1 sept. 2006

Japón 06. Semifinales. "Los griegos juegan un mundial y los estadounidenses un all star"

Grecia da una lección de juego en equipo a un USA muy limitado tácticamente que hasta hoy vivía del músculo y el talento individual (101-95)



La frase creo que es de Itu y resume bastante bien lo que ha pasado en la primera semifinal: "Los griegos han venido a jugar un mundial y los estadounidenses un all star".

La prepotencia e individualidad de los USA, como ya les ha pasado varias veces en los últimos tiempos, les ha vuelto a pasar factura, incluso esta vez que se han traido a casi los mejores que tienen y, eso decían, querían respetar a los rivales y jugar como un equipo. Pues no, no han jugado como un equipo, no tienen ni idea de lo que es un equipo. La NBA vive malas horas, necesitan encontrar en el basket FIBA jugadores que sepan jugar a baloncesto, en equipo. La técnica individual y, sobre todo, el músculo a base de gimnasio y anabolizantes, no es suficiente para jugar baloncesto a alto nivel.

Los americanos se ve que se lo pasan bien jugando baloncesto por turnos, cada vez se la juega uno, y como mucho un pase, dos a lo sumo. Eso no es baloncesto. Los griegos hoy les han dado una gran leccióno de baloncesto en equipo. De defensa y, lo más extraordinario de todo, de baloncesto de ataque también, que no venía siendo su fuerte tradicionalmente y especialmente en este mundial, donde sólo en momentos puntuales han hecho gala de tener solvencia de cara al atacar su aro.

Los USA cometían fallos de principiante, cuando un jugador era desbordado por su par NADIE acudía a hacer una ayuda. Prácticamente no tienen sistemas de ataque. Se encomiendan al talento individual de sus jugadores y poco más. Lo más que sus técnicos consiguieron meterles en la cabeza es que para atacar la zona hay que dar muchos pases, cosa que a duras penas conseguían poner en práctica.

Pero lo más curioso es que tras el tanteo inicial, en el que Grecia se ha dado cuenta de que matando el ritmo de partido no conseguía amarrar a USA, los helenos han decidido soltarse el pelo y darle más alegría a su ataque o los USA se llevarían el partido. Así, manteniendo una aguerrida defensa, alternando hombre con zona y con presión en todo el campo, y echándole desparpajo en ataque merced al gran Papaloukas y el poderío interior de sus hombres altos, especialmente el inmenso Schortsianitis, han conseguido una pequeña ventaja en el marcador, vital para meter el miedo en el cuerpo a los norteamericanos, que pasaron a fallar bastante más de la cuenta en tiros fáciles de tres y en tiros libres.

A falta de 12 minutos la renta era de 12 puntos. Los griegos son maestros en el arte de dosificar rentas. Alguna pérdida de balón griega permitió un pequeño acercamiento estadounidense. Pero los autodenominados mejores jugadores del mundo ya estaban fuera del partido, y los griegos no volvieron a regalar ningún balón más.

Al fin un equipo ponía en su sitio a los prepotentes USA, los mismos que afirmaban que el peligro de españa estaba en "Calderón, Gasol y... el hermano de Gasol". Lo malo es que seguramente no aprenderán la lección, preferirán buscar culpables y no darse cuenta de que su modelo de baloncesto está obsoleto. El baloncesto de equipo también es espectáculo, si se juega en equipo se dan más opciones de espectáculo, eligiendo al jugador adecuado, no haciendo una mera rotación de jugadores para jugársela 1 contra 5.

El problema es que lo ideal para España habría sido ganar a Argentina y jugar la final sin presión alguna contra USA, y tratar de hacer lo que hoy han conseguido los USA. Pero si España pierde contra Argentina la lucha por el tercer puesto y la consiguiente medalla de bronce no será un partido relajado, sino a cara de perro. Y me temo que tras lo de hoy los estadounidenses tendrán el domingo una cara de perro impresionante. Mal día para enfrentarse a ellos. El día era hoy o en la final, pero no por el bronce.

Por tanto, habrá que ganar a Argentina. Veamos qué pasa.