28 oct. 2007

El Polaris pone a prueba nueve meses de imbatibilidad local del Gran Canaria

Hussein busca encontrar el rol exacto de cada jugador mientras su equipo sigue con problemas para ganar fuera de casa
Gran Canaria Grupo Dunas: Norris (13), Guerra (11), Moran (20), David (9), Savané (7)
Banquillo: Massie (4), Pérez (14), Freeland (19), English (23), Baldo (25) y Fernández (34)
Entrenador: Salva Maldonado

Polaris: Thomas (13), Hunter (9), Opacak (55), Fajardo (12), Triguero (5).
Banquillo: Gavel (4), Robles (6), Marco (8), Risacher (10), Kammerichs (15), García (14) y Reiner (25).
Entrenador: Manuel Hussein
Árbitros: Pérez Pizarro, Bultó y Munar
Pabellón Centro Insular de Deportes (13.00 h. hora peninsular)
Al Centro Insular de Deportes de Gran Canaria se le conoce también como ‘la Roca’ por lo duro que resulta a los rivales salir de allí con una victoria en el bolsillo. El Polaris de Manolo Hussein intentará romper esta mañana (13.00 h. horario peninsular) la racha de nueve meses consecutivos sin que nadie logre ganar en esta pista. No parece misión fácil pues, además, la victoria fuera de casa sigue siendo la asignatura pendiente del equipo murciano.

Los dos conjuntos llegan a este encuentro con un balance de dos victorias y dos derrotas, aunque con pequeños problemas de lesiones. Víctor Baldo será duda hasta el último momento en Gran Canaria, pues sufre una lesión muscular en el gemelo de su pierna izquierda. En el conjunto murciano las preocupaciones de la semana se han centrado en un pequeño esguince de tobillo de Marco y unos problemas en la rodilla de Triguero, aunque los dos podrán jugar.

La principal diferencia entre los dos rivales de hoy está en la asunción de roles. El Gran Canaria tiene como principal activo el mantener casi la misma plantilla y ser un bloque compacto desde el principio. Todos los jugadores tienen claro su rol y el acoplamiento es perfecto. El Polaris aún busca su identidad tras cambiar media plantilla y conformar un grupo en el que es difícil decidir a priori los candidatos a asumir los roles principales. Hussein ha rotado mucho a sus jugadores buscando la mejor combinación y la asunción de jerarquías. Frente al MMT Estudiantes pareció vislumbrarse un paso al frente de Thomas, Risacher, Fajardo y Reiner, quienes hoy deberán empezar a confirmar que merecen mayor protagonismo y, por tanto, más minutos en pista. La consecuencia sería que Marco, Opacak y Kammerichs perdieran protagonismo,aunque aún podrán esgrimir sus argumentos en la pista.

Los murcianos podrían tener ventaja en sus hombres más altos, pues el equipo de Maldonado adolece de centímetros en la posición de ‘5’
Si la conjunción y defensa del Gran Canaria es su principal ventaja sobre el Polaris, los murcianos podrían dominar con sus hombres más altos, pues el equipo de Maldonado adolece de centímetros en la posición de ‘5’, donde Triguero y Reiner deberían hacer daño en el rebote ofensivo y el uno contra uno bajo el aro. Maldonado podría intentar compensar esa inferioridad jugando muchos minutos en zona para proteger el rebote y a sus hombres altos. No deberán confiarse los polaristas, pues pese a su carencia de centímetros tanto Savané como David están haciendo un gran inicio de temporada.

Este partido será especial para más de uno, pues Hunter jugó en el Gran Canaria en la pasada campaña y Hussein tuvo en el Centro Insular de Deportes su segunda casa durante muchos años. También en las filas grancanarias hay un buen conocido de la afición murciana, pues Sergio Pérez Anagnostou ya jugó hace un par de campañas a las órdenes de Hussein en Murcia.

No será fácil para el Polaris conseguir la gesta de romper los nueve meses de victorias locales del Gran Canaria, pero las rachas siempre se rompen y ambos equipos son, a priori, de un nivel similar. El salto de confianza que aportaría a los de Hussein una victoria en la isla sería una garantía para afrontar con calma las próximas jornadas del calendario.

Gran Canaria, el eterno ‘tapado’ de la liga
LAS CLAVES:
Aprovechar la altura de Triguero y Reiner. Los pívots Savané, David y Massie tienen mucha calidad pero sufrirán ante jugadores muy altos como Triguero y Reiner, quienes deberían insistir en el poste bajo para hacer daño en el rebote y juego de uno contra uno.

No dejarse intimidar por el ambiente.
El Centro Insular de Deportes lleva nueve meses imbatido. La afición insular lleva en volandas a su equipo y presiona al rival y los árbitros. Los de Hussein no deberían dejarse intimidar por ese ambiente.

Asumir roles. El Polaris aún está buscando su personalidad en el juego y los jugadores que han de asumir la responsabilidad en cada momento. Frente al MMT Estudiantes varios jugadores se reivindicaron y hoy deberían confirmar su mejoría.
Cada año sorprende el Gran Canaria logrando resultados que superan las espectativas iniciales que le atribuían, finalizando en puestos que dan acceso a disputar la Copa del Rey o Play Off por el título. Buena parte de su mérito estriba en fichar cada temporada a jugadores desconocidos para el gran público que terminan rindiendo a gran nivel. El artífice de esos fichajes era Berdi Pérez, considerado el mejor detector de talentos de la ACB y ahora en las filas de Unicaja de Málaga. Habrá que ver el rendimiento de los fichajes futuros de este equipo para valorar en su justa medida el trabajo realizado por Pérez durante estos años.

Defensa, conjunción, modestia y solidaridad serían los adjetivos que mejor describen el potencial de este equipo, que parte de un plantilla con sólo dos cambios desde la temporada pasada. English, escolta canadiense procendete del Partizán, y Massie, pívot que la pasada campaña defendió la camiseta del Palma Aqua Mágica en la LEB, suplen las bajas del ahora polarista Hunter y del pívot Vroman, actualmente en el Akasvayu Girona. El resto de la plantilla permanece intacto, pero con un año más de experiencia y conocimiento mutuo. Ello les permite realizar una defensa con muy pocas fisuras, que se crece con el apoyo de su público en el Centro Insular.

El pívot Savané, pese a su baja estatura (apenas 2,01 m.), se faja con solvencia con rivales más grandes que él y está realizando un gran inicio de temporada, promedianto 13,5 puntos y 6 rebotes para lograr una valoración media de 17, bien secundado bajo tableros por el veterano Kornel David, aunque el ex del TAU aún no ha afinado su tiro exterior (ha fallado los nueve lanzamientos de tres puntos que ha intentado hasta ahora) asumiendo menos protagonismo Massie y Baldo en la rotación interior. En el perímetro Roberto Guerra es un clásico de este equipo, aportando buena actitud y una gran defensa. English es el jugador referencia del perímetro grancanario (13 puntos por partido). Moran, aunque con menos protagonismo que el escolta canadiense, está siendo el jugador más peligroso del perímetro, pues lleva anotados seis de los ocho triples intentados. El ex polarista Sergio Pérez completa las rotaciones en las alas.

En el puesto de base Maldonado reparte los minutos entre el veterano Norris y el prometedor Mario Fernández, uno de los jugadores revelación de la pasada campaña ACB, lo que le valió el pasado verano acudir como invitado a la concentración de la selección nacional de Pepu Hernández.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Bueno, sigo con interés tu blog y casi siempre comparto tus comentarios sobre las situaciones de nuestro baloncesto.
Quiero darte mi opinión sobre las últimas cosas que has escrito y que creo, pueden ser interesantes.
Sobre el tema de las rotaciones y los papeles de cada uno en el PW, parece muy claro desde fuera que este tema no está bien gestionado. Hussein trata, con poco éxito por cierto, de dar un protagonismo a mucha gente y a muchos jugadores y está claro que eso, a este tipo de jugadores, no les lleva por el camino adecuado.
Si se quieren tener a 11 o 12 contentos e implicados lo que normalmente se consigue es tener a 11 0 12 cabreados. Nadie sabe cual es exactamente su rol y eso se paga en los momentos precisos.

Solo Hunter tiene claro cual es su papel, el resto son flor de un día o de una situación, y eso solo conlleva ruina total. Un ejemplo claro es la apuesta de Gavel, la temporada pasada como base. Ahora resulta que no juega en esa posición y se trata de hacerlo jugar de 2 tirador cuando sería mucho más fácil tomar otras direcciones. Esto hace que cuando Thomas, cosa que ocurre con frecuencia desgraciadamente, juega JA Marco, joven y murciano además, pero la pregunta es: ¿Donde está Gavel en ese momento? La respuesta es sencilla, en el banco esperando a que Hunter falle muchas para jugar de dos tirador. Inexplicable.
Asi se podrían ver más cosas, como la presencia de un jugador como Reiner, jugador de equipo y de trabajo desde su etapa en la NCAA, que es muy dificil que sume jugando esporadicamente, cuando ha jugado con regularidad, frente al Estudiantes por ejemplo, trabajo limpio y aseado.
De estas un montón.
Es difícil, muy difícil, la gestión de una plantilla como esta. Donde hay 3 bases, 2 escoltas (uno de ellos, Robles, lesionado o que no juega porque el mister no quiere), un mogollón de aleros altos(Risacher, Opacak, Kammerich), dos alapivots (uno no cuenta por ahora, Oscar García) y dos pivots pivots (Triguero y Reiner). Que lujo 12 jugadores.
Bueno ya está bien de rollos.
ANALISTA.