25 de oct. de 2008

El CB Murcia visita la difícil pista del Ricoh Manresa

Ricoh Manresa: San Miguel (99), Montáñez (18), Sánchez (12), Rubio (16), Asselin (8)
Banquillo: Grimau (4), Rodríguez (6), Bulfoni (11), Balmón (13), Alzamora (14), López (17), Marco (19), Ibaka (24).
Entrenador: Jaume Ponsarnau
CB Murcia: Thomas (13), Robles (6), Dean (5), Moss (7), Fajardo (12), Banquillo: Bogdanovic (19), Opacak (55), Marco (8), García (14), Barnes (19),
Martínez (24).
Entrenador: Manuel Hussein.
Palau Nou Congost. 19.00 h.
El CB Murcia visita esta tarde (19.00 h.) la siempre difícil pista del Ricoh Manresa, un equipo al que no ha logrado vencer en sus diez enfrentamientos en el Nou Congost. Los de Hussein intentarán romper hoy con la estadística de derrotas en la pista del Manresa y con su bajísimo porcentaje de victorias a domicilio.

Siguen los problemas de lesiones en el CB Murcia, toda vez que Young sigue sin tener un recambio y Taquan Dean y Opacak cuentan con molestias que les fuerzan a dosificarse en en los entrenamientos, a los que hay que sumar los problemas de Gonzalo Martínez en un tobillo. El Ricoh Manresa ha sufrido hasta ahora una baja importante, la de su base Javi Rodríguez, sustituido temporalmente por el que fuera base internacional Carles Marco, si bien se espera que en el partido de hoy Rodríguez pueda disputar algunos minutos tras superar su lesión. Tampoco llega en plenitud de facultades el alero italo-argentino Bulfoni, aquejado de molestias en el gemelo derecho, lo que le hará no estar a tope para este choque.

Pese a los problemas físicos, los de Hussein llegan a este encuentro con buenas vibraciones tras la victoria en el Palacio de Deportes frente al ViveMenorca, uno de los equipos con los que en teoría debería jugarse su futuro en las últimas jornadas de liga. Áquella victoria la cimentaron los de Hussein en el espectacular trabajo de Taquan Dean tanto en ataque como en defensa, quien frenó a Stojic y anotó 23 puntos, con cinco triples incluidos, como también en el menos visible trabajo de Gonzalo Martínez, cuya irrupción en prisa logró eclipsar el dañino trabajo de Jeter en el Vive Menorca.

Los de Ponsarnau llevan dos victorias y dos derrotas, si bien llegan a este partido tras haber caído frente al DKV Joventut por 83-74, un partido en el que, pese a la derrota, cuatro jugadores del Ricoh superaron la decena de puntos: Josh Asselin (12), Rodrigo San Miguel (11), Diego Sánchez (10) y Guillem Rubio (10).

La victoria del CB Murcia frente al ViveMenorca llegó como un soplo de aire fresco para un equipo que no terminaba de cogerle el punto a la liga tras sufrir varias lesiones y derrotas demasiado abultadas. La de hoy es una oportunidad más para medirse a un rival de los de la ‘liga de los pobres’ pese a jugar fuera de casa, partidos en los que no le suele ir demasiado bien al conjunto murciano. No obstante, Ponsarnau, entrenador del Ricoh Manresa, no quiere jugar a diferenciar bloques hasta que no esté más avanzada la liga. “La presión que parte de identificar al Murcia como un equipo de nuestra liga es engañosa, entre otras cosas porque los equipos de nuestra liga son 16 y no sabremos hasta el final quiénes serán los equipos contra los que competimos por un objetivo concreto”, comentó el técnico catalán.

Ricoh Manresa. Fábrica de milagros

LAS CLAVES.
Compromiso nacional del Manresa. Nueve de los 12 jugadores del Ricoh Manresa son españoles, y consiguen darle un plus de entrega y compromiso a este equipo de bajísimo presupuesto.

El peligro de Asselin en el poste bajo.
El pívot ha ido creciendo como jugador silenciosamente desde la LEB y se ha convertido en un referente no sólo del Manresa, sino también un pívot respetado en la liga.

Olvidar lesiones y estadísticas. El CB Murcia sigue con problemas de lesiones y afronta una mala estadística tanto en partidos fuera de casa como frente a Manresa. Deberá olvidarse de ello esta tarde.
Ya se ha convertido en un clásico de la ACB a fuerza de sacarle el 200% del jugo a sus siempre escuálidos presupuestos, contando entre sus múltiples proezas la de haber conquistado una liga ACB en la temporada 1997/98 siendo uno de los equipos con menor presupuesto, pilotados desde el banquillo por un entrenador debutante (Luis Casimiro) y dirigido en pista por el gran Chichi Creus. Desde entonces ha sido un equipo que ha estado siempre en el filo de la navaja, alternando descensos con permanencias, y siempre haciendo de la necesidad una virtud. Así, mientras que para otros clubes cubrir el cupo de nacionales es un quebradero de cabeza, para el Ricoh Manresa es un signo distintivo, pues sólo Bulfoni, Asselin e Ibaka no son jugadores españoles (nueve en total de una plantilla de 12).

Este año el Manresa ha sufrido la importante baja de Rafa Martínez, quien recaló en el Pamesa Valencia. Esta marcha la ha cubierto con el argentino con pasaporte italiano Bulfoni y con el regreso de Montáñez, quien ya jugó como junior en este equipo, reforzándose en el puesto de base con el joven y talentoso Rodrigo San Miguel procedente del descendido Valladolid. Parece que hoy podría retornar a las canchas el base Javi Rodríguez, un jugador ahora importante tras algunas malas temporadas, lo que hará que Marco pueda terminar su ayuda temporal a este equipo. El juego de perímetro lo complementan Jordi Grimau y el trabajador Diego Sánchez en el puesto de alero.

En los puestos de pívot este equipo ha construido un buen dúo con Asselin y Rubio, habiendo incorporado este año como complemento interior al joven congoleño de 19 años y 2,07 m. Serge Ibaka, quien de momento ya se ha proclamado campeón del concurso de mates ACB y del que se esperan grandes cosas en los próximos años, incluído viaje con destino a la NBA. Por su parte, son el luchador Alzamora y el ex murcianista Balmón los hombres que menos participan en las rotaciones interiores.

19 de oct. de 2008

Gonzalo Martinez desatascó al CB Murcia frente al Vive Menorca

Taquan Dean fue el máximo anotador del CB Murcia frente al Vive Menorca, y su trabajo, tanto en defensa como en ataque, fue encomiable, sobre todo teniendo en cuenta que jugó prácticamente todo el partido y que tuvo que defender, y con todo, a Stojic, al que dejó en sólo dos puntos (y de tiros libres).

Pero, tal como comentábamos en la zona de prensa con Dioni y Ochoa, parece claro que la clave del partido estuvo en la entrada en pista de Gonzalo Martínez. Thomas no supo parar a Jeter, que le ganaba la partida una y otra vez, y terminó el primer cuarto con 11 de valoración. Cuando no lograba canasta fácil sacaba falta, y cuando no un buen pase con a compañeros con ventaja.

Se supone que Thomas es el mejor defensor de los tres bases. Sin embargo, Gonzalo Martínez tiró de oficio para poner en ciertos aprietos al base norteamericano del ViveMenorca. En lugar de encararle y buscar el cuerpo a cuerpo agresivo, como hacía Thomas, el base madrileño procuraba darle cierta distancia y se hundía lo justo para no ser rebasado del todo y poder puntearle ligeramente los tiros a canasta cuando el americano estuviera cerca del aro.

Al principio renunció a pasar los bloqueos por delante, y optó por hacerlo por detrás, y así poder esperar de frente a Jeter cuando penetrara en lugar de pasar el bloqueo por delante y tener que conformarse con perseguirlo.

Ricard Casas le pidió entonces a Eley que se hundiera más hacia dentro en los bloqueos, hacia el tiro libre, para así dificultar a Gonzalo el pasar los bloqueos por detras y que el recorrido del base del CB Murcia fuera más largo y dejara a Jeter espacio en el 6,25. Pero Martínez se percató pronto de esa circunstancia, y entonces empezó a pasarlos por delante, puesto que Eley es muy grande pero no tanto como para tapar desde el tiro libre hasta los 6,25.

En ataque Martínez condujo al equipo con algo más de criterio, hizo llegar más balones a los interiores y atacó en varias ocasiones a Jetter, que terminó por salirse del partido y de la pista. Y ya con Guzmán en cancha fue más fácil darle la vuelta al partido.

En realidad, Gonzalo Martínez no hizo nada del otro mundo, sólo tiró un poco de oficio y, sabedor de sus limitaciones, no intentó hacer defensas que no podía hacer, limitándose a estorbar un poco a Jeter en el momento de lanzar tras penetración en lugar de intentar negarle la penetración, que es lo que parecía intentar Thomas, quien al final terminaba totalmente rebasado por Jeter. Sin embargo, ese pequeño cambio de dinámica fue suficiente para cambiar el cariz de todo el partido.

Cuando volvió Thomas lo hizo con la lección aprendida, y se dedicó a atarcar más a Jeter, no quiso ser tan ambicioso en defensa como en su primera estancia en pista y más o menos siguió en la misma linea que Martínez.

Sin embargo, el joven Marco volvió a tener problemas en la defensa al base norteamericano del Vive Menorca, que rápidamente le rebasó en varias ocasiones, volvió a anotar, a meterse en partido y, con él, todo el ViveMenorca, lo que obligó a Hussein a volver a poner en pista a Gonzalo pese a su dolorosa lesión en el dedo (se le había salido un dedo de la mano derecha).

No quisiera desmerecer la defensa de equipo a partir del segundo cuarto, la aportación de Moss, ni el ya citado excepcional trabajo de Taquan Dean en ambos lados de la pista, pues se pegó una paliza tremenda y durante 35 minutos vio el aro con mucha facilidad (la mayoría de sus fallos fueron en los últimos minutos, cuando ya le faltaba aire por todos lados), pero creo que la clave para el cambio de dinámica estuvo en ese cambio con Gonzalo Martínez.

Igual que durante el partido del Barça me pareció que Marco llevó al equipo mucho mejor que Martínez (pese a que Hussein le pidiera más ambición al de Abanilla) ahora he de reconocer que frente al ViveMenorca esas pequeñas cosas del ex estudiantil cambiaron el partido y que el base murciano no supo hacer lo propio.

Bienvenido sea Gonzalo Martínez al fin al equipo, pues hasta ahora casi había restado más que sumado. Que no sea flor de un día.

14 de oct. de 2008

Entradas casi gratis para universitarios en el CB Murcia vs Vive Menorca

BUM

Este año ha funcionado, y bien, la iniciativa de dar entradas casi gratis para los universitarios que deseen ver al CB Murcia durante la Semana de Bienvenida Universitaria que, como cada año, organiza la Universidad de Murcia para acoger a sus nuevos alumnos.

Las entradas para el partido del próximo domingo frente al Vive Menorca valen sólo 1,5 euros para los universitarios de la UMU, siempre y cuando se efectúe la reserva en Secretarías Virtuales o a través de SUMA con tarjeta de crédito. Recogida de entradas en el SIU, ya sea en la oficina de La Merced, o la oficina del Centro Social Universitario (horario: lunes, martes y miércoles de 9 a 18h ininterrumpidamente y jueves y viernes de 9 a 14). Las entradas, una vez reservadas, se recogen el día de partido en taquilla (hay que llevar el carnet universitario para identificarse).

Ya para el partido del Barcelona se realizó una primera tanda de entradas, entonces al muy razonable precio de 5 euros, y ahora continúa al precio simbólico de 1,5. Buena iniciativa conjunta de la gente de la Bienvenida Universitaria y del CB Murcia.

11 de oct. de 2008

Más lesiones, más difícil todavía

MMT Estudiantes: Cummings (25), Beirán (33), Suárez (15), Junyent (24), Wideman (34)

Banquillo: Nguema (5), Clark (10), Granger (11), Jasen (14), Popovic (17), Iturbe (32).

Entrenador: Luis Casimiro.

CB Murcia: Thomas (13), Robles (6), Dean (5), Moss (7), Barnes (19)

Banquillo: Bogdanovic (19), Marco (8), Fajardo (12), García (14), Young (21), Martínez (24), Opacak (55).
Entrenador: Manuel Hussein.
La ACB no descansa y no da tiempo ni para disfrutar de las victorias ni para lamerse las heridas de las derrotas. Esta noche vuelve el CB Murcia a buscar su primera victoria de la temporada, hoy frente al MMT Estudiantes (19.00 h.), un equipo que estuvo a punto de bajar la pasada campaña y de desaparecer este verano por problemas económicos. Siguen los problemas de lesiones en el CB Murcia, y a las bajas ya conocidas de Young y Opacak hay que sumar la gastroenteritis de Gonzalo Martínez. Mientras se recuperan los lesionados se busca en el mercado un jugador que pueda jugar tanto de ‘tres’ como de ‘cuatro’, pero no parece que actualmente el mercado ofrezca soluciones a los precios que puede pagar el CB Murcia.

Aún escuece la derrota frente al Regal Barcelona, partido en el que durante muchos minutos los de Hussein soñaron con la victoria, aunque tuvieron que aceptar que la mayor pegada de los de Xavi Pascual se impusiera al final. La mirada positiva de ese partido es que con confianza Marco puede ser un base útil para este equipo, que Taquan Dean puede ejercer de cañonero con garantías si tiene el día inspirado y que cuando juega con concentración y entrega este CB Murcia puede defender bastante bien a cualquier rival y llevarlo a un marcador bajo, terreno en el que crecen las posibilidades de victoria de los murcianos.

El MMT Estudiantes sigue con las bajas del escolta Udrih y el pívot Rancik (sustituido por Popovic) y también llega sin victorias en su casillero, aunque rozaron la victoria en su enfrentamiento frente al DKV Joventut. Aquel encuentro se saldó con victoria de los de Badalona en un fantástico final muy igualado (83-81). En ese partido el jugador estudiantil más destacado fue Iker Iturbe, quien estuvo prácticamente infalible con su letal lanzamiento de tres puntos (seis triples con ocho intentos realizados), muy bien secundado en los últimos minutos por el jovencísimo Granger (13 puntos y cuatro asistencias).

Respecto al rival de esta tarde Manolo Hussein sostiene que es “un equipo remozado, que ha fichado bien este verano, y pese a que también van 0-2 tiene un nivel de competitividad muy grande. El partido es de una gran importancia por la necesidad de sumar, será difícil pues nuestro nivel de exigencia físico es alto, lo que nos va a llevar a una situación límite al jugar con ocho jugadores y tratarse de dos equipos con una pequeña ansiedad”, declaraba el técnico grancanario, quien reconoce lo complejo de afrontar la ACB si se suman problemas de lesiones. “Esta liga es complicada para todo el mundo, a Estudiantes lo vemos en principio como un rival directo por la lucha por la permanencia. Somos 5-6 equipos los que aún no hemos sumado, y lo primero es que las lesiones nos respeten, si no es complicado. Luego necesitamos algún refuerzo para ser competitivos, porque el equipo trabaja bien, pero no tenemos continuidad por los problemas físicos. Soy optimista, para ser pesimista ya hay mucho tiempo, en cuanto resolvamos los probemas físicos el equipo tiene que ir para arriba”, afirmaba Hussein de cara al partido de esta tarde.

Mientras el CB Murcia espera a ir recuperando lesionados tratará de sumar victorias, ya sea dentro o fuera de casa, con la plantilla completa o en cuadro, pues sólo 15 equipos se salvarán este año en ‘la ACB de los 17’ y 12 parece ser el número mínimo de victorias que garantizarían la salvación.


Estudiantes renace casi de sus cenizas


LAS CLAVES.

Más lesiones.
Ahora son ya cuatro las bajas: Bogdanovic, Opacak, Young y seguramente Gonzalo Martínez. Si antes era difícil ganar ahora será lo será aún más, pero hay que empezar a sumar ya.

Potencia física en los bases de Estudiantes
. Tanto Cummings como Granger tienen gran talento atlético, lo que será un serio problema para Marco y Gonzalo Martínez (si puede jugar). Thomas podría defenderles, pero deberá ayudar como alero.

Rival directo. Pese a las desventajas para el CB Murcia, el MMT Estudiantes no deja de ser, a priori, un rival directo por evitar el descenso, lo que hace doblemente valioso un posible triunfo a domicilio para los de Hussein.
A punto estuvo el MMT Estudiantes de descender a la LEB la pasada campaña, pero una histórica remontada, con el lema ‘Que no bajamos’ como bandera, les permitió salvar la categoría en el último momento. Tras superar ese gran susto la sombra de la desaparición del club estuvo presente varios meses debido a serios problemas financieros que, de momento, parecen solucionados. En la parcela deportiva el MMT Estudiantes se ha reforzado bastante bien, especialmente tapando carencias de la pasada compaña mediante la incorporación de gente grande con Wideman, un ‘cinco’ que viene de la mano de Luis Casimiro y avalado por su buen rendimiento en Fuenlabrada, o potencia física en el puesto de base, con el veterano Cummings (ex del Maccabi) y el jovencísimo Granger, que a sus 19 años se ha convertido en una de las revelaciones del arranque liguero. La fórmula es combinar experiencia y juventud, talento y potencia. Y parece que el resultado es acertado. Aunque lesionado y ausente hoy, Udrih debería aportar experiencia buen lanzamiento de media y larga distancia, complementando al clásico Jasen (un jugador que viene promediando 12 puntos y 5 rebotes en los últimos tres años), toda una institución ya en el equipo madrileño, acompañados por fuera por dos jóvenes talentos como Beirán, un excelente tirador, y Suárez, la gran esperanza de futuro para este equipo.

El juego interior gira en torno a la figura de Wideman, uno de los pocos ‘cincos’ puros de la ACB, un jugador de gran físico y rendimiento contrastado, al que acompañan Rancik, que está siendo sustituido por Popovic debido a una lesión, el veterano Oriol Junyent, repescado de la LEB Oro al final de la pasada campaña y el joven y talentoso Daniel Clark, que busca su oportunidad en ACB tras foguearse la pasada campaña en el Leche Río Breogán de LEB Oro. El ala-pívot Iturbe retorna a Estudiantes con para jugar de falso ‘4’ y romper las defensas rivales desde los 6,25, tal como hizo esta semana contra el Joventut, al que anotó seis demoledores triples en sólo ocho intentos.

En el banquillo otro clásico ya de la ACB. Luis Casimiro, uno de los pocos entrenadores que cuenta en su currículum con haber ganado la liga el año de su debut, en la liga 1997/98 y con el Manresa.

9 de oct. de 2008

Vestiduras rasgadas y confianza dada y adquirida

Mal rollo el que me da de ver a más de uno, y de dos, rasgándose las vestiduras porque el CB Murcia ha empezado con un 0-2. No digo yo que la cosa no se pueda poner complicada, y que hasta eso es más probable que el que se ponga bien del todo. Pero vamos, que en la segunda jornada muchos estén hablando de LEB me parece un disparate absoluto.

Tampoco ayudará mucho las lesiones y el que no haya un duro, vamos, ni para fichar a Yebra, pero es lo que hay, quedan 30 partidos, que no es poco, y hacer predicciones de ese tipo a estas alturas es un disparate supino, sobre todo si se basan en el juego visto y no en la plantilla. Bueno, la plantilla no parece tampoco para mucho más que para sufrir, pero no está claro que sea claramente peor que otras 5-6.

En fin, que hay que tener un poquito más de paciencia. Ya habrá tiempo de rasgarse vestiduras, si es que hubiera que hacerlo. Espero que no.

La confianza se tiene, pero también se da

Decía anoche Hussein en rueda de prensa sobre Marco:

“yo creo que tiene que arriesgar más, creo que cuando tiene el balón en las manos tiene que darle más ritmo al equipo, se tiene que arriesgar más en las penetraciones para doblar el balón, y tiene que ser un poco más agresivo en general a la hora de tomar decisiones. Estuvo bien, pero creo que hay que pedirle más. Si sales a jugar tienes que salir a hacerlo bien, no a no hacerlo mal. Yo tengo diecinueve años y en entrenador me da la oportunidad y yo, a todas, todas. Entonces yo creo que lo hizo bien porque ha lidiado con jugadores complicados, pero hay que pedirle que le dé al equipo un plus de agresividad”
Más allá de que pretenda motivar al chaval, me toca un poquito la moral que haga esas declaraciones un entrenador que desde el primer mes de competición ha tenido sentado en el banquillo a Marco toda la temporada pasada, incluso cuando el equipo estaba haciendo el ridículo más vergonzoso.

Eso en mi tierra es una falta de confianza absoluta. Además, en Fuenlabrada Marco no jugó NI UN SEGUNDO. Ahora, llegan las lesiones de jugadores exteriores y Hussein tiene que recurrir a él FORZOSAMENTE. Nadie diría que esos minutos que jugó ayer Marco son por la confianza del entrenador. Al contrario, muy al contrario. Así ¿qué actitud se puede esperar del jugador?. Pues la que tuvo, la de salir a no fallar demasiado para jugar el máximo tiempo posible y hacerlo bien. De hecho seguramente por eso jugó más de 20 minutos, porque no cometió demasiados fallos y dirigió bastante bien, metiendo buenos balones interiores y no demasiado mal en defensa y, en cualquier caso, mejor que Gonzalo, que tampoco hizo gran cosa ni, como le pedía Hussein a Marco, arriesgó demasiado.

En realidad, recuerdo una ocasión en la que Marco leyó correctamente que podía superar a su defensor y que había pasillo hasta canasta, y penetró, y lo hizo bastante bien, pero le taponaron el balón, muy arriba, pero le taponaron. Eso tampoco ayuda mucho a coger más confianza.

¿Saben vds. cuándo será más lanzado este chico?. ¿A que vds. también saben la respuesta?. Exacto, cuando el entrenador le de bastantes minutos durante varios partidos seguidos. Es decir, cuando el entrenador le de confianza al jugador el jugador cogerá confianza. Y este chaval creo que es de los que cogen confianza pronto. Sólo hay que dar el primer paso por parte del entrenador. No tengo claro que ese primer paso fuera ayer, pues parece que Marco jugó más bien por las lesiones que por otra cosa. Esas declaraciones dándole caña al jugador tampoco parece que encajen con las de un entrenador que confía mucho en el chaval. Tal vez ese primer paso por parte del entrenador quedará claro cuando le de minutos sin que el equipo esté plagado de lesiones y, por supuesto, no le siente al primer fallo, como ha ocurrido ya bastantes veces.

Vamos, que no estaría mal que Hussein también pusiera de su parte. A mí me dio la sensación de que Marco ha mejorado (ligeramente, tampoco nos volvamos locos) en defensa y que dirige muy bien. Además, parece que ha mejorado su mecánica de tiro (antes hacía un latiguillo muy raro para una mecánica poco efectiva), lo que debería hacerle mejorar su acierto de tiro exterior, pero ojo, eso aún debería llevar su tiempo.

7 de oct. de 2008

Las lesiones merman al CB Murcia frente al Regal Barcelona

Los barcelonistas se han reforzado de maravilla y son los máximos favoritos para ganar la liga, aunque hoy no contarán con Navarro

Plato fuerte el de esta noche, en la que un muy bien reforzado Regal Barcelona visita el Palacio de Deportes de Murcia, en el partido de debut del CB Murcia frente a su afición. No estará Navarro, aquejado de una lesión muscular, pero el equipo catalán, de la mano de Chichi Creus en la dirección deportiva, se ha reforzado este año de manera sobresaliente y cuenta con recursos más que suficientes para dar espectáculo y ganar a cualquiera con o sin su estrella. Mal se le presentan las cosas a los de Hussein en cuanto a lesiones, pues a las ya conocidas bajas de Young y Bogdanovic se suman las molestias que arrastran Taquan Dean e Ivan Opacak, que podrían hacer que alguno de ellos también se quedara sin jugar esta noche.

El CB Murcia volvió esta semana a las andadas, desluciendo en Fuenlabrada la decente imagen que brindó en pretemporada y perdiendo de paliza ante un rival de supuestamente un potencial similar. Pero si el sello Hussein existe y la debilidad fuera de casa es un rasgo característico, también lo debería ser la transformación positiva del equipo en casa, independientemente de la fortaleza del rival.

Bogdanovic no está recuperado aún de su esguince, mientras que Young se lesionó en el último entrenamiento previo al partido de Fuenlabrada, y tiene para un mes. Mal pintan las cosas para buscarle un sustituto temporal, toda vez que las arcas murcianistas están prácticamente vacías y el mercado no parece que ofrezca ninguna opción interesante para un equipo sin dinero para gastar. No obstante, circuló el nombre de Oscar Yebra, actualmente sin equipo y entrenando con un equipo de EBA, aunque no parece que el alero pueda terminar finalmente en las filas murcianas pues, aunque podría ayudar puntualmente en el juego interior, Yebra es fundamentalmente un alero, y en relación al puesto de alero la lesión de Bogdanovic ya casi está recuperada.

CB Murcia: Thomas (13), Dean (5), Opacak (55), Moss (7), Barnes (19)
Banquillo: Bogdanovic (19), Robles (6), Marco (8), Fajardo (12), García (14), Young (21), Martínez (24).
Entrenador: Manuel Hussein.

Regal Barcelona
: Sada (24), Lakovic (10), Barton (9), Ilyasova (21), Andersen (13).
Banquillo: Basile (5), Barrett (6), Trias (8), Rey (14), Vázquez (17), Santiago (25), Grimau (44).
Entrenador: Xavier Pascual
Palacio de Deportes de Murcia. 21 h.

En el partido de Fuenlabrada Thomas (18 puntos, ocho asistencias y cinco robos de balón) tuvo una actuación destacada, viéndose bien secundado por Robles (16 puntos y cuantro triples) y la entrega de Fajardo. El resto del equipo no estuvo a la altura de las circunstancias, especialmente en la parcela defensiva, pues se dejaron anotar la friolera de 97 puntos, una cifra muy poco frecuente últimamente en la ACB.

Mejor fue el precedente del Regal Barcelona, que merced a su victoria ante el DKV Joventut es el primer lider de esta liga. Los de Xavi Pascual realizaron un buen encuentro el pasado domingo. Brilló especialmente su última incorporación, Daniel Santiago, quien en apenas unos minutos de juego se hizo el dueño en la zona (11 puntos, dos asistencias, dos tapones), muy bien secundado por los guerreros Grimau (15 puntos y seis asistencias) y Sada, así como Ilyasova (13 puntos y siete rebotes).

Difícil papeleta para un CB Murcia que vuelve a sembrar dudas en sus desplazamientos, pero de situaciones similares ya ha salido victorioso en las últimas campañas.

Regal Barcelona, mucho más que Navarro

LAS CLAVES:
Sobreponerse a las lesiones. Hasta cuatro jugadores murcianistas podrían perderse el partido de hoy. Young y Bogdnovic ya están descartados, mientras que Dean y Opacak serán duda hasta el último momento.

Un equipazo enfrente. Aunque no esté Navarro el potencial del Regal Barcelona es tremendo, con dos excelentes jugadores por puesto y una plantilla versátil y equilibrada, con varios jugadores polivalentes.

El peligro de Santiago. Fue el último en ponerse a las órdenes de Xavi Pascual y con apenas unos días de entrenamiento fue capaz de dominar los tableros frente al DKV Joventut y el CB Murcia no parece tener un ‘cinco’ capaz de frenarle.
El fichaje sensación de esta ACB ha sido Navarro, que se perderá este partido por lesión. Pero tal vez la incorporación más determinante del Regal Barcelona ha sido la de Chichi Creus en el puesto de director deportivo. Su principal reto para esta campaña fue reforzar el equipo recuperando jugadores de la casa. Lo consiguió con Navarro, quien vuelve a la ACB con un contrato millonario y rol de superestrella, esta temporada además mostrando una alta implicación en defensa. No logró recuperar a Marc Gasol, quien optó por marchar a Memphis a seguir los pasos de su hermano Pau, pero sí a dos jugadores determinantes como Andersen y Daniel Santiago. Ello le da al juego interior azulgrana una solidez enorme, especialmente si se suma a estas incorporaciones el buen momento de forma por el que pasan Ilyasova, muy acertado en el puesto de ‘4’ desde que Pascutal tomó al equipo al final de la pasada campaña, y también un inspirado Vázquez, lo que parece dejar poco hueco a Trias y, menos aún, al joven Xavi Rey.

En parte eclipsados por los grandes fichajes barcelonistas, dos grandes jugadores no han acaparado tanta atención al ser fichados por el equipo que entrena Xavi Pascual. Uno es Victor Sada, que vuelve al Barcelona en el mejor momento de su carrera, y el otro Lubos Barton, un excelente y completo alero, procedente del DKV Joventut, capaz de dar consistencia en el puesto de alero y ayudar por dentro. Otro refuerzo importante es el de Andre Barrett, un base norteamericano que no logró triunfar en su trasiego de equipos NBA, buen tirador y director de juego.
Tal vez la incorporación más determinante del Regal Barcelona ha sido la de Chichi Creus en el puesto de director deportivo

Lakovic es un excelente base escolta, pero la llegada de Navarro provocó que inicialmente se le buscara salida, si bien su elevada ficha impidió encontrar un equipo que se hiciera cargo de su salario. Finalmente, su calidad le está permitiendo volver a hacerse un hueco en el equipo y alternar los puestos de base y escolta. Basile y Grimau son dos de los veteranos que le dan consistencia al juego exterior barcelonista, capaces de dar intensidad en los dos lados de la pista.

5 de oct. de 2008

Pr. Gamo Santomera, 66; Santa Pola 77.

El sábado pude acercarme un rato por Santomera para ver a los de Promociones Gamo frente al equipo de 1ª Nacional de Santa Pola. Me perdí el primer cuarto pero me atrevo a apuntar algunos detalles sobre juego colectivo e individual de los de Miguelo que aún deberían mejorar si quieren crecer pronto como equipo y cogerle el pulso a la liga.

Se abusa del bote y se pasa poco. Ésa es una mala costumbre, sobre todo si no tienes en tu equipo alguien que sea muy bueno en el manejo de balón y te hacen una buena presión a toda pista. Además, la tendencia es a botar y no mirar a los compañeros, con lo que se pierden interesantes oportunidades de pase a un compañero bien situado. No tengo claro hasta que punto este problema es un vicio o una carencia técnica (lo primero parece más fácil de corregir que lo segundo).

Los pases son demasiado lentos y flojos. Al hacerlos tan flojitos se le da tiempo al rival a reaccionar, con lo que no se logran espacios libres para sacar ventajas. Lo peor de todo, o al menos eso es algo que a mí me da especial rabia, es que esos pases flojitos se lo ponen más fácil al rival para robar el balón, lo que suele representar una pérdida y una canasta del rival (o canasta y falta, que ya es el colmo). Puestos a perder el balón creo que es mejor que se pierda por la banda al no poder recibirlo adecuadamente el compañero que regalárselo al rival para un contraataque.

Otra cuestión relacionada con el pase que se dio en varias ocasiones fue dar pases muy arriesgados en situaciones innecesarias, es decir, en momentos o lugares en los que ese pase no representaría ninguna gran ventaja si llega a su destino. Se trata del pase entre exteriores que se hace demasiado cerca del defensor del receptor en lugar de darlo ligeramente hacia afuera para reducir el riesgo de intercepción. Esos pases también duelen mucho, al terminar también con frecuencia en canasta del rival al contraataque.

Varias veces se produjo también una situación de juego poco aconsejable, como es que el jugador que sube el balón se limite a botar de una punta a otra, acercarse algo al aro y tirar con más de 15 segundos de posesión disponibles y sin haber dado un sólo pase. Aparte de la mala selección de tiro y precipitación que ello implica, no ayuda a hacer grupo, pues todos corren arriba y abajo y se tienen que conformar con ver cómo un compañero se la juega sin intentar nada con el equipo.

Durante varias jugadas un pequeño de los de Santomera tuvo que defender a un jugador mucho más grande del Santa Pola. Aparte de que fuera más o menos adecuado mantener este emparejamiento, el problema fundamental fue que en ningún momento se le hicieron ayudas al jugador en inferioridad, que una y otra vez se veía en el poste bajo impotente ante un tipo que le sacaba una cabeza y sin ayuda alguna del resto.

Se defendió mucho tiempo en zona. Independientemente de que una zona 2-3 típica no me seduce demasiado como espectador, la que practicó Santomera tenía tendencia a que los exteriores se hundieran en cuanto Santa Pola movía un poco el balón, especialmente cuando hacían algo de movimiento de balón fuera-dentro-fuera, dando al rival varias posiciones de tiro triple muy cómodas desde el frontal.

Lo de Santomera tuvieron muchos problemas para subir el balón ante la zona-press en toda pista de los de Santa Pola. Hubo un momento en el que forzaron una pérdida de balón por mal manejo de balón y se vinieron arriba con esta defensa, y robaron varios balones en las siguientes jugadas sin que los de Santomera reforzaran la ayuda al base para subier la bola. La simple ayuda del escolta no siempre es suficiente en estos casos, hace falta alguien más que ayude a subir el balón (y no tiene porqué ser botando siempre). Bien es cierto que la zona presionante del Santa Pola estaba bastante bien hecha y sus jugadores tenían claro que la verdadera trampa había que ponerla en cuanto el rival pasara el centro del campo, momento en el que el 2x1 lo hacían muy rápido y agresivo, pegados pero sin tocar, con el cuerpo de los defensores totalmente perpendicular al atacante y líneas de banda y medio campo, como dice Dan Peterson que mandan los cánones.

Foto gentileza de Fede Paredes (CB Capuchinos)

4 de oct. de 2008

El CB Murcia se estrena frente al Fuenlabrada

El rival de hoy es un competidor directo en la lucha por evitar el descenso
Fuenlabrada: Ferrán López (10), Oleson (24), Blanco (21), Bueno (11), Ramos (23).
Banquillo: Valters (9), Radivojevic (18), Paraíso (35), Sandes (31), Jódar (8), Mainoldi (4), Vidaurreta (41)
Entrenador: Lluis Guil

CB Murcia: Thomas (13), Dean (5), Opacak (55), Moss (7), Barnes (19)
Banquillo: Bogdanovic (19), Robles (6), Marco (8), Fajardo (12), García (14), Young (21), Martínez (24).
Entrenador: Manuel Hussein.
12.30 horas. Pabellón Fernando Martín.

Llegó el día. Comienza una ACB 2008/2009 accidentada desde el principio con la ausencia de Akasvayu y la incertidumbre que se pudo haber llevado por delante a Estudiantes, Manresa y CB Murcia. A punto han estado esos tres equipos de quedarse fuera, pero finalmente los tres están en la línea de salida. El primer rival del CB Murcia es el Fuenlabrada, al que se enfrenta esta mañana (12:30 h.) con la ausencia de Bogdanovic por un esguince de tobillo y con Taquan Dean tocado.

Más de un suspiro dieron los murcianos aficionados al baloncesto cuando finalmente se confirmó la salida en ACB del CB Murcia. La alegría inicial hizo que pasara algo desapercibido un dato fundamental, pues el presupuesto se reduciría sustancialmente, pasando de seis millones de euros a sólo cuatro y medio, y la salida al mercado se realizó mucho más tarde que el resto. Al final, parece que Hussein y Guillem, ya sin la presencia de Morate como director deportivo, han confeccionado una plantilla lo más competitiva posible con el poco dinero disponible.

En principio, parece que el trabajo de pretemporada ha cumplido buena parte de los objetivos, si bien al entrenador murcianista, Manolo Hussein, le gustaría haber podido avanzar más en aspectos tácticos. “Físicamente el equipo está bien, otra cosa son las cuestiones de tipo estratégico y táctico, donde aún falta asimilar y mejorar en muchos aspectos”, declaraba el técnico, quien también reconocía el pasado viernes que un enfrentamiento contra Fuenlabrada tiene connotaciones especiales, pues “ya desde el primer día los partidos entre rivales de este calibre son algo más que un partido. Nunca sabes lo que va a ocurrir, pero en la competición los enfrentamientos directos entre equipos que se juegan lo mismo van a tener su peso a la hora de conseguir un mejor o peor puesto de cara a la permanencia. Sí, es un partido importante, no es como otro cualquiera”, sostenía el grancanario en la rueda de prensa previa al último entrenamiento.

El Fuenlabrada ha cosechado un balance de cinco victorias y tres derrotas en sus enfrentamientos de pretemporada. Le ganó a iurbentia Bilbao, Granada, Real Madrid, CAI Zaragoza y Cajasol, mientras que salió derrotado frente a Illescas (LEB Oro), Estudiantes y TAU. El Fuenlabrada contará este año con Oleson como su principal referente ofensivo, además de haber apostado fuerte en la renovación de Saúl Blanco, jugador que esta campaña acaparará muchas miradas para confirmar su excelente progresión.

El equipo de Hussein llega a esta primera cita liguera con un balance de pretemporada que se podría calificar de satisfactorio, en el que la única derrota clara llegó en el último encuentro, frente al Granada de Borchardt y Hunter. Esos partidos de preparación permitieron ver irregularidad y calidad a partes iguales en Taquan Dean, una mejora evidente de Thomas, una incógnita en el puesto de alero, que en el último momento vino a cubrir el repescado Opacak y un rendimiento interesante de un juego interior que a priori se perfilaba como de los más modestos de la liga. Pero falta por despejar la incógnita de si ese rendimiento se mantendrá en la liga, pues los partidos de pretemporada no dejan de ser ensayos y encuentros de preparación que poco tienen que ver con los de competición.

Hoy toca demostrar sobre la pista que las virtudes que adornan a este equipo pesan más que sus carencias, y el Fuenlabrada, uno de los rivales directos por eludir el descenso, será la primera piedra de toque.

Fuenlabrada. Menos mimbres, iguales objetivos

Fuenlabrada parece haber perdido pegada este año con la marcha de jugadores muy importantes la pasada campaña como Marco Thomas, Wideman, Guardia o García. Sin embargo, las incorporaciones del cañonero Oleson, uno de los máximos anotadores de pretemporada, la de Bueno y, sobre todo, la apuesta por renovar a Blanco, deberían ser mimbres suficientes para intentar eludir el descenso con ciertas garantías. Veteranía y conjunción no le faltan a este equipo pese a la pérdida de jugadores que habían jugado juntos muchos años. También ha cambiado la dirección desde banquillo, y tras la salida de Luis Casimiro la responsabilidad técnica ha pasado a manos de Luis Guil, ex seleccionador junior.

Hussein valora a su rival de hoy reconociendo su carácter luchador y su fortaleza en casa. “En su pista siempre ha sido un equipo competitivo, muy difícil de ganar. Siempre ha fundamentado la permanencia en las victorias en su pista, ya que el año pasado no ganó prácticamente fuera. Es un equipo muy guerrero, muy metido y que además tiene un público muy fiel, una cancha muy difícil, con mucha presión y eso a ellos les motiva. Sabemos lo que nos vamos a encontrar a nivel de juego y a nivel de ambiente”, declaraba el técnico del CB Murcia.

La conjunción del equipo fuenlabreño ha sido tradicionalmente su punto fuerte. De los jugadores importantes de pasada temporada continúan Ferrán López, Saúl Blanco, Paraíso, Radivojevic y Ramos. Todos ellos fueron jugadores decisivos la pasada campaña, si bien la edad ya debería ir relegando a Ferrán López (36 años) y Paraíso (37) a un rol más secundario. Las dos grandes apuestas de este equipo han sido volver a contar con el gigante puertoriqueño P.J. Ramos (2,21 m. y 23 años), al que la pasada campaña se le notó algo blando e inmaduro para ser un jugador importante, y al que este año debería haberle llegado su momento. Otra fuerte apuesta, económica en este caso, ha sido por el joven alero Saúl Blanco, por el que Fuenlabrada acudió al derecho de tanteo igualando una importante oferta económica del Pamesa Valencia.
El juego interior lo completan Mainoldi y el lesionado Vidaurreta, mientras que el joven Sandes se conformará con disputar pocos minutos e ir cogiendo experiencia.

3 de oct. de 2008

CB Murcia 2008/2009. Mejor sobre la pista que sobre el papel


Llega al fin la liga ACB 2008/2009, en la que el CB Murcia se quedó sin los dineros de la empresa del ladrillo y a punto estuvo de no poder salir. Momento de hacer un pequeño análisis de la plantilla en base a lo visto en pretemporada.

Plantilla de circunstancias la que han tenido que montar Hussein y Paco Guillem tras el recorte presupuestario y haber salido muy tarde al mercado. Tras la disputa los partidos de pretemporada la primera conclusión que se puede extraer de este equipo es que se muestra mucho más eficiente sobre la pista de lo que en principio podría parecer sobre el papel. Las principales dudas se centran en cómo influirá la incorporación de Opacak al puesto de alero en la configuración del juego de perímetro, y las principales sorpresas hasta el momento están en la compenetración que parecen mostrar los pívots y la facilidad anotadora que ha tenido Thomas hasta el momento.

Lo que parece claro ya antes de iniciarse la temporada es que este equipo se mostrará muy sólido en defensa, muy luchador, consciente de sus limitaciones ofensivas y de la necesidad de suplirlas a base de sacrificio. Se trata de una plantilla que en su mayoría son jugadores experimentados aunque en plenitud de facultades, que sabe a lo que juega y conoce cuáles son sus limitaciones. No parece previsible un juego muy espectacular de cara a la galería, pero el vínculo con la afición llegará probablemente gracias al grado de compromiso y entrega de todos los jugadores.

Bases. Más dirección y menos defensa

Esta temporada Gonzalo Martínez ocupa el puesto de Anton Gavel, mientras que siguen, con un año más de experiencia, Marco y Thomas. En principio, se ha perdido en defensa, pues Gavel era un especialista en defensa y Gonzalo Martínez no es tan fuerte en esa faceta. Sin embargo, se gana en experiencia, y no con Gonzalo Martínez, un histórico de la ACB, sino también porque será el segundo año de Marco Thomas, quien en pretemporada ya se ha mostrado muy cómodo jugando tanto de base como de escolta, lo que le ha permitido ser el cuarto máximo anotador de pretemporada ACB con 16,3 puntos. Donde debería pasar menos apuros el CB Murcia este año es en la dirección de equipo, al sumar el saber hacer de Martínez con el hecho de que Thomas ya conoce la liga y a los rivales, lo que hará que pueda dirigir con más solvencia. La duda es si la capacidad defensiva de Marco le permitirá aguantar el embite de los bases rivales con solvencia y hacerse con un sitio en la rotación.

Escoltas y Aleros. Dudas en el puesto de alero.


El puesto de alero ha sido el último en cubrirse, y se ha hecho mediante un ‘plan B’ pues la primera opción, Timinskas, aguantó hasta el último momento para rechazar la oferta murcianista y optar por retirarse del baloncesto. Durante unos días estuvo a prueba el internacional francés Diarrá, pero no ofreció ni la intensidad defensiva ni el acierto en el triple que buscaban los técnicos murcianistas. Llegó Bogdanovic, un joven cedido por el Real Madrid, con mucho talento, pero demasiado verde para gozar de muchos minutos en ACB. Opacak, que ya no entraba en los planes de los técnicos y que seguía sin equipo, tuvo que ser repescado, pero ahora, a priori, con el rol de alero titular.

Un equipo con limitaciones, que no hará un juego espectacular, pero que luchará hasta el final por no dejarse ganar los partidos
La principal incógnica a falta de unos días de iniciarse la liga ACB es la influencia que tendrá la presencia de Ivan Opacak en la configuración de los quintetos en pista, pues durante buena parte de la pretemporada Hussein ha tenido que jugar con tres jugadores bajos al no poder contar con un alero de garantías. Ahora, una vez incorporado el bosnio, es momento de ver si el técnico grancanario cuenta con el alero durante muchos minutos o si sigue decantándose por primar la fórmula de tres bajos. De optar Hussein por los tres pequeños también es probable que aumenten los minutos en pista del joven base de Abanilla, J.A. Marco.

Otra incógnita que ya parece ir despejándose era si el escolta norteamericano, Taquan Dean, procecedente de la A2 italiana y con poca experiencia en grandes ligas, estaría a la altura de la exigente ACB. Tras unos primeros partidos de poco rendimiento ofensivo, el escolta demostró no sólo que es un excelente defensor, y que puede jugar eventualmente en el puesto de alero pese a no ser demasiado alto (1,93 m.), sino que también puede ser un gran anotador, si bien hasta ahora se muestra como un jugador de rachas y deja la incógnita de si podrá lograr regularidad en su faceta anotadora. Robles, por su parte, parece algo más entonado que la pasada temporada, en la que una lesión le frenó alcanzar un adecuado ritmo de competición.

Pívots. Mejor de lo previsto

Sobre el papel el juego interior del CB Murcia se pintaba como uno de los más pobres de la ACB. Moss se perfila como lo más parecido a un jugador referencia, si bien su juego no es el de una estrella al uso, de esas que deciden con facilidad en el uno contra uno. Moss es más bien un jugador que suma en todas las facetas del juego, capaz de anotar sacando ventajas bajo aro, ya sea del juego de sus compañeros o del despiste de los rivales, además de poder tirar bien desde la media distancia, o incluso penetrar con rapidez cuando le defienden rivales más grandes. Barnes es un jugador fuerte, luchador, que ayuda mucho en rebote, defensa e intimidación, y que desde el primer día mostró buena compenetración con Moss.

Young era otra de las incógnitas, tras pasar por varias lesiones que le impidieron rendir a buen nivel en las últimas temporadas. Pero su estado físico actual es óptimo y se muestra capaz de luchar y dar relevos con garantías, pudiendo anotar gracias a su lucha, mostrando incluso un aceptable tiro desde cuatro metros. Fajardo empezó mal la temporada pasada, en parte eclipsado por la eclosión de Triguero, pero terminó a un excelente nivel, el mismo que está mostrando esta pretemporada, en la que no sólo ofrece una alta capacidad en la lucha bajo tableros, sino que también se muestra muy incisivo de cara al aro rival y certero desde todas las distancias. Oscar García apenas ha tenido minutos en pretemporada, lo que hace indicar que el ahora capitán murcianista seguirá teniendo un papel testimonial en este equipo.

En definitiva, un equipo con limitaciones, que no hará un juego espectacular, pero que luchará hasta el final por no dejarse ganar los partidos.