25 de mar. de 2007

Hussein: “Tenemos que estar preparados para sufrir”

Semblante serio el de Hussein durante su comparecencia en la rueda de prensa. Intentaba transmitir tranquilidad y alejar fantasmas sobre el rendimiento del equipo pero son ya cuatro las derrotas consecutivas, jugando bien en unos casos y mal en otros, pero perdiendo. Hoy tocó un buen partido, aunque volvió a salir cruz. “Ha sido un partido parecido al de Akasvayu pero con otros problemas. Por un lado nos ha costado defender a sus aleros en el poste bajo y Jasen nos ha hecho mucho daño, y por otro tuvimos problemas en algunos momentos para meter desde fuera aún teniendo tiros claros. Cuando hemos perdido la ventaja nos ha faltado alguna referencia anotadora”, sintetizó el entrenador polarista.

El entrenador no puede decirle nada al jugador cuando tira con buena posición y falla
El entrenador canarión hizo alusión a los equipos que vienen apretando desde abajo (Grupo Capitol Valladolid ganó a Etosa Alicante y abandonó los puestos de descenso) y volvió a pedir serenidad. “Si nos fijamos en los de abajo tendremos una tensión excesiva. Tenemos que estar preparados para sufrir. Aún tenemos una victoria de diferencia. Debemos levantarnos e ir más allá del resultado”, advirtió Hussein.

No considera Hussein que su equipo tuviera excesivos problemas de cansancio pero no descarta que el desacierto anotador del último tramo de partido hiciera mella en las piernas de los jugadores. “Kevin ha llegado algo justo de fuerzas al final, pues ha tenido que hacer un gran esfuerzo, y tal vez Risacher un poco también, pero nos ha sido difícil rotarle pues ellos jugaban mucho para aleros altos al poste bajo. Al final llegamos más tocados pero anímicamente, pues no hemos metido los tiros claros del final y eso afecta a la cabeza”, reconoció el grancanario.

Tampoco le parece justo al entrenador del Polaris hablar de crisis, sino de mala racha, pues no ve demasiado mal el juego de su equipo. “Yo no pongo calificativos a las cosas. Hablar de crisis sería apropiado si jugáramos rematadamente mal. Llevamos mala racha, son cuatro resultados negativos, pero ahora tenemos que concentrarnos en el próximo partido, en ganar fuera de casa, que es nuestra asignatura pendiente. Yo tengo la misma serenidad si ganamos o perdemos. Hoy lo que hemos tenido es desacierto, con buenos y malos momentos. El entrenador no puede decirle nada al jugador cuando tira con buena posición y falla”.

Tras usar a Gavel y Dragic en la dirección de juego el entrenador del Polaris decidió jugarse los últimos tres minutos con el griego Vetoulas en pista. Dragic no lo había hecho mal en la segunda parte pero para el último tramo de partido lo que buscaba era “algo más de dirección, pues no teníamos clara la finalización de las jugadas”, concluyó Hussein.

De Pablos: “El cambio está en la cabeza de los jugadores”

El jovencísimo entrenador estudiantil (31 años) compareció en la rueda de prensa tratando de contener su expresividad. Se mostró prudente en sus declaraciones, e incluso algo receloso a la hora de tratar con la prensa, pese a ser él mismo también periodista además de entrenador. “El partido ha venido condicionado por el primer cuarto. Sabíamos que el Polaris empezaría con ritmo, pero no estábamos metidos. A partir de ahí nos ha tocado remar. La ambición de la segunda parte nos permite seguir con aspiraciones, aunque hay que mejorar cosas”, valoró De Pablos.

El flamante entrenador del Estudiantes no quiere ni oir hablar de su posible influencia en la fantástica racha de nueve victorias en los nueve partidos dirigidos por él tras la destitución de Pedro Martínez, del que era ayudante. “No quiero hablar de rachas. Yo voy partido a partido. Además eso se usa de manera muy injusta. Cuando estaba Pedro (Martínez) aquí sólo se contaban los partidos de ACB para hablar de rachas y lo de Europa no contaba. Cada entrenador tiene su manera de ver el baloncesto y yo tengo la mía. Cuando hay un cambio de entrenador se empieza con recelo, las cabezas se limpian un poco pese a que el entrenador no haga mucho, si conseguimos victorias el estado de ánimo mejora. Cuando vas en dinámica ganadora te ves capaz de superar cualquier cosa. Lo que ha cambiado es la cabeza de los jugadores”, sentenció De Pablos.

Al Polaris le faltó chispa al final

83 Polaris - MMT Estudiantes 85

83 - Polaris World CB Murcia (31+17+18+17): Gavel (9), Robles (8), Risacher (19), Triguero (3) y Thompson (19) -cinco inicial-, Dragic (5), Myers (9), Vetoulas (2), Óscar García (9) y Brown (0).

85 - MMT Estudiantes (20+19+21+25): Sergio Sánchez (10), Garnett (2), Jasen (25), Caio Torres (4) y McDonald (10) -cinco inicial-, Iturbe (5), Gonzalo Martínez (7), Nikolic (2), Mendiburu (11) y Suárez (9).
El MMT Estudiantes tardó 34 minutos en ponerse por delante por primera vez en el marcador. No le dio facilidades el Polaris, que empezó el partido firmando un primer cuarto pleno de acierto, lo que forzó a los de De Pablos a remar contracorriente todo el partido, aunque la ambición de sus jugadores consiguió doblegar a un buen Polaris en el tramo final de partido.

Jasen fue el principal verdugo del Polaris durante todo el partido. Su facilidad para penetrar y jugar al poste bajo mantuvo a su equipo en el partido cuando su contrincante estaba haciendo sus mejores minutos de juego. Por parte del Polaris eran Risacher y Thompson los que tiraban de su equipo para conseguir rentas cercanas a los 15 puntos en la primera parte.

Una buena defensa del MMT Estudiantes en la segunda mitad se lo puso muy difícil al equipo de Hussein, y le permitió a los madrileños recortar la ventaja cedida e igualar el partido, jugándose muchos balones al poste bajo, unas veces para Jasen y otras para Carlos Suárez, aprovechando que sólo Risacher podía defender con garantías a un alero alto cerca del aro.

En los últimos minutos dejaron de entrarle al Polaris algunos tiros exteriores fáciles, lo que terminó pesando en sus piernas y su confianza, perdiendo un punto de chispa en el tramo final, sólo un poco, pero lo justo para que la balanza se inclinara lo suficiente del lado estudiantil como para que los del Estu se llevaran la victoria, la novena consecutiva de De Pablos desde que se hiciera cargo del equipo, aunque el jovencísimo entrenador estudiantil no quiere ni oír hablar de su parte de mérito en la buena racha de su conjunto: “No quiero hablar de rachas. Además eso se usa de manera muy injusta. Cuando estaba Pedro (Martínez) aquí sólo se contaban los partidos de ACB para hablar de rachas y lo de Europa no contaba. Cuando hay un cambio de entrenador las cabezas se limpian un poco pese a que el entrenador no haga mucho, y cuando vas en dinámica ganadora te ves capaz de superar cualquier cosa. Lo que ha cambiado es la cabeza de los jugadores”, valoró De Pablos tras el partido.

La Figura: Jasen. El alero estudiantil fue una pesadilla para el Polaris pese a jugar tocado. 25 puntos, 7 rebotes y 28 de valoración final. Anotó de fuera, en penetración y en el poste bajo. Ayudó además, en defensa para lograr la remontada.

El Polaris sin Fizer se mide a un resucitado Estudiantes

Fizer se perderá el partido por una lesión muscular y Thompson y Gavel jugarán tocados. El hueco que deja Fizer le dará ficha a Vetoulas y Brown.

Jornada 26. 25/03/2007 - 12:30 horas. Palacio de Deportes de Murcia.
Árbitros: Hierrezuelo, Requena y Munar.

Polaris World: Gavel (4), Myers (11), Richacher (10), Triguero (5)y Thompson (7).
Banquillo: Vetoulas (12), Dragic (9), Robles (6), Sánchez (8), Brown (22) , Fernández (13) y García (14).
Entrenador: Manuel Hussein
MMT Estudiantes: Sánchez (23), Garnett (12), Suárez (51), Torres (31), McDonald (45)
Banquillo: Martínez (20), Mendiburu (22), Jasen (14), Driesen (41), Iturbe (15), Sanikidze (9), Nikolic (21)
Entrenador: Mariano de Pablos


Mal momento para recibir al MMT Estudiantes. De nuevo la enfermería polarista a tope. Fizer es baja por una lesión muscular, Thompson y Gavel jugarán tocados y Triguero anda poco fino tras sus problemas en los tobillos. Estudiantes, el rival de hoy (12.30 h., La 7), encadena una racha de ocho victorias consecutivas tras un nefasto inicio de liga. Como el Ave Fénix, el Estudiantes ha resucitado de sus cenizas o, para ser más exactos, de las cenizas de Pedro Martínez. Todo fue destituir a Martínez y hacerse cargo del equipo Mariano de Pablos para que el MMT Estudiantes ganase todos los partidos disputados hasta hoy, ocho en total, cinco de ellos de la liga ACB.

Se especuló durante la semana sobre la posibilidad de que jugadores como Lou Roe o Aaron McGhee suplieran la baja de Fizer, estimada para un par de semanas, pero ninguno de ellos quiso venir desde la liga coreana, en la que están disputando las últimas jornadas, para jugar sólo un par de partidos. Jugará el Polaris, por tanto, sin Fizer y con varios jugadores tocados. La ausencia de Fizer permitirá que Brown vuelva a tener ficha y Vetoulas no deba causar baja.

LAS CLAVES
Otra vez sin Fizer El Polaris ha demostrado que puede ganar sin Fizer. Últimamente el norteamericano estaba inspirado y acoplado a los sistemas. El resto del equipo tiene que dar un paso al frente de nuevo.

Ocho victorias consecutivas Desde que Mariano de Pablos tomara las riendas del Estudiantes para suplir a Pedro Martínez no ha perdido ninguno de los ocho partidos disputados. Debía ser un entrenador de transición, pero ahí sigue.

El ritmo de juego El Estudiantes de De Pablos practica un juego alegre, vistoso y de mucho ritmo. Hoy pondrá a prueba la velocidad del Polaris, poco preparado para correr con Vetoulas y dos ‘cincos’ en pista.
Thompson y Gavel se perdieron los primeros entrenamientos semanales debido a unas fiebres y un pequeño esguince, respectivamente. Triguero no anda fino tras pasar varias semanas con molestias en ambos tobillos, pero “se convierte ahora en más importante”, declaró Hussein. En el MMT Estudiantes las dudas llegan de la mano de Jasen y Iturbe, ambos con molestias de cara al encuentro de hoy.

Es curiosa la historia de Mariano de Pablos, actual entrenador del MMT Estudiantes. Procede de una familia humilde y con sólo 31 años, además de entrenador, es periodista, amante del cine y devoto del estilo de Pepu Hernández: “Pepu es más que un entrenador, es una filosofía de entender el juego. Y en esa filosofía creo yo”, ha declarado el joven entrenador estudiantil. Ahora ha pasado a tomar las riendas del equipo tras la destitución de Pedro Martínez, cuyo estilo de juego, más rígido y controlado, no cuajó en un equipo como Estudiantes, al que De Pablos ha devuelto el desparpajo y tolerancia al error característicos del club colegial. Hussein, en cambio, minimiza el mérito de De Pablos y achaca la buena racha del Estudiantes al hecho de “recuperar a jugadores importantes que estaban lesionados. Es el mismo Estudiantes, pero en forma”, declaró el entrenador grancanario.

El peligro del Estudiantes estriba precisamente en la recuperación de su estilo clásico de juego, veloz y alegre, al que Hussein tendrá que hacer frente jugando por dentro con dos hombres tan grandes como Triguero y Thompson y con Vetoulas muchos minutos en pista, buen director pero muy limitado físicamente. Tendrán que estar muy atentos los pupilos de Hussein a los contraataques y juego veloz del rival.

19 de mar. de 2007

Hussein: “No se ha respetado a mis jugadores, pero sí a los rivales”

Mal semblante el que presentaba el técnico grancanario del Polaris al comparecer en la rueda de prensa, aún con el lógico enfado patente en su rostro. Aunque se contuvo de no ir más allá en sus declaraciones, y así lo manifestó expresamente, tampoco ocultó su disgusto ante el diferente criterio arbitral aplicado a su equipo y al rival. “El criterio del uso de las faltas no ha sido el mismo para ambos conjuntos. Parecía que no podíamos ganar de una forma clara, porque teniendo el partido favorable ciertas actuaciones hacen que Gerona se meta en él. No jugamos bien la última posesión, pero es que tampoco teníamos que llegar ahí. Su defensa ha sido muy dura y el criterio que se ha seguido no ha sido el correcto. Hoy ha sido muy duro jugar para nosotros, porque hemos tenido que luchar contra muchos elementos. Los jugadores se han sentido injustamente tratados. No se les ha tenido respecto, a diferencia de nuestros rivales. Siempre esperas que te traten igual que a los demás” valoró Hussein.

“Creo que no jugamos bien la última acción, porque ese balón tenía que haber sido para Marcus (Fizer)"
También analizó el entrenador del Polaris el resto de causas de la derrota de su equipo. Por un lado, la defensa rival puso dificultades al Polaris para mover el balón. “Ha sido un partido muy tenso y de rachas para ambos equipos, sobre todo impuesto por las defensas. Nos costaba mucho empezar a jugar”. De otro lado, el entrenador polarista asumió la parte de culpa de su equipo en la derrota, especialmente en la toma de decisiones finales del partido. “Creo que no jugamos bien la última acción, porque ese balón tenía que haber sido para Marcus (Fizer). Queríamos forzar una penetración y bueno…”.

Guardó el canarión palabras de elogio para el griego Vetoulas, respecto al que tendrá que tomar varias decisiones en los próximos días respecto a su continuidad. “Nikos (Vetoulas) ha jugado con bastante criterio. A veces le faltó aire por no tener ritmo de competición, pero ha estado muy acertado. Está bien y por eso le hemos dado de alta. No sé si se quedará, porque hoy ha jugado por una decisión técnica. Lo cierto es que hoy ha hecho un gran trabajo y me lo va a poner muy difícil. Dragic no está a tope y no queríamos depender de un solo base. Por eso le dimos el alta”.

Finalizó la rueda de prensa de Hussein con la reiteración de sus ideas al respecto del número de victorias necesarias para mantener la categoría así como la previsible reacción de los equipos de la parte baja de la tabla. “Con respecto a la permanencia, yo mantengo que van a hacer falta catorce victorias. Espero que no nos pase factura lo de hoy para el próximo partido ante el Estudiantes. Parece evidente que esto se estrecha. Confío en el equipo y creo que la gente va a reaccionar”, finalizó Hussein.

Pesic: “Habíamos preparado la última defensa a Myers o Fizer a no hacer falta”.

Bastante mejor cara presentaba el entrenador visitante, satisfecho por la agónica victoria de su equipo en los últimos instantes. Para Pesic ésta victoria ha sido muy importante, determinante incluso, pues les serviría para “cambiar y tener mentalidad ganadora fuera de casa, pues jugamos contra un equipo de gran calidad, con jugadores interiores y exteriores determinantes”, manifestó el entrenador serbio.

No estaba contento del todo Pesic con la labor realizada por sus jugadores a la hora de “tener continuidad en defensa, es uno de los aspectos que debemos mejorar si queremos ser un equipo grande”.

Respecto a la última jugada del partido, errada por el escolta Terrell Myers, Pesic manifestó que su equipo había planificado qué hacer si se la jugaban Myers o Fizer y que en todo caso “era un riesgo, pero habíamos entrenado esa defensa y no hacer falta”.

El entrenador del Akasvayu felicitó a sus jugadores por dar lo mejor de sí en los momentos clave del partido. “Ganamos en el momento decisivo, en los últimos 8 minutos. Felicito a los jugadores que mostraron un gran carácter y también tranquilidad. Ganamos porque tomamos algunas decisiones muy inteligentes. No estuvimos bien en los tiros libres, pero Marinovic consiguió los decisivos”, concluyó el entrenador visitante.

18 de mar. de 2007

El árbitro Amorós ratifica la condición de ‘grande’ del Akasvayu a costa del Polaris


80 - Polaris World Club Baloncesto Murcia (19+22+22+17): Gavel (0), Myers (9), Risacher (10), Fizer (23) y Thompson (20) -cinco inicial-, Triguero (2), Robles (0), Dragic (0), Vetoulas (13) y Óscar García (3).

81 - Akasvayu Girona (22+16+21+22): Marinovic (15), Thornton (9), Salenga (11), Fucka (8) y Bagaric (11) -cinco inicial-, Sada (7), McDonald (2), Gabriel (0), San Emeterio (7) y Marc Gasol (12).
El Akasvayu Girona ya puede ser considerado a todos los efectos como un ‘grande’. Así lo sugiere su puesto en la tabla clasificatoria y lo confirma el hecho de que los colegiados acudan en su ayuda cuando anda apurado y se las ve con un modesto. Eso es, al menos, lo que hizo el árbitro Amorós, decidido desde el primer instante de partido a propiciar que la victoria fuera para el equipo de Pesic.

No lo tuvo fácil Amorós en su labor, pues aunque el Akasvayu puso toda la carne en el asador durante buena parte del partido, sobre todo al final, el Polaris jugó muy serio en defensa y ataque y, pese a todo, dominó el partido durante casi todo el tiempo. Sin embargo, el diferente criterio arbitral a la hora de juzgar a uno y otro equipo hizo que los de Hussein no pudieran llevar su renta a más de diez puntos y que una vez resucitado artificialmente el rival éste jugara mejor sus bazas en los últimos instantes.

Los de Pesic buscaron hacer falta a Fizer con el marcador empatado y a menos de 20 segundos para el final. El norteamericano falló uno de los tiros libres y su compañero Myers tomó dos decisiones desacertadas. La primera fue forzar la falta a Marinovic (1 de 4 en lanzamientos libres hasta ese momento), pero el base no falló sus lanzamientos. La segunda fue jugarse él la última bola, que estaba pensada para Fizer. La defensa de su ex equipo había ensayado durante la semana cómo actuar de plantearse esa situación final. Defendieron bien, pero sin realizar la falta que iba buscando, lo que hizo que el escolta del Polaris ‘se comiera’ la última bola y el partido se fuera para un Akasvayu que no había hecho méritos suficientes para llevarse esa victoria tan imporante.

El base griego Vetoulas, que entró en la convocatoria por decisión técnica en lugar de Brown, dirigió a su equipo con buen criterio. Fizer y Thompson hicieron un partido muy completo, sumando 43 puntos y 18 rebotes entre ambos con un altísimo porcentaje de acierto en el tiro. Por los catalanes Marc Gasol no hizo mal partido (12 puntos y seis rebotes), aunque cierto es que lo tuvo más fácil que sus rivales a la hora de poder defender duro o recibir la señalización de faltas. Marinovic (15 puntos) estuvo acertado desde la línea de tres puntos y anotó los dos tiros libres decisivos.

Importante e injusta la victoria que se llevaron los de Akasvayu, con la que mitigan su mala racha y ahogan las esperanzas del Polaris de conseguir la permanencia con tiempo suficiente para disfrutar de las últimas jornadas de liga.


La Figura: Amorós. De poco le sirvieron a Fizer sus 23 puntos y 7 rebotes o a Thompson sus 20 puntos y 11 rebotes, ni su alto porcentaje de acierto. Tampoco sería justo señalar a Gasol o Marinovic como el mejor del partido, pues el principal mérito de la victoria de Akasvayu no estuvo en ningún jugador concreto, sino en todo caso en el colegiado Amorós.

Les dejo un par de jugadas. La primera es un triple de Myers, que aprovecha que Salenga le flota en el lado débil para recibir y anotar un pase cruzado por Vetoulas.



La segunda es un triple de Vetoulas, que aprovecha que Marinovic se queda en el bloqueo de Fizer y nadie acude a ayudar.

17 de mar. de 2007

El Polaris busca recuperar su juego frente al Akasvayu, el nuevo grande de la ACB

Howard Brown cederá su puesto a Vetoulas por decición técnica, Triguero jugará tocado y Myers y Thompson se enfrentarán a su ex equipo.

Jornada 25. 18/03/2007 - 12:30 horas. Palacio de Deportes de Murcia.
Árbitros: Amoros, Araña y García León.
Polaris World: Gavel (4), Myers (11), Richacher (10), Fizer (53) y Thompson (7).
Banquillo: Vetoulas (12), Dragic (9), Robles (6), Sánchez (8), Triguero (5), Fernández (13) y García (14).
Entrenador: Manuel Hussein
Akasvayu Girona: Marinovic (41), Thornton (11), Salenga (9), Fucka (7), Bagaric (4)
Banquillo: Sada (9), McDonald (10), San Emeterio (19), Keselj (21), Gabriel (13), Gasol (33).
Entrenador: Vledimir Pesic
Cuenta la mitología griega que Ícaro trató de escapar de su prisión en Creta valiéndose de unas alas de plumas, hilo y cera. Pero el joven Ícaro fue imprudente y voló cada vez más alto, el sol derritió la cera de sus alas y cayó al mar. El Akasvayu Girona, rival de hoy del Polaris (12:30 h., La 7), estuvo a punto de caer al mar la temporada pasada tras intentar volar cerca del sol con alas fijadas con cera.

La llegada del patrocinador Akasvayu a Girona con dinero fresco y prisas por escapar del rol de equipo modesto le hizo fichar una plantilla con una nómina altísima pero de poca solidez. Sobraban figuras asentadas y faltaban gregarios y jugadores con hambre, con más futuro que pasado. No consiguieron grandes logros la pasada campaña pero este año han sabido reaccionar, recomponer sus mimbres y remontar el vuelo justo a tiempo, antes de caer al mar.

El Akasvayu Girona ocupa el tercer puesto con 16 victorias y ocho derrotas, y llega a Murcia con la moral por todo lo alto tras clasificarse para la Final Four de la ULEB, que se disputará precisamente en Girona del 13 al 15 de abril. Tras el Real Madrid y TAU, que parecen ir un peldaño por encima de los demás, el equipo de Pesic es el más en forma esta campaña.

El Polaris tratará de recobrar el buen juego que mostró en los dos últimos partidos en casa, una vez que las dos salidas consecutivas, a Barcelona y Fuenlabrada, se saldaran con sendas derrotas y un alarmante bajón de juego.

Para el partido de hoy será baja Howard Brown por decisión técnica, debido al estilo de juego de Akasvayu. Su puesto lo ocupará el griego Vetoulas, quien había dejado su ficha a Dragic tras la recuperación del esloveno hace un par de semanas.

Juanjo Triguero se perdió casi todos los entrenamientos semanales, aunque estará en condiciones de ayudar a su equipo en las rotaciones. Myers también tuvo problemas, aunque entrenó sin contratiempos desde el miércoles.

A Hussein le preocupa el rival, que “tiene continuidad en su juego ofensivo y defensivamente, son jugadores con una gran capacidad para defender el uno contra uno”pero sobre todo está pendiente de su propio equipo, capaz de tornar la brillantez de su juego en el mayor desatino en sólo unos días: “Espero que haya rabia contenida para sorprender en este partido, porque lo cierto es que nuestro rendimiento en Fuenlabrada fue muy malo”, sentenció el entrenador polarista.

El partido de esta mañana será algo más especial para Myers y Thompson, pues se enfrentarán al que fuera su equipo de las últimas temporadas, del que fueron sus puntales principales cuando aún no era un aspirante a grande de la ACB.

En las filas del conjunto catalán militan dos campeones del mundo. Uno es Marc Gasol, cada vez menos el hermano de Pau y más una realidad del baloncesto español. El otro medalla de oro es Germán Gabriel, en su caso intengrando la mítica selección de los ‘juniors de oro’ que asombró al mundo del baloncesto en 1999 en Lisboa.

EL RIVAL
Akasvayu versión 2.0. Ahora sí

LAS CLAVES
Subir el balón
Vetoulas ocupará el puesto de Brown para contrarrestar el juego del Akasvayu, que juega casi todo el partido con dos bases y presiona mucho la subida del balón. Vetoulas deberá ayudar a superar la defensa en medio campo.

La conexión gerundense
Myers y Thompson dieron su mejor juego para mantener al Girona en la ACB. En los últimos partidos ganados por el Polaris su aportación ha sido decisiva. Hoy tendrán motivación doble.

Ahogar al Akasvayu

El equipo de Pesic anota más de 80 puntos por partido. Para ganarle los de Hussein deberán frenar su fluidez ofensiva. Jugar la ULEB y meterse en la Final Four puede implicar para los catalanes mayor moral, pero también más cansancio.
Este año sí funciona el ambicioso proyecto de Akasvayu, tras rehacer una plantilla millonaria y tornarla más competitiva y menos ‘galáctica’. El principal acierto este año ha sido apostar por jóvenes ambiciosos como Gasol, Sada, San Emeterio o Marinovic.

El equipo dirigido por Pesic tampoco ha tenido complejos para aglutinar jugadores que el Winterthur FC Barcelona ha ido rechazando: Fucka, Sada, Thornton, Gasol y el propio Pesic tuvieron que dejar las filas del actual campeón de Copa, al que ahora superan en la clasificación.

Al Akasvayu le gusta jugar con dos bases y defender en media pista para ahogar a su rival, aprovechando su talento atlético para dificultar la subida del balón al rival, lo que ha provocado que Hussein convoque a Vetoulas en lugar de Brown y trate de aprovechar el manejo de balón y visión de juego del griego para sortear los aprietos en media pista.

Al Akasvayu le gusta jugar con dos bases y defender en media pista para ahogar a su rival, lo que ha provocado el cambio de Brown por Vetoulas
Marinovic, McDonald, Sada, y San Emeterio se reparten los puestos de base y escolta. Marinovic, aunque parece haber bajado su rendimiento últimamente, no dudará en jugarse los balones calientes si pasan por sus manos. Sada es todo corazón en defensa y McDonald aúna sapiencia en la dirección con defensa y acierto en el tiro. El juego exterior gerundense lo completan Salenga y Thornton.

El juego interior de Akasvayu suele contar con Bagaric y Fucka para el quinteto titular. Bagaric aporta solidez defensiva y Fucka versatilidad, quedando el talento de Gasol y Gabriel preparado en el banco para terminar de complicarle los partidos al rival con su tremenda calidad y fundamentos técnicos, si bien la defensa es el punto menos brillante de estos dos campeones del mundo. Si alguna lesión o contratiempo merma el juego interior también puede Pesic contar con el incombustible Middleton, quien a sus 41 años ya ha sacado a su equipo esta temporada de más de un apuro.

13 de mar. de 2007

El Polaris, como Jekyll y Hyde

Los de Hussein este año están mostrando dos caras bien distintas, capaz de partidos excepcionales en casa y de casi hacer el ridículo fuera de casa


Esta campaña el Polaris muestra una irregularidad tal que es capaz de lo mejor y de lo peor en sólo unos días. R. L. Stevenson en El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde mostraba cómo el ser humano es capaz de lo más sublime y lo más mezquino a la vez. Mientras que el respetado Dr. Jekyll se transformaba en el misántropo Mr. Hyde con tan sólo ingerir un brebaje, el Polaris suele pasar de hacer grandes gestas a tremendas pifias, dando normalmente la peor de sus caras en sus partidos fuera de casa.

El mismo equipo que humilló al TAU y se merendó al Gran Canaria y al Caja San Fernando hizo el ridículo en sus desplazamientos para jugar frente al Bruesa y Fuenlabrada, equipo éste al que había ganado previamente con claridad en casa. Cuesta a veces reconocer a ambos como el mismo equipo.

No parece haber un factor objetivo capaz de explicar tan radical cambio en sólo unos días, como tampoco lo hay para justificar la penosa imagen que da este equipo en buena parte de sus partidos de fuera de casa. Las posibles explicaciones racionales apenas dan una mínima ventaja al rival cuando se juega a domicilio. La pista, parquet y canastas son homologados y las diferencias entre una pista y otra prácticamente despreciables. Los desplazamientos se hacen con bastante antelación y con todas las comodidades, la pernocta se realiza en hoteles de lujo para evitar cansancio alguno. Los árbitros puede que a la larga tiendan a ser algo más benevolentes con el equipo de cada, pero nada que, en líneas genereales, justifique un bajón de juego tan grande.

La única explicación que queda para esa dualidad en el juego polarista hay que buscarla en la cabeza de los jugadores, en que éstos salgan a disputar los partidos convencidos de su inferioridad o de la imposibilidad de conseguir la victoria. No tiene mucha lógica, pero todo lo demás apenas varía en un entorno tan profesional.

En realidad, si los jugadores pueden salir en casa mentalizados de su potencial y dispuestos a entregarse a fondo, nada justifica que no puedan hacer exactamente lo mismo fuera de casa. El problema, de ser aplicable el paralelismo con el dual personaje de Stevenson, consiste en que el Dr. Jeckyll terminaba perdiendo el control y sucumbiendo a su malvado alter ego, Mr. Hyde, quien se tornaba en la personalidad dominante. Habrá que esperar que la ‘poción del partido de fuera de casa’ no acabe estropeando al buen equipo que muchas veces se puede ver en el Palacio de Deportes.

11 de mar. de 2007

El Polaris busca respirar tranquilo a costa de un Fuenlabrada en mala racha

Los madrileños han apartado a Prasikevicius por bajo rendimiento y los murcianos contarán con Myers ya recuperado de su pequeña lesión

Jornada 24. 11/03/2007 - 12:30 horas. Polideportivo Fernando Martin.
Árbitros: Pizarro, Murgui y Pérez Niz.

Alta Gestión Fuenlabrada: Brown (5), Miso (31), Solana (13), Wideman (9), Guardia (8)
Banquillo: López (10), Martínez (11), Blanco (21), Paraíso (35), García (12)
Entrenador: Luis Casimiro
Polaris World: Gavel (4), Myers (11), Richacher (10), Fizer (53) y Thompson (7).
Banquillo: Dragic (9), Robles (6), Sánchez (8), Brown (22), Triguero (5), Fernández (13) y García (14).
Entrenador: Manuel Hussein
Hace media liga que el Polaris brindó a su afición la primera victoria holgada de la temporada (84-70). Fue contra el Fuenlabrada y entonces el equipo de Luis Casimiro atravesaba un buen momento, en el sexto puesto de la tabla mientras el Polaris estaba a un paso de los puestos de descenso. Sin embargo, de cara al partido de esta mañana (12.30 h., La 7) las cosas han cambiado. El Fuenlabrada ha ido a menos y el Polaris a más. Ahora están empatados a 10 victorias en los puestos 10 y 11 de la tabla. De ganar hoy el Polaris confirmaría su buen momento de juego, de hacerlo el Fuenlabrada rompería la mala racha que le ha llevado a cosechar tres derrotas consecutivas y a tener que apartar del equipo al ala-pívot Prasikevicius por bajo rendimiento.

Pocos problemas de enfermería tuvo el equipo de Hussein esta semana. Myers se perdió las primeras sesiones de entrenamiento al resentirse de una vieja tendinitis y Pedro Fernández estuvo convaleciente unos días de un cuadro febril. Lo que preocupa al técnico polarista el rendimiento de Juanjo Triguero, quien parece haber perdido la chispa y garra que le caracterizan en las últimas semanas. No obstante, tras la reprimenda de Hussein, el de Gandía parece haber vuelto a darlo todo en los entrenamientos semanales y afrontar este choque mucho más motivado. Aunque no debería tener nada que ver, el bajón de Triguero ha coincidido en el tiempo con la entrada en escena de Oscar García, que ha sorprendido a todos con su entrega, intensidad y acierto anotador desde el banquillo.

LAS CLAVES
El ‘regreso’ de Triguero.
El joven pívot de Gandía no ha vuelto a ser el mismo desde el día de su esguince de tobillo. Su problema no es físico sino de actitud. El toque de atención de Hussein debería haber hecho efecto.

Ganar con un Fizer estelar
Hasta ahora cuando Fizer hacía un partido de MVP su equipo perdía. Su juego está cada vez más conjuntado, pero aún falta que sus mejores actuaciones también lleven a la victoria al Polaris.

Jugar como en casa

En la ACB es muy complicado jugar fuera, pero no hay nada que objetivamente sitúe en inferioridad al visitante. Hasta ahora sólo las salidas a Alicante y Menorca se saldaron con victoria de los de Hussein.
El Fuenlabrada es el equipo de la ACB que tiene a más jugadores nacionales en su plantilla, y también el que más los utiliza. El norteamericano Wideman es el jugador más importante del Fuenlabrada, aunque el protagonismo está bastante repartido entre sus jugadores, siendo Miso, Solana y Guardía los nacionales que más aportan a este conjuntado equipo, que hoy tendrá que echar el resto en las rotaciones interiores al no contar con Prasikevicius, lo que hará que el veterano Paraíso juegue bajo la pintura parte del partido.

Las bazas de ambos conjuntos se centran en el juego de equipo, aunque en el Polaris el papel de estrella de Fizer está mucho más marcado
Las bazas de ambos conjuntos se centran en el juego de equipo, aunque en el Polaris el papel de estrella de Fizer está mucho más marcado que en el caso del Fuenlabrada con Wideman. El ala-pívot del Polaris es el máximo anotador de la categoría (18,5 puntos por partido) y ya ha sido dos veces MVP de la liga, aunque en ambas ocasiones el conjunto murciano perdió. Se le cuestionó mucho al norteamericano su compromiso con el juego de equipo, pero en las últimas jornadas se le ve mucho más acoplado al conjunto sin dejar de brillar individualmente. También Myers está en un excepcional momento. El pequeño escolta ya es el segundo máximo anotador del equipo, con 13.4 puntos, así como el mejor triplista de la ACB con un 54% de acierto desde los 6,25.

Buena oportunidad para el Polaris de demostrar que el objetivo de la permanencia es perfectamente superable e incluso revisable con vistas a algo más, aunque Hussein insista una y otra vez que hasta que no tenga 14 victorias no hablará de otra cosa que no sea la permanencia.

3 de mar. de 2007

Momento dulce de juego

Tanto el Polaris como el Winthertur F.C. Barcelona atraviesan por su mejor momento de forma. Los de Hussein, ya con Dragic y Triguero, tratarán de sorprender al Campeón de la Copa del Rey


Jornada 23. 4/03/2007 - 12:30 horas. Palau Blaugrana.
Árbitros: Redondo, Llamazares y Soto.
Winterthur F.C. Barcelona: Lakovic (10), Navarro (11), Basile (5), Trías (8), Marconato (9)
Banquillo: Ukic (21), Grimau (44), De La Fuente (14), Kakiuzis (20), Vázquez (17)
Entrenador: Dusko Ivanovic
Polaris World: Gavel (4), Myers (11), Richacher (10), Fizer (53) y Thompson (7).
Banquillo: Dragic (9), Robles (6), Sánchez (8), Brown (22), Triguero (5), Fernández (13) y García (14).
Entrenador: Manuel Hussein
El aleteo de una mariposa en Hong Kong puede provocar una tormenta en Nueva York. Es el efecto mariposa, un ejemplo de la Teoría del Caos, que dice que pequeñas variaciones en las condiciones iniciales de un sistema dinámico pueden alterar su comportamiento a largo plazo. El Winterthur F.C. Barcelona ganó al Polaris en el partido de ida gracias a un imposible triple de Lakovic en la última jugada. Aquella milagrosa canasta permitió salvar los muebles a un equipo en horas bajas, que Ivanovic conservara el puesto y la clasificación para la Copa del Rey, que terminó ganando a lo grande. Ahora no hay quien le tosa al Winterthur F.C. Barcelona, que atraviesa por el mejor momento de la temporada. Y todo eso empezó con aquella jugada.

Hussein le pedía esta semana a sus hombres algo más de “chulería para mejorar fuera del Palacio de Deportes y tratar de ganarle esta mañana (12:30 h., La 7) al campeón de la Copa del Rey. Para ello contará el Polaris con Triguero y con Goran Dragic, ya con el alta médica tras recuperarse de su rotura en un dedo.

El Polaris atraviesa un momento dulce de juego, el mejor hasta ahora en lo que llevamos de temporada. Últimamente todos aportan, pero especialmente Myers, que está para ponerle un marco. El partido contra el Caja San Fernando hizo disfrutar a la afición de principio a fin, sin lagunas, con emoción e incluso con cierto pique de parte de la grada con Comas, el entrenador visitante y ex del Polaris, que ese mismo día, tras la clara derrota de su equipo, también pasó a ser ex del Caja San Fernando. Justicia poética, debieron pensar los que no perdonan la espantada de Comas.


Tras la derrota Comas pasó a ser ex del Caja San Fernando. Justicia poética, debieron pensar los que no perdonan la espantada del entrenador en Murcia
“Faltan cuatro”. Es lo que diría Hussein sobre los objetivos del Polaris, pero cada vez cuesta más que afición, prensa y hasta jugadores no miren de reojo hacia arriba en lugar de hacia abajo. Hussein dice con vehemencia: “Yo he visto burros volar”, refiriéndose a que lo imposible puede pasar en la ACB, como es perder 10 partidos seguidos cuando se está en puestos de Play-Off para termnar manteniendo la categoría en el último momento. El calendario de las próximas semanas es duro para el club murciano, y bien podría saldarse con varias derrotas consecutivas, pues el Polaris tendrá que medirse hoy al Barcelona, la semana siguiente al Fuenlabrada, para continuar con Akasvayu, Estudiantes, Lagun Aro Bilbao, Real Madrid y DKV Joventut.

Lo cierto es que a día de hoy el Winterthur F.C. Barcelona ha escalado hasta el quinto puesto, con 13 victorias y nueve derrotas, y que el Polaris está en la décima posición, con 10 victorias y 12 derrotas, y a sólo un partido de diferencia con el séptimo clasificado. Los más optimistas pensarán que los equipos grandes, igual que inician más flojos la temporada, vuelven a tener un bajón en esta época, previa al apretón final en Euroliga y ACB. No parece, sin embargo, que el gran momento del Winterthur F.C. Barcelona se pueda esfumar de la noche a la mañana. Para el Polaris eso debe ser lo de menos. Su mejor baza es su momento dulce. Si dura ese estado de forma no es descabellado ganarle al campeón de Copa.

EL RIVAL
Navarro y un equipazo
LAS CLAVES
Duelo Myers vs Navarro
Cuando el Barça estaba mal él lo mantenía a flote. Ahora que todos brillan la Bomba Navarro es su grandísima estrella. Su duelo con el inspirado Myers promete ser espectacular

‘Chulería’ fuera de casa
Hussein pidió a sus jugadores algo más de “chulería” fuera de casa. Jugar sin complejos es vital para conseguir grandes gestas, y el campeón de Copa no lo pondrá fácil.

Mantener la inspiración
El Polaris está en su mejor momento. Si juega hoy a ese nivel hasta el renacido Winterthur F.C. Barcelona pasará apuros para ganar. Dato para los más optimistas: el basketaverage está en sólo un punto.
Al principio del liga el Winterthur F.C. Barcelona era Navarro y cuatro más. El escolta catalán mantenía a flote a su equipo y evitaba que la mala racha fuera un desastre total. Ahora el equipo de Ivanovic es el más en forma de toda la ACB y Navarro su grandísima estrella, un jugador que no está en la NBA sólo por su elevadísima cláusula de rescisión (que él mismo firmó, por otra parte). El campeón del mundo es el máximo anotador nacional, con más de 17 puntos por partido, y su calidad es una garantía para desatascar el juego ofensivo de Ivanovic cuando los sistemas no funcionan.

La lesión de Kasun le dio más protagonismo al ex polarista Jordi Trías, lo que le permitió refrendar en Liga y Copa sus buenas actuaciones en Euroliga, hasta el punto de convertirse en el MVP de la Copa del Rey y uno de los jugadores más en forma del Winterthur F.C. Barcelona. Deberán estar muy atentos los jugadores interiores del Polaris de su rapidez para correr el contraataque, máxime teniendo en cuenta que la velocidad no es la principal virtud de los pívots murcianistas.

Navarro es la figura del Barça, y no juega en la NBA sólo por su elevadísima cláusula de rescisión
La plantilla del Winterthur F.C. Barcelona es un equipazo. La calidad de Lakovic es innegable, aunque peque a veces de exceso de individualismo. El cañonero Basile está anotando con más facilidad que la temporada pasada. Desde el banco hacen grandes aportaciones tanto un Grimau cada vez más inspirado como el joven Ukic, imparable en el uno contra uno cuando arranca desde lejos del aro. Rodrigo de la Fuente desempeña un papel más oscuro, centrado en la defensa.

El juego interior del equipo catalán no es tan peligroso como el exterior, aunque el buen momento de forma de Trías hace compensar el papel menos brillante de Marconato y de Fran Vázquez, quien alterna grandes partidos con otros muy grises.