17 feb. 2008

El Polaris visitia al iurbentia Bilbao, el equipo revelación de la ACB

Rancik y Recker serán baja por lesión en el equipo vasco, mientras que Roe y Triguero llegan al partido totalmente repuestos de sus molestias.

Polaris: Thomas (13), Hunter (9), Risacher (10), Roe (23) y Triguero (5).
Banquillo: Gavel (4), Robles (6), Marco (8), García (14), Opacak (55), Kammerichs (15), Fajardo (12).
Entrenador: Manuel Hussein
iurbentia Bilbao:
Huertas (4), Savovic (11), Lewis (20), Pasalic (24), Weis (15)
Banquillo: Salgado (14), López (5), Vazquez (19), Zengotitabengoa (10), Banic (13), Hampl ().
Entrenador: Txus Vidorreta.
Árbitros: García Ortiz, Llamazares y García León
Triunfar gracias a las desgracias ajenas no es demasiado gratificante, pero una parte de las opciones de victoria del Polaris en su desplazamiento a Bilbao de esta mañana (La 7, 12:30) pasan por aprovechar la merma de efectivos del iurbentia Bilbao. El indiscutible equipo revelación de esta ACB pagó muy cara su buena actuación en la Copa del Rey, pues perdió por lesión a dos jugadores importantes: Recker y Rancik. Pero no debería el Polaris apelar a los problemas del iurbentia Bilbao para ganar hoy, pues el equipo murciano está en una de las mejores coyunturas de su historia si se echa un vistazo a la clasificación, la plantilla y estado de forma de sus jugadores. Si ello fuera poco, su último partido fuera de casa, hasta ahora una de sus lacras, se saldó con victoria para los de Hussein. Ya no hay excusas para no ganar.

El rival de esta mañana del Polaris se mueve en un cúmulo de sensaciones contrapuestas. Por un lado, el equipo bilbaíno ha perdido sus dos últimos partidos ligueros y se ha quedado en la misma semana sin dos de sus principales efectivos. En el lado positivo los de Vidorreta tienen la moral alta por su gran actuación en la Copa del Rey, en la que derrotaron al AXA Barcelona y a punto estuvieron de repetir hazaña frente al TAU, además de la confianza acumulada a lo largo de la primera vuelta de la liga, en la que llegaron incluso a ostentar el liderato durante buena parte del campeonato. En la actualidad el iurbentia Bilbao comparte coliderato con otros cuatro equipos (TAU, Joventut, y AXA Barcelona), con 14 victorias y seis derrotas, en persecución del líder, el Real Madrid, que cuenta en su haber con 16 victorias y cuatro derrotas. Por su parte, el Polaris ocupa un cómodo décimo puesto en la tabla con nueve victorias y 11 derrotas, empatado a puntos con Gran Canaria, Granada y Grupo Capitol Valladolid.

El factor descanso será otro de los que entrarán en juego esta mañana. Mientras que el Polaris ha disfrutado de dos semanas para recuperar el cansancio acumulado y las molestias de Triguero y Roe, el iurbentia Bilbao ha tenido que seguir compitiendo al máximo nivel, disputando incluso dos partidos en dos días. En principio este factor debería beneficiar al Polaris, pero también podría ocurrir que los de Hussein acusaran algo de falta de ritmo de competición, aspecto en el que los de Vidorreta llegan a tope pese a las bajas de Recker y Rancik. Ante estas bajas Vidorreta ha echado mano del pívot checo Tomas Hampl (19 años y 2,12 metros), que juega como cedido en el Adreilu Santurtzi, de la Liga EBA .

El partido de ida resultó tremandamente igualado. Tanto, que incluso el nombre del ganador no se supo hasta instantes después de agotado el tiempo de juego, pues hubo que esperar para que el imposible balón lanzado por Hunter desde casi fuera de la pista rebasara la parte superior del tablero y terminara entrando ante la estupefacción general. Una canasta que tardará en olvidarse.

No ha vuelto a tener demasiada suerte el Polaris en el resto de finales apurados que ha disputado, pues parece que en aquella jugada de la primera jornada agotó el equipo murciano su cupo de buena suerte de la temporada. Pero no debería apelar a la suerte el Polaris para derrotar al iurbentia Bilbao sino a su buen momento, con el equipo recuperado del cansancio y lesiones acumuladas y con Lou Roe plenamente acoplado. No queda margen para la especulación.
Iurbentia Bilbao. Una defensa fantástica y la pareja de bases más en forma

LAS CLAVES:
Factor cansancio y ritmo. El iurbentia no sólo no ha tenido descanso sino que ha jugado dos partidos en el pasado fin de semana. El Polaris ha descansado 15 días, aunque la duda es si ello no lo pagará con falta de ritmo.

Ataque bilbaíno impredecible. El iurbentia no tiene demasiados jugadores con un talento ofensivo fuera de lo normal, pero aprovecha a la perfección la primera ventaja que tiene sobre su rival para lanzar, lo que convierte su ataque en impredecible.

La gestión de la mermada plantilla bilbaína
. Vidorreta ha sacado un excelente partido a una plantilla de presupuesto medio. Habrá que ver si es capaz de mantener el nivel con las bajas de Rancik y Recker.
“Se puede decir perfectamente que el entrenador bilbaíno está ‘sembrao’”. Así describía Pepe Laso, uno de los grandes entrenadores veteranos españoles, el nivel de inspiración de Vidorreta, el entrenador del iurbentia Bilbao. El técnico vasco ha sabido sacar el máximo partido a una plantilla que en principio era candidata a ocupar los puestos medios de la clasificación, y ello ha tenido lugar mediante un gran esfuerzo para buscar el juego en equipo y una brillante variedad de estrategias defensivas, casi siempre con una enorme intensidad y ritmo. Gracias a esa defensa es el equipo que menos puntos encaja en la ACB (72,15). En ataque intenta jugar también a un ritmo elevado, procurando siempre aprovechar las primeras ventajas sobre el rival en lugar de obsesionarse por llevar hasta el final los sistemas ofensivos. Para ello Vidorreta aprovecha al máximo la inspiración de Huertas y Salgado, dos de los bases más en forma de la ACB (14 y 10 puntos de media respectivamente), quienes juegan juntos durante bastantes minutos.

Con Rancik y Recker fuera de juego es de esperar que suba la aportación de Banic. El ala-pívot croata promedia 8,6 puntos y 4,3 rebotes. Weis, con 28 minutos por partido, es el jugador más utilizado por Vidorreta, pues sus 218 cm de altura intimidan bajo su aro y le causan problemas a la defensa rival, siendo actualmente el tercer máximo reboteador, con 7,5 capturas por partido, justo por detrás de Triguero, que ocupa el segundo puesto en esta clasificación. Aunque es de los menos utilizados en la rotación, Pasalic tendrá que jugar en este encuentro más de los 12 minutos que promedia. Quincy Lewis es un jugador rehabilitado para el baloncesto a través del juego de equipo y la defensa. El norteamericano parecía haber agotado su crédito en la ACB tras varias temporadas a bajo nivel. Este año sus números no son espectaculares, pero su aportación en el juego de equipo la ha agradecido su equipo en solidez, una vez asumido su rol de jugador de equipo. Paco Vázquez y Savovic completarán hoy el juego exterior bilbaíno dando ritmo a la presión defensiva del iurbentia y aprovechando el menor descuido del Polaris para lanzar a canasta.