10 de feb. de 2008

Scouting en baloncesto. Información para ganar

Los partidos de baloncesto entre equipos igualados se deciden por pequeños detalles. Conocer los puntos fuertes y débiles del rival y saber cómo actuar ante ellos puede ser la diferencia que incline la balanza de un lado u otro. En eso consiste el scouting, en analizar a fondo al contrincante para mejorar la preparación del partido.

Para conocer los detalles de este trabajoso proceso nos acercamos a ver sobre el terreno cómo preparan sus partidos dos equipos de la región, el Balneario de Archena, de LEB Bronce, y el Polaris World, de la ACB. El equipo archenero se ubica en un ámbito semi-profesional, mientras que el equipo de la capital de Murcia se mueve en la élite. La calidad del trabajo final es comparable aunque el equipo ACB cuenta con cierta ventaja en cuanto a medios y recursos tecnológicos.

Alex Navarro a pie de pista. Foto de JBG/EJ2El trabajo de scouting suele recaer en un entrenador ayudante. En el caso del Balneario de Archena es Gonzalo Palmeiro, segundo entrenador, el responsable de este trabajo, labor que compagina con la preparación del equipo junior y su asistencia técnica a Felipe Coello, primer técnico, en los entrenamientos diarios y los partidos. En el caso del Polaris el encargado de esta labor es el tercer entrenador, Álex Navarro, cuya labor se centra casi exclusivamente en la preparación del scouting del equipo al que se enfrente esa semana. En el caso del Balneario de Archena el partido a preparar es contra el Badajoz, mientras que el Polaris acababa de disputar su encuentro victorioso contra el MMT Estudiantes.

Básicamente, el trabajo de scouting consiste en recopilar información del rival: estadísticas generales e individuales, videos de los últimos partidos y detección de sus tendencias y jugadas más empleadas. Con todo ello se elaboran varios documentos informativos: un dossier impreso, un video y paneles impresos para el vestuario. Esa información se complementa con reuniones diarias entre el primer entrenador y el asistente encargado del scouting para preparar tanto los entrenamientos diarios como el partido semanal.

Alex Navarro junto al equipo técnico del Polaris a pie de pista. Foto de JBG/EJ2
El trabajo semanal de análisis del contrincante es el primero que se pone en marcha en el engranaje de un equipo. Mientras los jugadores descansan tras la disputa del último encuentro el scouting ya está en marcha. Lo primero es recopilar las estadísticas de conjunto e individuales, con lo que se prepara una comparativa de datos de ambos equipos. Inmediatamente después hay que comenzar con el visionado de partidos del contrincante de esa semana, para lo que es preciso previamente conseguir varias grabaciones de partidos, y ahí estriba una de las principales diferencias entre ACB y LEB. Alex Navarro nos explica el proceso: “Los equipos ACB cuentan con una intranet (una internet privada) en la que cada equipo ha de volcar una copia digitalizada de cada partido disputado en casa, con lo que normalmente el lunes por la mañana ya están disponibles para todos los clubs los partidos de la jornada para que, en menos de una hora por partido, cada equipo se descargue a su ordenador una copia del encuentro que le interese” comenta Alex, quien añade que para un futuro próximo está “experimentando una tecnología que nos permita hacer la selección de jugadas en tiempo real, a pie de pista, para poder visionarlas en los tiempos muertos o el descanso”. Los equipos LEB no cuentan con tanta tecnología y, para cumplir el acuerdo que les obliga a proporcionar una copia de su último partido a su siguiente rival, recurren a los servicios de mensajería urgente para enviar al otro equipo cada DVD.

Felipe Coello da instrucciones en un entremanientoEs lunes por la mañana, y a eso de las 11.00 h. en la sede del Balneario de Archena Gonzalo Plameiro ya lleva un buen rato visionando partidos del Badajoz, el equipo contra el que se verán las caras el siguiente viernes. Nos explica Gonzalo que en el primer visionado “repaso el partido entero, sin parar la grabación, pues lo que busco es observar las dinámicas de partido”, afirma el técnico. Gonzalo aprovecha el visionado en tiempo real para ir marcando en el ordenador las jugadas que le podrían interesar para preparar el video del viernes y, al tiempo, tomar unas primeras notas en la libreta que le acompaña a todas partes. En un segundo visionado selectivo de los partidos el técnico repite las jugadas que le interesan tantas veces como sea necesario para anotar los detalles de los movimientos del rival y las peculiaridades técnicas de cada jugador.

A las 13:30, el técnico ya dispone de algunas notas sobre el juego de conjunto de los extremenos, varios detalles sobre características individuales de los mejores jugadores del Badajoz y los gráficos con sus movimientos más utilizados. Con la ayuda del programa Playbook, el software más utilizado para representar movimientos de jugadores en una pista de baloncesto, Gonzalo dibuja en unos segundos varias secuencias de un par de sistemas del rival, material con el que de inmediato prepara un correo electrónico dirigido al primer entrenador, Felipe Coello. “Felipe, aquí te envío la primera remesa de movimientos. Como primera impresión me ha agradado su intención de jugar con mucho ritmo y poniendo la pelota muy rápido en el interior de la zona, donde los pívots tratan de coger la posición lo más cerca posible del aro”, comenta Gonzalo al entrenador principal para que tenga a tiempo la información necesaria para preparar el entrenamiento de esa tarde. Ya en el parquet el equipo ensaya esa tarde estos movimientos en 5x0 (cinco jugadores sin defensa) y de inmediato pasan a realizar su repetición en 5x5 (cinco contra cinco). El objetivo es que ya en los primeros entrenamientos semanales los jugadores se familiaricen con los movimientos que más emplea su contrincante, para en días posteriores practicar la mejor manera de defenderlos.


LAS DIFERENCIAS ACB Y LEB

Aunque la calidad de la información final es similar las diferencias estriban especialmente en los lógicos mayores medios del equipo ACB.
Dedicación: En ACB Alex se dedica casi exclusivamente al trabajo de scouting, mientras que Gonzalo ha de compaginar esta tarea con la preparación del equipo junior y la asistencia en pista al primer entrenador en cada sesión.
Software: el equipo ACB utiliza Digital Video Sport para todo el proceso de confección del video, una tecnología especializada en análisis postpartido de baloncesto que permite sincronizar los datos de las estadísticas con el video, para así localizar instantáneamente todas las acciones del juego con alguna referencia en la estadística. Gonzalo emplea en Archena el programa Pinacle para la edición de video, pero toda la selección de cortes ha de hacerla con el visionado directo.
Modo de acceso a los videos. El equipo LEB los recibe en DVD por mensajero el martes o miércoles mientras que el ACB los tiene en la intranet de la ACB unas pocas horas después de la finalización del partido.
Número de videos: Aunque ambos técnicos de scouting emplean normalmente unos cuatro partidos del rival el de LEB no suele contar con más material que esos cuatro, mientras que el ACB tiene disponibles al instante todos los partidos del rival.
Proyección: Alex proyecta en una pantalla desde el cañón de proyección conectado al ordenador portátil, lo que le permite más interacción durante la proyección y combinar varios formatos audiovisuales (video, power point, etc.). Gonzalo sólo cuenta con una pantalla de televisión, lo que le obliga a generar un DVD.
Material impreso: Aunque ambos técnicos filtran muchísima información para no saturar a los jugadores el documento impreso final que entrega Gonzalo para el equipo LEB suele tener unas 25 páginas, mientras que el de Álex para ACB es mucho más sintético y se limita a una docena de páginas (el equipo ACB suele contar con mucha más información previa del rival conocida por todos).
Todos los equipos saben que sus rivales disponen siempre de varios de sus partidos. Ese es el motivo por el que cada vez más equipos evitan marcar sus jugadas con la mano y optan por indicarlas de viva voz. Así, los nombres que Gonzalo tiene que asignar a los movimientos rivales no son los típicos “puño”, “dos” o “camiseta”, sino otros más descriptivos como “Bloqueo Indirecto + Bloqueo directo”, “triple post” o “bloqueos escalonados”.

Llega el martes y aparece cierta intranquilidad en el segundo entrenador del Balneario, pues aún no ha llegado el DVD con el último partido del Badajoz. El técnico cuenta esta semana con poco material, y no le gusta trabajar con menos de cuatro partidos. El problema es doble esta vez, pues hace apenas un par de semanas que el Badajoz ha cambiado de entrenador, y parte de la información que tiene sobre los sistemas puede estar obsoleta.

El proceso de elaborar un informe de scouting es como un trabajo por capas, de forma que cada una de las capas superiores completa las inferiores. Gonzalo Palmeiro dedica el día a seleccionar nuevos cortes de video de un fragmento del encuentro que Badajoz jugó con el desaparecido Torrevieja. Además, el técnico empieza las gestiones para localizar material reciente del equipo de Vigo, el líder, que había cambiado recientemente de americano y contra el que habrá de verse las caras el Archena un par de semanas más tarde, puede que por partida doble si se ganaba al Badajoz, pues ello implicaba el pase a la Copa, donde uno de los cuatro clasificados era el Vigo.

En la noche del martes, ya en la pista, el equipo archenero trabaja otro par de movimientos de su oponente, ambos basados en el bloqueo directo. Antes, por la tarde, Gonzalo ha ido terminando de preparar unos paneles de papel con la información esencial del equipo extremeño: características de los jugadores por puestos, objetivos para el partido y principales movimientos ofensivos. Estos paneles servirán para literalmente empapelar el vestuario el día del partido y recalcar en los jugadores la información más importante a retener.

Vestuario empapelado con los sistemas rivalesEl miércoles llega al fin el DVD del último partido del Badajoz, pero de nuevo un contratiempo, pues la grabación está defectuosa y sólo se consigue recuperar parte del partido. Con ello se completa la selección de cortes de video. Esa noche, en el entrenamiento hay más trabajo a toda pista, es el más duro de la semana, y en la parte técnica Felipe Coello se centra en detalles importantes para defender los sistemas del rival, con los que los jugadores ya se han ido familiarizando en los días previos. La anécdota del día la protagoniza Felipe Coello, que olvida sus zapatillas en casa por primera vez en sus 30 años de carrera.

Analizar al oponente es importante, pero obsesionarse con ello puede hacer olvidar a los jugadores que su equipo ha de ser siempre lo más importante y que, aún más trascendental que contrarrestar al contrario, es tener la inciativa del partido y ser fiel al estilo de juego propio. Por ello el entrenamiento del jueves del Balneario de Archena tiene poca carga de esfuerzo físico y se centra casi exclusivamente en el repaso y mejora de los sistemas propios. Por la mañana ya estaba terminado el material que se va a compartir con los jugadores: un informe impreso de unos 25 folios para cada jugador, un montaje en video de unos 15 minutos y 7 paneles impresos para colocar en las paredes del vestuario justo antes del partido.

Para el Balneario de Archena el viernes por la mañana toca la sesión de video antes de hacer ejercicios de tiro en la pista. La proyección de video y charla dura poco más de 20 minutos en total. Antes del partido, cuando los jugadores entren al vestuario encontrarán las paredes empapeladas con la información básica del contrincante, para hacer un último repaso de sus aspectos clave.

La hora de la verdad.

Felipe Coello en un tiempo muertoLlega el partido. Es el momento de comprobar si el análisis del adversario y la estrategia tomada es la adecuada. Parece que algunos detalles estudiados en el scouting previo se mostraron en la pista como se presuponía, aunque no en todos los casos la información es suficiente para sacar ventaja. El Polaris debía jugar contra el MMT Estudiantes fuera de casa y una de las preocupaciones era la defensa de los aleros estudiantiles Jasen y Suárez, temibles en las penetraciones aunque no tanto en el tiro, “las alternativas eran cruzar en los bloqueos, pasarlos por delante o cambiar de jugador, y nosotros optamos por cruzar, la mejor opción para frenar la penetración aunque ello tiene el riesgo de permitir el tiro lejano”, confiesa Alex. Finalmente parece que funcionó la estrategia, pues Jasen anotó sólo una canasta de dos puntos de seis intentos, falló sus cinco triples y sólo recibió dos faltas. Suárez jugó poco pero no consiguió anotar siquiera y sólo se cobró una falta.

Por su parte, los técnicos del Balneario de Archena sabían que “el pívot rival Mazur tiende a rehuir el contacto físico para protegerse de las faltas”, afirma Gonzalo, aspecto que se podía aprovechar para pasar balones interiores muy cerca del aro. En el primer cuarto el pívot norteamericano del Balneario, Dabbert, ya llevaba tres mates en su haber. Las cifras indicaban que cuando pierde el Badajoz hace una media de 67 puntos, y la defensa archenera logró dejar en 66 puntos al contrario. Pero no todo se puede controlar. El escolta Sánchez es peligroso en sus penetraciones y, pese a la preparación previa, el jugador del Badajoz sacó cinco faltas además de anotar tres triples.

LAS CLAVES
Scouting propio. Otro aspecto que cubre el scouting es el análisis de los fallos propios. El video es un gran aliado para mostrar fácilmente a los jugadores ciertos fallos de los que no eran conscientes.

Dosificar la información. El cuerpo técnico maneja muchísima más información de la que suministra a sus jugadores, pues se trata de darles la dosis justa de información, para darles las claves del rival pero sin saturarlos de información.

Contrascouting. Saber que el rival también ha visto tus partidos hace que el equipo deba poner aún más énfasis en corregir los errores de los últimos partidos, pues el rival seguro que atacará por ese punto flaco.
Pero el trabajo de scouting no puede limitarse a ver los últimos cuatro partidos de un equipo. Lo ideal es que el conocimiento del rival vaya más allá para poder puntualizar ciertos datos. Por ejemplo, cuando el Balneario recibió en casa al Coruña su base De La Fuente comenzó a pasar los bloqueos por detrás, acción que ayuda a frenar la penetración pero descuida un posible lanzamiento lejano. El base archenero, José Llorente, es un excelente triplista y aprovechó la ventaja que le dio su par y anotó seis triples prácticamente consecutivos. ¿No hizo scouting el Coruña?. Sí, seguro, pero en los últimos partidos, los que se suelen visionar para el scouting, Llorente no había estado acertado en el tiro, lo que llevó a los gallegos a confiarse en exceso y le permitieron tirar a placer al base archenero, quien rompió el partido ya en el primer cuarto.

Finalmente, tanto el Polaris como el Balneario de Archena ganaron sus respectivos encuentros contra Badajoz y Estudiantes, el del Polaris incluso fuera de casa tras más de un año sin ganar. ¿Ganaron sus partidos gracias al scouting? Podría parecer que algo tendría que ver, pero seguro que este trabajo fue igual de bueno en los choques que enfrentaron unos días antes a los de Felipe Coello contra el Cajasur y a los de Hussein contra el Valladolid, y en ambos casos los equipos murcianos salieron derrotados de forma contundente. Lo que parece claro es que el scouting ayuda, pero sin jugar bien toda esta información vale de poco. Los milagros no existen y casi siempre gana el mejor… pero la información ayuda a ser mejor.


(Fotos de Álex Navarro gentileza de JBG/EJ2)

Este reportaje también ha sido publicado en la web de la Federación Murciana de Baloncesto

1 comentario:

antoniom dijo...

Me ha encantado esta entrada, sigue así, prefiero entradas de este tipo que explican cosas de basket que intuímos pero no sabemos con certeza que la tipica resumen del partido, que al fin y al cabo lo leo en el periódico.

Un saludo,