9 oct. 2008

Vestiduras rasgadas y confianza dada y adquirida

Mal rollo el que me da de ver a más de uno, y de dos, rasgándose las vestiduras porque el CB Murcia ha empezado con un 0-2. No digo yo que la cosa no se pueda poner complicada, y que hasta eso es más probable que el que se ponga bien del todo. Pero vamos, que en la segunda jornada muchos estén hablando de LEB me parece un disparate absoluto.

Tampoco ayudará mucho las lesiones y el que no haya un duro, vamos, ni para fichar a Yebra, pero es lo que hay, quedan 30 partidos, que no es poco, y hacer predicciones de ese tipo a estas alturas es un disparate supino, sobre todo si se basan en el juego visto y no en la plantilla. Bueno, la plantilla no parece tampoco para mucho más que para sufrir, pero no está claro que sea claramente peor que otras 5-6.

En fin, que hay que tener un poquito más de paciencia. Ya habrá tiempo de rasgarse vestiduras, si es que hubiera que hacerlo. Espero que no.

La confianza se tiene, pero también se da

Decía anoche Hussein en rueda de prensa sobre Marco:

“yo creo que tiene que arriesgar más, creo que cuando tiene el balón en las manos tiene que darle más ritmo al equipo, se tiene que arriesgar más en las penetraciones para doblar el balón, y tiene que ser un poco más agresivo en general a la hora de tomar decisiones. Estuvo bien, pero creo que hay que pedirle más. Si sales a jugar tienes que salir a hacerlo bien, no a no hacerlo mal. Yo tengo diecinueve años y en entrenador me da la oportunidad y yo, a todas, todas. Entonces yo creo que lo hizo bien porque ha lidiado con jugadores complicados, pero hay que pedirle que le dé al equipo un plus de agresividad”
Más allá de que pretenda motivar al chaval, me toca un poquito la moral que haga esas declaraciones un entrenador que desde el primer mes de competición ha tenido sentado en el banquillo a Marco toda la temporada pasada, incluso cuando el equipo estaba haciendo el ridículo más vergonzoso.

Eso en mi tierra es una falta de confianza absoluta. Además, en Fuenlabrada Marco no jugó NI UN SEGUNDO. Ahora, llegan las lesiones de jugadores exteriores y Hussein tiene que recurrir a él FORZOSAMENTE. Nadie diría que esos minutos que jugó ayer Marco son por la confianza del entrenador. Al contrario, muy al contrario. Así ¿qué actitud se puede esperar del jugador?. Pues la que tuvo, la de salir a no fallar demasiado para jugar el máximo tiempo posible y hacerlo bien. De hecho seguramente por eso jugó más de 20 minutos, porque no cometió demasiados fallos y dirigió bastante bien, metiendo buenos balones interiores y no demasiado mal en defensa y, en cualquier caso, mejor que Gonzalo, que tampoco hizo gran cosa ni, como le pedía Hussein a Marco, arriesgó demasiado.

En realidad, recuerdo una ocasión en la que Marco leyó correctamente que podía superar a su defensor y que había pasillo hasta canasta, y penetró, y lo hizo bastante bien, pero le taponaron el balón, muy arriba, pero le taponaron. Eso tampoco ayuda mucho a coger más confianza.

¿Saben vds. cuándo será más lanzado este chico?. ¿A que vds. también saben la respuesta?. Exacto, cuando el entrenador le de bastantes minutos durante varios partidos seguidos. Es decir, cuando el entrenador le de confianza al jugador el jugador cogerá confianza. Y este chaval creo que es de los que cogen confianza pronto. Sólo hay que dar el primer paso por parte del entrenador. No tengo claro que ese primer paso fuera ayer, pues parece que Marco jugó más bien por las lesiones que por otra cosa. Esas declaraciones dándole caña al jugador tampoco parece que encajen con las de un entrenador que confía mucho en el chaval. Tal vez ese primer paso por parte del entrenador quedará claro cuando le de minutos sin que el equipo esté plagado de lesiones y, por supuesto, no le siente al primer fallo, como ha ocurrido ya bastantes veces.

Vamos, que no estaría mal que Hussein también pusiera de su parte. A mí me dio la sensación de que Marco ha mejorado (ligeramente, tampoco nos volvamos locos) en defensa y que dirige muy bien. Además, parece que ha mejorado su mecánica de tiro (antes hacía un latiguillo muy raro para una mecánica poco efectiva), lo que debería hacerle mejorar su acierto de tiro exterior, pero ojo, eso aún debería llevar su tiempo.

5 comentarios:

Rafael dijo...

Ayer, cuando leía las declaraciones de Hussein en BasketMe, pensé exactamente lo mismo (y de hecho lo reflejé) que has descrito en tu artículo. Efectivamente, la confianza se tiene, pero es mucho más fácil si además te sientes respaldado. Y Hussein lleva un año y un partido de retraso.

perezososanchez dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con tu artículo. Ayer Marco salió a no fallar y no a jugar tranquilo. Para mí, debe adelantar en la rotación a Gonzalo, y esta semana frente a Estudiantes volverá a jugar seguro. A ver si poco a poco, le da confianza DE VERDAD.

Anónimo dijo...

Bueno sin salir de la línea de los anteriores, me gustaría comentar un detalle importante.

Creo que es difícil que ni Juan Carlos, ni Rafael, ni el mismo Perezoso o yo mismo conozcamos mejor el día a día de José Antonio Marco que Manolo Hussein. ¿No os parece?

Todavía no conozco a ningún entrenador que juegue a perder un partido, si exceptuamos a los entrenadores de fútbol claro está, ni que utilice a sus mejores hombres.

Tengo claro que las palabras de Hussein tras el partido las hubiera firmado yo mismo.
Marco tiene calidad, eso es indiscutible, pero no se puede salir a la cancha a no hacer malas cosas y eso es exactamente lo que hizo el miércoles frente al Barcelona.
Cuando uno tiene la oportunidad de jugar a ese nivel y se tiene la calidad que él tiene no se puede jugar a no cometer errores, eso es muy fácil. Y mucho más cuando levantas la expectación que él ha levantado por sus triunfos fuera de Murcia, creo que es el momento de que el jugador de un paso adelante, si lo puede dar, y demostrar si está o no capacitado para jugar a este nivel.

Il Allenatore.

Rafael dijo...

Si llevas razón, nadie va a conocer mejor el momento del jugador que el mismo entrenador. Pero no estamos discutiendo si tiene que jugar o no, sino más bien de la actitud/confianza que el entrenador ha de tener hacia el jugador.

Las declaraciones de Hussein las hubiéramos firmado la mayoría. De acuerdo. Pero eso es reflejo de la experiencia. Por qué? Pues porque el año pasado, pese a que Hussein tuviera sus motivos para no darle minutos (defensivos ante todo, se supone), cuando lo hacía, le sentaba al primer fallo que tuviera. Esas cosas van minando la moral de un jugador, y le hacen sentirse inseguro, más aún cuando tienes 18 ó 19 años y estás, como quien dice, empezando en este mundo.

Eso es a lo que yo me refería. Podemos coincidir o no en nuestras preferencias sobre ciertos jugadores, entrenadores somos todos. Pero en este mundo, muchas veces hay que saber usar la psicología. Y ese es el mayor defecto que yo le encuentro a Hussein.

Rafael dijo...

Bueno, después del partido en Madrid, que presencié en el campo... Toma confianza que le dió Hussein a Marco. Siete minutos de juego, primer fallo defensivo y al banco. No volvió a jugar. Pese a lo poco (o nada) que aporta Gonzalo Martínez (sólo canticos de aprecio del público estudiantil).