4 mar. 2006

Polaris también gana sin Sellers

72-63. Los locales superaron a Tarragona durante todo el partido pese a no realizar un juego brillante.

Jugar con sólo un extracomunitario no le supuso a Polaris mayor problema. Una vez más, el juego de conjunto y aprovechar los momentos de inspiración de los jugadores acertados fue la receta para que los locales se adjudicaran una victoria que Tarragona no consiguió nunca poner en serio peligro.

Parece que Pedro Fernández puede hacer perfectamente el papel de rotación de calidad que venía realizando Sellers en los pocos minutos que jugaba. En dieciséis minutos anotó diez puntos sin fallo y se peleó en defensa.

En los primeros cinco minutos los hombres de Hussein ya habían logrado una renta de siete puntos (14-7), merced a una buena defensa individual e intentar aprovechar para correr, lo que obligó al técnico visitante, Diego Ocampo, a pedir su primer tiempo muerto.

La ventaja de los locales crecería durante el segundo cuarto, coincidiendo con Sergio Pérez y Fernández en pista. Hasta 15 puntos de ventaja cosecharon los murcianistas en este periodo.

La ausencia por lesión de Berni Álvarez limitó la amenaza exterior de los tarraconenses, lo que animó a Hussein a desplegar una defensa en zona desde el segundo cuarto y mantenerla durante buena parte del partido. Sólo 3 puntos consiguió anotar Tarragona en los primeros cinco minutos de dicho cuarto.

Durante la segunda parte la ventaja de Polaris fue disminuyendo poco a poco gracias a la mejor defensa de los de Ocampo, hasta llegar a una mínima renta de seis puntos a falta de unos minutos para el final.

Ambos equipos dedicaron el final del último cuarto a intercambiar alternativamente canastas y buenas defensas. No debió gustarle a Hussein la permisividad bajo canasta de sus jugadores en los últimos minutos, pues pidió un último tiempo muerto a falta de un minuto para poner las cosas en su sitio.

Dos canastas de Sergio Pérez y un tapón de Bárcenas en esos últimos instantes situaron de nuevo la ventaja local sobre los diez puntos y tranquilizaron un partido en el que Tarragona nunca llegó a inquietar seriamente.

El mejor jugador de los visitantes fue Anthony Evans (16 puntos y 8 rebotes), bien secundado por Nicholson, la estrella del equipo, que no brilló a su nivel en este partido.

La ausencia de Sellers pasó bastante desaperbida, pues la rotación de jugadores mantenía la intensidad y ningún jugador estuvo más de 25 minutos en pista.

El que no se echara de menos a Sellers puede ser un buen argumento para que el club no tenga prisa en fichar y se limite a incorporar a un nuevo jugador sólo en el caso de encontrar a alguien de gran calidad en cualquiera de las posiciones de juego.


Ficha del partido:

Polaris World Murcia (21+22+15+15=72): Triguero (4), Robles (8), Waleskowski (4), Sánchez (12), Sala (3). También jugaron: Brown (5), Larragán (6), Bárcenas (1), Fernández (10), Pérez (19).

CB Tarragona (17+14+17+15=63): Victor (11), Venturini (-), Mesa (5), Guzmán (16), Alba (8). También jugaron: Del Tío (7), Megia (-), Evans (16), Caktas (-).

Incidencias: Árbitros: Morales García-Alcaide y López Martínez. 2.500 espectadores.

Esta crónica también se publica en Encancha.com




1 comentario:

Anónimo dijo...

No pude ver el partido, pero algunos números me parecen muy interesantes. Polaris World utilizó 10 jugadores. El que más, jugó 25 minutos. El que menos, 17. Esto indica una importante rotación de jugadores, lo que permite un mayor ritmo de juego. Y todo eso, como tú dices, sin Sellers. Además, el refuerzo positivo que supone para toda la plantilla el poder participar en el equipo.W.