3 dic. 2005

Polaris cambia a Larragán por Barragán

BarragánLo viene diciendo durante varios días el diario La Verdad:

Hussein dice que prescindir de Llompart «ha sido muy duro»
PACO BELMONTE/MURCIA

«Ha sido una decisión muy difícil, dolorosa y dura, quizá de las más duras de toda mi carrera deportiva». Con esas palabras definió el técnico del Polaris World Murcia, Manolo Hussein, la marcha de Pedro Llompart, el gran damnificado de la llegada del entrenador canario, ya que una de sus primeras decisiones ha sido cambiar de base y fichar a Borja Barragán.

«Creo que Llompart es un gran jugador, una excelente persona y lo ha dado todo por el equipo. Está claro que me duele, y mucho, pero creemos que era necesario, que el equipo necesita otro tipo de jugador, ni peor ni mejor, pero con otras características», afirmó Hussein, que añadió que «a mí me pagan también por esto. No sé si es una decisión justa o injusta, pero sí muy difícil».

Por otro lado valoró la llegada de Barragán, como un jugador que «nos debe aportar su experiencia, y sobre todo leer los partidos, y también puntos, porque tiene un buen tiro, pero esto no es algo primordial».

Y si la llegada del técnico canario ha sido negativo para unos, para otros, como Quique Bárcenas, ha sido bastante positiva. El ala-pívot confesó ayer en los micrófonos de Punto Radio que «está claro que si hubiera seguido Manel Comas me habría marchado. Yo quiero sentirme útil dentro de un proyecto y aquí no lo era. Hussein ha hablado conmigo y me ha dicho que entro en sus planes».

Parecía que Borja Larragán el jugador elegido para sustituir a Llompart (también conocido por el diario murciano La Verdad como John Park). Sin embargo, en un golpe de efecto, los dirigentes del club del ladrillo han dado marcha atrás y contratado a Barragán, el humorista.

La idea del fichaje, según fuentes confidenciales habitualmente bien informadas, es tener en la plantilla un humorista capaz de levantar la moral del equipo, que andaba algo baja. Risoterapia se llama el asunto. Reir para estar más alegres y jugar mejor.

Qué duda cabe que Borja Larragán habría sido un mejor fichaje en términos deportivos, pero quién mejor que Barragán para levantar la moral. Humor, mucho humor es lo que tiene el club del ladrillo.

Incluso Llompart era bastante mejor jugador que Barragán, qué duda cabe. Pero el muchacho, buena gente y trabajador, como muy chistoso no era. Qué se le va a hacer.

Pues nada, que Barragán nos cuente muchos chistes y traiga alegría a la plantilla, que vendrá bien.