16 dic. 2009

Sr. Carabante, llegó la hora de que se gaste algún dinero

Ya no hay excusas. Parece claro que la culpa de los malos resultados del CB Murcia no era sólo necesariamente del entrenador, así que esto sólo tiene alguna posibilidad de arreglo cambiando jugadores, y no sólo uno, y eso implica que Carabante se gaste los dineros que dijo que iba a poner.

Nos dicen que no hay dinero ¿y eso?. En verano nos vendieron la moto de que Carabante se había quedado con el equipo de baloncesto y se había deshecho de Valverde, Fernández y Galilea con la poderosa razón de que él iba a poner el dinero que los otros no tenían.

También nos dijo, sr. Carabante, que vd. hacía la plantilla con la punta de la nariz, por no decir con la punta del pijo, y en dos días porque su amigo Arturo Ortega nos la hacía. Y sí, nos la ha hecho, nos la ha hecho bien hecha, desde luego que ya podemos decir que sí que nos la ha hecho bien hecha. Ese es otro que ahora podría dar la cara y poner de su parte para enmendar la que ha liado colocándonos sus packs de amigo. Pues si a los amigos les coloca estos paquetes, no quiero ni pensar qué le hará a los enemigos.

Sin embargo, hasta la fecha quienes único hemos puesto algún dinero me temo que sólo hemos sido los murcianos, y no sólo para el baloncesto, sino para la F1, y no poco precisamente, pues la broma de la F1 nos va a costar de momento unos 20 milloncejos, más los 3 que nos estará costando el baloncesto. Sr. Carabante, nos dijo que vd. buscaría un esponsor y que si no lo encontraba vd. pondría el dinero que hiciera falta para sacar adelante este proyecto a cuatro años.

Pues ahora es el momento de poner el dinero que dijo que iba a poner, pues cambiar jugadores cuesta dinero. Porque imagino que Carabante iba en serio con lo de hacer un proyecto a cuatro años ¿no?. Vamos, que digo que no era un caramelo puesto en la boca de las autoridades junto con la promesa de traer la F1 sólo para trincar los millones de la F1 y luego si te he visto no me acuero ¿verdad?.

Pues eso, que si de verdad iba vd., sr. Carabante, a apostar por un proyecto de baloncesto a cuatro años, y no a cuatro meses, ahora es cuando vd. debe retratarse como hemos hecho los murcianos con nuestros dinericos. Porque supongo que el dinero que se supone que tiene vd. lo tiene de verdad ¿no?.

Su turno, Sr. Carabante.