22 sept. 2010

Cómo cambiará el juego con las nuevas reglas


Tras la final del Mundial de Turquía el baloncesto FIBA se jugará con unas nuevas normas, aunque de momento sólo empezarán a utilizarse ya mismo en la élite (ACB, LEB Oro y Plata y Liga Femenina) y en el resto de categorías habrá una moratoria para su aplicación. Estas normas se han venido aplicando la pasada temporada en la LEB Oro, lo que ha servido de pequeño banco de pruebas ante lo que nos espera ahora en el resto de competiciones de élite.

Los cambios más significativos introducidos por las nuevas normas son:
  • Línea de tres puntos más lejana (medio metro más, ahora a 6,75)
  • Línea de saque de últimos minutos.
  • Norma de los 14 segundos de posesión.

Menos repercusión tendrán el cambio de forma de la zona o el semicírculo de no carga, por ejemplo.

Veamos cuáles pueden ser los principales cambios en cuanto al juego en sí:

Defensas más cerradas. Aunque los grandes tiradores seguirán metiendo sin demasiados problemas, los que no lleguen a ese nivel de puntería tirarán mucho menos, lo que, en contra de lo que parece que persigue la nueva norma, hará que el juego se cierre más en lugar de abrirse. El famoso '4 abierto' volverá a ser un poco un bicho raro pero, eso sí, los interiores capaces de mantener un gran acierto en el triple con la nueva línea se revalorizarán, cosa que agradecerá su cuenta corriente.

Más push y menos perseguir en los bloqueos directos centrales. Salvo en los casos de excepcionales triplistas cambiará radicalmente la forma de defender el pick&roll central. Mientras que hasta ahora, a poco que el exterior fuera capaz de tirar algo, era muy frecuente defenderlo persiguiendo y haciendo flash, a partir de ahora lo más frecuente será hacer push (el defensor del bloqueador se pega, empujando un poco, a su par para facilitar al exterior que defiende pasar por detrás). Ello debería dificultar, a su vez, las continuaciones de los pívots, con lo que el pick&roll tenderá a ser menos efectivo y, por tanto, ir viéndose menos o, como poco, dejar de ser el recurso estrella del juego en ACB.

Es decir, salvo con los grandes killers, las defensas se echarán más atrás y serán más permisivas con el tiro, invitarán a tirar cerrándose más, con lo que podrán hacer más ayudas sobre el juego interior y bastantes menos sobre el juego exterior. Por tanto, no sólo no se verá más juego interior, sino que puede que aún menos que hasta ahora.

Problemas con las esquinas. En las esquinas la distancia del triple será ahora de 6,60 m. pero eso no facilitará que haya más tiros desde la esquina, sino todo lo contrario, pues ahora en esa franja paralela a la línea de banda sólo habrá 90 cm. para poder tirar de tres puntos, con lo que será muy difícil hacer algo sin pisar una de las dos líneas, la de triple o la de banda. De hecho, este año en LEB Oro los árbitros se han hartado de pitar fuera de banda por pisar la línea cerca de la esquina.

Bloqueos de carretón más arriba. Precisamente por la estrechez que deja la línea de tres puntos en la zona cercana a las esquinas los bloqueos de carretón que habitualmente se han venido realizando en el poste bajo (para hacer la típica disposición iniciar de ataque en rombo) tendrán que subir un poco más en dirección al poste alto, lo que supongo que afectará a las continuaciones de los pívots, ahora desde más lejos del aro.

En líneas generales parece que tenderán a usarse más los espacios intermedios, renunciándose en muchos casos a jugar tras la línea de tres puntos, ahora menos interesante para los que ya no tienen la facilidad de antes para anotar (gente como Felipe Reyes).

Más sorpresas en finales de partido. En los dos últimos minutos finales y tras tiempo muerto el atacante ya no sacará desde el centro del campo, sino desde una nueva línea situada en la prolongación del tiro libre. Ello permitirá más opciones de lanzamiento en situaciones finales de menos de cinco segundos. Es decir, serán más frecuentes las canastas ganadoras como la ahora casi imposible que metió Cuko Cruza para darle el ascenso a LEB Plata al Alfaz del Pi de Quini García (ascenso que, por cierto, no llegó a consumarse por falta de dinero para pagar a la FEB su abusivo cánon).

Finales más abiertos. Más ventajas para la defensa con la norma de los 14 segundos. A partir de ahora cuando estás en pista delantera, quedan 14 o más segundos de posesión y hay infracción de las de poner el reloj de posesión de nuevo en 24 (pie, falta del defensor, etc.) ya no se pondrá a 24 sino que se dejará donde esté. Si quedan menos de 14 segundos la cuenta se pone a 14 segundos. Ello hará más complicado jugar a rentabilizar una pequeña ventaja jugando con el reloj, lo que abrirá más los finales de partido.

El cambio de forma de la zona lo dejo al final porque parece que tendrá muy poca repercusión, aparte de cambiar el aspecto de la pista. Aunque ahora se hace más ancha en el poste alto se estrecha en el poste bajo, con lo que parece que no afectará demasiado al juego, al menos en LEB Oro no se han visto muchos cambios relacionados con ello.

Supongo, por tanto, que se verán más defensas zonales, más ayudas hacia adentro que hacia afuera, defensas más cerradas. En contra de lo que podría parecer obvio, el porcentaje de tres puntos no debería bajar apenas (en LEB Oro casi no ha bajado esta temporada), pues los especialistas tirarán más veces con un porcentaje similar al de ahora y los no especialistas irán renunciando a tirar triples, con lo que el lanzamiento de triples tenderá a focalizarse en los tiradores puros, que ahora pasarán a ser más especialistas aún que antes.

No tengo claro que todas estas normas supongan una mejoría en el espectáculo, especialmente si el principal cambio, la línea de tres puntos, no viene acompañado de un aumento de tamaño del campo, para que de verdad se puedan aprovechar más los espacios.

Son más los cambios, pero para el juego en sí no deberían afectar demasiado.

El tiempo dirá hacia dónde evoluciona realmente el baloncesto tras estos cambios, si es que al final hay cambios en el juego.

4 comentarios:

Juan Victor dijo...

Muy buena la entrada, por aportar mi granito de arena, pienso que se va a favorecer el uso de aclarados para jguar situaciones de 1c1, y se van a jugar menos bloqueos directos. Interesante tema

Eduardo Burgos dijo...

Estupendo análisis, si me das permiso haré una referencia en mi blog a tu artículo.
Saludos

Juan Carlos García Gómez dijo...

Eduardo, estaré entantado, no tienes que pedir permiso para ese tipo de referencias.

Si se os ocurren más aspectos en los que penséis que puede cambiar el juego podéis dejarlo en los comentarios y si la cosa se mueve hacer una nueva entrada recopilando vuestras aportaciones.

De entrada hoy, viendo al CB Murcia, ya me ha parecido ver pocas situaciones de pick&roll y los bloqueos de carretón en rombo ya los hacen con los bloqueos más arriba que antes, para que el alero pueda salir más arriba y no encerrarse entre la línea de tres puntos y la banda.

Cristian Sanchez dijo...

Hola!!!! Muy buen análisis, vivo y juego de forma amateur al basquet en la Argentina. Te consulto si te interesa intercambiar enlaces con mi sitio: http://blogdeportivo.com.ar, gracias!! Mi e.mail es csanchez@sanbier.com