19 sept. 2006

Murcia, la ciudad menos baloncestera de la ACB

Las soluciones a corto plazo pueden ser regalar un abono con cada casa Polaris pero, sobre todo, que el equipo gane y dé espectáculo


Colas en la eliminatoria contra el CAI"Somos pocos pero buenos". Así llevamos muchos años autodescribiéndonos los que año tras año, plantilla tras plantilla, y entrenador tras entrenador vamos a cada partido, tanto cuando el equipo juega bien como cuando lo hace mal, incluso cuando hace el rídiculo, en ACB o en LEB. Desde la mágica época de Anderson, nunca somos muchos más de 2.000. Cifras irrisorias si hablamos de un equipo de la mejor liga del mundo en baloncesto FIBA.

En Zaragoza, con cerca de 10.000 fieles, estarán tirándose de los pelos. "Dios le da dientes al que no puede comer" dirán, me temo que hasta con razón. Y lo mismo algo parecido están pensando algunos de la ACB. Una vergüenza para esa liga ahora que se supone que viene un nuevo boom del basket en España.

Lo comenta hoy el diario El Faro de Murcia. La nuestra es, con mucha diferencia, la afición menos numerosa de la ACB en muchos años. Si además hacemos cálculos sobre abonados en relación a los habitantes de la ciudad (o la región) los datos son de auténtica vergüenza ajena (o propia, pues creo que algunos sentimos ese club mucho más intensamente que buena parte de sus actuales dueños, que no patrocinadores).

Los motivos no consigo verlos del todo. Puedo intuir algunas causas que puedan influir indirectamente, pero no consigo atinar con algo que explique tal magnitud de abondono por parte de la gente de Murcia.

Parece obvio que la fama de equipo ascensor, pero sobre todo descensor, hace poco entusiasmante la idea de hacerse abonado de un equipo que suele pasarlas canutas en ACB, cuando no hacer el ridículo con todas las letras. Claro, se dirán, para padecer ya tienen a la suegra y la hipoteca de cada mes.

También parece que, en general, el deporte no moviliza mucho a los murcianos, lo cual se combina con la gran cantidad de oferta deportiva en deporte de élite, o casi élite, en muy pocos kilómetros: fútbol de segunda (dos equipos en una misma ciudad), fútbol sala (dos equipos en la región) o incluso voley.

Otro, no menos grave, son las reminiscencias muy rurales que arrastramos en esta ciudad y esta región. Baste decir como ejemplo que las autoridades, secundadas por bastante gente y sin cobrar por ello, en lugar de procurar hacer campañas para ahorrar agua, frenar iniciativas que impliquen nuevas fuentes de gran gasto de más agua (léase las megaconstrucciones en medio de secarrales), etc. prefieren irse a la Catedral de Murcia a rezar por el agua y, al tiempo, seguir firmando licencias de mega-construcción a punta de pala (nunca mejor dicho). Así, claro, parece claro que la cultura futbolera, e incluso la de los toros, están muy asentadas. ¿Se imaginan vds a los principales empresarios de la región, la famosa de turno, el alcalde de mi pueblo, el de Murcia, el presidente de la Comunidad Autónoma y famosos varios luciendo palmito en el baloncesto en lugar de hacerlo en los toros de la feria de Murcia?. No, ¿verdad?.

Antes se dejaba caer por el pabellón el ahora ex Rector José Ballesta, aunque cuesta saber del todo si asistía como personalidad o como padre de uno de los jugadores del equipo infantil. Pero, es que en los últimos dos años ni siquiera él se deja ver. Del nuevo Rector me parece que no debemos esperar mucho en ese aspecto, pues no me consta que tenga clara la diferencia entre un balón de basket y, por ejemplo, uno de voley. Así que por ahí tampoco debemos ser optimistas.

Mientras exista un mal partido de fúrgol la mayoría de murcianos (menos 1.500) preferirá el lamentable espectáculo de los tres palos que el mucho más interesante de la canasta. Sí, mucho más, pues hasta un partido EBA es más espectacular que cualquier partido de fútbol (Maradonas aparte). Lo que pasa, eso sí, es que el basket cuesta más entenderlo, pues tiene más cuestiones de técnica, táctica, estrategia y reglas del juego.

También hay que tener en cuenta que algo, siquiera un poco, influirá la actitud del dueño, que no patrocinador. Los dueños siempre han dejado claro que el equipo es suyo y hacen con él lo que les da la gana. Ello tampoco ayuda a que la gente sienta al equipo como algo de la gente. Sí, todos "somos" de un equipo, así es como funciona eso de la afición, con implicación, y el CB Murcia, perdón, Polaris, se ha empeñado siempre en pisotear esa ilusión que nos gusta hacernos a algunos de que el equipo también es nuestro, al menos un cachito de él. La política de puertas cerradas, nueva, sobrevenida y con alevosía (levantando a la gente de los asientos sin previo aviso) tampoco es que haya contribuido a desmentir esa imagen, y no me vale eso de que lo hacen todos los equipos ACB pues, ni son todos, ni lo hacen sobre la marcha y sin avisar.

Nuestro equipo de toda la vida siempre ha vestido de rojo. Aunque también siempre ha tenido al frente a Valverde, sí, un señor que tampoco disimulaba su vocación de mandamás-dueño-todopoderoso, pero al que terminamos por aceptar como connatural al equipo y a quien, pese a todo, terminó gustándole a muerte un deporte del que no tenía idea cuando decidió invertir dinero en él, y en el que adelantó muchas nóminas. Adelantos que, por cierto, parece que siempre recuperó después. Pero bueno, ese es otro tema.

¿La solución?. Ufff. Tema complicado. Algunos de los problemas anteriores llevan con su explicación la propia solución, pero otros no tienen solución a corto plazo.

Lo primero que tiene que hacer el equipo es ganar y dar espectáculo. Y en ese orden. La gente se apunta siempre a caballo ganador, y el espectáculo, qué duda cabe, es lo que hace que esta vida pueda ser maravillosa (A. Montes dixit). Pero eso, de momento, no ha ocurrido en lo que llevamos de curso. Bien es cierto que estamos en pretemporada, y que los resultados no son importantes, pero el caso es que los de Hussein han perdido todos sus partidos menos el de Menorca (ganarle en la prórroga al Gandía no lo contaría como algo positivo dentro de este argumento) y los partidos tampoco han sido muy vistosos. Así que por ese lado para este año no llegamos, al menos a los abonos de antes de empezar la temporada.

Como se puede intuir del párrafo anterior, si el equipo va a más no sería descabellado ofertar abonos "de navidad", para la segunda parte de la liga. De hecho, el año pasado se pudo ver que cuando hay espectativas de espectáculo, emoción, victoria el público, aunque le cuesta, responde. Si bien se tuvieron que poner las entradas a un euro y regalar muchas invitaciones, el pabellón se llenó y hubo larguísimas colas para intentar conseguir, en vano, una entrada para los play off contra el CAI.

Pero para conseguir asistencia de público a corto plazo una empresa como Polaris lo tiene muy fácil. Basta con hacer promociones en su negocio principal. Si a cada uno de los cientos de compradores de casas que tienen les regalan un abono tendríamos el pabellón lleno sin problemas. Pero claro, eso no garantiza afición, ni siquiera asistencia. Todo lo regalado se toma, aunque luego no se use. La clave sería regalar un abono (normal para una casa normal y familiar para una de lujo) pero hacer que el comprador tuviera que pasar por las oficinas a recogerlo. Vamos, para que muestre un mínimo de interés y que no se quede en un cajón todo el año.

Pues eso, lo primero que tiene que venir es el espectáculo y las victorias. Lo demás vendrá sólo. Seguiremos siendo una ciudad con tono futbolero y perezosa, pero un par de miles seguro que hay por ahí que podrían aficinarse, como se aficionaron en la época en la que casi nos metemos en competición europea.

6 comentarios:

Miguel Ángel dijo...

Algo tiene que ver también el precio de los abonos, que en comparación con los del pozo ( actual campeón de la liga de fútbol sala, ni más ni menos), dejan mucho que desear, sobre todo tratándose de un club recien ascendido a la ACB, y con tan poco gancho en esta ciudad.
Salu2, y a ver si este año hacemos algo en la ACB.

Mac Giver dijo...

creo q tiene q ver con el hecho de que no tienen un gran equipo.
Sacando las diferencias, algo parecido pasa en el fútbol con el equipo de Murcia, la gente no lo suele acompañar.
Y también creo q tienen un gran equipo en futbol sala, eso algo de gente le debe quitar.

Anónimo dijo...

no tienen un gran equipo ?? Se nota que entiendes de baloncesto... han fichado a una estrella como marcus fizer, repito, una estrella que marcará las diferencias en ACB. A un alero de lujo ganador de liga como Risacher.A 2 bases jovenes pero con mucha proyección y de garantías. Quizás hayan errado en el amigo Thompson, aunque habrá que darle algo de tiempo. Han formado un gran equipo y eso se va a notar. Tiempo al tiempo. Enhorabuena por tu articulo. Muy interesante.

Un ciezano abonado al CBMURCIA XD

superbasket.blogspot.com dijo...

Creo que Murcia si tiene un buen equipo (Fizer es todo un jugon), lo que pasa es que este año el nivel esta muy igualado,
asi que me parece que os tocará sudar, como a la gente de menorca, Bilbao y San Sabastian.

Basketcontrol dijo...

Buen punto de partida para un tema interesante. Aportaré mi punto de vista en este tema.
La gente no va al baloncesto, está claro, pero no es cosa de ahora. La gente hace mucho tiempo que no va al Palacio en el número que soñaría cualquier aficionado al baloncesto. La última temporada en ACB se empezó de la misma manera, poca gente que no se animó ni siquiera con la visita del Barcelona, al que por cierto se le ganó. Luego tras varias victorias y con un balance de 4 victorias y 6 derrotas, se recibió en casa al Unicaja y Caja San Fernando (no me acuerdo el orden) para igualar el número de victorias y derrotas, y se cosecharon dos derrotas muy justitas, una de ellas en la prórroga y la respuesta del público fue patética. Es un ejemplo de respuesta en un momento en que el equipo se enganchaba con los puestos de la zona media.
Ahora más de lo mismo, actitud prepotente de los actuales propietarios, color de camisetas y veto a los entrenamientos por ejemplo, sin contar con la acitud que presentan con su convecino de Palacio, el Pozo. Normal teniendo en cuenta que han dejado al gerente profesional que ademas es agente de fútbol sala y que está peleado a muerte con los charcuteros. Además de ser un auténtico mal endémico para el baloncesto en Murcia desde hace mucho tiempo, ya se cargó en una época al baloncesto de base del club y desde luego su etiqueta de "profesional" deportivo es de auténtica risa.
Sobre si el equipo es bueno o es malo, eso hay que verlo. Esto es como los melones. Hasta que no los abras no puedes saber si son buenos, malos o regulares.
Sobre lo que comentas del ex rector Ballesta, que la temporada pasada desapareció del palco, supongo que el que su hijo dejara al Polaris y se fuera con sus amigos a los que habían largado del club por ser quienes eran, con los que había estado desde infantiles, al Capuchinos con los que fue campeón autonómico, supongo que tendría algo que ver.
Para terminar que risa me da lo del "presidente está enfadado con la respuesta de los aficionados". Pero quien coño es el presidente, si es un hombre de paja que todo sus méritos son ser amigo de Pedro "Polaris" García.
Una cosa más, no creo que el ayuntamiento de Cartagena le diera la pasta que desde hace años le da al club profesional de la región.

Un ruso en Berlín dijo...

Buenos días. Entro tarde en la polémica; pero creo que es necesario que opine. El baloncesto en Murcia tuvo su afición, y mucha. Recuerdo el inicio en la Primera B. El pabellón lleno. Recuerdo algunas temporadas de ACB. El pabellón con más de cinco mil aficionados. Hubo afición.
En aquella época se cruzaron dos coordenadas: el boom del baloncesto patrio tras la medalla de plata de los Ángeles y el ascenso en Murcia, por primera vez, a la ACB. Lo nuevo impregnó en esta sociedad "huertana" y caciqauil.
Estoy de acuerdo en casi todo con Juan Carlos. Realiza un verdadero análisis de la situación. Pero, Juan Carlos creo que la comparación y animadversión con el fútbol es un error. Valverde quiso que el baloncesto predominara sobre el fútblo, el Real Murcia, secundado por su gerente Daniel Barceló. Fracasaron. De ahí vino el desencanto y posterior abandono por parte de Juan Valverde. Recuerda que durante un año dejó la presidencia y regresó para rematar su proyecto.
El fútbol es fútbol. El baloncesto es diferente. Los dos son deportes, pero diferentes. Conozco mucha gente que es incapaz de seguir el ritmo del baloncesto, de aguantar finales cardiacos o de apreciar interrupciones con los cuartos y tiempos muertos.
Somos mil aficionados al baloncesto en Murcia. Si ni siquiera jóvenes practicante del basket van al Palacio. No me vale la excusa del dinero. Abonos baratos esta temporada y facilidades para jóvenes.
Creo que Murcia se merece la LEB. Los mil aficionados nos sentimos cómodos en esa categoría, vemos baloncesto y la ACB pues la podemos apreciar por televisión.
Ni siquiera la medalla de oro en el Mundial de Japón va a significar mucho más para el baloncesto.
Creo que Scariolo dijo el otro día que hasta que los medios de comunicación de Madrid y Barcelona no apuesten por el baloncesto, éste será un deporte muy local. Creo que ha acertado. Los pabellones en Vitoria, Valencia, Málaga se llenan, pero no tiene repercusión nacional.
No es lo mismo una final Unicaja - Tau, que Real Madrid - Barcelona. Antes se abogaba porque desapareciera la primacía de los dos clubes que pertenecen al fútbol. Hoy, aspiro a que regresen aquellos tiempos. Esta situación favorecerá a plazas como Murcia, e irá en detrimento, pero insignificante en los pabellones que llenan.
Que quieres que te diga Juan Carlos, prefiero una afición en LEB, saboreando baloncesto, que una afición aborregada en ACB. Ojo y quisiera ver lleno el Palacio. Pero de afición.
Por lo demás de acuerdo contigo sobre el análisis sobre nuestros políticos y nuestra sociedad. Qué diferente con la catalana, por ejemplo.