiana, regresó para jugar en la ACB. La lesión de Scola le abrió las puertas de un grande, el TAU, donde hizo buenos partidos durante el primer mes de competición. Sin embargo, la vuelta del pívot argentino le dejó sin minutos y, pese a tener un contrato garantizado, optó por irse a jugar muy cerca, con el Bruesa, y aún tuvo tiempo de rematar la temporada jugando algunos partidos de play-off en la Lega.

El flamante fichaje del Polaris tenía también ofertas de Lagun Aro Bilbao, Estudiantes, Cajasol y Menorca. Además, desde Italia le llegaron otras ofertas a Fajardo, pues el Armani Jeans de Milán, equipo al que ya ayudó al final de esta temporda durante los play-off del ‘pallacanestro’, le ofrecía continuar esta temporada, ya sin Djordevic en el banquillo, quien definía al jugador tinerfeño como “ambicioso y exigente; como entrenador también tendrá mucho éxito”.

Ha jugado en tres equipos bien distintos esta temporada y en los tres ha dejado buen sabor de boca. Pese a ello, Fajardo no es de los que pasa todo su tiempo de vacaciones en la playa, y le gusta dedicar un tiempo a trabajar en solitario tras finalizar la competición. Desde hace ocho años, cada principio de verano Fajardo hace trabajo físico durante la post-temporada, pues “tiende a perder peso en estados de reposo, por lo que trabaja mucha fuerza a través de cargas muy elevadas de pesas”, afirmaba Javier Rodríguez, su preparador durante la pasada post-temporada. Durante estos días, el jugador estará en Tenerife de vacaciones, disfrutando del surf y el bodyboard, y es uno de los jugadores invitados en el I Verano CajaCanarias Básket 2007 que se celebrará en julio, donde también acudirán David Doblás (Bruesa), Carlos Cabezas (Unicaja) y Fran Vázquez (Barça).

Fajardo se formó en las categorías inferiores del Unelco Tenerife, y posteriormente fichó por el Forum Valladolid, en el que estuvo tres temporadas, debutando en la ACB en la Liga 96/97, dando posteriormente el salto a Italia. El jugador tinerfeño tiene claro que el respeto hay que ganárselo poco a poco, por ello, tras su exitoso paso por la Lega, no le importó jugar en el Bruesa en la pasada campaña ni recalar en el Polaris en esta. “Cuando llegué a Italia con veinte años jugué en equipos que luchaban por salvarse. Cuando cambias de país y de liga hay que empezar desde abajo y ganarse el respeto de la ACB”, reconocía el pívot unos días después de iniciar su etapa en el Bruesa.

Cada vez resulta menos extraño que un jugador español decida buscarse el porvenir fuera de nuestras fronteras. Lo que no es tan normal es que permanezca diez temporadas jugando en el ‘pallacanestro’. En el caso de Fajardo todo cobra más sentido cuando sale a relucir el nombre de Tamara, su esposa, una veronesa con la que el tinerfeño comparte proyecto vital. El hecho de estar casado con una italiana hizo que hasta Recalcati, ex seleccionador nacional italiano, se interesara por la posibilidad de incorporarlo como jugador nacionalizado a la selección italiana que consiguera la plata en Atenas 2004.

Pero Fajardo tenía claro que su camino italiano debía ser un viaje de ida y vuelta. “Aquí ya he cumplido más que con creces. Es hora de volver”, sentenciaba el ex jugador del Armani Jeans, equipo con el que intentó poner un broche de oro a su etapa italiana jugando los pasados play-off por el título. “Sería coronar el final de mi carrera en Italia porque mi carrera deportiva la quiero acabar en España”, reconocía el tinerfeño. Esta temporada tenía claro que su prioridad era la ACB, toda vez que en los últimos años “la Lega ha bajado mucho su nivel”, afirma el pívot, quien, pese a triunfar en la liga italiana, tuvo que trabajar duro para forjar su reputación. “Desde que llegué a Italia tuve muchos minutos. Empecé desde abajo y tuve una dinámica ascendente constante”, manifiesta el flamante pívot del Polaris.

Deportivamente, Fajardo es un jugador que gusta a muchos entrenadores por la intensidad y polivalencia de su juego. Él mismo se define como “un jugador de equipo al que la gusta la intensidad y los partidos físicos. Me gusta aprovechar mi físico para sacar ventaja. La polivalencia ha sido uno de mis puntos fuertes”. Es rápido y atlético. Puede jugar de espaldas al aro, salir fuera para tirar con buenos porcentajes desde la línea de tres puntos, hacer trabajo de equipo, ir fuerte al rebote ofensivo o defender fuerte. Todo ello, unido a su condición de español, importante para cubrir el cupo de cuatro seleccionables, le convertía en una de las piezas más codiciadas del verano por los directores deportivos de la ACB e incluso de la Lega italiana.

Fajardo era el jugador deseado del verano. Ahora regresa a la ACB, y parece que con la intención de finalizar su carrera deportiva en la liga de su país. Al menos, los próximos dos años jugará en el Polaris Murcia, y tratará de ayudar a su nuevo equipo a ser más grande y a que no tenga que salvar la permanencia en la última jornada, como ocurrió en la campaña que esta misma semana ha echado el telón con el Real Madrid como campeón de Liga.

Los números de Fajardo
En Italia, sus medias de 10 temporadas:
9,7 puntos, 55% en tiros de 2, 27% en triples, 70% en tiros libres, 5,9 rebotes (3,8 defensivos, 2,1 ofensivos), 11,6 de valoración.
En España, esta temporada en TAU y Bruesa:
12,2 puntos, 55% en tiros de 2, 27% en triples, 75% en tiros libres, 4,7 rebotes (2,6 defensivos, 2,1 ofensivos), 9,2 de valoración.