16 oct. 2007

Balones al americano

Quería dejar pasar un tiempo antes de valorar la castaña de final de partido del Polaris ante el CB Granada. Aún ahora no encuentro manera de no ser muy bestia con la adjetivación a emplear para calificarlo.

No entiendo eso que se llama 'miedo a ganar', me parece una sandez el mero concepto. Pero el hecho es que algunos equipos, o jugadores, en determinados momentos se comportan exactamente como si tuvieran miedo a ganar. Entiendo el miedo a perder, a ninguno nos gusta, pero ¿a ganar?. Es decir, si vas abajo en el marcador vas jodido, es normal que te cueste más pensar con tranquilidad y no precipitarte ni ponerte ansioso. Pero si vas ganando... ¡viva el mundo!, ojalá siempre juegue uno con ventaja, que sufra el otro, no yo.

El caso es que el Polaris, en el partido contra el Granada, a partir del minuto 27 dijo 'basta, hasta aquí hemos llegado' y cambió radicalmente la forma de llevar el encuentro. Desapareció la agresividad y la fluidez y la única consigna fue 'balones a Hunter'. De acuerdo que Hunter parece más capacitado para resolver en una situación límite puntual, pero ni se puede jugar así 13 minutos seguidos ni los recursos ofensivos de Hunter son los de un Fizer.

Se supone que este equipo está hecho para jugar 39 minutos y medio repartiendo protagonismo y, si llegan las cosas justas y hay que decidirlo a un último tiro buscar a Hunter si los demás no tienen un lanzamiento fácil. Pero de ahí a jugar 13 minutos pasando balones a Hunter me parece un disparate. Imagino que fueron instrucciones directas de Hussein, pues todos buscaban claramente a Hunter desde el primer momento de cada ataque y yo, la verdad, no lo entiendo.

Hice hace muchos años mi cursito de entrenador (ahora creo que se llama 'entrenador de nivel 2' o algo así) y no es que lo tenga ni muy fresco ni que aprendiera maravillas por entonces, pero la verdad es que con lo que sé creo que me basto y me sobro para ordenarle a un equipo como el Polaris que se limiten a botar muchos segundos y pasársela a Hunter. Así, sin más. Para eso no creo que me haga falta hacerme el curso de entrenador superior (o como se llame ahora) y entrenar 15 años en la élite. Vamos, fíjense: "A ver, coño, tos los balones a Hunter, ¡pijo!". ¿Ven qué fácil?, y hasta con un toque murciano y todo.

Que lo mismo yo ví otro partido, pero va a ser que no, que Hussein se conformó con ese único recurso en ataque y a su vez los jugadores pensaron que no hacía falta defender duro con una renta de 15. No sé contra quién pensaban que jugaban para despreciar de esa manera al rival.

En fin, espero que mañana todo haya sido un espejismo, un mal sueño y que ocurra, como dice Chiquito de la Calzada, que 'una mala tarde la tiene cualquiera', y contra Unicaja no tiren el partido ni con 15 arriba ni con 15 abajo.