9 sept. 2006

Caso Dragic. La avaricia le cuesta cara al Slovan

30.000 euros es el precio que finalmente, y tras pasar por los tribunales de justicia, deberá abonar el TAU por hacerse con el pase de Dragic, el jugador esloveno que ayer debutó con el Polaris en calidad de cedido.

El Baskonia llegó a ofrecer al Slovan hasta 200.000 euros por el jugador, pero la avaricia del club del jugador, al que le pagaba unos míseros 500 euros mensuales y por el que quería sacar cerca de un millón de euros, ha hecho que el caso terminara en los tribunales y que el pase se sellara por el precio que estrictamente estipulaba la cláusula de rescisión del jugador, que eran unos míseros 30.000 euros.

Ya lo dice el refrán, la avaricia rompe el saco.

Informan con más detalle en El Correo Digital.