9 feb. 2008

El Balneario de Archena campeón de la Copa LEB Bronce (70-91)


Gran partido el disputado por el Balneario de Archena para hacerse con un choque que se le había puesto cuesta arriba tras el buen inicio del Ciudad Torrealta Molina y la lesión de Dabbert. A diferencia de lo ocurrido en el encuentro liguero, los de Coello no dieron a su rival opción de meterse en el partido cuando lograron la primera ventaja significativa, y no bajaron en ningún momento la intensidad que les permitió remontar y lograr una victoria aplastante.

El entrenador molinense, Aguilar, jugó la baza psicológica incluyendo en el quinteto inicial a Expósito, jugador que en el choque de liga fue el verdugo de los archeneros desde la línea de tres puntos. Y durante unos minutos le dio resultado la estrategia, pues su equipo logró ventaja y Expósito anotó desde fuera.

Salió arrollando el Molina, con un gran acierto desde el exterior, lo que le valió rentas de hasta diez puntos (28-18), siendo Alarcón y Clemmons los jugadores más acertados de cara al aro rival por parte de los molinenses, mientras que Dabbert y Gonzalo Ávila mantenían el tipo anotador para los de Felipe Coello en los primeros compases de partido.

La segunda falta de Beeson y una lesión en la rodilla de Dabbert complicaría más aún el panorama para el Balneario de Archena, que empezaba a tener problemas en el rebote defensivo. Pese a ello, los de Coello consiguieron enjugar su desventaja en el segundo cuarto colocando una defensa en zona que, aunque empezó mal acoplada, poco a poco fue ajustándose y dando sus resultados, contribuyendo a bajar el porcentaje de acierto en el tiro exterior molinense y permitiendo correr a los suyos.

En la segunda parte Beeson y Llorente se echaron el equipo a las espaldas y a base de correr fueron abriendo una brecha que se iría ensanchado, pues en ningún momento se relajaron los del Balneario de Archena.

Aguilar ordenó una defensa presionante que se fue viniendo abajo al comprobar que apenas dañaba a los archeneros, que para entonces ya habían ajustado su defensa en zona hasta hacerla muy sólida. Coello había dado descanso a sus jugadores clave, lo que le permitió tenerlos a pleno rendimiento cuando más apretaban los de Aguilar. Mató el partido el Archena sin bajar la intensidad en ningún momento para no dar la menor oportunidad a su rival para rehacerse.

El premio al jugador más valioso fue para Pepe Llorente, quien contribuyó decisivamentre en la segunda parte al despegue de su equipo.

No hay comentarios: