23 oct. 2007

Hussein y las rotaciones democráticas


En La Opinión de este lunes el maestro Pepe Ochoa se alegraba de que al fin Hussein se bajara del burro de las rotaciones democráticas y asumiera que en un equipo debe haber roles y que los que tienen los galones han de jugar más que los otros. Básicamente ese sería el resumen de una de las ideas principales del texto del bueno de Ochoa.

Sin embargo, discrepo en la esencia misma del concepto. Aunque Hussein sí que dio más minutos a unos que a otros no coincido en la idea de que fuera por una bajada de burro. Creo que, simplemente, Hussein hizo una buena gestión de su plantilla para aprovechar las buenas rachas de sus jugadores. El entrenador del Polaris supo ver, esta vez sí, quién estaba jugando mejor durante ese partido, e hizo lo posible para que el jugador que estaba bien jugara los máximos minutos posibles y dejar en el banquillo el mayor tiempo posible a quien no estaba tan fino.

Creo que todos los entrenadores intentan eso, que jueguen los mejores. Si un entrenador tiene cinco jugadores claramente mejores que otros cinco de banquillo hará lo posible porque los cinco mejores jueguen todo el tiempo posible, sentándolos únicamente el tiempo imprescindible para que tomen aire y no bajen el rendimiento. Sería de tontos, o bien de un grupo de amiguetes, procurar hacer las rotaciones a partes iguales cuando no todos pueden aportar lo mismo.

¿O es que alguien duda que estando fino Rudy Aíto le sentaría en algún momento si tuviera la garantía de que el jugador ni se iba a cansar ni se iba a lesionar?
Y me dirán vds. que los jugadores de Aíto, e incluso los de Joan Plaza, se reparten los minutos mucho más que los de los demás equipos. Es verdad, pero eso no quiere decir que Aíto o Plaza lo hagan para no disgustar a nadie y ser más demócratas que nadie. No. El Real Madrid y el DKV juegan con un ritmo altísimo y tienen un banquillo bastante bueno. Así, jugando a tope, a ese ritmo bestial, o se empieza a rotar a los jugadores como máximo a los siete minutos o al final de partido hay algún cadaver en la pista. ¿O es que alguien duda que estando fino Rudy Aíto le sentaría en algún momento si tuviera la garantía de que el jugador ni se iba a cansar ni se iba a lesionar?. No, yo no lo sentaría, salvo que en el banquillo tuviera a Navarro, Ginobili y Wade, claro.

La idea clave es que jugando a 1000 por hora todo el partido rinde más un Laviña fresco que un Rudy tras 30 minutos seguidos jugados a tope y sin descanso.

Volviendo al Polaris, cuando se perfila que no hay diferencias significativas de calidad entre titulares y reservas y que la plantilla tiene mucho potencial defensivo parece lógico jugársela a defender a muerte todo el partido y meter un ritmo muy grande. Y así parecía que iban a ser las cosas en pretemporada y los primeros partidos de liga. Y es que de ser así, y por pura necesidad, todos han de jugar bastantes minutos, simplemente procurando alargar ligeramente las estancias en pista de los jugadores que en cada momento estén puntualmente más inspirados y acortando ligeramente las de los que están menos finos.

Otra cosa es que el equipo no esté jugando a un ritmo tremendo y que unos jugadores estén más finos que otros. Ante esa tesitura lo lógico es alargar mucho las estancias en la cancha de los que están mejor, que es lo que creo que hizo Hussein, quien en partidos anteriores parecía hacer las rotaciones mirando a la calculadora y el reloj en lugar de a la pista, y cada X tiempo, cuando tocaba, se hacía el cambio estuviera como estuviera el jugador que entraba y el que salía.

Pero este domingo no fue así. Los dos jugadores del quinteto inicial que estaban finos, Fajardo y Thomas, estuvieron en pista el máximo tiempo posible (unos 34 minutos cada uno)
Pero este domingo no fue así. Los dos jugadores del quinteto inicial que estaban finos, Fajardo y Thomas, estuvieron en pista el máximo tiempo posible (unos 34 minutos cada uno). Triguero no estaba fino, pero sí lo estuvo Reiner al salir en su puesto, con lo que Reiner jugó más de lo 'presupuestado'. Hunter empezó mal y Gavel salió a tope, con lo que Hunter pasa un buen rato en el banco y Gavel juega todo el resto de partido. Opacak tampoco estaba bien, sale Risacher y está muy fino en ataque, pues se le aguanta en pista hasta que revienta. Vuelve Hunter, y esta vez sí que está bien, sobre todo como secante de Jasen, pues sigue jugando todo el resto de partido.

Y oiga vd., que lo mismo Ochoa y yo hablamos de lo mismo, pero para mí lo del partido del Estu sí que fueron rotaciones, pero no hechas por capricho ni por complacer a todos, sino porque en este partido estuvo bien claro quién debía jugar el máximo posible, hasta que el cuerpo le aguantara. Otra cosa sería darle una vuelta de tuerca a la defensa, hacerla presionante a todo el campo y procurar correr mucho durante todo el partido. A ver así cómo se iban a marcar Thomas y Fajardo 34 minutos en pista sin bajar el ritmo y sin morir de parada cardiaca.

Lo ideal es que el entrenador tenga que repartir casi por igual los minutos porque todos los jugadores rinden, todos defienden, todos atacan y no haya manera de determinar quién es mejor o está mejor que los demás. Pero en la práctica eso ocurre muy poco. Bullock y Rudy serán los que más minutos juguen en su equipo, aunque hablemos de 26 minutos.

No hay comentarios: