21 nov. 2009

Tiempo de redención

El CB Murcia viaja a Badalona a intentar confirmar el cambio de actitud experimentado al tomar protagonismo los actores secundarios

CB Murcia: Marco (8), Robles (6), Sánchez Bernat (11), Powell (23) y Moss (7).
Banquillo: Vujanic (18), Prestes (15) Delininkaitis (9), Faverani (13), García (13) Moncasi (24) y Scepanovic (43).
Entrenador: Moncho Fernández
DKV Joventut: Valters (9), Tucker (24), Tripkovic (4), Koffi (21), Hernández-Sonseca (16).
Banquillo: Bogdanovic (10), Bueno (11), Jelinek (15), Norel (17), Tomàs (19), Fernández (34).
Entrenador: Sito Alonso
Tiempo de redención en el CB Murcia, que esta mañana (12:30 h. La 7) tendrá la ocasión de refrendar la revolución promovida por Moncho Fernández para sacar el coraje a un equipo que parecía no tenerlo hasta el pasado jueves.
El entrenador del CB Murcia arriesgó frente al Xacobeo Blu:sens poniendo su destino como entrenador en las manos de jugadores poco habituales pero comprometidos con la camiseta que defienden. La jugada salió bien y de la humillación de Alicante y los feos gritos de los aficionados que allí se desplazaron se pasó a una clara pero luchada victoria y a cánticos de “esta camiseta, sí la merecéis”.

El pulso que algunos jugadores parecen haberle echado al entrenador del CB Murcia en el partido de Alicante se viene saldando de momento con un 1-0 a favor del gallego. Hoy será un buen momento para comprobar si el pulso aún sigue en pie o si ya todos los jugadores se han sumado a la causa de dejarse la piel por defender los colores del club que les paga. En juego no está sólo el futuro profesional de técnico y jugadores sino, lo que es más importante, el del CB Murcia, y eso son palabras mayores.

Apenas han tenido tiempo jugadores y técnicos de regocijarse en la victoria frente al Xacobeo Blu:sens. Tan sólo unas horas después los técnicos han de estar revisando videos del DKV Joventut y los jugadores recuperando las piernas para un nuevo esfuerzo en Badalona. Es dudosa la participación de Powell, quien se hizo daño en la rodilla y en un tobillo el pasado jueves y no ha entrenado estos dos días, así como la de Faverani, quien se resintió de su fascitis plantar. El equipo catalán cuenta con la duda del concurso de Eyenga, aún convaleciente de una gripe.
El entrenador del CB Murcia tiene claro que es perfectamente factible perder en Badalona, pero lo que no considera admisible es que su equipo no ofrezca la intensidad y ganas de luchar que mostró el pasado jueves. Una victoria, además, frenaría los conatos de agonía y metería al equipo murciano en la senda del optimismo.

Nuevos jugadores, viejo estilo

Un año más el DKV Joventut tiene que ver cómo se le marchan sus mejores jugadores. Si la pasada campaña fue Rudy Fernández en dirección a Portland este año fueron Ricky Rubio, al FCB Barcelona, y Pau Ribas, al Caja Laboral. Vuelta a empezar, reconstrucción del equipo con nuevos jugadores pero permaneciendo fieles a un estilo de juego clásico, intenso y rápido, de correr y usar la cantera, marcado desde el banquillo por Sito Alonso, en la que debe ser su campaña de confirmación como técnico en la élite tras su debut la pasada temporada como sucesor del mítico Aíto García Reneses.

LAS CLAVES
Parar a Tucker. El cañonero del Joventut es un quebradero de cabeza para plantear este partido. Tucker ya deslumbró en Sevilla la temporada anterior por sus triples y su facilidad anotadora en general. Pero obsesionarse con él también sería un suicidio.
Creer en el cambio. El mensaje de Moncho a sus jugadores del pasado jueves sólo es un punto de arranque, si no todos creen en él y en su estilo aguerrido será dificil que cuaje la revolución del gallego y que ésta no pase de ser flor de un día.
Equilibrio en el juego. Los cambios en las rotaciones de Moncho pasan por meter en pista menos ‘caviar’ y más ‘bocadillo de chorizo’, además de cambios de posición, pero si los artistas no están dispuestos a remangarse para trabajar se reducen las posibilidades tácticas.
Para cubrir la baja de Rubio el club verdinegro a apostado por dos jugadores de garantías, como el joven Valters, quien hizo una gran campaña en Fuenlabrada el año pasado, y Mario Fernández, hoy convertido ya en un base sólido y experto en la ACB.

Sin duda el principal refuerzo de esta temporada es el cañonero Tucker, ex del Cajasol, un jugador capaz de anotar de las maneras más diversas, especialmente peligroso en el lanzamiento triple. El serbio Tripkovic y el canterano Pera Tomàs se repartirán minutos en el puesto de alero si Eyenga no consigue recuperarse a tiempo de su gripe.

Los refuerzos interiores de esta temporada han sido Antonio Bueno, que vuelve al club en el que se formó para aportar calidad, y el internacional francés Koffi, quien suma esfuerzo e intensidad, mientras que repiten del año pasado Hernández Sonseca, quien parece haber empezado la liga peor que en otras temporadas, y el holandés Norel, que espera que este año las lesiones le dejen realizar la evolución que no pudo concretar la pasada campaña.

**********
Tiempo de redención. Y para tiempos de redención nada mejor que una canción de redención de uno de los más grandes de la música. Redemption Song, de Bob Marley, interpretada en esta ocasión por su hijo Ziggy y Lauryn Hill.