6 ago. 2010

Lucio Angulo, el fill de puta

Lucio Angulo es un fill de puta. Bueno, en realidad es un gran tipo, pero fill de puta al fin. Me explico, antes de meterme en un jardín. En una de las primeras sesiones del CES 2010 Alfred Julbe habló del perfil del jugador de élite. Para él un rasgo diferenciador de los grandes jugadores estriba en que, aunque fuera de la pista sean unas excelentes personas y compañeros, dentro de la pista no conocen ni a su padre. Al menos ése es el carácter que Julbe intenta inculcar a sus jugadores, uno de los cuales, Lucio Angulo, era uno de los compañeros que este año cursaba el CES.

Hablaba Julbe en contra del "buenismo" que, según él, impera demasiado en ciertos ámbitos baloncestísticos. En la élite, afirma, hay que acostumbrarse a "ganar de poco". Jugadores que en categorías inferiores estaban acostumbrados a "ganar de mucho", a rebasar al rival y enseñarle la mátricula (vamos, dejarlo poco menos que sentado), tienen que adaptarse a vivir a base de ventajas mínimas. En la élite con un par de centímetros de margen tienes la diferencia entre meterla o no meterla. Así, dos "centímetros" extra de mala leche pueden ser también la diferencia entre que un jugador la meta o la recupere en defensa y su par no, o que saque ventaja de una pequeña putada que le hace a su par ("trash talk", te meto un pellizco en el michelín o saco el codo un par de centímetros más de lo ortodoxo). "Más madera, es la guerra", que diría Groucho Marx.

Como siempre que visitaba el CES uno de los entrenadores que ha entrenado a alguno de los jugadores que teníamos de compañeros, el nombre de éstos terminaba saliendo a la palestra, siendo Germán Gabriel y Lucio Angulo de los que más en boca de los ponentes solían estar. Vamos, como para escaquearse de alguna clase y pasar desapercibidos (por no hablar de lo desapercibidos que pasan sus cuerpos).

El caso es que Julbe puso como ejemplo a Lucio Angulo como lo que él calificaba como jugador fill de puta en la pista. Fíjense que utilizo el catalán, igual que hizo Julbe, pues decía el técnico que en español "hijo de puta" quizá suena más fuerte que el "fill de puta" catalán y era en catalán como mejor se plasmaba la idea y el grado de lo que quería decir.

Doy fe de que, hasta donde he podido conocerlo estos días, fuera de la pista Lucio es un tipo muy agradable y cordial, siempre interesante su opinión en los café-tertulia que improvisábamos en los mini descansos que nos daban.

Le prometí a Lucio esta entrada y se le pusieron los pelos de punta (los del cuerpo quiero decir, ejem) sólo de pensarlo y ver su nombre junto a la expresión "fill de puta". Bueno, creo que no ha sido para tanto ¿no?.

Por cierto, muy recomendable el blog de Lucio Angulo. No escribe nada mal el muy fill de...

1 comentario:

Ramón dijo...

Con tu permiso, comparto tu entrada en el facebook de mi blog.

Me ha parecido interesante

saludos desde Alicante

http://www.facebook.com/lucentumblogging?ref=ts