31 may. 2008

El Polaris ningunea a su afición

La afición del Polaris y el club parecen remar en direcciones diferentes, pese a que se supone que el interés común es que el equipo de ACB no salga de Murcia. Un grupo de aficionados y las dos peñas murcianistas (Zona Pimentonera y Marea Murciana) llevan semanas realizando acciones de protesta ante la posible venta del equipo a otra ciudad. De momento ya son más de 6000 las firmas recogidas por los aficionados, unas 4000 de ellas desde la página www.cbmurcianosevende.com. Los aficionados del Akasvayu están realizando una campaña similar para evitar la desaparición de su club, que atraviesa graves problemas financieros. También desde el MMT Estudiantes se realizó la campaña “quenobajamos.com” para movilizar a su afición y evitar el descenso del equipo. Sin embargo, mientras que las campañas del club estudiantil y el gerundés han sido difundidas desde la página web oficial de la ACB (ACB.com) la de la afición murciana no ha obtenido el menor eco en la web de la asociación de clubs o la oficial del Polaris.

El director de comunicación de ACB.com, Mariano Hernando, señala que “nosotros como web oficial de la Asociación de Clubes, mantendremos la misma línea que nuestro asociado”. Ese silencio no obedece, por tanto, a una decisión de ACB.com, afirma Hernando, pues ACB.com no tendrá ningún problema hacerse eco de la campaña “en el momento en el que el club la comente vía comunicado o su propia página web”, aclara el responsable de comunicación de ACB.com, quien quiso aclarar que las cirunstancias son diferentes entre estos equipos, pues la campaña del MMT Estudiantes era institucional y “en el caso del Akasvayu Girona, las circunstancias son diferentes respecto al club y por ello se ha decidido publicar”, declaraba Hernando.

Así, mientras que Akasvayu tiene serios problemas económicos que podrían impedirle disputar la próxima liga ACB pero ve con buenos ojos que su afición luche por salvar a su equipo, Polaris no desea que las peticiones de sus aficionados trasciendan.

El club murciano, por el contrario, prefiere culpar a la afición de la posible desaparición del equipo, alegando que la cifra de aficionados que asiste a los partidos es demasiado baja como para que merezca la pena mantener al equipo. Sin embargo, las cifras de asistencia de público que ofrece el propio club son muy dispares según el contexto y el momento. Las cifras oficiales de asistencia media ofrecidas durante la temporada por el Polaris arrojan una media de 5.073,5 espectadores para esta campaña. Para el último partido de liga, momento en el que el club ya había hecho pública su decisición de deshacerse del equipo de baloncesto, la cifra oficial de espectadores ofrecida fue de 3.560, cuando aparentemente la cantidad de espectadores fue similar a la del resto de partidos, y sólo una vez en las últimas dos temporadas la asistencia oficial bajó de 4.000 personas. El presidente, Salvador Hernández, siempre hace alusión a la cifra de 3.500 espectadores al quejarse de la falta de apoyo del público, y el abogado de la empresa Polaris, Sánchez Vicario, la rebaja incluso hasta los 3.000. El baile de cifras ofrece una diferencia del 70% en el cálculo de asistentes a los partidos a partir del momento en el que la empresa de la construcción decidió abandonar el baloncesto.

Mientras tanto, las negociaciones con posibles empresas que puedan hacerse cargo del equipo permanecen en un compás de espera.

Fotos con público para partido de Cajasol (4.850 espectadores según el club):





Fotos con público para partido de Granada (5.200 según el club):



Fotos con público para partido de Valladolid (3.560 según el club):





1 comentario:

Javier dijo...

Juan Carlos, ¿en la cifra que da el club cuentan los que no pagan entrada? Otra cosa, las fotos pueden engañar pero en los partidos de 4900 y 5200 se ve el anillo inferior más o menos lleno y gente arriba, eso pueden ser alrededor de 5000 personas, la cifra dada. La que no veo tan clara es la del día del Granada, hay muchos huecos en la grada, quizá ni se llegó a los 3600. De todos modos, lo de los asistentes era algo que ellos ya sabían, que no les sirve de excusa, quieren recuperar la inversión y punto. Si dijeran la verdad no creo pasase nada.