8 abr. 2006

Polaris gana a Los Barrios con brillo y sufrimiento

Hussein se mantiene invicto en casa

Polaris volvió a mostrar la mejor de sus caras salpicada con algunos momentos no tan brilantes, recordando más al equipo sólido que fue que al dubitativo de los últimos partidos.

Los Barrios no fue un rival fácil. Los visitantes se mostraron como un equipo compacto con jugadores de mucho talento.

No se puede decir lo mismo de los árbitros, mal para ambos conjuntos pero con especial tendencia a señalarle faltas inexistentes a los locales, aunque en la segunda parte trataran de equilibrar las cifras.

De hecho, al ver la actuación arbitral parecía lógico preguntarse si no se estaría decidiendo aquí también, de algún modo, el partido de Inca.

Polaris empezó defendiendo fuerte. Bajo el aro, Triguero por los locales, y Guillén por los visitantes, anotaban con facilidad, mientras que Hughes tenía problemas para encestar.

Brown aprovechó su explisividad y tiro exterior para anotar en los primeros minutos los 8 puntos con los que terminó el partido.

Los barreños se pusieron en zona tras una pequeña ventaja local, lo que trabó el ataque de los de Hussein, que se vió forzado a pedir un tiempo muerto. Sin embargo, Polaris se quedó el resto del cuarto estancado en los 15 puntos y Los Barrios pudo remontar merced a un parcial de 8-0 (15-17).

En el segundo cuarto los locales estuvieron más acertados en el tiro exterior. Dos canastas de Waleskowski y dos triples de Robles y Larragán hicieron parar el partido al entrenador visitante, Quino Salvo.

Guillén, mejor jugador de los visitantes, se aprovechó de que Polaris sin Triguero tenía problemas en el rebote para anotar con más facilidad, y terminó el partido con un total de 22 puntos.

Aunque los visitantes estaban muy acertados en el lanzamiento a canasta Polaris no bajó el nivel defensivo, ni siquiera al ver cómo los árbitros aplicaban criterios distintos en ambas canas y en esa fase del partido les señalaban más del doble de faltas que a su rival (15 para los locales y 6 para los visitantes). Pese a ello, los de Hussein consiguieron llegar al descanso con ventaja (40-35).

En la segunda parte Larragán tomó la iniciativa anotadora y consiguió que la ventaja local se estirara hasta los 10 puntos y se mantuviera gracias al esfuerzo defensivo.

Sin embargo, una técnica a Larragán y las canastas de Guillén y Lane metieron de nuevo a Los Barrios en el partido. Una subluxación en el hombro del base de Polaris, que pese a todo fue el mejor jugador del partido, hizo que Sala, acuciado por las faltas, tuviera que afrontar solo el resto del partido.

En el último cuarto los murcianistas realizaron varias buenas defensas y corrieron el contrataque, lo que volvió a poner los 10 puntos de ventaja en el marcador.

Pero los barrenos son un rival muy duro. Lane y MacCaskill estaban calientes y veían aro con facilidad, con o sin defensores encima.

Durante los minutos clave del último cuarto los de Hussein tuvieron que jugar con Xavi Sánchez en el puesto de base. Pese a la presión en toda la pista que ordenó Salvo, Xavi y el resto del equipo supieron mantener la ventaja cercana a la decena hasta el último minuto, en el que volvió Sala para terminar de aguantar la ventaja en el marcador ante el último apretón visitante.

En la rueda de prensa Hussein se mostró enfadado con la actuación arbitral: “los árbitros no nos han dejado jugar. En el baloncesto no existe la ley de la ventaja”. Pese a los 85 puntos encajados al entrenador canario no le pareció que su equipo defendiera mal pues el equipo rival estuvo acertado, e incluso “Lane ha anotado dos tripes con un defensor pegado. Simplemente el partido ha venido así”.

No hay comentarios: