6 sept. 2008

Un triple desde 20 metros de Llorente da la victoria al Balneario de Archena frente al AD Molinense

¿Se puede ganar un partido sin estar siquiera un sólo segundo arriba en el marcador?. Sí, se puede, y así lo ha hecho hoy el Balneario de Archena frente al AD Molina en un partido de la Copa Presidente, en el que los de Gonzalo Rodríguez han ido perdiendo hasta el último lanzamiento a canasta. A falta de tres segundos el Balneario de Archena perdía por dos puntos y le tocaba sacar desde el medio del campo. Tras hacerle llegar el balón a Pepe Llorente, poco más allá de su línea de tres puntos y con tres segundos en el marcador, el base lanzó desde unos 20 metros con un jugador encima, tan encima que hasta se cobró falta. El balón voló durante más de dos segundos, mientras los colegiados señalaban la falta, y a falta de nueve décimas de segundo entró esa bola imposible, la primera y única que ponía por delante al Balneario en uno de esos partidos que ocurre raramente en baloncesto y por los que vale la pena ser amante de este maravilloso deporte.

Nada parecía presagiar este final tras ver los primeros minutos de partido. El Balneario de Archena, en el debut de Gonzalo Rodríguez como primer entrenador, salió a la pista como un pollo descabezado, sin encontrar su sitio en la pista. Los numerosos cambios que el entrenador archenero realizó en los primeros minutos no contribuyeron a asentar a su equipo en la pista, al contrario. La defensa no ajustaba bien y en ataque los jugadores no parecían tener claro a qué jugaban. 31-21 fue el resultado del primer cuarto, y el segundo se inició con la misma dinámica. Las rotaciones, no sólo de jugadores, sino también de puestos, pues hasta cuatro jugadores ejercieron de base y otros tantos lo hicieron en más de un puesto en estos primeros minutos, no le estaban sentando bien al Balneario.

Hasta 19 puntos de ventaja llegaron a cosechar los de Molina de Segura, a quienes tres triples consecutivos de Xavi Alarcón abrieron la puerta para distanciarse de su rival, que tardó 15 minutos en encontrar la serenidad necesaria para entrar en el partido y empezar a recortar ventajas. Flaco favor le hizo al AD Molinense su entrenador, Javier Aguilar, al ganarse una absurda técnica por protestar precisamente cuando mayor era la renta de su equipo, momento en el que, tras cuatro tiros libres consecutivos para Spencer, se invirtió la tendencia del partido y fueron los de Gonzalo Rodríguez quienes comenzaron a tener la iniciativa y a recortar diferencias. Cinco fueron los puntos de ventaja local con los que se llegó al descanso.

En la segunda parte el equipo archenero se mostró mucho más serio, las rotaciones de jugadores fueron más largas, empezando a quedar claro que jugadores como Spencer, Llorente y Farley serán fundamentales esta temporada. La defensa archenera se hizo más solida, le bajó el porcentaje anotador a los de Molina y cerró bastante bien el rebote, aspecto en el que el joven Nacho González puede ser una gran ayuda.

Un triple de Xavi Sánchez puso el partido a dos canastas de la victoria visitante. Un par de veces lograron los archeneros ponerse a un punto, y otro par empataron el partido, pero no conseguían adelantarse a los de Molina. Tras varias faltas sin bonus, y en la última jugada, a falta de tres segundos, cuando ya parecía que la victoria sería para los locales, llegó el increíble triple de Pepe Llorente, que entró con menos de un segundo de tiempo disponible, y la victoria se fue para Archena. La próxima semana partido de vuelta en Archena.

Primeros apuntes

Era la primera vez que veía a buena parte de los jugadores en la pista, pero este partido ya me ha permitido hacerme una primera idea de algunas cosas, especialmente del Balneario, que es en el equipo que más me fijé. Se trata de un partido semi-amistoso, pero aún así se vieron ya algunas cosas. Digo semi-amistoso pues se trata de un partido de la Copa Presidente y porque un partido entre AD Molinense y Archena nunca es como los demás.

Por un lado, parece que el AD Molinense a estas alturas está más hecho que el Archena, de momento sabe mejor a lo que juega, y tiene claro que el tiro exterior ha de ser una de sus armas fundamentales.

Reseñable también la capacidad de reacción del Balneario de Archena, equipo que al final de partido dio muchas mejores vibraciones que en el desastroso inicio.

Spencer es el clásico jugón. Un tipo muy rápido, hábil con el balón, buen penetrador, capaz de inventarse tiros en el aire, con muy buena mano también para el tiro exterior y con buenas piernas y brazos para defender. Parece claramente la referencia archenera para esta temporada. Además, puede jugar de base por su dominio de balón y facilidad para el pase, como demostró hoy durante varios minutos.

A Farley se le ve algo más limitado técnicamente, aunque gracias a su físico podrá ayudar mucho en defensa y rebote en ambos lados del campo. Habrá que verle más, pero en principio no parece que pueda buscársele demasiado para un 1x1 en el poste bajo, aunque sabe encontrar su sitio bajo el aro y beneficiarse de despistes del rival.

Me gustó el joven Nacho González. Muy peleón, bueno en el rebote y la defensa, pero con una importantísima carencia con la mano derecha. Es zurdo 100%, no va mal con esa mano, pero no es capaz de hacer un simple semigancho bajo el aro con la mano derecha, lo que ya hoy le costó fallar al menos dos tiros que habrían sido un sencillo semigancho con la derecha y que con la izquierda terminaron siendo dos lanzamientos muy complicados. Si pule su incapacidad con la derecha mejorará enormemente como jugador.

Ander García es otro de los jóvenes fichajes archeneros. Empezó el partido queriendo hacer demasiadas cosas, se jugó tres o cuatro lanzamientos forzando la mecánica de tiro, haciéndolo más rápido de lo que él es capaz de lanzar para anotar, pero cuando empezó a tirar con algo más de espacio y calma le entraron dos o tres tiros. Además, parece bueno en defensa, actitud no le falta.

Xavi Sánchez no es precisamente 'nuevo' para mí, aunque sí es debutante en el Balneario. Hoy no hizo nada espectacular, pero ni los árbitros le respetaron demasiado en ambas canastas ni él es un jugador dado al espectáculo. El juego del de Balaguer, archenero de adopción, es más de ir sumando poco a poco durante los minutos que juega, haciendo juego de equipo y dando solidez al equipo en ambas canastas. Hoy le tocó jugar de base durante muchos minutos por la lesión de Juanjo Coello, quien se hizo daño en el tobillo nada más pisar la cancha. Habrá que ver si finalmente se hace con un hueco en este equipo, aunque me resulta extraño que alguien como él esté a estas alturas a prueba en un equipo de LEB Bronce.

Del resto de los nuevos no soy capaz de hacerme aún una opinión, prefiero esperar algún partido más para contarles mi primera impresión.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Gran análisis, enhorabuena.Más o menos sacamos las mismas conclusiones, además te vi por el pabellón y esperaba leer algo tuyo sobre el partido y así es. Un saludo