3 oct. 2007

Polaris 2007/08. Un equipo sólido

La defensa colectiva, la polivalencia y el equilibrio en todos los puestos serán los rasgos distintivos del Polaris 2007/08, que sólo ha perdido dos de los partidos de pretemporada.

La liga ACB 2007/08 empieza el próximo fin de semana. Atrás queda la pretemporada, durante la que el Polaris se ha mostrado como un equipo muy sólido, basado en el juego colectivo, que cimenta su juego ofensivo desde la defensa y donde no hay grandes figuras. Todos los jugadores defienden a gran nivel y todos son capaces de ofrecer cosas interesantes en ataque. El hecho de que el protagonismo ofensivo y defensivo esté tan repartido es el principal activo de este equipo, pero de ello deriva también su principal duda, pues no hay ningún jugador llamado a ser el referente indiscutible en ataque cuando los partidos estén calientes. No obstante, parece que Hunter es el más predispuesto a jugarse esa última bola de partido.

Gavel está jugando tanto de base como de escolta. Kammerics lo hace de ‘4’, pero puede jugar perfectamente de ‘3’. Fajardo se desenvuelve con soltura tanto de ‘4’ como de ‘5’
Siete son los partidos disputados por el Polaris en la pretemporada. Cinco de ellos los ha ganado y dos han sido las derrotas encajadas, una contra el ADM Molina, en el primer test disputado en los primeros días de septiembre, y la otra contra el Pamesa Valencia por tan sólo un punto. Los resultados son alentadores, el juego también lo es ya, e incluso no se echa de menos a los dos jugadores que aún se recuperan de sus lesiones: Robles, que empieza a coger ritmo tras su fractura de tobillo de la pasada campaña, y el norteamericano Reiner, quien acumuló varias pequeñas lesiones que le han impedido coger ritmo de competición y mostrar sus posibilidades reales.

Incógnitas

La de Reiner es una de las pocas incógnitas de esta plantilla. El norteamericano llegó con el rol de jugador de equipo: fuerte, luchador, defensor, reboteador y capaz de hacer cierto daño en ataque. Sin embargo, aún no ha demostrado esas dotes en los minutos que ha disputado, menos que el resto de compañeros, pues se incorporó más tarde a los entrenamientos a pleno ritmo. Menos dudas hay con el caso de Robles, aún falto de ritmo, pues el escolta ha demostrado de sobra sus posibilidades en la ACB y sólo es cuestión de tiempo que recupere su nivel tras su larga convalecencia.

Otra incógnita pasa por saber cómo se disputarán los últimos instantes de partido cuando el marcado esté apretado. La pasada campaña el referente claro era Fizer cuando no estaba lesionado, y Myers en menor medida. Mirado con ojo pesimista, esta plantilla no cuenta con ningún superclase ofensivo, aunque una visión optimista apunta a que prácticamente cualquiera de los jugadores que esté en pista tendrá recursos suficientes para realizar el último lanzamiento. En cualquier caso, una posible falta de garantías para los últimos segundos debería compensarse con el mayor potencial del equipo durante todo el partido.

Minutos repartidos

En la campaña 2007/08 en ACB el objetivo debería ser lograr la permaencia sin apuros y soñar con una buena racha final que permitiera ilusiones mayores
Los minutos van a estar muy repartidos esta temporada. La configuración de la plantilla actual, sin figuras pero con muchos jugadores de calidad y de alto compromiso defensivo, permitirá a Hussein plantear una defensa intensa durante todo el partido, incorporando al repertorio defensivo incluso la presión en toda la pista durante muchos minutos. Que los jugadores de banquillo tengan una calidad similar a los de pista permitirá realizar muchas rotaciones sin que se resienta la intensidad.

Confianza

Una defensa sólida como la del Polaris inspira confianza al ataque. Igual ocurre con el hecho de que todos los jugadores puedan participar en el ataque, nadie se siente excluído, todos se implican. Y ello complica al rival realizar una buena defensa, al no poder descuidar a ninguno de los jugadores ni centrarse en nadie en particular.

Polivalencia

Son varios los jugadores que pueden jugar en más de una posición, ello permitirá muchas variantes tácticas en ambos lados de la pista. Gavel está jugando tanto de base como de escolta, en parte para suplir la lesión de Robles. Kammerics está jugando de ‘4’, pero puede jugar perfectamente de ‘3’. Fajardo se desenvuelve perfectamente tanto de ‘4’ como de ‘5’. Incluso Juanjo Triguero, que es pívot nato, ya disputó muchos minutos de falso ‘4’ en la pasada campaña. Incluso Chris Thomas ha mostrado en momentos puntuales que puede pasar a jugar de escolta y aprovechar su facilidad anotadora. Todas esas combinaciones hacen que se amplie el espectro de recursos ofensivos y defensivos del conjunto murciano.

Buenos fichajes

Kammerics, Fajardo y Hunter son grandes jugadores y perfectamente contrastados en la liga ACB. Una garantía indudable. Pero existía cierta incertidumbre antes de ver en acción a algunos de los fichajes de la presente temporada, pues jugadores como Thomas, Reiner y Opakac eran perfectos desconocidos para el gran público y no estaba claro el nivel que podía ofrecer el internacional junior J. A. Marco jugando baloncesto profesional. Sólo Reiner aún no ha mostrado el rendimiento que se espera de un jugador ACB, pero en su caso hay que darle un margen de mejora por sus lesiones.

Hussein podrá plantear una defensa intensa durante todo el partido, incorporando al repertorio defensivo incluso la presión en toda la pista durante muchos minutos
Chris Thomas ha mostrado ser un buen base. Sabe dirigir, tiene buen tiro y defiende con solvencia.

Opakac es un tres muy completo. Sin ser una estrella es capaz de defender fuerte, rebotear, penetrar o tirar de ‘3’ a buen nivel.

Reiner apenas ha mostrado sus cualidades, pero se le ven maneras de buen defensor y reboteador, pudiendo anotar también si recibe buenos balones bajo el aro o lanzando a unos metros de canasta.

El joven base de Abanilla, José Antonio Marco, ha sido siempre el relevo de Ricky Rubio en la selección nacional, tanto en cadete como en junior, lo que ha limitado siempre su rol dentro de ese equipo, aunque su punto fuerte ha sido la dirección de equipo. Ésa ha sido precisamente la faceta de su juego que le está abriendo un hueco en el primer equipo, y lo que hace presagiar que su papel no será meramente testimonial esta temporada. Su facilidad para leer el juego puede ser la llave para abrir las fuertes defensas que imperan en ACB. También es capaz de defender con intensidad aunque si limitado físico le coloca en inferioridad ante bases altos y fuertes. Su punto más débil es el tiro de tres, aunque puede penetrar y hacer ‘bombas’ con facilidad.

Pero para algunos el mejor ‘fichaje’ de todos ha sido Risacher. Tras las especulaciones veraniegas sobre su continuidad y las buenas sensaciones mostradas por Opacak, con quien se repartirá los minutos en el puesto de ‘3’, parece que, con el descanso adecuado, el alero francés podrá rendir al altísimo nivel que ofreció durante la primera mitad de la temporada pasada.

El resto de jugadores, los que siguen, es de esperar que rindan aún a mayor nivel que la pasada campaña, merced al año más de experiencia acumulada en este equipo.

Si lo visto en pretemporada hace honor a lo que habrá de ser el Polaris de la campaña 2007/08 en ACB el objetivo debería ser lograr la permaencia sin apuros y soñar con una buena racha final que permitiera ilusiones mayores.

No hay comentarios: