29 ago. 2006

Fizer el filántropo

Fizer llega precedido de fama de jugador conflictivo. Sin embargo, cuando se revisa su biografía en la página de la NBA destacan algunos datos curiosos, que le acercan más al mundo de la filantropía que al perfil de un broncas.

Participa en diversos proyectos filantrópicos. Desde 2001 es miembro del Bulls’ All-Star Reading Team (Club de lectura de estrellas NBA) y otros proyectos de ayuda a la infancia.

Con los Bulls ha colaborado activamente en sus escuelas de baloncesto y en la apertura de dos centros de lectura y enseñanza. Colaboraba activamente en diversas actividades del equipo de Chicago, todas ellas relacionadas con la filantropía.

Tiene cuatro hijos y está vinculado a proyectos religiosos de la iglesia Baptista.

También es un apasionado del mundo del motor. Su revista favorita es Rot Hod.

¿Un broncas o un filántropo?. Imagino que no es incompatible ser un broncas con hacer de buen samaritano. Se puede tener un genio explosivo en momentos puntuales y realizar buenas acciones contínuamente. Vamos, como el Dr. Jeckyl y Mr. Hyde.

Ya le conoceremos mejor poco a poco.