23 may. 2009

CB Murcia. Cosas que sí me gustan

No todo van a ser disgustos y cosas que no me gustan. También las hay que sí que me gustan.

El espíritu de Zaragoza. La fuga de CT produjo una catársis en el equipo. Marco se lo echó a las espaldas como un veterano y le echó el valor que no le había echado en todo el año. Todos fueron una piña y pusieron su esfuerzo en beneficio del colectivo. No fue un partido brillante, pero estuvo claro que aquello era un equipo con ganas de darlo todo. No siempre se vio eso en las pistas durante la temporada. Ese CB Murcia sí me gusta, y mucho. Y más allá del talento. Un equipo que lo da todo, que se conjura para lograr la victoria, independientemente del acierto final, siempre tendrá mi respeto y, en este caso, admiración. Así sí.

El talento de Slanina. Desde la salida de Risacher se echaba en falta un jugador con ese nivel de talento en este equipo. Cuánto echamos de menos el talento del francés el año pasado, e incluso este. Donatas llegó totalmente fuera de forma y con sobrepeso. Tardó mucho en coger la forma, no le entraban los tiros y pese a ello suplía parcialmente ese desacierto a base de inteligencia, trucos de perro viejo y conocimiento del juego. Cuando al fin cogió la forma se convirtió en un baluarte, en un referente imprescindible. Sigue siendo un mal defensor, pero nunca antes le había visto yo con tantas ganas de ayudar en defensa, lo cual ya es un gran paso para ayudar realmente. Quizá le pasa un poco como a mí, que le pierde la boca, como cuando le soltó a Hussein el famoso ¡¡No jugamos a nada!! en un tiempo muerto de un partido de la época en la que, efectivamente, este equipo no jugaba a nada.

La dirección de Marco. Aunque no les voy a quitar la razón a quienes le reprochan al de Abanilla que no aporte más defensa, atrevimiento en busca de anotación y ambición en general, sí creo que la dirección de este chaval es digna de los mejores bases de la ACB, algo que resulta aún más patente cuando se comparaba, partido sí y otro también, con la nula capacidad del impresentable CT para hacer jugar a los demás. No me refiero sólo la elección de lo que hay que hacer en la cancha o a quién pasar, me refiero también a la capacidad para dar el pase de la forma más adecuada, algo en lo que poca gente parece fijarse. No se trata sólo de hacerle llegar el balón al tirador que está caliente, sino que hay que saber cómo le saca más partido éste, saber dárselo justo cuando acaba de salir del bloqueo y empieza a encarar el aro y dárselo justo a la altura del pecho, ni un poco más arriba ni un poco más abajo, y hacerlo con la intensidad adecuada, ni demasiado fuerte ni demasiado flojo. A alguno podrá parecerle una tontería, pero estoy convencido que los diecitantos puntos sin fallo que se hizo en un primer cuarto Pedro Robles con Marco dándole balones sin parar no lo habría logrado con CT a los mandos. De hecho, aquel mismo partido el primer balón que le pasó CT se lo dio a la rodilla y ya no pudo tirar, la segunda oportunidad que tuvo de pasarle esperó demasiado tiempo y le pasó cuando ya estaba totalmente parado y con el defensor encima, y la siguiente oportunidad le pasó a otro compañero. Evidentemente el momento caliente de Robles pasó y ya no hizo mucho más aquel partido. Es sólo un ejemplo de lo importante que es saber dar el balón de la forma correcta a cada jugador, y eso Marco sabe hacerlo. Eso sí, que se ponga las pilas y se mate a entrenar cada entrenamiento. Ya se lo comenté hace poco: “camarón que se duerme se lo lleva la corriente”.

Que al fin Hussein hiciera jugar al equipo a algo. He sido muy crítico con Hussein en los últimos tiempos. Hoy quiero dejar claro que parte de mi crítica era por temas no especialmente importantes y, por tanto, poco significativos a la hora de valorar su trabajo. Me refiero a cuestiones como su soberbia con la gente de fuera del equipo (con la gente del equipo ya sí podría ser un problema), el que no dejara a nadie (al menos a mí no me dejaba) ver los entrenamientos, que echara las culpas a la afición y prensa y no reconociera sus errores. Pero todo eso, al fin y al cabo, son temas extradeportivos que me pueden afectar a título personal, pero poco más. Vamos ahora con lo deportivo. Yo mismo pedí su cabeza allá por diciembre, y creo que lo volvería a hacer, pues por aquel entonces es cierto que el equipo no jugaba a nada y que, visto desde fuera, parecía que la plantilla había perdido su confianza en el técnico (no digo ya la afición). Igual que digo eso digo que desde febrero o así el equipo empezó a jugar mejor (más o menos conforme Slanina iba cogiendo algo de forma, algo fundamental para dar consistencia a un juego exterior muy limitado hasta entonces). Pero ocurrió que los mejores momentos de juego del CB Murcia de esta temporada coincidieron con el peor tramo de calendario, con lo que el resultado más frecuente era un digno partido frente a un grande que terminaba en derrota. Pese a todo, Hussein logró al fin que el equipo jugara a algo, que su ‘dos abajo’ no fuera tan previsible y que los carretones de los aleros no fueran tan fáciles de defender por el rival, y al final se pudo ganar partidos con los que no se contaba, partidos que no había más remedio que ganar, como el de Málaga, DKV Joventut y el mismo de Zaragoza. No sería justo si, al igual que critiqué todo aquello, ahora no reconociera esto. Bien es cierto que sigo pensando que tal vez en la balanza no es suficiente (la permanecia había que ganarla con Bruesa, Sevilla, Fuenlabrada o Manresa no por la épica como se hizo al final) y que el juego del equipo tiende a ser aburrido para el espectador medio, lo que no deja de ser un problema cuando se intenta captar nuevos aficionados. En definitiva, Hussein cumple objetivos, pero en la repesca y, estricta e incluso literalmente, sobre la bocina.

El coraje de Dean. No es el mejor penetrador del mundo, y tal vez tampoco es bueno tomando decisiones en los instantes finales, pero sí que es un killer desde los 6,25 que, aún teniendo claro que es el referente ofensivo del equipo, se mata a defender al rival que le toque enfrente, y no sólo es una cuestión de actitud, es que además es un perro de presa cuando lo pone todo en defensa. Eso, en la estrella de un equipo es harto infrecuente, y menos aún en un equipo pequeño y, por tanto, muy digno de destacar. También es cierto que tuvo sus momentos de falta de clarividencia, me refiero al momento del primer plante, en el que muy seguramente estuvo mal asesorado, me temo que por CT sobre todo. Pero no cometió el mismo error cuando su equipo se lo jugaba todo. Al contrario, se dejó la piel como el que más y su foto de alegría del final de partido creo que lo deja bien claro. Algo así no se puede fingir.

No he comentado en esta entrada cuestiones más allá de lo deportivo (o apenas). Es cierto que hay otras cosas que, tanto en lo deportivo como lo no deportivo, me parecen correctas, a secas y, por tanto, normales y razonables en todo trabajo remunerado, no por ello dignas de festejar con fuegos artificiales ni tampoco de criticar como en mi anterior entrada. Hay otras que sí considero que están muy bien, pero tal vez son cuestiones que se podrían considerar 'menores' y que, de mencionar aquí, con la que está cayendo lo mismo podría verse como un intento de pitorreo, y para nada es mi intención pitorrearme de nadie que haga bien su trabajo.

Aquí sólo expongo mi opinión sobre ciertos temas, y mi opinión vale poco. Pero si alguien se pica, ya sabe lo que tiene que hacer con los ajos. Eso y dedicarse a trabajar en lugar de amenazar sutilmente con mandarme a 'Los Miami'.

***********

El guiño musical de hoy nos lo trae Manu Chao, al que tuve el placer de ver, por dos veces además, en uno de los mejores momentos de forma en los que he encontrado a una banda. Era cuando Mano Negra era una locura sobre un escenario y ahora un privilegio recordar haber estado allí. Hoy les dejo con un tema en solitario de Manu Chao, nunca tan excitante ni brillante como con Mano Negra, pero no deja de ser Manu Chao. 'Me gustas tú' se titula la canción.

16 may. 2009

CB Murcia. Algunas cosas que no me gustan

Estas son algunas cosas que no me gustan relacionadas con el CB Murcia. Ahora, con la liga finiquitada, es el momento de tratarlos a las claras, sin tapujos, sin miedo a que se pueda desestabilizar a algún jugador y que diga de no jugar el último y decisivo partido de liga. Ahh, coño, que eso sí que pasó sin necesidad de que yo u otro abriera la boca.

Si los responsables o aludidos tienen una explicación razonable que les deje en mejor lugar espero ansioso que la expresen. Me comeré encantado mis palabras.

Frederic Weis. Cuando estaba prácticamente fichado nos dicen que el francés no está en condiciones médicas de jugar al baloncesto (parece que desde hace años tiene jodido un dedo y la espalda, como buena parte de jugadores profesionales) y de ayudar al CB Murcia por dentro, el equipo que menos rebotes captura, pero al día siguiente se va a Menorca y sí, allí si vale para jugar al baloncesto y les puede ayudar algo, en algunos partidos incluso bastante. Mosquea aún más oir que casi toda la plantilla y el entrenador dependen del mismo agente, Regino Olivares, que Weis no está representado por ese señor y que, eso dicen, Regino hizo poco menos que chantaje mafioso para frustrar la operación. ¿Esto es una tomadura de pelo o qué?.

Alexis Montas. En lugar de Weis nos traen a Alexis Montas, un jugador que se hartaron de ofrecer sin éxito en LEB Oro, Plata y Bronce. Sí, ni en Bronce lo querían. Pero para el CB Murcia sí valía, aunque, ahh sorpresa, sólo para entrenar. Un club que no puede pagar a sus jugadores sí puede pagar, por poco que cobre, a un tipo para que venga a Murcia sólo para entrenar. Y digo yo, ¿para qué coño sirve la cantera si ni siquiera para entrenar dos semanas con el primer equipo valen los jugadores del junior?. Sí, ya lo sé, para justificar la pasta que se ingresa como subvención. Valiente tomadura de pelo.

La gentuza de Tranvimur y su avalista. El concejal de DEPORTES (no de Industria precisamente), Cascales, se colgó la medalla de ser él el salvador del equipo al traer al patrocinador principal, Tranvimur, y lo dijo por activa y por pasiva por donde quiera que pudo, prácticamente ninguneando al resto de gente que había ayudado a que el proyecto saliera. Pero resulta que Tranvimur no puso un puñetero euro, que las camisetas llevaron todo el año la publicidad de esa empresa fantasma y ahora lo que hay es una púa de un millón o así que tendrá que comerse quien quiera entrar ahora a llevar el equipo. Ahora dice el hipócrita de Cascales que no es momento de pedir responsabilidades, ¡claro copón! si son suyas, y que él no quiere saber nada del tema, como si él no fuera Concejal de Deportes y esto no le afectara. Sí, ya sé que el resto del baloncesto regional también pende de un hilo y que el CB Murcia se come casi todas las subvenciones, pero hoy en día o esto lo mantienen/sacan a flote las autoridades o desaparece. Estoy pensando decirle a mi hermano que se postule como patrocinador con su "Cerrajería García" (que hasta rima y todo) y que les ofrezca las mismas condiciones que los de Tranvimur, si coló con ellos y se hicieron publicidad gratis, ¿porqué no mi hermano?.

El Agente-gerente bien pagao. Nos venden una y otra vez que no hay un euro, y menos aún tras el plante de Tranvimur (año de plantes este). Pero parece ser que el gerente, Daniel Barceló, cobra 100.000 euros al año, eso me dicen, por llevar la gestión administrativa de la empresa, pero no me consta que Barceló haya gestionado alguna cosa importante, nada que no pueda hacer cualquier auxiliar administrativo mileurista, pues la principal gestión que debería llevar es la de conseguir patrocinadores para el club, y no son patrocinadores precisamente lo que le ha venido sobrando al club. Sí me consta que Barceló no ha dejado de ser representante de jugadores de fútbol sala. Extraño pluriempleo para alguien tan bien pagado. Me temo que buena parte de ese sueldo que se le paga, sueldo semipúblico en el fondo, lo utiliza para realizar sus gestiones de representante, pues no creo que sólo trabaje como agente de fútbol sala de madrugada, pues de ser así no estaría en condiciones físicas de realizar por el día el trabajo por el que le pagamos entre todos.

El presidente polarista lacrimógeno. ¿La zorra convertida en cordero?. Polaris no quiso soltar del todo la manija del club. Quería recuperar cuanto antes el canon depositado en ACB, lo que sólo se puede lograr si el equipo desaparece o baja a LEB. Aprovechando esa ligazón que aún le une al club, los señores del pelotazo ladrillero dejaron como encargado del chiringuito a su hombre de confianza, Salvador Hernández. En principio, visto así, el trabajo de Salvador Hernández era lograr que el equipo descenciera o desapareciera, pues él a quien se debe es a Polaris y ya hemos visto cuáles son los intereses que ahora Polaris tiene en el club. No dudo de la sinceridad de las lágrimas de Hernández en la tv ante toda Murcia en directo cuando se logró la agónica permanencia. Por tanto, no entiendo nada. O bien, como dije en mi anterior entrada, es un actor de primera, o realmente estaba feliz por la permanencia. Entonces ¿Está traicionando Hernández a sus jefes de Torre Pacheco?. ¿Lloraba porque al permanecer el equipo el valor de una posible venta de la plaza era mucho mayor y así ganaría más dinero?. Es una explicación muy mezquina, pero si no es eso a ver qué voy a pensar ahora. Es la única que encaja en todo esto. O Hernández traiciona a Polaris o traiciona al CB Murcia. Así que mala disyuntiva ésa.

Guillem como hombre de paja de Hussein. Creo que a Guillem es a quien le ha tocado la peor papeleta en todo esto. Un técnico que en su vida se había desempeñado como director deportivo es colocado ahí por Hussein, supuestamente para confeccionar la plantilla y seguir el mercado durante la temporada para posibles incorporaciones. Pero Guillem no tiene la más mínima experiencia y, casi expresamente, Hussein vino a decir que la plantilla la haría él mismo. Además, parece que el poder de los representantes es altísimo en esto de la confección de plantillas de equipos modestos, cosa que parece refrendada al ir conociendo las historias de los plantes de CT y Dean, el no fichaje de Weis y el segundo y brutal nuevo plante de CT y el asesoramiento que les llevó a ello. Con todo esto parece que el trabajo de Guillem ha pasado a ser meramente burocrático y para nada decisorio, pues por lo visto se ha limitado a tratar con la prensa y darle largas a la mayoría (a mí nunca me dio nada valioso que publicar) y tomarle recados telefónicos a Hussein de parte de los agentes todopoderosos para que Hussein decidiera finalmente. Ojo, que en realidad no es mal trabajo ése, que por supuesto es mejor que el mío, y seguro que bastante mejor pagado, pero éso no parece el trabajo propio de un entrenador de élite como creo que es Guillem.

Entrenamientos secretos. Esto viene de largo, pero por más que lo pienso sigo sin ver la sinrazón de que los entrenamientos sean siempre a puerta cerrada. Este año incluso estuve a punto de recurrir a mi carnet de entrenador para pedir entrar en la semana de convivencia de entrenadores y así poder ver algún entrenamiento de un equipo de élite español, y del mío al tiempo. Al final, fue mi recién adquirida faceta docente la que frustró toda posibilidad de dedicarle una semana entera de mi vida a ese proyecto. Tuve que conformarme con andar a cámara lenta, centímetro a centímetro el trayecto que separa el palco de la puerta de entrada a las oficinas el día que fui a retirar mi abono, así como otro día que miré furtivamente entre bambalinas cuando la rueda de prensa de Gonzalo Martínez, alternando con el entrenamiento del junior con miradas robadas a la pista principal. Copón, escondiéndome como un ladrón para ver 5 minutos de entrenamiento de mi equipo de toda la vida. Qué triste.

Dificultades a los medios y medios que se hacen las víctimas. Para hacer la cosa aún más puñetera desde el club no sólo se limitó (ya desde la temporada pasada) el tiempo de estancia de la prensa en los entrenamientos a los 15 primeros y últimos minutos (en los que no se hace trabajo técnico alguno), sino que se estableció turnos de jugadores disponibles para entrevistas para cada día. Como si esto fueran los Lakers y la prensa de Murcia acosara a los jugadores y hubiera que hiperprotegerlos. Bien es cierto, me matiza Ana Rosas, que eso es una propuesta del club y que los medios pueden seguir contactando jugadores para entrevistas. Lo que sí me tocó las narices fue que en la SER, en la que pasan del baloncesto como de la mierda, Orive se hiciera la víctima cuando esto de las listas de jugadores disponibles, quejándose de lo difícil que se le hacía ahora entrevistar a la gente. Vamos, como si hubiera entrevistado a alguien en el último año. Y luego, el día que al fin le acepta una entrevista en directo, pasa de llamar "triatleta mudito" a Hussein a llamarlo "mi amigo". Qué hipócrita. Para hacer periodismo no hace falta ser amigo ni enemigo de nadie. Es más, el ser cualquiera de las dos cosas impide hacer buen periodismo respecto de esa gente. Pero eso no parece que preocupe al director de deportes de la SER en Murcia.

Que Marco no tenga más desparpajo. J. A. Marco, del que muchas veces he parecido ser el único abogado, demostró el otro día que es más que capaz de llevar perfectamente las riendas de un equipo ACB, y claro está que si pudo hacerlo en un partido tan extremo como el del CAI, perfectamente puede hacerlo también como buen segundo base en todos los partidos de liga, pues su capacidad de buena dirección creo que hasta los más excépticos con él reconocen de mejor o peor gana. Pero me tengo que callar cuando Hussein y otros técnicos le reprochan falta de ambición o de agresividad en la pista, que es precisamente lo que antes no vimos y sí vimos contra el CAI, y es precisamente lo que le había faltado el resto del año para gozar de la confianza de Hussein. Sólo falla tiros el que tira, y sólo se meten canastas tirando. El exceso de prudencia no es bueno en un chaval joven que quiere abrirse paso. A ver si el de Abanilla aprende la lección. Puede lograrlo, pero para eso tiene que trabajar todos y cada uno de los entrenamientos y echarle ese punto de valentía que tuvo contra el CAI.

Que el grueso de la plantilla dependa del mismo agente. Mal tema si no pinta casi nada ni el entrenador ni el director deportivo y es verdad que la plantilla poco menos que la hace Regino Olivares, es decir, el mismo pájaro que aconsejó a CT y a Dean hacer el parón en su día, y el mismo que parece que también asesoró a CT antes de que dejara plantado a equipo y afición. Además, no sé que capacidad de presión le queda al entrenador si él mismo está representado por ese individuo. Malo depender de una persona para los fichajes y que esa persona sea de fuera del club. Pero que además sea este pájaro tiene mucha guasa.

Mijatovic. ¿Guillem y Hussein no vieron siquiera un video de este hombre?. Su trayectoria y juego demostrado tienden a plasmasr una triste realidad se mire por donde se mire: este hombre es un pa-que-te, con todas las letras. No hay que ser un fenómeno para verlo. ¿Porqué lo ficharon? ¿Porqué tenían tan tan mal concepto de Marco como para no confiar en que pudiera hacer 8 minutos dignos cada partido?.

Bogdanovic. Se anunció su fichaje en el mismo momento en el que unos DVD con partidos de este chaval viajaban camino de Murcia para que los viera Guillem. ¿Tan bueno les pareció que no pudieron esperar a ver los videos antes de ficharlo?. El scouting de este chaval dejaba claro que lo único que hacía bien es tirar de tres, pero parado y sin que le apriten, y que lo demás nada de nada: flojo defensor, se quedaba en todos los bloqueos que le ponían, tenía problemas incluso con los bloqueos que le ponían a él sus compañeros, no era especialmente rápido. Vamos, un jugador tremendamente verde para ACB. Tal vez alguien de su generación, como Dedovic, del Barça, podría haber aportado algo, de hecho este año sí sería ya probablemente una buena cesión incluso en ACB.

La soberbia de Hussein. El que sea antipático en principio me da igual, pues sólo su trabajo ha de importarme. El problema es cuando esa soberbia le afecta en el trabajo, y entonces sí me importa. No soporta que nadie le diga verdades, como cuando Slanina le dijo eso de ¡¡No jugamos a nada!! lo que hizo que el Lituano pasara directo al banquillo el resto de partido, igual que se quitó de encima a Xavi Sánchez por algo por el estilo, igual que le echa la culpa a prensa y afición de que las cosas no vayan bien, igual que no reconoce un puto error. Cada año termina peleado con casi toda la plantilla, que salen disparados a cualquier otro club, lo que obliga a fichar de nuevo un equipo casi al completo y tener que conjuntarlos sobre la marcha. Muy valiente de boca, pero en Madrid jugó todo el partido sin dar descanso a sus mejores jugadores, sabedor que así sólo podría perder el partido, eso sí, por pocos puntos, que es lo que parecía buscar en lugar de arriesgarse a otra paliza como la del TAU. Nunca se ha planteado que si la afición se enfada es porque no ve juego ni actitud, y que si no viene más gente es porque el equipo no da espectáculo y porque no se promociona lo suficiente o no de forma adecuada.

Hay cosas que me gustan, no se vayan vds. a pensar, claro, pero hoy lo que quería contar es lo que no me gusta. Creo que me dejo cosas en el tintero, pues tiro de memoria rápida y esto es lo primero que me ha venido a la cabeza.

************
Hoy no podía hacer otro guiño musical mas que al gran Antonio Vega. Y lo hago con una canción cuyo título el gran Andrés Montes se ha encargado en convertir en una denominación de origen de determinados jugadores de baloncesto, esos que tienen un gran y largo contrato y la vida solucionada, que bajan el pistón y pierden intensidad de un día para otro nada más tener asegurado su futuro económico.

10 may. 2009

Al final fue leyenda. Marco abrió la puerta de la épica al CB Murcia


Al final tuvo que ser el jugador repudiado por Hussein, J. A. Marco, el que liderara la victoria del CB Murcia para salvar la categoría. Llevo toda la temporada reconociendo su carencias pero también reclamando que su condición de buen director de juego le hacían merecer más minutos en los quintetos de Hussein. Pero no, Hussein siempre ha tenido claro que cualquier otro base era mejor para él que el chaval de Abanilla, pese a que en la mayoría de partidos que jugaba el zagal se notara meridianamente que el equipo jugaba con más criterio con él en pista (ojo, también hubo alguno que otro en que fue al revés).

Otro día haré otra reflexión más detallada. Hoy simplemente quiero felicitar y agradecer a los jugadores del equipo (he dicho EQUIPO) que jugaran como tales, que se dejaran la piel, que usaran también la cabeza y supieran ganar este partido a base de ganas, que juego no hubo demasiado. También a todos los que están detrás, trabajando medio en la sombra (menudo abrazo por detrás le ha dado Carlos Grávalos a Marco al terminar, que casi lo revienta). Y sí, también a Hussein, perse a todo lo que no me gusta de ese entrenador, hoy sí ha estado a la altura de los acontecimientos.

Una cosa que aún me tiene descolocado son las lágrimas de Salvador Hernández en directo para la tv. O es un grandísimo actor o no lo entiendo. Se supone que este hombre está pueso ahí como presidende para que Polaris logre retirar 'tan pronto como las circunstancias lo permitan' el dinero del canon de la ACB. Es decir, Polaris puso a Hernández en el cargo para que lograra descender al equipo o, en su defecto, hacerlo desaparecer. ¿Está traicionando Hernández a Polaris? ¿Me he perdido algo?. Algo no me cuadra.

Y a CT, sus 'asesores', a los señores de Tranvimur y al que lo apadrinó como principal patrocinador les deseo que se pudran en lo más hondo del infierno. Bueno, como en realidad soy ateo y el infierno no deja de ser una figura retórica y literaria, pues simplemente les deseo lo peor. La muerte no, que eso ni a ellos se lo deseo, pero sí algo menos que eso, pongamos un politraumatismo de rodilla para CT que le impida volver a jugar, acompañado de una sífilis de campeonato, y algo equivalente al resto de los mencionados en este párrafo.

Otro día daré más caña con la rabia contenida todos estos meses y que me han hecho suavizar las críticas durante la temporada. Hoy, tras el padecimiento de este agónico partido, simplemente, soy feliz, soy un hombre feliz y quiero que me perdonen por este día los muertos de mi felicidad.


8 may. 2009

Fracaso o leyenda. El CAI-CB Murcia se convierte en una historia de héroes y traidores

El CB Murcia intentará repetir la hazaña del 2005 en Zaragoza sin el fugado Chris Thomas y salvar la categoría

LAS CLAVES
Marco Gaona. Tras la fuga de Thomas sobre las espaldas de Marco y las de Mijatovic recaerá el peso de dirigir hoy al CB Murcia. Tras un año sin apenas jugar por decisión de Hussein el de Abanilla tendrá que dirigir, anotar y no dejarse superar por Green en el partido más importante de su corta vida.
Gestionar la presión. El Príncipe Felipe será una olla a presión y la tensión máxima en ambos conjuntos, que se lo juegan todo en un partido en el que el que menos errores cometa debido a los nervios más opciones tendrá de llevarse el partido.
El tiro exterior. Si en algo podría desequilibrar la balanza el conjunto murciano sería en el juego exterior, donde la tripleta Dean, Slanina y Robles constituye un tridente de tiradores más peligroso que el maño, especialmente si finalmente Quinteros no pudiera participar en este partido.
Guerreros, lucha a muerte, ambiente infernal, héroes y traidores. La hazaña que esta tarde (18:15, La 7) intentará el CB Murcia en Zaragoza tiene todos los ingredientes para convertirse en una legendaria historia épica. Si ya se perfilaba dramático de por sí el partido, pues descenderá el equipo que pierda esta tarde, la traición del jugador más valioso del equipo murciano, Chris Thomas, huído antes de un control médico (que incluía drogas y alcohol) y alegando deudas pendientes, confiere tintes dramáticos a este encuentro.

En una semana en la que las palabras ‘mercenario’ y ‘traidor’ han estado en boca de muchos, la principal duda con la que se encuentra Hussein para este choque es saber realmente cuáles de sus efectivos pueden ser considerados guerreros dispuestos a llevar el partido al terreno de la épica. El técnico tiene claro que este partido sólo se puede ganar con luchadores que sean dignos de vestir la camiseta del equipo de esta ciudad, y últimamente no es fácil saber quiénes merecen figurar en esa lista de jugadores honestos.

No son comparables del todo las situaciones, pero ya en 2005 el CB Murcia logró el ascenso a la ACB en una eliminatoria contra el CAI con un quinto e inolvidable partido en Zaragoza en el que todas las circunstancias estaban en contra. También era entonces Hussein el entrenador de los murcianos, aunque sólo Pedro Robles repite de entre los jugadores que cuajaron aquella gesta. La diferencia fundamental con aquel partido es que el CB Murcia del ascenso llegaba en una dinámica ganadora, muy positiva, mientras que para este encuentro los dos equipos llegan bastante tocados por su mala trayectoria esta temporada, lo que les ha llevado a jugarse por méritos propios todo a una carta en la última jornada.

Sólo se salvará con toda seguridad el que gane hoy. El equipo que pierda tendrá que encomendarse a las ‘meigas’ y esperar a que Obradoiro finalmente no consiga la financiación necesaria para sacar adelante un equipo ACB en la próxima temporada, lo que permitiría repescar al penúltimo clasificado. Además, si hoy ganaran tanto Mallorca como CB Murcia, serían los malloquines los que se permitirían soñar con el milagro gallego y los maños los que habrían descendido directamente y sin remisión a la temida LEB.

El Príncipe Felipe será un hervidero. Unos 10.000 aficionados abarrotarán el pabellón, con apenas unas docenas de valientes murcianos entre el público. No obstante, un grupo de aficionados del CB Murcia ha decidido darse cita esta tarde en el centro comercial Zig Zag para compartir juntos el destino de su equipo desde una pantalla gigante habilitada expresamente para este evento.

En el terreno meramente deportivo Hussein contará en este partido con Marco y Mijatovic como únicos bases para llevar las riendas de su equipo, aunque ninguno de los dos ha gozado de minutos ni continuidad esta temporada. Por su parte el CAI juega al gato y al ratón manteniendo hasta última hora la incógnita respecto a Quinteros, quien en principio no debería estar recuperado de su lesión en un ojo aunque ya esta semana realizó sesiones de entrenamiento y lanzamiento a canasta.

Como ya ocurriera en 2005 el devenir de CAI y CB Murcia se vuelve encontrar y el éxito de uno tendrá que ser necesariamente el fracaso del otro.


EL RIVAL
CAI Zaragoza. En el pozo por méritos propios
Tanto el CAI Zaragoza como el CB Murcia llegan a este encuentro en una situación límite por deméritos propios, pues ninguno de los dos ha desarrollado un juego lo suficientemente serio como para ganar ni 10 partidos en esta liga, lo que les coloca en esta dramática situación.

El club maño, tras despedir en enero a Curro Segura, hizo una apuesta arriesgadísima al poner el equipo en manos de un inexperto entrenador como Alberto Angulo, un gran jugador, una institución en el CAI pero que apenas acaba de empezar su carrera como entranador y cuya única experiencia previa se limitaba a unos meses entrenando en EBA al principio de esta temporada.

Tampoco le ha ayudado demasiado al equipo maño la lesión que hace unas semanas dejó fuera de combate a su cañonero y referencia exterior, Paolo Quinteros. En principio, su lesión en el ojo debería haberle dejado fuera de combate, pero al cierre de esta edición aún no se sabía a ciencia cierta si el CAI iba a inscribir o no al jugador para este partido. Su sustituto temporal fue el alero serbio Cvetkovic, aunque para este choque no está claro quién completará el juego exterior junto a Lescano (otro jugador que vivió la eliminatoria del 2005), el ex jugador del CB Murcia Sergio Pérez y Roberto Guerra. En el puesto de bases el CAI cuenta con los irregulares Green y Victoriano y al joven Colom para medirse a Gaona y Mijatovic.

En cuanto al juego interior el principal referente maño es el gigante Woods (2,16 m.) un jugador incorporado hace un par de meses que ha dotado de más capacidad ofensiva y rebote a los interiores del CAI, promediando 11 puntos y 10 rebotes en estas semanas. Al norteamericano le acompañan por dentro el inglés Phillip, Arteaga, y Rubén Garcés, además de Zizig, que es el jugador que podría quedarse fuera de la convocatoria de entrar en ella finalmente Quinteros.

*********

Finalmente, y como esperábamos, se ha inscrito a Quinteros por Zizic, siquiera sea para dar miedo en plan el Cid campeador.
Tenía dudas sobre qué canción elegir para ilustrar este artículo, ahora que casi viene haciéndose una costumbre. Dudé entre The Mercenary, de The Mission, o bien Stairway to Heaven, pero a mí la que me pone mucho desde siempre es Highway to Hell de AC/DC. Teniendo en cuenta cómo estará el Príncipe Felipe de Zaragoza y lo que espera si los del CB Murcia pierden este partido creo que la de AC/DC es la más indicada.