22 ago. 2008

La clave para ganar a EEUU: jugar bien y unos árbitros honrados

Buen susto el que le ha metido en el cuerpo Argentina a EEUU. De no ser por el nefasto arranque y el, una vez más, vergonzoso arbitraje, hoy podrían haber mordido el polvo los de EEUU. Pero era mucha faena para Argentina, que ha jugado todo el campeonato con seis jugadores y hoy ha tenido que hacerlo con cuatro y medio por las lesiones de Ginobilli y Nocioni.

Está claro que los EEUU son los mejores jugadores del mundo, pero me da rabia quedarme con las ganas de saber si alguien les podría haber puesto más dificultades si algún árbitro hubiera tenido un poquito de vergüenza y se hubiera dignado a pitarles, no digo todas, pero sí al menos la mitad de infracciones que comenten en cada partido, ya sean los pasos que hacen casi siempre, sus acampadas en las zonas y los mandobles que reparten en ambas canastas, por no hablar de la hipersensibilidad arbitral cuando se trata de un contacto recibido por estos señores que, ojo, tampoco tienen culpa de que les ayuden a ganar.

No lo tendrá fácil la selección española para hacer un buen partido frente a EEUU, no digo ya para ganar, cosa que se me antoja imposible a poco que los estadounidenses digan de jugar a tope y los arbitrajes sean como hasta ahora.

Pero bueno, mientras no se juegue el partido alguna esperanza habrá, aunque en una final no creo que ningún árbitro se atreva a hacer lo contrario de lo que han venido haciendo sus compañeros hasta ahora, que no es otra cosa que hacer lo posible para quedar bien con los norteamericanos, no sé si esperando que les fichen para pitar en la NBA o bien, y eso me temo, porque saben que sus propios jefes están interesados en que EEUU gane todos los partidos 'por el bien del espectáculo' o, lo que es lo mismo, porque así se genera más dinero, y el que le pita con honradez a EEUU no vuelve a pitar en un gran campeonato.

Sí, de nuevo esto también es una cuestión de dinero...

En lo deportivo espero que el juego de España no se parezca al partido de la primera fase, si es que a aquello se le puede llamar partido. Habrá que hacer mucho juego de equipo, muchos minutos en zona (pero bien hecha), echarle muchos huevos, como hoy hicieron los argentinos pese a jugar con cuatro y, claro está, tener acierto de cara al aro.

Lo del ritmo de partido no lo termino de tener claro. Yo pensaba que lo mejor erar correrles, con control y cabeza, pero jugarles corriendo, pero casi todos los equipos han parecido optar por atacarles lento. Ya veremos si Aíto nos sorprende con algo en este aspecto o sigue haciendo ataques lentos como hoy contra Lituania, algo que por momentos me desorienta. También es verdad que la defensa ha sido intensa y ordenada, pero no tan explosiva como en otras ocasiones y como suelen serlo las de Aíto, no sé si es a propósito (perder en explosividad pero ganar en orden) o porque a este equipo le ha faltado un hervor de preparación.

Me he alegrado mucho hoy por Jiménez y Raül. Cuando llegan las grandes citas Jiménez es capaz de dar aún más intensidad de la que ya acostumbra, además de la sangre fría para meter tan importantes tiros libres con el corazón a 180. Raül, aunque no está fino este campeonato ni ha hecho un partido soberbio, ha justificado su presencia poniendo serenidad y experiencia en los minutos finales. Ricky tampoco ha hecho una maravilla, pero en ningún caso se ha venido abajo por la presión de jugarse una medalla olímpica como base principal de este equipo, e incluso ha dejado algunos destellos marca de la casa. Reyes es, como bien decía Montes, un auténtico Gladiator aunque le saquen un palmo. Rudy es el motor de este equipo en ambas canastas. Lo que sí parece claro es que el equipo ideal de esta selección a día de hoy es, con diferencia, el formado por Ricky, Rudy, Jiménez, Reyes y Pau.

Mañana se verá si hay posibilidades o no de ganar a EEUU. Por falta de ilusión no será, pero yo no apostaría mucho dinero por la selección española, y menos si no me garantizan un arbitraje honrado.

No hay comentarios: