23 de oct. de 2011

Es la defensa, siempre es la defensa. Pero ojo con el triple.


Grimau tirando de tres (Foto: V. Soriano / La Opinión)
Decía Luis Guil en la rueda de prensa postpartido tras la victoria ante Cajasol, que no está acostumbrado a ganar partidos a 65 puntos, que sus equipos siempre han sido buenos anotadores. Pero en baloncesto los partidos se ganan en defensa y se pierden en ataque.  Y también está claro que el CB Murcia tiene un problema en ataque: los triples. Conclusión, bajo esa premisa o haces una gran defensa o no ganas en ACB.
Y la solución no puede ser dejar de tirar de tres y buscar balones interiores. Y no será porque no lo hayan intentado hoy contra Cajasol los jugadores de Luis Guil. Hasta en tres ocasiones recuerdo la imagen de Kurz con el balón bajo el aro y tres jugadores defensores formando un bosque de brazos a su alrededor. Pese a ello ha logrado alguna canasta bajo esa defensa, pero ahí está clara cuál es la continuación lógica de la jugada: sacar el balón afuera, pues si tienes tres contigo habrá dos compañeros sin defensor. Por tanto, se puede uno obcecar más o menos en meter balones dentro, pero si no metes de fuera y abres las defensas es tan suicida el buscar sólo balones interiores ante defensas que colapsan la zona como hacer que no pasa nada y tirar sólo triples porque es lo que te concede el rival.
A nadie se le escapa que lo del CB Murcia con los triples no es normal. No creo que a fecha de hoy haya un equipo de élite con tal ratio de triples fallados / tiros liberados. Pocos equipos consiguen liberar tantos triples cómodos y pocos equipos fallan tantos tiros cómodos. A veces se tiende a considerar el porcentaje en el triple como un aspecto individual del jugador, pero el juego de equipo es decisivo para que ese porcentaje suba o baje. No es lo mismo que un jugador tenga que pegarse tres carreras y recibir un montón de bloqueos y tirar en carrera con un tío encima que tirar solito y paradito. Eso no es sólo selección de tiro del jugador, sino juego colectivo. Cuanto mejor sea el juego colectivo en cuanto a la capacidad de liberar tiros mejor será el porcentaje de tiro de los jugadores… en teoría. La práctica tira por tierra este razonamiento en el caso del CB Murcia, y cuesta encontrar una explicación.
El año pasado Jasen terminó la temporada con un porcentaje superior al 40% en triples, cuando se trata de un jugador que venía de meter bastante poco desde la línea de 6,25 (ahora medio metro más atrás). ¿La razón? El juego que realizaba el año pasado (básicamente el que hace este año) el equipo de Luis Guil liberaba muchos tiros cómodos, especialmente en las esquinas, tan cómodos que hasta un jugador como Jasen no tenía más remedio que tirar cuando estaba tan sólo, y tirando tirando al final acabó metiendo, y mucho. Por eso no me cuadra que ahora no estén entrando los tiros. Tiros liberados. Téngase en cuenta que muy pocos de esos tiros han sido con un defensor encima. Sólo unos pocos jugadores de extraordinaria calidad son capaces de meter triples con un defensor encima.
Por otro lado, los jugadores del CB Murcia son todos buenos triplistas salvo Agustin, que es interior puro. Incluso Grimau, que es el menos tirador de los exteriores, hizo las dos pasadas temporadas en Manresa un 33%. ¿Qué pasa entonces que no entran los triples?. La cabeza, la cabeza es importantísima en este deporte. Y la cabeza ahora tiene bloqueados a los jugadores del  CB Murcia cuando tiran de tres … en los partidos, porque en los entrenamientos tiran de fábula.
Y me dirán ¿cómo se cura eso? Pues logrando confianza, y el mejor vehículo para adquirir confianza es ganar partidos, partidos como el de hoy contra el Cajasol, que venía de ganarle al mejor equipo del mundo de la actualidad. Y, como decíamos al principio, si no consigues meterlas fácil no te queda otra que defender como si te fuera la vida en ello. Y eso han hecho hoy los jugadores del CB Murcia. Ése es el camino, pero tanto si en el futuro entran los triples como si no. Y tendrán que entrar, porque no hay que ser un genio del scouting para saber que si un equipo no mete de tres la respuesta defensiva es jugar supercerrados, colapsar la zona, impedir balones interiores y conceder tiro exterior. Y eso es lo que le están haciendo todos los equipos al CB Murcia.
El primer paso ya está dado, se ha ganado hoy y se ha ganado sustentándose en la defensa, haciendo muchas ayudas a Urtasun y English cuando recibía balón y controlando bien a Davis. Utilizando la cabeza y el coraje necesarios para hacer lo preciso y hacerlo con la intensidad y rapidez necesarias.
El ataque, salvo el que los triples liberados no entren, creo que es muy correcto. El juego del CB Murcia de sistemas abiertos (inicio de jugada programado y final de la misma basado en conceptos de ocupación de espacios) funciona, proporciona tiros fáciles. Ése es el objetivo de todo ataque: lograr tiros cómodos, y para un jugador ACB que no sea interior puro tirar desde la línea de tres totalmente sólo debería ser un tiro cómodo. Aunque creo que en esto no estará de acuerdo conmigo el maestro Pepe Ochoa.
Finalmente, no quisiera terminar sin comentar mi mayor preocupación ahora mismo, que no es triple, pues antes que después entrarán, sino el jugar con siete jugadores y medio. Creo que hay buena plantilla, pero me temo que es demasiado corta. Rivero tendrá muchos problemas en días como hoy, en los que se tope con una pareja de bases muy físicos como Calloway y Satoransky, algo que abunda mucho en ACB. Rejón, Jasen y Sergio Pérez a día de hoy están para ayudar a entrenar y no mucho más. Ojo, que ése es un papel muy importante, pero están un escalón por debajo de los otros para jugar en ACB. Que no se lesione nadie o lo pasaremos mal. Bueno, lo de pasarlo mal creo que lo asumimos, pues esto es la ACB y las 13 victorias que faltan para lograr la permanencia no serán fáciles precisamente. Tocará sufrir, y mucho, en defensa. Y claro, meter los triples.

No hay comentarios.: