20 oct. 2007

Un Polaris en entredicho recibe al MMT Estudiantes

Con la única duda de Fajardo el Polaris intentará mejorar ante el conjunto estudiantil la mala imagen de la última semana
Polaris: Thomas (13), Hunter (9), Opacak (55), Kammerichs (15), Triguero (5).
Banquillo: Gavel (4), Robles (6), Marco (8), Risacher (10), Fajardo (12), García (14), Reiner (25).
Entrenador: Manuel Hussein
MMT Estudiantes: Martínez (20), Lorbek (18), Jasen (14), Pietrus (11), Lewis (22)
Banquillo: Clark (4), Sánchez (8), Urtasun (10), Suárez (15), Young (21), Torres (31), Beirán (33).
Entrenador: Mariano de Pablos
Árbitros: Amorós, Araña y Jiménez

Al Polaris World Murcia que recibe esta mañana (12:30 h.) al MMT Estudiantes le han sentado mal las dos derrotas consecutivas en tierras andaluzas contra CB Granada y Unicaja. Lo que en pretemporada parecía un equipo sólido, versátil y con amplitud de recursos para resolver partidos parece haberse vuelto de la noche a la mañana en un equipo torpe, endeble y falto de ideas. La liga ACB no ha hecho más que empezar, pero resulta preocupante la mala imagen dada por el equipo de Hussein en buena parte de este inicio de temporada.

Con la única duda de Fajardo, quien se golpeó un riñón antes del partido contra Unicaja y ha entrenado a menor ritmo, el Polaris llega en buen estado físico al partido de hoy. Lo que no está tan claro es que su moral esté intacta tras regalar el partido al CB Granada y rozar el ridículo frente a Unicaja.

Tanto el Polaris como el MMT Estudiantes han iniciado la temporada con incertidumbre respecto a su verdadero potencial. Los jugadores estudiantiles tienen un gran futuro por delante, pero su presente parece tener su punto flaco en la falta de experiencia de buena parte de ellos.

No está claro que la moral del Polaris esté intacta tras regalar el partido al CB Granada y rozar el ridículo frente a Unicaja
Revisando la actuación del equipo como tal y la de los jugadores de forma individual la irregularidad ha sido la nota domintante hasta ahora en el Polaris. Sólo Triguero ha mostrado un buen nivel y regularidad. El resto ha jugado con altibajos. Hunter ha pasado de perfilarse como el referente del equipo a no anotar siquiera en Málaga. Thomas empezó la temporada muy descentrado, aunque recuperó el acierto en el último partido. Kammerichs ha brillado siempre en defensa y rebote, pero se muestra irregular en ataque. Opacak ha mostrado cierta continuidad en varias parcelas del juego, en la línea modesta en la que se esperaba que ayudara al equipo. Fajardo no jugó frente a Unicaja por lesión, pero su nivel está siendo muy bajo, similar a lo ocurrido con Risacher, quien atisbó cierta mejora contra su ex equipo. Tal vez la sorpresa positiva la ofrece el joven Marco. El base de Abanilla, fichado inicialmente como proyecto a medio plazo, se ha destapado ya mismo como un gran director de juego, hasta el punto de que resulta patente que los mejores minutos del Polaris suelen coincidir con su presencia en pista. Gavel también ha estado irregular, firmando un gran encuentro en el debut liguero y apagándose después. Hay que esperar aún para hacer un juicio de valor sobre Reiner y Robles, en fase de recuperación de sus lesiones, mientras que Oscar García apenas ha jugado.

Tampoco Hussein parece demasiado inspirado en su toma de decisiones en el inicio liguero. Cuando el equipo se atasca el técnico polarista tiene problemas para encontrar soluciones. Frente a Granada el principal recurso en el final de partido fue simplemente pasar balones a Hunter. Tampoco las rotaciones dan la sensación de rentabilizar el grado de inspiración de los jugadores en cada momento de partido. Nadie conoce al equipo como el técnico grancanario, pero desde fuera algunas de sus decisiones parecen un tanto erráticas.

Para ganar al MMT Estudiantes esta mañana será preciso que el conjunto murciano defienda mejor de lo que lo hizo contra el Unicaja, equipo que rompió el choque en apenas unos minutos con un aplastante 11-0 inicial. El buen comienzo liguero de Juanjo Triguero y la escasez de pívots altos con experiencia en el equipo madrileño podría facilitar que el Polaris busque ventajas en el juego bajo tableros. Deberán estar también muy atentos los polaristas a no dejarse desbordar por el alto ritmo de juego que suele imponer el MMT Estudiantes a ambos lados de la pista de juego.

La incertidumbre sobre cuál de sus caras mostrará el Polaris vuelve a ser la clave del encuentro de hoy en que, eso es seguro, el MMT Estudiantes no regalará el partido. Los siguientes encuentros no serán precisamente una perita en dulce: una salida contra el Gran Canaria y contra Akasvayu en casa, con lo que una victoria frente al MMT Estudiantes resultaría balsámica ante ese complicado calendario.



MMT Estudiantes, juventud y ritmo de juego

CLAVES:
Controlar el alto ritmo estudiantil. El Polaris pagó caro intentar jugar al ritmo de Unicaja. MMT Estudiantes también juega a un alto ritmo, y los de Hussein deberán intentar frenarlo para tener opciones.
La defensa individual como centro del juego. La defensa individual es el principal fundamento para ganar partidos si no se pose un ataque excepcional, y el Polaris no está defendiendo el uno contra uno con la intensidad necesaria.
Recuperar la identidad de equipo. Los de Hussein parecen haber perder el rumbo durante buena parte de los partidos. Deberá jugar conjuntado y teniendo claro qué quiere hacer en cada momento si quiere ganar partidos.
El rival de hoy del Polaris se caracteriza por dar mucho protagonismo a sus jugadores jóvenes, como casi siempre hizo en su dilatada historia. Su entrenador, Mariano de Pablos, con 31 años de edad es el entrenador más joven de la ACB. Clark (19), Lorbek (22), Urtasun (23), Suárez (21), Torres (20) y Beirán (20), ninguno de ellos supera los 23 años. Tal vez para compensar tanta juventud el equipo estudiantil se ha hecho esta temporada con los servicios de Larry Lewis, un fantástico jugador ya en la frontera de la cuarentena (38 años cumplirá el mes que viene). Tal vez sea la de la juventud un arma de doble filo para el equipo madrileño, pues la energía y empuje de sus bisoños jugadores podría no verse compensada en suficiente grado con la experiencia y temple que han de dar los jugadores veteranos. De momento, el Estudiantes ha empezado la temporada de forma discreta, ganando sólo uno de los tres encuentros disputados hasta ahora.

El principal referente estudiantil incorporado esta campaña es el veterano Lewis, un jugador de excepcional categoría jugando de espaldas y de cara al aro, capaz de anotar desde cualquier lugar con extraordinaria facilidad, aunque ya en el declive de su carrera. Su complemento en la pintura es otra de las incorporaciones de esta temporada, Michael Pietrus, un especialista en el rebote y la defensa. El ex jugador del DKV Joventud, Jesse Young, junto con los jóvenes Clark y Torres completan las rotaciones interiores. Uno de los problemas del juego en la pintura del MMT Estudiantes es la falta de un pívot grande y dominador, ya que tanto Torres (2,11 m.) como Clark (2,12 m.) aún participan poco en las rotaciones. La falta de altura de los pívots estudiantiles es también su principal arma: rapidez, movilidad y amenaza interior y exterior.

El principal puntal exterior de los estudiantiles es el alero ‘Pancho’ Jasen, todo un clásico en el Estudiantes y entre los más valorados en la ACB, quien comparte minutos con Carlos Suárez, un joven que prometía ser el sucesor de Carlos Jiménez en el puesto de alero alto, pero que no termina de explotar. Urtasun, Beirán y Lorbek son tres grandes tiradores exteriores en el puesto de escolta. Como bases Mariano de Pablos cuenta con dos grandes jugadores. El veterano Gonzalo Martínez es uno de los mejores directores de juego de la ACB, mientras que Sergio Sánchez tiene gran facilidad para correr, penetrar y anotar.

Estudiantes es un equipo que nunca tira un partido antes de tiempo. Su defensa suele ser muy sólida y su ataque muy rápido, lo que propicia un alto ritmo de partido, contexto en el que se desenvuelve muy bien el equipo madrileño, sacando provecho siempre del caos aparente.

Sus jugadores jóvenes van a ser cada vez mejores jugadores, pero tal vez los veteranos fichados esta temporada no den el salto de calidad necesario para arropar bien a los jóvenes. Sólo ‘Pancho’ Jasen se perfila como el jugador capaz de tirar del carro en este equipo, pues pese a su calidad, Lewis es un jugador ya en declive, y ni Pietrus ni Young son jugadores válidos como referencia de este equipo.