21 jun. 2008

La figura del Director Deportivo no todo el mundo se la toma en serio

Parece que la tardía salida de Morate del Polaris no va ser suplida con un profesional de ese área. El tercer entrenador, Paco Guillém, tiene muchas papeletas para ayudar a Hussein en la confección de la plantilla, incluso ocupando él formalmente el cargo de Director Deportivo.

Considero que en esto hay un par de errores. El primero es el deshacerse de Morate en estas fechas, cuando el resto de ACB tiene el teléfono del director deportivo echando chispas. Aquí ni hay director deportivo ni nada. El segundo error es que, además de meterse en estas fechas sin un DD, sea Morate u otro, deciden prescindir de esa figura y que los fichajes los realice directamente Hussein ayudado por Guillém.

El que estén dispuestos a hacer esto dice muy poco de la imagen que tiene este club de la figura del director deportivo. Que lo mismo luego resulta que es una imagen lógica si las únicas experiencias que han tenido en ese aspecto (en cuanto a profesionalidad me refiero, más que a resultados) han sido negativas y piensan que todos son así. Especulo yo que lo mismo han tenido mala suerte y resulta que en realidad 'El Cura' se limitaba a fichar sólo jugadores de su misma agencia de representación (Interperformances) a cambio de una módica comisión. Y que lo mismo, sigo especulando, Morate se limitaba a fichar lo que se le venía en gana de entre lo que le ofrecían los agentes, sin molestarse en ver un mal video. Y lo mismo ambos hacían eso en lugar de dejarse los ojos viendo videos de ligas de todo pelaje y viajando continuamente a todos los torneos de jugadores jóvenes o partidos de ligas perdidas donde poder encontrar un mirlo blanco. No lo sé, lo mismo eran buenos o lo mismo eran unos vividores y lo que hicieron ellos lo puede hacer cualquiera (fichar por recomendación). Sería raro que así fuera, pero podría haberles pasado en ambos casos y por eso no creen que ese puesto sea necesario.

Pero en realidad, el trabajo del (buen) director deportivo es algo muy serio y muy duro. Bueno, si se hace bien, claro (yo también sé dejarme aconsejar por los representantes). Para ser muy bueno en ese trabajo hay que pasarse años siguiendo jugadores jóvenes (a los viejunos no vale tanto la pena seguirlos porque o están para jubilarse y de poco te sirven o bien ya conoces su techo) por medio mundo. Hay que fabricarse una base de datos (mental o en el ordenador) de aúpa.

Eso por no hablar del talento. Además del trabajo, hay que tener cierto talento para hacer proyecciones, para saber darse cuenta de si un jugador determinado, con una edad determinada, y jugando en un equipo y ligas concretas, podría ser válido con algo más de experiencia o si serviría para otra liga más potente. No todo el mundo es bueno para darse cuenta de eso.

Claro, todos sabemos decir que Navarro, los Gasoles y Raül López le vendrían muy bien a nuestro equipo. Evidente, pero el trabajo del DD consiste en hacer una plantilla competitiva con un presupuesto limitado, aprovechándolo al máximo.

La clave para aprovechar bien el presupuesto de fichajes no es traerse al jugador de moda que está en lo más alto de su carrera, eso es fácil si tu equipo tiene mucho prestigio y billetes e imposible si no tienes una de esas dos cosas. En el caso del CB Murcia este año va a faltar de las dos cosas, y no sé de cuál de ellas más, si de dinero con la movida de los patrocinadores fantasma (aún nadie los ha visto realmente, especulaciones aparte, ni nadie del club suelta prenda), o si de prestigio, pues con la salida del equipo aún sin corfirmar y el resto de historias no es que hayan ganado precisamente prestigio en los últimos meses.

Por tanto, en un equipo como el CB Murcia es fundamental un DD que sea capaz de 'inventarse' jugadores. Es decir, de ser capaz de conseguir al menos dos jugadores que salgan baratos y, al tiempo, muy rentables. Y la única manera de hacer eso es apostar por jugadores desconocidos, ya sea por su juventud, o por provenir de ligas poco conocidas. Ahí es donde un DD le ahorra dinero a su equipo y, con ese dinero ahorrado en esos fichajes, le permite fichar por otro lado a uno o dosmuy buenos jugadores supercontrastados y de garantías. Fichar jugadores sobrevalorados lo sabemos hacer todos, pero con tres fichajes de este tipo ya has condenado a tu equipo a fichar un par de americanos del montón.

La diferencia entre un gran DD y otro del montón es la ratio de 'inventos'/'pufos'. Al buen DD esa ratio le sale superior a 1 (positiva) y al mal DD esa ratio le sale menor que 1 (negativa). Inventarse jugadores tiene un riesgo, tiene muchos factores difíciles de controlar (que al llegar a Murcia el jugador se sienta sólo, salga una noche y se eche una novia cocainómana que lo haga adicto al maldito polvo, por ejemplo) pero el caso es que, por lo general, el bueno en ese oficio le consigue a su equipo una plantilla igual de competitiva que la de otros por hasta, pongamos por caso, un 20-30% menos de dinero, lo que permite estirar bastante un presupuesto y conseguir resultados deportivos por encima de lo normal para un presupuesto dado.

Obvia decir, que un trabajo de este tipo es totalmente incompatible hoy en día con entrenar a un equipo ACB, no queda tiempo a lo largo del día para hacer bien ambas cosas.

Pero claro, si esa figura se desprecia, si se considera que todos podemos hacer ese trabajo, incluso sin tener la más mínima experiencia pues se puede poner al primer y tercer entrenador a hacer su trabajo. Y eso es un error. Aún asumiendo que los dos entrenadores implicados estuvieran excepcionalmente dotados genéticamente para hacer eso, ni Guillém ni Hussein han hecho nada parecido al trabajo de un buen DD en los últimos años.

¿Se cree alguien que el Barça ha fichado a Creus para que se limite a hablar con los agentes y aceptar lo que le quieran vender?. No, Creus llevaba un buen montón de años haciendo scouting de equipos, selecciones y jugadores de todo el mundo para la selección española, así que a día de hoy posiblemente sea el tío que más sabe de jugadores en buena parte del mundo. Otra cosa es que tenga experiencia con esos seres llamados agentes. Ése es otro tema. Y Creus sabe lo suficente de esto como para tener claro que si su equipo tiene pasta para gastar donde mejor la puede gastar es en refichar a Navarro y Marc Gasol, pues no encontrará nada mejor en ninguna parte del mundo, a ningún precio. Es decir, no está dispuesto a dilapidar un presupuesto enorme en jugadores del montón, como hizo Savic. No, Creus tiene claro que si hay mucho dinero para gastar hay que echar el resto en traer a los mejores, y los mejores disponibles hoy en día son Navaro y Marc. Ya verán como, por otro lado, nos sorprende con algún que otro jugador que rinde más de lo esperado en función de su precio.

En fin, que si para la gente de Polaris se trata de ahorrar dinero, yo estaría dispuesto a ocupar ese puesto. Yo al menos he ganado una jornada del Supermánager ACB (concretamente la 15 de la temporada 2004/2005, en la que una semana hice el mejor equipo de entre 177.000), cosa que seguramente ellos no pueden decir. Este año, además, con mi equipo 'Horchatas Triguero' me he quedado en el top 10 tanto de la liga privada de prensa como en el del foro cb murcia (y eso que a veces no pude actualizar equipos porque me pillaron por ahí varios viajes, mi boda y su correspondiente viaje de novios). Yo les hago el equipo por la mitad de sueldo del que piensen pagar a quien ocupe el puesto de DD. Ahora, luego no se quejen si, además de mi pobre criterio, me limito a escuchar recomendaciones de agentes y el equipo baja finalmente a la LEB. Porque imagino que no quieren que el equipo baje a la LEB ¿no?.

No hay comentarios: