16 abr. 2005

Fuenla apaliza a Polaris

Polaris 65 - Fuenlabrada 83

Salva Guardia abocó a los locales a la desesperación

Salva Guardia pudo con todosUn equipo que encaja un tanteador de 28 a 9 en el tercer cuarto (con un 15-0 de salida) difícilmente puede aspirar a ganar ese partido. Eso ocurrió con Polaris, que tras una buena primera parte perdió totalmente los papeles en el definitivo tercer cuarto, donde Fuenla sentenció el partido y, al parecer, también a Iván Deniz.

Los locales iniciaron el encuentro con empuje. 5 puntos consecutivos de Turner, que poco después anotaría un segundo triple, marcaron la pauta inicial del encuentro.

En el primer cuarto Casimiro ordenaba defensas alternativas para espesar el ataque del rival, mientras que sus jugadores exteriores (Quintana 9 puntos, y Solana 8) recortaban las diferencias y llevaban a los fuenlabreños a finalizar el primer cuarto con una pequeña ventaja (18-21).

Fue durante el segundo cuarto cuando se pudo ver al mejor Polaris. Con el Fuenla algo relajado, los locales, de la mano de los recién salidos a cancha Xavi Sánchez y Sala intentaron correr y mantener un alto ritmo de juego. Anotaron dos vertiginosos contraataques y pusieron a su equipo arriba en el electrónico, lo que obligó al técnico visitante a solicitar un tiempo muerto a falta de 5 minutos para el descanso, con un marcador de 28-26.

Casimiro hizo debutar entonces a su nuevo fichaje, el americano Elliot, que acusó su falta de acoplamiento y ritmo de competición. Mientras, Cuthrell dominaba el rebote ante un Wideman minimizado por la defensa local y el asedio de las faltas.

Sin embargo, fue en el tercer cuarto donde se vio la verdadera cara de cada equipo. Fuenla apretó los dientes y defendió a tope, lo que sacó a la luz las carencias de los de Iván Déniz, que se mostraron incapaces de anotar un solo punto en 5 minutos, encajando por el contrario 15 puntos consecutivos en su cesta. 2 triples consecutivos de Solana, una técnica a Turner y varias decisiones arbitrarias de los colegiados terminaron de dar al traste con la concentración de los locales y con el partido.

Los jugadores de Polaris se precipitaban. Perdían balones fácilmente, Turner era un espejismo de sí mismo, y él sólo se botó el balón en el pié hasta en dos ocasiones. El temido Wideman, cargado de personales, miraba el partido desde el banquillo. Sin embargo fue Salva Guardia el jugador interior que más brilló en este partido. Ninguno de los defensores que tuvo pudo con él. Cuando los de Murcia trataron de reforzar la defensa interior, con ayudas en la individual, o cerrando su defensa zonal, aparecían los jugadores exteriores para anotar un triple y poner las cosas en su sitio.

El último cuarto sobró. Los jugadores locales intentaron remontar a la desesperada, con puntuales acciones de garra y casta, pero con desacierto y precipitación en ataque. Este intento de remontada en ningún momento llegó a inquietar a los visitantes, que a esas alturas de partido ya se mostraban como una máquina de jugar baloncesto.

En la cancha quedó claro quién es el lider de la categoría y por qué. La diferencia de calidad entre ambos conjuntos quedó patente. Uno es el mejor equipo de la liga, claro candidato al ascenso a la ACB; el otro es un buen aspirante a terminar en la parte media-alta de la tabla y clasificarse para los play off. Pedirle más a este Polaris sería poco realista.

No deben pensar así los responsables del club, pues parece que la destitución de Iván Déniz ya está consumada, pese a la inminente disputa de la eliminatoria por el ascenso. Los nombres que se barajan como posibles sustitutos son los de Andreu Casadevall y Paco Olmos.

Pocas espereanzas en el ascenso deben tener los directivos de Polaris si están dispuestos a no fichar ningún alero de calidad, pero sí a cambiar de técnico sin tiempo para hacer un mínimo trabajo de calidad de cara a las eliminatorias. Más parece un intento de empezar ya un buen trabajo para la próxima temporada que una búsqueda del ascenso en esta.

Con esta victoria Fuenlabrada se asegura el primer puesto de la clasificación y empieza a engrasar su poderosa maquinaria de cara a la fase de ascenso. Polaris, por su parte, pone los pies en la tierra y asume sus limitaciones. Aspirar al ascenso este año parece por encima de sus posibilidades reales, máxime si debe cambiar de entrenador y filosofía de juego en 10 días.

Hasta 6 brazos dificultan el intento de canasta de Gómez
Hasta 6 brazos dificultan el intento de canasta de Gómez

Esta crónica también aparecerá en EnCancha.com
Fotos de José Bretón

1 comentario:

Spacebom dijo...

Ya está lista la crónica con fotografías incluidas. Un gran trabajo.

Saludos y gracias.
David.