30 abr. 2005

Polaris mete a Cáceres en el PlayOff

72-83. Los murcianos ofrecieron un juego penoso en la segunda parte

Cáceres empezó el encuentro despistado. Espósito, en su primer partido con los murcianos, encontró pronto el aro del rival. Cuando los extremeños consiguieron secar a Espósito se le apagaron las ideas a todos sus compañeros y al banquillo, incapaz de reaccionar, para terminar totalmente perdido e incapaz de ofrecer la más mínima resistencia su rival.

Las dos primeras canastas del partido las logró Espósito, desde los 6’25 y con un tiro en suspensión. Ello parecía presagiar la tan ansiada mejora en el juego exterior de Polaris World. No sería más que un espejismo, que duraría toda la primera parte.

Cáceres 2016 empezó haciendo defensas alternativas. A los 5 minutos de partido el marcador reflejaba un 10 a 5 a favor de Polaris, que seguiría ampliando su ventaja gracias al acierto anotador de Espósito y de la buena conexión entre Turner y Cuthrell, que anotaría 10 puntos en este primer cuarto, merced a los pases de canasta del veterano base de Memphis.

Por parte de los visitantes el único jugador que conseguía ver aro con facilidad era Vicario, debido a las facilidades defensivas que brindaba su par, Espósito, lo que haría que el alero de los visitantes terminara siendo el mejor jugador del partido, con 21 puntos y un único fallo en sus tiros de campo.

El escolta italiano anotaba y, además, conseguía dar buenos pases a sus compañeros tras sus penetraciones. No se sabe aún los sistemas, con lo que abusó de la fórmula de penetrar y doblar. Tanto que los de Cáceres terminaron por coger la idea: si no hay tiro al recibir el balón se penetra, si entonces tampoco se consigue lanzar se busca sacar fuera el balón a un compañero. Tantas veces lo hizo, y tantas veces salió bien en la primera parte, que quedó claro enseguida para Bohigas lo que había que hacer. Los jugadores de Cáceres dejaron de hacer ayudas cortas y se limitaron a esperar que el escolta italiano agotara el bote en carrera y tratara de doblarlo fuera. Entonces aparecían los brazos en alto de los defensores que terminaban capturando el balón. Hasta 7 balones llegó a perder el flamante fichaje de Polaris.

El primer cuarto fnalizó con 18 puntos de ventaja de los locales (25-8). En el segundo los jugadores de Chete Pazo mantuvieron la tónica anotadora durante unos minutos, para empezar a perder fuelle en los minutos previos al descanso. Cáceres mejoró su juego y consiguió un intercambio de canastas durante unos minutos. Polaris no desentonó gracias a dos triples consecutivos de Espósito, que para entonces llevaba anotados 4 de sus 6 intentos de 3 puntos.
Al descanso, el marcador reflejaba un 43-28, y Espósito parecía haber tomado con naturalidad las riendas de su nuevo equipo (8 puntos en el primer cuarto y 6 en el segundo). En ese momento, Los Barrios dominaba en su encuentro frente a Gijón, lo que dejaba fuera del playoff a Cáceres 2016. Los extremeños deberían hacer una buena remontada si querían entrar en la disputa de las eliminatorias por el ascenso a la ACB. Y remontaron.

Durante la segunda mitad los jugadores de Bohigas ya se habían aprendido la lección, e interceptaban uno tras otro sucesivos pases de Espósito, en cuya defensa se alternaban varios jugadores. El italiano anotó su siguiente canasta, y última, en la jugada que cerró este cuarto. Para entonces los cacereños ya habían dado claramente la vuelta al marcador y empezaban a sacar los colores al entrenador local, Chete Pazo, totalmente impotente ante la avalancha de despropósitos de sus jugadores, que habían encajado un parcial de 11-22. Mientras, Vicario se hacía grande ante la pasividad del ex de los Raptors, que le dejaba penetrar para anotar fácilmente o, ante las ayudas defensivas, regalar una de sus 7 asistencias al jugador que se quedara sólo.

Durante el último cuarto, que se inició con los visitantes a punto de culminar su remontada (54-50), se consumó el desastre que se veía venir. Los jugadores locales eran un juguete en manos de los de Cáceres 2016, quienes, sin realizar un excepcional partido, hacían las suficientes cosas como para anotar y frustrar los intentos de su rival. Chete Pazo se vió desbordado y no supo cómo mover su banquillo. Incluso Cuthrell se permitió el lujo de recriminarle por sacarlo del partido. Tras ese desaire del norteamericano el entrenador de Polaris volvió a ponerle en pista apenas un minuto después.

Mientras los jugadores locales daban palos de ciego, Asselin, que había estado muy desacertado durante la primera mitad, despertó y terminó realizando unos buenos minutos finales. Intimidó y taponó a Cuthrell, al que terminó sacando de la pista. Blackshear también se apuntó a la fiesta, y terminó firmando 18 puntos.

Es posible que, de haberse realizado antes los cambios de entrenador y escolta, Polaris afrontara con más esperanzas el próximo playoff. Sin embargo, con tan sólo unos días de preparación, no parecen en condiciones de afrontar con garantías la eliminatoria. La total falta de capacidad de reacción hicieron preocupar a la grada y que sonaran los primeros abucheos de la era Chete Pazo. Muy duro deberá trabajar esta semana para mejorar la imagen de su equipo en la eliminatoria contra Huelva.

Cáceres emprendió regreso a casa feliz por la satisfacción del trabajo bien hecho, y seguramente desconcertado por las dos caras tan distintas que ofreció su rival. La eliminatoria contra Fuenlabrada será su premio, aunque pocas apuestas se inclinarán a favor de Cáceres 2016.

Esta crónica se publica también en EnCancha.com

29 abr. 2005

Asimilación desde el armario

Boda baloncestoNo había caído en ello hasta ahora, pero al igual que está poniéndose de moda el jugador extranjero asimilado mediante una boda express el día antes del partido, digo yo que algo así podrían empezar a hacer ahora con la nueva ley que permite bodas entre personas del mismo sexo.

Sé que suena rocambolesco, pero aquí el que no corre vuela en busca de la trampa para la ley recién hecha. Levantaba la liebre hector16 en el foro del CB Murcia en ACB.com. Puede sonar a cachondeo, pero no es más que otro resquicio legal por el que poder colar una licencia de jugador nacional.

No sería descabellado que, dentro de poco, empiecen a casarse entre sí los propios compañeros de equipo, uno extranjero y otro español. E incluso que entren en el juego el propio entrenador y, por qué no, el dichoso agente del jugador ansioso por colocarlo.

En el peor de los casos, como también se está reformando la ley del divorcio para fomentar los divorcios rápidos, pues sin problemas: boda en septiembre, juegas la liga en España, y si en junio no hay renovación, pues divorcio rápido y listos.

Además, imagino que sería más dificil propiciar una boda sin amor, sólo por la asimilación, entre un hombre y una mujer, que entre dos hombres. Básicamente me refiero a que en un equipo masculino es más fácil encontrar a otro hombre involucrado directamente en el equipo que a una mujer.

Evidentemente, el ejemplo es extrapolable al basket femenino.

La verdad, con los dineros que se mueven con ciertos fichajes no sería nada de extrañar que se pudiera terminar haciendo este tipo de cosas. Imagino que lo que más costará será el primer paso, la primera pareja del mismo sexo que de el primer paso. No es difícil imaginar el cachondeíto del público, rivales y demás.

Pero claro, rápidamente la cosa correría como la pólvora, pues todos verían que no deja de ser un resquicio legal por el que meter la ficha y ganar unos dineros. Y cuando hay unos buenos dineros en juego ya sabemos cómo es el género humano...

¿Que no es ético?. Pues no, pero no sería más que otra de las muchas cosas poco éticas que ve uno cada día, y no de las peores.

28 abr. 2005

Polaris - Cáceres. Cáceres busca asegurar los “playoffs”

Polaris no se juega nada y sólo aspira a acoplar cuanto antes a Espósito

La única trascendencia que ofrece este partido para los locales es tratar de que su rutilante fichaje, el escolta internacional italiano Espósito, se adapte cuanto antes a los sistemas del equipo. Por el contrario, Cáceres debe ganar este encuentro para garantizarse la última plaza en las eliminatorias por el ascenso a la ACB.

Si Cáceres no consigue vencer a Polaris y Los Barrios gana sería este último equipo el clasificado en 8ª posición. Por ello, el partido se presenta como una final para los cacereños. Mientras los jugadores se disputan el pase a la siguiente fase en la pista, en el banquillo los transistores jugarán también sus bazas.

De no ser por la presencia de ex jugador de los Toronto Raptors Vincenzo Espósito, poco interés despertaría este partido para el público local. En este encuentro deberán ajustarse los engranajes de un equipo que, en sólo 10 días, ha cambiado de entrenador y conseguido al ansiado cañonero de garantías, al que tanto habían echado de menos durante la liga. De un único partido de rodaje dispondrán Chete Pazo, nuevo primer técnico del club, y el veterano anotador italiano para acoplarse al resto de la plantilla e idear unos sistemas de juego para afrontar el playoff de ascenso, que deberán jugar contra Huelva, con el factor cancha a favor de los onubenses.

Ambos equipos contarán con todos sus jugadores, una vez recuperado el murciano Ramón Moya, ahora enrolado en las filas del Cáceres, de la lesión que le hizo perderse el último partido, en el que su equipo derrotó a Tarragona.

De los jugadores visitantes destaca Asselin, 6º mejor jugador de la categoría, que firma una media de 19’5 puntos de valoración por encuentro, además de casi 8 rebotes y unos 17 puntos. Más discreta es la aportación de Blackshear, que suele promediar 14 puntos por partido. En la dirección en pista destaca el trabajo de Daniel López, que lleva repartidas ya más de 100 asistencias esta temporada (algo más de 3 por partido), lo que le convierte en el 8º mejor pasador de la categoría.

En los locales, el jugador más destacado esta temporada ha sido el americano Cuthrell, que ha promediado 11 rebotes por partido y unos 12 puntos, promediando más de 18 puntos de valoración, números que le sitúan como mejor rebotador y 9º mejor jugador de la LEB. No obstante, su rendimiento ha bajado en el último tramo de liga. Algo similar le ha ocurrido al veteranísimo Turner, segundo en asistencias, con 4 por partido, además de 14 puntos anotados, y que no tiene la chispa que mostró en la primera parte de la liga.

Preocupante situación la de los dos americanos de Polaris si no fuera por el soplo de aire fresco que deberá aportar Espósito, no tanto por su juventud, pues tiene 36 años, sino por el desparpajo y facilidad anotadora característica de su juego. Parece venir en muy buen estado de forma, pues ha jugado más de 38 minutos por partido en el Andrea Costa Imola, de la A-2 italiana, con 27 puntos por partido. En su último partido, la semana pasada, jugó los 40 minutos y anotó 43 puntos.

Espósito mide 1.93 de altura, jugó en la NBA con los Toronto Raptors, con los que disputó 30 partidos en 1996. También pasó en la temporada 01-02 por la ACB, en la que jugó en el Gran Canaria.

Polaris deberá poner todo su empeño para no salir relajado en exceso en un partido en el que únicamente busca aligerar la integración de la Il Diabolo (como denominan en Italia al escolta internacional). Quienes no saldrán nada relajados serán los de Cáceres, les va el acceso al playoff en ello.

Esta previa la puedes encontrar también en EnCancha.com

27 abr. 2005

Las edades de Il Diabolo

Vincenzo EspósitoBueno, se confirma el fichaje de Espósito, que estará ya para este viernes, último partido antes de los play off.

Uno entiende que entre diversas fuentes existan pequeñas discrepancias en la altura de un jugador:

  • Puede variar ligeramente la medición de un día a otro
  • No todos los aparatos de medida son iguales
  • Si lleva o no zapatillas
  • Los jugadores pueden crecer algo a los 18 años (edad en que se les suele hacer la ficha con los profesionales)
  • Los cm. que se añaden ellos mismos para parecer más altos.

Sin embargo, no es complicado comprobar el dato en cualquier ficha técnica del jugador y ver que, si nació el 1 de marzo de 1969, ahora hace casi dos meses que cumplió 36. No entiendo porqué tanta dispersión de fechas con la edad de Espósito. Así, de memoria, he visto estos días:
De hecho, casi son más los medios que dan una edad errónea que la real. ¿Tan difícil es eso?.

En fin, que lo normal es que a esa edad ya se esté cuesta abajo, pero hay que ver cada caso. A Alberto Herreros nadie se le ha quejado este año ¿no?, pues sólo es un mes más joven que Il Diabolo (así le llaman en Italia a Espósito).

A ver si viene con ganas y nos echa una manita en los play-off, que falta nos hará. Lo malo es que a estas alturas, para ascender parece que un cruce contra Fuenlabrada no nos lo quita nadie.

Y el Fuenla este año es mucho Fuenla.

23 abr. 2005

Chete Pazo. Más de lo mismo

Chete PazoDice Chete Pazo que no va a cambiar gran cosa en el CB Murcia, que va a reutilizar casi todo el trabajo que dejó Déniz. Así lo manifiesta en La Verdad de hoy.

Esto tiene dos lecturas, una buena y otra mala.

La buena es que ante el marrón que le ha caído hace lo más inteligente dadas las circunstancias. Puesto que no tiene tiempo para cambiar cuestiones de fondo mantiene lo que hizo Déniz y sigue su línea, que será lo más rentable a u nos días vista del play-off. Hubiera sido descabellado, por bueno que fuera Chete, que no lo sé, querer hacer cambios radicales en dos semanas. Los que conocemos siquiera un poquitín de esto sabemos que no se puede hacer ese cambio en tan poco tiempo.

La mala lectura de esto tiene que ver con la directiva. Es decir, entonces ¿para qué echar a Déniz?. Si el nuevo entrenador va a intentar seguir el trabajo de Déniz lo mejor posible, entonces lo mejor sería que fuera el propio Déniz quien continuara su propio trabajo, pues nadie mejor que él lo conoce ¿no?. Es decir, montas un chiringuito y luego pones a otro que siga con el chiringuito pero haciéndolo como el anterior lo había pensado. Es que no tiene razón de ser. Nadie como uno mismo para continuar la linea que uno ha marcado. Vamos, digo yo.

En fin, trataré de ser optimista y pensar que lo que pretende Chete es cambiar sólo los pequeños aspectos puntuales que él considera que fallaban con Déniz y mantener el resto. Lo justo y suficiente para mejorar un pelín el rendimiento y, así, entrar en dinámica ganadora. No sé, me oigo y no me creo. A ver si Chete me hace creérmelo.

Por otro lado se sigue soltando humo sobre el posible fichaje de alguien que las meta. Se habla de Espósito, al que también pretende el CAI. Lo que no sabemos es si el fichaje sería para ahora o para cuando el jugador llegue a la edad de Turner (ahora el italiano tiene 36 años). Lo digo más que nada porque en 10 días tenemos los play-off.

Espósito es un cañonero, uno de ésos que se tira hasta las zapatillas, las propias y las del compañero. Evidentemente es uno de los que "las mete". Lo que no tengo claro es cómo defendía este jugador. Lo recuerdo vagamente, pero me queda la sensación de que no era precisamente un gran defensor, de hecho creo recordar que esa palabra no figura en su vocabulario.

Es decir, que si Chete pretendía no hacer muchos cambios y le traen a Espósito lo lleva claro. Porque ahora mismo en el CB Murcia todos aportan cosas, todos defienden y todos atacan. La idea es que, además, tengamos a un buen tirador exterior en el que poder confiar cuando la cosa se pone fea. Pero Espósito es de los de jugar muchos minutos, con todos los balones para él y el resto del equipo dedicado a hacerle bloqueos y defender.

Éso no se parece mucho al juego actual del CB Murcia, con lo que algún cambio que otro sí habría que hacer. No obstante, si viene, bienvenido sea.

18 abr. 2005

La cabeza de Iván Déniz

Iván DénizIván Déniz vino al CB Murcia sin experiencia como primer entrenador de un equipo profesional.

Un tío joven, 31 años, que busca dar el salto y dejar de ser el segundo de a bordo de otro.

Ya se sabe: ganas, inexperiencia...

El resultado que dió fue poco más o menos lo esperado: unas de cal y otras de arena. Lo lógico dada su inexperiencia, juventud y capacitación.

Además, se encontró con una plantilla con un buen nivel, pero no precisamente la mejor de la categoría.

En definitiva, obtuvo los resultados que cabía esperar dadas las circunstancias.

No tengo claro si lo ficharon al él porque nadie contrastado quiso venir o si realmente pensaban apostar por él. El caso es que desde el principio se especuló con una posible destitución. Hasta se ficharon otros dos técnicos más en lugar de dos buenos jugadores, que es lo que hacía falta. Parecía que, a falta de un superclase en el banquillo, buscaran sumar por la vía de la cantidad: seis ojos ven más que cuatro, y diez ya ni te digo...

El caso es que, tras varios match point salvados por el tinerfeño, el Fuenla fue la puntilla.

Lo que pasa es que faltan 10 días para el play off. La directiva, que parece tener como único y mínimo referente deportivo al fútbol, actúa como actúan los club de fútbol de tres al cuarto: si no hay los resultados que gustaría (no los esperables, sino los deseados) pues se echa al técnico y se pone a otro cualquiera. Ya se sabe el dicho: "a entrenador nuevo, victoria segura".

Como si un equipo de baloncesto se montara en dos patadas. Vamos, nunca he visto hacer eso, y menos en el baloncesto profesional.

Pero no, oiga, me dicen. Que el nuevo técnico es Chete, que vino en enero como refuerzo, que conoce al equipo y es, como quien dice, de la casa y tal. Y ese "tal" significa "más de lo mismo". Es decir, otro entrenador joven, sin experiencia como primer técnico y... bueno, ya saben, todo eso que dije antes de Déniz.

Pero claro, con el detallico de que a Chete le dan la plantilla ya hecha del todo y 10 días para para cambiar la situación, que ni siquiera es de crisis. El CB Murcia está donde le toca estar para la plantilla que tiene. Todo lo que sea soñar con más es sólo eso, sueño. Si se realizara, pues fiesta y alegría, pero eso no sería lo lógico.

¿Realmente alguien de la directiva ha pensado mínimamente en serio en ascender?

No será este año. Desde luego. Si te cargas el trabajo, no maravilloso pero sí aceptable, del técnico que tienes, y pones a otro parecido pero que no tiene rodaje con el equipo a 10 días del momento clave de la temporada....

Pues que me lo explique alguien, que yo no lo entiendo.

Ahhh, y de fichar un alero que las meta... para agosto o así ¿no?.

16 abr. 2005

Fuenla apaliza a Polaris

Polaris 65 - Fuenlabrada 83

Salva Guardia abocó a los locales a la desesperación

Salva Guardia pudo con todosUn equipo que encaja un tanteador de 28 a 9 en el tercer cuarto (con un 15-0 de salida) difícilmente puede aspirar a ganar ese partido. Eso ocurrió con Polaris, que tras una buena primera parte perdió totalmente los papeles en el definitivo tercer cuarto, donde Fuenla sentenció el partido y, al parecer, también a Iván Deniz.

Los locales iniciaron el encuentro con empuje. 5 puntos consecutivos de Turner, que poco después anotaría un segundo triple, marcaron la pauta inicial del encuentro.

En el primer cuarto Casimiro ordenaba defensas alternativas para espesar el ataque del rival, mientras que sus jugadores exteriores (Quintana 9 puntos, y Solana 8) recortaban las diferencias y llevaban a los fuenlabreños a finalizar el primer cuarto con una pequeña ventaja (18-21).

Fue durante el segundo cuarto cuando se pudo ver al mejor Polaris. Con el Fuenla algo relajado, los locales, de la mano de los recién salidos a cancha Xavi Sánchez y Sala intentaron correr y mantener un alto ritmo de juego. Anotaron dos vertiginosos contraataques y pusieron a su equipo arriba en el electrónico, lo que obligó al técnico visitante a solicitar un tiempo muerto a falta de 5 minutos para el descanso, con un marcador de 28-26.

Casimiro hizo debutar entonces a su nuevo fichaje, el americano Elliot, que acusó su falta de acoplamiento y ritmo de competición. Mientras, Cuthrell dominaba el rebote ante un Wideman minimizado por la defensa local y el asedio de las faltas.

Sin embargo, fue en el tercer cuarto donde se vio la verdadera cara de cada equipo. Fuenla apretó los dientes y defendió a tope, lo que sacó a la luz las carencias de los de Iván Déniz, que se mostraron incapaces de anotar un solo punto en 5 minutos, encajando por el contrario 15 puntos consecutivos en su cesta. 2 triples consecutivos de Solana, una técnica a Turner y varias decisiones arbitrarias de los colegiados terminaron de dar al traste con la concentración de los locales y con el partido.

Los jugadores de Polaris se precipitaban. Perdían balones fácilmente, Turner era un espejismo de sí mismo, y él sólo se botó el balón en el pié hasta en dos ocasiones. El temido Wideman, cargado de personales, miraba el partido desde el banquillo. Sin embargo fue Salva Guardia el jugador interior que más brilló en este partido. Ninguno de los defensores que tuvo pudo con él. Cuando los de Murcia trataron de reforzar la defensa interior, con ayudas en la individual, o cerrando su defensa zonal, aparecían los jugadores exteriores para anotar un triple y poner las cosas en su sitio.

El último cuarto sobró. Los jugadores locales intentaron remontar a la desesperada, con puntuales acciones de garra y casta, pero con desacierto y precipitación en ataque. Este intento de remontada en ningún momento llegó a inquietar a los visitantes, que a esas alturas de partido ya se mostraban como una máquina de jugar baloncesto.

En la cancha quedó claro quién es el lider de la categoría y por qué. La diferencia de calidad entre ambos conjuntos quedó patente. Uno es el mejor equipo de la liga, claro candidato al ascenso a la ACB; el otro es un buen aspirante a terminar en la parte media-alta de la tabla y clasificarse para los play off. Pedirle más a este Polaris sería poco realista.

No deben pensar así los responsables del club, pues parece que la destitución de Iván Déniz ya está consumada, pese a la inminente disputa de la eliminatoria por el ascenso. Los nombres que se barajan como posibles sustitutos son los de Andreu Casadevall y Paco Olmos.

Pocas espereanzas en el ascenso deben tener los directivos de Polaris si están dispuestos a no fichar ningún alero de calidad, pero sí a cambiar de técnico sin tiempo para hacer un mínimo trabajo de calidad de cara a las eliminatorias. Más parece un intento de empezar ya un buen trabajo para la próxima temporada que una búsqueda del ascenso en esta.

Con esta victoria Fuenlabrada se asegura el primer puesto de la clasificación y empieza a engrasar su poderosa maquinaria de cara a la fase de ascenso. Polaris, por su parte, pone los pies en la tierra y asume sus limitaciones. Aspirar al ascenso este año parece por encima de sus posibilidades reales, máxime si debe cambiar de entrenador y filosofía de juego en 10 días.

Hasta 6 brazos dificultan el intento de canasta de Gómez
Hasta 6 brazos dificultan el intento de canasta de Gómez

Esta crónica también aparecerá en EnCancha.com
Fotos de José Bretón

15 abr. 2005

Viene "el coco"

Polaris: Turner, Sánchez, Bárcenas, Gómez, Cuthrell
Fuenlabradra: López, Quintana, Solana, Guardia, Wideman

Iván Déniz se juega el cargo y meter a su equipo en cabeza

El próximo viernes a las 21:00 h. Polaris buscará ante Fuenlabrada apurar sus opciones de finalizar en tercera posición en la liga regular, puesto que le daría la ventaja del factor campo en la primera ronda de la eleminatoria por el ascenso. Por su parte, Fuenlabrada busca asegurarse el primer puesto de la clasificación.

Quedan sólo tres jornadas. Para Polaris son tres finales si aspira a terminar la liga regular en tercera posición (actualmente es quinto a un punto de cuarto y tercero). A Fuenlabrada podría bastarle una victoria para garantizarse el privilegiado primer puesto, con lo que jugaría las eliminatorias por el ascenso disputando el último partido de cada una de ellas en casa. El claro favorito es el visitante, líder de la tabla, que en el partido de ida apalizó a los hoy locales (85-69).

Fuenlabrada brilla por su excelente plantilla, en la que su jugador más destacado es Wideman, quien disputa unos 30 minutos por partido, haciendo un 55% en lanzamientos de dos, para una media de más de 15 puntos por partido, 20 de valoración y más de 9 rebotes, labor en la que cada vez está más cerca de los números del local Cuthrell, que promedia 11 rechaces por partido, adornados con 12 puntos en cada partido. El siguiente jugador más valorado del Fuenla es Salva Guardia (14 puntos, 7 rebotes, 16 de valoración), siendo los bases (Ferrán López y David Gil) los que menos aportación ofensiva realizan en este conjunto.

Por parte de los murcianos el sustento hasta ahora venía siendo de sus dos americanos (Cuthrell y Turner). Sin embargo, en los últimos partidos éstos están manifestando una significativa regresión en su rendimiento, lo que se ha traducido en más derrotas de lo esperado y en que pasen a asumir más protagonismo ofensivo algunos de los jugadores nacionales, destacando la cada vez más importante aportación del último fichaje, el murciano Pedro Fernández (19 puntos en su último partido) o del irregular, pero cada vez más entonado, Carlos Martínez.

Los fuenlabreños harán debutar en este partido a su flamante incorporación. Se trata del jugador estadounidense Rodney Elliott, un ala-pívot de 2.03 metros de estatura y 29 años de edad que conoce bien el baloncesto europeo. Jugó las tres últimas campañas en la Lega italiana (dos temporadas en Livorno y una en el Scavolini). Empezó la temporada jugando liga europea en el Cibona de Zagred, pero una lesión le apartó un tiempo de las canchas, para jugar unos partidos en Manresa una vez recuperado de la lesión.

Sin embargo, parece que en este partido quien más se la juega es el técnico local Iván Déniz. Según el diario La Opinión de Murcia, aunque desde el club nadie ha hecho públicamente tal afirmación, si el Polaris pierde este viernes caería la cabeza del entrenador local. Los nombres que se apuntan como posibles sustitutos son los de Andreu Casadevall y Paco Olmos, tanto con vistas a una incorporación inmediata como para coger las riendas del equipo en la próxima campaña. De ser cierta esta información, esta postura de buscar técnico a sólo unos días para la disputa del play-off significaría que desde el club se tira la toalla y se renuncia a ascender este año a la ACB, y que lo que andan buscando es un técnico para la próxima temporada más que para finalizar la presente.

El partido, que podrá presenciarse por Teledeporte, dará un poco de aire y esperanza a Polaris si sale victorioso. De ser Fuenlabrada el ganador, reforzará su confianza y tranquilidad de cara al próximo play-off.

Esta previa se publica también en enCancha.com

13 abr. 2005

Ferrán

Ferrán a punto de perder un balónHoy quería dedicarle unas líneas a Ferrán López.

Hace años era un base de poco físico que apuntaba maneras, incluso llegó a estar en la órbita de la selección española durante una temporada que cuajó buenos partidos.

Pero desde hace años, bastantes, lo mejor que tiene Ferrán López es su representante. Sí, su representante, al que no tengo el placer de conocer, aunque sí mucho interés, pues me gustaría saber cómo ha sido capaz de colocarlo año tras año, durante más de un lustro, en équipos ACB cuando su nivel real de juego era de por lo menos un par de categorías menos.

Además, es más incomprensible aún esa facilidad para colarse en la ACB cuando, pese a su pésimo rendimiento como jugador, su aportación humana era aún peor.

El año pasado nos tocó sufrirlo en Murcia, como ya lo habían sufrido durante varios años atrás en Cáceres, Vitoria y Fuenlabrada, lugar donde también años atrás brindó sus mejores temporadas.

Lo peor no era lo que hacía en la pista con el balón. No, lo peor era el mal rollo que transmitía a sus compañeros, con contínuas broncas a los demás ante los fallos ajenos y, lo que es peor, los propios. En el banquillo su actitud era aún peor: siempre enfadado, los brazos en jarras desafiando al entrenador más o menos sutilmente, encarándose con sus compañeros, con los rivales, con el público...

En los entrenamientos poco más o menos lo mismo: mucha intensidad verbal y mucha mala sangre pero poco juego. Vamos, lo ideal para un equipo en apuros que necesita salir del bache y sonreir de vez en cuando para no pensar tanto en el pozo del descenso.

¿Que me cae mal? Pues sí, para qué lo vamos a negar. Lo mismo en su vida privada es una excelente persona, pero como jugador de baloncesto, en cancha y fuera de ella, hace tiempo que resta mucho más de lo que suma.

Por si fuera poco, ha ido coleccionando una buena lista de candidatos a partirse la cara con él tras los partidos. Había momentos de la temporada pasada en los que parecía que en lo único que era capaz de poner garra era en decirle a quien le criticara algo que si quería verse las caras con él fuera del pabellón.

Como imaginarán, yo fui uno de ellos. Y eso que desde hace años me muerdo mucho la lengua y no digo nunca en una cancha (bueeeeno, casi nunca) insultos denigrantes, tacos o similares. Simplemente, en un partido le dije una de las muchas cosas que era: un chupón. Me oyó bien. Él y medio pabellón, pues yo no tengo una gran voz pero, desgraciadamente, el pabellón languidecía con una pobre entrada y un público adormecido, como casi siempre.

El caso es que se quedó con mi cara, y yo no hice nada para disimular que era yo quien se lo había dicho. Puesto que me buscaba con la mirada le facilité el trabajo: "sí, sí, eres un chupón" a lo que contestó invitándome a vernos fuera del pabellón.

Obviamente, yo seré muchas cosas, pero tonto del todo no. Él tendrá media hostia de uno de sus compañeros, pero claro, comparado conmigo tiene el suficiente tamaño y mala leche como para partirme la cara por seis sitios distintos. Huelga decir que ni aquel día, ni ningún otro, salí a esperarle en la puerta, no fuera que se plantara allí y no precisamente para invitarme a unos vinos.

Y menos mal que le grité lo más educadamente posible, sin insultar ni nada. No quiero ni pensar lo que podría haber pasado si le llego a mentar la madre o me cisco en sus muertos más frescos.

Este viernes vendrá por aquí. Lleva dos meses sin hacer nada en su actual equipo, de nuevo el Fuenla (lo dicho, su representante es un monstruo), concretamente desde la jornada 24, en la que le metieron un repaso al Gijón.

Lo suyo sería recibirle con una sonora pitada, por lo mucho que ayudó el año pasado a que nos volvamos a ver ahora las caras. Pero no sé si merece que se le dé tanta importancia.

Además, este tío es de los que sólo hace buenos partidos cuando se le aparece la virgen o cuando encuentra hipermotivación gracias a algo como una sonora pitada. Así que casi mejor no, que es capaz de hacer el único buen partido de la temporada y aguarnos la fiesta a los sufridores del CB Murcia. Aunque bueno, en vista del resto de la plantilla del Fuenla, creo que se bastán los demás ellos solitos para darnos la noche.

Pues eso, que muero de ganas de saber cómo se las ingenia su representante para engañar año tras año a equipos de élite para que le fichen... y que hasta le paguen y todo.

2 abr. 2005

Polaris - Huelva (81-80). Por un suspiro

Un centímetro y un segundo dieron a Polaris una victoria agónica. A Huelva le queda el pequeño consuelo del basketaverage.

Una canasta de Cuthrell había dejado el marcador en un 81-80 a falta de 25 segundos para el final. Huelva apuró al máximo la posesión, pero Sergio Sánchez falló un tiro desde 5 metros en la que parecía ser última posesión onubense. El rechace llega manos de Turner a 4 segundos del fin, y empieza a esquivar rivales por el fondo de la pista. Los colegiados paran el partido alegando que el base de Memphis había pisado la línea. Sólo un segundo en el electrónico. Tiempo muerto. Los jugadores de Quim Costa buscan línea de pase para recibir desde debajo de canasta. Un bloqueo, dos, tres. Turner presiona el saque. Un segundo, dos, tres. Agonía, pasa el tiempo. Cuatro segundos, cinco. Entonces, los colegiados paran la cuenta y… hacen sacar de nuevo. Onyekwe recibe desde la esquina y lanza. El balón vuela mientras suena la sirena.Todos en pie, en la cancha y la grada, mirando la bola con el corazón encogido. El balón parece ir bien encaminado durante un segundo eterno, pero toca aro y sale despedido. Polaris suspira contento, Huelva maldice su mala suerte.

A veces lo que separa la victoria de la derrota es tan sólo un segundo, o el centímetro que hace que el balón golpee el aro en lugar de entrar por él. Hoy a Huelva le sobró un centrímetro y a Polaris casi le sobra un segundo.

Crónica completa en EnCancha.com
[Editado 3/4/2005. En vista de que en EnCancha.com por algún problema aún no han podido poner la crónica coloco a continuación el resto de ella, que para algo la he escrito ¿no?]

El partido comenzó con el equipo de Quim Costa presionando en toda la pista. Ello hizo que en Polaris fuera el escolta Carlos Martínez quien subiera el balón, para no agotar a Turner, al que esperaba la complicada papeleta de frenar a su ex pupilo Sergio Sánchez.

En un par de ocasiones Carlos Martínez consiguió penetrar y doblar el balón afuera, lo que se tradujo en un triple de Turner, quien poco después haría lo propio para otro triple de Carlos Martínez, que acabó cuajando un buen partido, ayudando mucho en anotación (13 puntos), rebote y defensa.

La defensa de Polaris estaba siendo más efectiva que la de Huelva, que no conseguía evitar dos triples consecutivos y una canasta interior de Gómez.

Pese a la presión, los onubenses se vieron pronto con un marcador en contra de 9-0, lo que obligó a Costa a pedir un tiempo muerto a los 5 minutos de partido, tras lo que mejoró algo su rendimiento, para irse al segundo cuarto con una mínima desventaja de tres puntos (21-18).

Los pívots locales habían comenzado a cargarse de faltas, lo que el técnico local, Ivan Déniz, aprovechó para poner en cancha al alero Souley Drame en la posición de pívot, alternándose en la defensa de Onyekwe con el ala-pívot Bárcenas, quien desde hace unas semanas juega de alero. La jugada salió bien, pues el nigeriano, una de las principales preocupaciones de los locales, acabó el partido con sólo 5 puntos y 1 de valoración y Drame, muy discreto esta temporada, firmó un gran partido, tanto en defensa como en ataque, para terminar con 10 puntos en 17 minutos jugados.

Sin embargo, la atención prestada a Onyekwe dejó via libre a su compañero Stone, que aprovechó algunos despistes defensivos para anotar varias canastas fáciles y convertirse en el máximo anotador del partido, además de castigar con su poderoso físico a los jugadores interiores de Polaris, que acabaron pagando el desgaste defensivo con problemas de faltas.

Huelva trató de ahogar el ataque murciano alternando la defensa zonal 1-3-1 con la individual. Polaris también aprovechó algunos momentos del segundo cuarto para defender en zona, una 2-3 en este caso, tratando de paso de proteger de faltas a sus hombres altos. No obstante, poco se pudieron prodigar con dicha defensa, pues los onubenses lanzaron muy bien desde los 6’25 en la fase intermedia del partido, para terminar con un excelente 45% en tiros de 3 al final del encuentro.

Cuando Sala dio descanso a Turner aprovechó para forzar continuas penetraciones a su rival Sánchez, y aunque el base local no aprovechó las ocasiones en las que superó a su contrincante para anotar canasta, sí consiguió cargarlo de personales y que éste pasara más tiempo del deseado en el banquillo. Además, se adornó dando algunas buenas asistencias a los hombres interiores.

En la segunda mitad Huelva salió a darlo todo en defensa, lo que le llevaría a conseguir una ventaja de 8 puntos (50-58) mediado el tercer cuarto. Un nuevo parcial de 9-0 para los locales volvería a darles el mando en el marcador (59-58), alternándose entonces pequeñas ventajas en el marcador para uno y otro rival hasta el final del partido.

A esta altura de partido por parte de los visitantes descaba la aportación ofensiva de López con 12 puntos y de Stone, con 16. Por parte de los locales destacaban Sala, con 2 triples y 10 puntos, y Martínez, que ya llevaba anotados 12 puntos. El capitán, Xavi Sánchez, dio consistencia al equipo en su vuelta tras dos partidos lesionado, aportó velocidad en el contraataque y dos tiros exteriores en momentos complicados.

A falta de dos minutos para finalizar el encuentro dominaba Polaris con un 79-76. La tensión empezó a reflejarse en la pista. Los locales fallaron tres ataques consecutivos, aunque los jugadores visitantes no fueron capaces de ponerse arriba en el marcador.

Los últimos segundos, con los locales ganando de sólo un punto, se jugaron a cara o cruz. Huelva dispuso de su oportunidad para ganar por partida doble, pero la moneda favoreció a Polaris.

1 abr. 2005

Un alero para el CB Murcia. Especular es gratis

Bueno, pues como últimamente me fijo en la forma de trabajar de la prensa regional, viendo el altísimo nivel, ahora que Xavi Sánchez ha pasado a jugar de pívot (será una permuta de puesto con Bárcenas, ahora que él ha pasado al alero), pues voy a ponerme yo también a especular con el nombre del posible fichaje del alero para el CB Murcia.

Ya se tiraron a la piscina los directivos y medios de comunicación hablando de Pedro Robles, Gurovic y hasta Carlton Myers, que hay que tener valor. Pues si valor tienen ellos, a mí me sobra.

Antes, explico mi sofisticado método de investigación periodística:
  • Me conecto a la página web de la agencia exclusiva Interperformances.
  • De ahí me voy al apartado jugadores disponibles (Bosman A y B)
  • Miro donde aparezcan aleros (FWD por si alguien no se aclara bien con la terminología inglesa).
  • Copio nombre y enlace a su ficha, pego aquí y... listos., ya soy un fenómeno de la gestión baloncestística.
Bueno, los nombres resultado de tan profunda investigación:
Hummm, no sé, poca cosa veo, pese a que M.A. Martín dijo que el mercado estaba cerrado y Déniz, 24 horas después, que se había abierto como los cielos tras la tormenta.

Aunque, ahora que lo pienso, lo mismo la ventaja del contrato de exclusividad con la famosa agencia Interperformances tiene como ventaja que les pasan los nombres de jugadores 48 horas antes de ponerlos en la página web, como deferencia a los clientes preferentes, y por eso los famosos candidatos del mercado recién abierto no aparecen aún en ninguna parte de dicha página.

A ver si van a ser ésas las ventajas de contratar en exclusiva, el trato preferencial. Claro, esto es como los bares. Si les compras a un mismo proveedor en exclusiva te hace descuentos especiales y ofertas a medida. En este caso, la oferta será anticiparle a los clientes preferentes los nombres de jugadores libres antes de pasarlos a la web, para que no se meta por medio nadie.

Pero claro, lo que no han pensado algunos es que hay clubs baloncestísticos que tienen una o varias personas que sólo se dedican a mirar información sobre las distintas ligas, y hacer ellos mismos un seguimiento directo a clubes y jugadores, no como acabo de hacer yo conectándome a la famosa página de la agencia exclusiva. Esos clubs sabrán desde el principio qué jugador ha causado baja en qué equipo y qué liga, incluso antes de aparecer en el listado de jugadores disponibles. Ésos tendrán ventaja sobre los que dependen de mirar la dichosa paginita. Digo yo ¿no?.

Vamos, que esto cada vez se le llama con más razón "mercado". Se compra y vende carne de jugador de basket al mejor postor. Bueno, pero siempre con una buena comisión de por medio.

En fin, así es como está el parque....