28 mar. 2009

Desigual enfrentamiento entre CB Murcia y el poderoso TAU

Sólo haciendo su mejor juego y encontrando a un TAU a medio gas el CB Murcia tendría alguna opción de victoria

CB Murcia: Thomas (13), Dean (5), Slanina (23), Moss (7) y Barnes (19) Banquillo: Robles (6), Marco (8), García (14), Mijatovic (33), Young (21) y Fajardo (12)
Entrenador: Manolo Hussein
TAU: Prigioni (5), Rakocevic (8), Mickeal (33), McDonald (45), Splitter (21)
Banquillo: Illievski (6), Vidal (9), Eslava (11), Teletovic (12), San Emeterio (19), Barak (42)
Entrenador: Dusko Ivanovic
Batalla desigual la que ha de librar esta mañana el CB Murcia frente al poderoso TAU Vitoria (12.30 h. La 7). David contra Goliat, uno de los equipos más débiles de la ACB frente a uno de los más fuertes de Europa, el TAU Vitoria, un conjunto al que no le tiembla el pulso para aplicar su rodillo a los rivales. Así lo hizo la pasada semana contra el DKV Joventut, frente al que demostró una superioridad insultante, al igual que ocurrió en el partido de ida contra el CB Murcia, al que arrasó por 45 puntos de ventaja. Pero como en la mitología bíblica a veces el pequeño David acierta con su honda en la frente de un confiado Goliat.

El TAU está inmerso estos días en su eliminatoria por el acceso a la Final Four de la Euroliga contra el FC Barcelona y tal vez su cabeza pudiera estar hoy más centrada en esa batalla que en la que le mide al CB Murcia. Otro pequeño inconveniente para el equipo de Vitoria es que esta mañana sólo contará con un base, al estar lesionado Illievski. Ésas son las las pocas esperanzas del equipo murciano para tratar de sorprender al hasta ahora indiscutible mejor equipo de la ACB. No son, en todo caso, muy sólidos esos argumentos de cara a esperar seriamente que el TAU no sea esta hoy el martillo pilón que acostumbra a ser. Por tanto, a los de Hussein sólo les queda esta mañana poco más que el orgullo de ser jugadores de baloncesto y saber que deben darlo todo en cada partido, independientemente del rival y su estado. Sólo así, si el TAU les brindara la oportunidad estarían condiciones de aprovecharla.

Los de Hussein llevan un par de meses realizando un baloncesto con altibajos pero lo suficientemente sólido y creíble como optar a ganar partidos. Sin embargo, no anda fino en los finales. Ya en dos ocasiones en lo que va de mes ha tirado por la borda su ventaja y opciones de victoria jugando con poca inteligencia los últimos instantes de encuentro. Así le ocurrió en sus desplazamientos para medirse al Bruesa y al Cajasol. En ambos encuentros el CB Murcia llegó al final de partido con una pequeña ventaja que no supo gestionar. Esa falta de talento de algunos jugadores para resolver en las jugadas decisivas se empieza a convertir en un lastre de cara a lograr el suficiente número de victorias para mantener la categoría. No parece tampoco que ese problema tenga fácil solución más allá de lograr rentas más amplias con las que afrontar los finales de partido, ya que el talento es algo que no se adquiere fácilmente si previamente no se posee. Sí es de esperar que la experiencia acumulada en esos finales mal gestionados sirva de aprendizaje a jugadores como Thomas, Dean y Barnes, quienes no fueron capaces de tomar decisiones acertadas en los instantes decisivos de los últimos partidos.

Díficil misión, pero este CB Murcia ya empieza a estar obligado a ganar a quien sea para sumar victorias o las cifras para lograr la permanencia no saldrían. Y si tiene que ser tumbando a Goliat tendrá al menos que intentarlo con todas sus fuerzas.

TAU. Un equipo intratable


LAS CLAVES
Dejar al TAU en 75 puntos. Sólo ha perdido el equipo de Ivanovic tres partidos esta temporada, y en todos ellos anotó menos de 75 puntos. Para ello la defensa del CB Murcia tendrá que bajar los porcentajes del TAU y su ritmo de juego.
Darlo todo y esperar el momento. Si el TAU juega a tope no tendrá opciones el CB Murcia. Sin embargo, su lucha por la Final Four de la Euroliga podría distraerle y brindar al CB Murcia su oportunidad, que sólo aprovecharía entregándose desde el inicio.
Ahogar a Prigioni. Es el motor y cerebro de su equipo. Hoy Illevski no podrá relevarle, aunque Rakocevic podría ayudar en ese aspecto. Atarle en corto sería fundamental para dar opciones al CB Murcia. Thomas no podrá defender tan flojo como hizo en Sevilla.
El TAU de Ivanovic está en un estado de forma espectacular. Su ritmo e intensidad son superiores a los que la mayoría de equipos del continente son capaces de aguantar. Ivanovic no consiente que nadie en su equipo se relaje y baje el ritmo e intensidad que les marca. El resultado suele ser un equipo que pasa por encima de sus rivales, destrozándolos y logrando algunos marcadores escandalosos.

Pero el TAU también muestra a veces signos de humanidad. Ha perdido tres partidos esta temporada (Bruesa, Bilbao y FC Barcelona) y en los tres ha anotado menos de 75 puntos. Parece, entonces, que sólo frenando su capacidad anotadora y su porcentaje de acierto el CB Murcia tendría alguna opción.

El TAU cuenta con un grupo de nueve jugadores de altísimo nivel, que juegan perfectamente acoplados. En el puesto de base Prigioni se muestra cada jornada como uno de los mejores bases de Europa, inteligentísimo, sabedor en cada momento de qué decisión conviene más a su equipo, y letal a la hora de jugar el bloqueo y continuación con Splitter, uno de los pívots más importantes de la ACB pese a su juventud (24 años). Illevski, hoy lesionado, constituye un gran relevo para Prigioni. Rakocevic, aunque parece haber bajado ligeramente su registro anotador en las últimas jornadas, sigue en plena lucha por hacerse con el título de máximo anotador de la ACB, tarea complicada en un conjunto con tantas figuras como este TAU. Como alero alto Ivanovic tiene el privilegio de contar con Pete Mickael, un jugador que jamás se pone nervioso, con un físico prodigioso y gran talento, hábil para sacar ventaja en cada momento gracias a su versatilidad. Dos aleros de lujo como Sergi Vidal y San Emeterio complementan el juego exterior del Baskonia, ambos grandes defensores, muy intensos en el juego y con una gran capacidad anotadora que tal vez no explotan plenamente al tener que repartir protagonismo.

En el juego interior es un lujo contar con Splitter, quien renunció a la NBA para ser un referente de este equipo y de la ACB. Mcdonald ha asumido la necesidad de entrega y lucha en defensa que Ivanovic exige y se ha convertido en un jugador resolutivo. Saliendo desde el banco Teletovic aporta un letal acierto en el tiro de tres puntos, además de ser capaz de luchar y defender como el que más. Menos protagonismo tiene Barac, un jugador con grandes condiciones para el baloncesto al que parece faltarle algo de la garra que el preparador baskonista exige a todos sus jugadores.

**********
Tras ver el Barça-Unicaja me parece que el argumento del posible cansancio aún tiene menos peso. Si el equipo de Xavi Pascual ha podido disputar en lo que va de semana tres partidos y cinco prórrogas, una de ellas hoy, y aún así ha podido ganar, con remontada incluida, al Unicaja, no quiero ni pensar lo que pueda hacer mañana el TAU. Hablar de ganarles mañana sería algo así como prometer un milagro.


No hay comentarios: