18 nov. 2009

Última oportunidad antes de la guillotina

Moncho Fernández y varios jugadores en el disparadero. De perder hoy el CB Murcia podrían caer varias cabezas además de la del entrenador

CB Murcia: Vujanic (18), Robles (6), Powell (23), Moss (7), Prestes (15)
Banquillo: Delininkaitis (9), Marco (8), Sánchez Bernat (11), Faverani (13), García (13) Moncasi (24) y Scepanovic (43).
Entrenador: Moncho Fernández
Xacobeo Blu:Sens: Stanic (18), Sánchez (22), Vasieladis (7), Reyshaw (24), Jackson (25)
Banquillo: Aguilar (8), Bulfoni (9), Manzano (11), Djedovic (12), Hettsheimer (17), Higgins (21), Molina (33).
Entrenador: Curro Segura
La guillotina está preparada. Sin disimulos ni los típicos falsos refrendos. Si esta noche el CB Murcia no logra una victoria frente al Xacobeo Blu:Sens es seguro que mañana rodarán cabezas. Y no sólo peligra la de Moncho Fernández, pues varios jugadores están también en el punto de mira tras el bochornoso espectáculo ofrecido por el equipo murciano el pasado domingo en Alicante, algo insólito en los 25 años de historia de este club.

Perder por 44 puntos entra dentro de lo posible, hacerlo contra un rival directo como el Meridiano Alicante es más improbable, pero mostrando la desidia del pasado domingo es algo inaudito. El problema va más allá de jugar un mal partido de baloncesto y entra en el terreno de la profesionalidad y el respeto a este deporte, a los compañeros y a la afición. Algunos de los jugadores que pisaron el parqué del Centro de Tecnificación de Alicante no parecían tener interés en ganar aquel partido, algo que no debería tener otras consecuencias que el despido fulminante, y no ya del entrenador, siempre el eslabón más débil de la cadena, sino de algunos jugadores que no están mostrando una actitud profesional en este equipo. Moncho Fernández apuntó claramente a Delininkaitis, pero hay más jugadores en el disparadero, como ocurre con los balcánicos Vujanic, al que también señaló Moncho Fernández en relación a su pobre actitud defensiva, o Vlado Scepanovic, un jugador de una gran calidad técnica que está pasando prácticamente desapercibido pese a jugar 22 minutos por partido.

El partido, además del componente dramático que le otorga la situación límite del equipo murciano, contará con varias conexiones interesantes. Por un lado, tanto Moncho Fernández como su ayudante Gonzalo Rodríguez son naturales de Santiago de Compostela. De otro, el reencuentro con el Obradoiro tras la impugnación de los gallegos de la alineación de Esteban Pérez como jugador nacional en el play-off de ascenso a ACB de hace 19 años. En aquella época el jugador argentino no contaba con documentos que acreditaran su vinculación con familiares españoles. Hoy se ha relajado mucho la normativa al respecto, y jugadores como Splitter, Prestes, Oleson, Chris Thomas o McDonald pueden jugar sin problemas como nacionales, pero pese a lo paradójico, la justicia dictaminó a estas alturas en base a las normas de entonces, y a día de hoy el Obradoiro, ahora Xacobeo Blu:Sens es equipo ACB de pleno derecho por aquella alineación indebida. Lo curioso del caso es que, según ha afirmado siempre el propio Esteban Pérez, sí que tenía esos familiares españoles, aunque no los papeles que lo acreditaran ni la paciencia para esperarlos.

En el aspecto estrictamente deportivo el Xacobeo Blu:Sens de Curro segura llega a este encuentro en plena racha, pues ha ganado sus tres últimos partidos, el último de ellos incluso de forma contundente al Unicaja de Málaga. Ninguno de los dos equipos contará con lesionados, aunque en el equipo gallego Jackson aún no está completamente recuperado de la lesión que le impidió enfrentarse al Unicaja.

Si algo caracteriza al equipo gallego es un carácter en la pista que les hace ser un equipo que lo da todo y rinde por encima de sus supuestas posibilidades, justo lo contrario que le está ocurriendo últimamente al CB Murcia. El Xacobeo Blu:Sens ha construído con poquísimo dinero una plantilla desde la nada que, de momento, está dando ya unas cuantas sorpresas en su temporada de estreno en la ACB. Sería un curioso capricho del destino que fuera precisamente una derrota frente al Xacobeo, el equipo de su ciudad, la que firmara el despido de Moncho Fernández. Una victoria, en cambio, abriría la puerta de la serenidad y la perspectiva en un deporte en que los resultados mandan más que la lógica y el buen trabajo.

RUEDA DE PRENSA
Moncho Fernández: “Delininkaitis no defiende nada de nada”

CLAVES
Mantener la serenidad. El CB Murcia no está precisamente para mucha calma, pero sólo con serenidad y ganas de jugar al baloncesto podrá hacerse hoy con una victoria que paralizaría el movimiento de fichas en la plantilla.

Mejorar la defensa. Ha sido la lacra de este equipo desde el inicio de la competición. Algunos jugadores defienden poco, otros nada. Unos quieren pero no pueden, otros ni lo uno ni lo otro. Pero en la ACB el equipo que no defiende se va a la LEB.

Demostrar orgullo. Algunos jugadores del CB Murcia parecen haber perdido el orgullo, cuando no la vergüenza. Sin el orgullo de defender una camiseta, o de ser jugador profesional de baloncesto o, simplemente, deportista, no se puede aspirar a ganar un partido.
El técnico galleno no se cortó lo más mínimo a la hora de analizar la situación actual del club. Además de reconocer errores propios arremetió contra algunos de sus jugadores, en especial Delininkaitis. “Delininkaits no defiende nada de nada”, afirmó, y al que lanzó un mensaje muy claro: “Delininkaitis, tienes que defender muchísimo más, si no eres un agujero. Nos matas”. La defensa es una cuestión que tiene que ver más con las ganas que con la capacidad, con lo que “el jugador que no sea consciente de lo que ha pasado debería irse para su casa”, declaró el técnico, quien se mostró de acuerdo con unas declaraciones de Pedro Robles en las que el alero afirmaba que los jugadores del CB Murcia eran muy malos y se creían muy buenos. “Nosotros somos buenos para jugar a los objetivos de este equipo. Pero hay que jugar a equipo pequeño, y estamos jugando a los Lakers, a defender no va conmigo, pero se trata de ganar 55-54. Es imposible defender peor”, se quejaba el técnico quien reconocía la importancia del partido de esta noche. “lo que no puedo es llegar aquí y contaros una milonga. Hay más en juego que el resultado en sí. Esto no es un grupo de amigos que se junta para jugar a baloncesto, que es lo que parecemos”.

El técnico es consciente de que es preciso cambiar cosas, de que su cabeza peligra, pero no duda en poner las cartas sobre la mesa. “Tenemos que buscar las soluciones que sean necesarias, y éstas deben ser lo dramáticas que sean, porque hay en juego muchas cosas”, demandó Moncho Fernández a sus jugadores.

**********
El orgullo será una de las claves más importantes en el partido de hoy. Los jugadores sin orgullo donde mejor están es en su casa, sin sacarle los dineros y los colores a los demás. Aquí hace falta jugadores que se sientan orgullosos de jugar al baloncesto, de ser deportistas profesionales, de tener una afición detrás. Pride es el título de la canción que hoy dejo aquí como grito de guerra. Son los irlandeses U2, un grupo que me tiene dividido entre su buen hacer musical y su estupidez y endiosamiento.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Vujanic debe ser más bien balcánico que báltico.

Juan Carlos García Gómez dijo...

He puesto 'báltico'? Joer las cabezas como están. Voy a cambiarlo (de aquí, en el periódico ya no hay manera).

Super dijo...

Buena canción, del mejor grupo de rock de la historia, para mi claro está (no podías haber puesto otra mejor, aunque no se si será suficiente el orgullo para sacar esto adelante). Veremos a ver si esta noche dan un pasito hacia delante!!! Me voy a pasar por el Palacio que ya es hora a ver si les doy suerte (que tengo buenos amigos y ex-compañeros como Gonzalo Rodríguez y Paco Guillem a los que le deseo lo mejor).
1 saludo!!!

Juan Carlos García Gómez dijo...

Javi, ¿fuiste a bcn a verlos? Yo estuve en el quinto anfiteatro, aún así pedazo concierto, salvo cuando Bono se puso a hacer el gilipollas con la estación espacial. Si en ese momento lo tengo delante le arranco la cabeza.

Super dijo...

fui a verlo en el segundo concierto y estuve a 10 metros del escenario (frontal)...fue espectacular (ya es la tercera gira que los veo y siguen dejándome flipao...las cosas del directo y la magia que tienen con el público con sus temas, sobre todo antiguos)