17 nov. 2011

Ideas en favor del espectáculo

El debate sobre porqué cada vez se anotan menos puntos y el espectáculo es cada vez menos espectáculo es un tema de moda en las últimas semanas. Las defensas funcionan mejor que los ataques, el físico se impone al talento, el análisis a la creatividad, etc. El caso es que al final se reduce el número de puntos anotados de media, y no sólo en la élite, sino también en categorías de formación.

Creo que es un asunto que se puede atacar desde varios frentes. El más sencillo creo que pasa por hacer que el reglamento y su interpretación tiren del hilo del cambio. Algunas ideas:

Que el reglamento (pero sobre todo su interpretación) favorezcan el espectáculo en lugar de castigarlo. Me parece muy penoso que desde el colectivo arbitral se pretenda acabar con recursos técnicos como el traspiés (según se comentó la pasada semana en la transmisión del partido ACB en TDP incluso expresamente: este año el traspiés se pitará siempre como pasos), el reverso, la salida abierta, etc. En estos casos ni siquiera hace falta modificar el reglamento, bastaría con aplicarlo correctamente prácticamente en la mayoría de casos y, en caso de duda, hacerlo de forma flexible del lado del atacante. Para mejorar este aspecto sería bueno mejorar la formación de los árbitros, no sólo desde el punto de vista técnico-normativo puro, sino en cuanto a filosofía de lo que es y representa este juego.

Las puñeteras faltas tácticas. Cuánto daño han hecho al baloncesto con la connivencia de casi todos, desde árbitros a entrenadores. Bastaría volver al concepto de "falta intencionada" de antaño pese a la subjetividad que ello implica. La experiencia demuestra que ahora el árbitro en lugar de aplicar el sentido común para determinar si el defensor hace falta a propósito para sacar ventaja con ello (faltas que benefician al infractor) tiene que fijarse en varias variables que no tengo claro que ayuden a tomar su decisión, como son el si es o no último jugador, el ángulo desde el que se hace la falta... No digo que eso no pueda ayudar a decidir, pero de ahí a que ese sea el único criterio hay un trecho. Si se hace una falta a propósito para parar un contraataque: dos tiros y banda, y verás qué pronto se acaba la tontería.

Menos claro lo tengo con las faltas en los instantes finales para parar el reloj, pues son decisiones bastante más complicadas de señalar y todas ellas decisivas, pues hablamos normalmente de partidos muy igualados y no es fácil delimitar ahí el criterio. Obviamente si hubiera una fórmula racional para evitar esos cúmulos de faltas sería bueno estudiarla.

Jugar con más espacio libre. Los físicos han cambiado mucho en las últimas décadas, la pista se ha quedado pequeña, sobre todo tras alejar la línea de tres puntos. Hace poco comentábamos en alguna parte que el mejor ataque que existe para una defensa caja y uno básicamente consiste en que el jugador que recibe la defensa individual sin ayudas se aparte lo máximo posible y se juegue 4c4. Así de sencillo. En el juego de 4c4 hay más ventajas para el ataque que en el de 5c5 porque la defensa puede hacer menos ayudas, y puede hacer menos ayudas básicamente porque hay más espacio que cubrir por cada jugador y, por tanto, es más difícil llegar a las ayudas y más fácil le resulta al ataque sacar ventaja. Hagamos la pista más grande, habrá menos ayudas, más 1c1 puro y más facilidad para atacar y, por tanto, más espectáculo.

Alguien decía que parece que se nos ha olvidado el talento ¿A quién y dónde?. ¿Estamos formando ahora peor que hace años?. No lo creo, pero sí es cierto que tal vez los jugadores con un físico privilegiado tienen ahora más opciones de jugar a alto nivel que hace años y que algunos clubs en sus canteras priman al jugador musculado que a base de potencia rebasa en el 1c1 y a veces olvidan enseñar táctica individual y juego colectivo (y no me voy muy lejos al pensar en ese ejemplo). Pero en líneas generales no tengo la sensación de que realmente se esté potenciando desde niños ese aspecto. Por ese lado del físico no creo que haya mucho que hacer salvo apretar las clavijas desde el arbitraje al jugador que se dedica a repartir y poco más. Si se está olvidando trabajar la técnica y táctica en categorías de formación sería un error gravísimo que habría que subsanar. No obstante, no tengo la percepción de que eso esté ocurriendo.

Sería un error "culpar" a la defensa en sí y al scouting. Ambas son dos partes clave del juego y no sería realista pedir a los equipos que defiendan peor o que no estudien a su rival, eso sería ir para atrás. El entrenador tiene la obligación de aprovechar todo lo que está en su mano dentro de la legalidad para que su equipo rinda al máximo posible y eso pasa por estudiar a su rival y saber dónde hacerle daño o cómo evitar que te haga daño.

Quizá defensa y trabajo basado en scouting son dos partes difíciles de disfrutar por parte del gran público y creo que ahí se podría mejorar la calidad de la experiencia de ver un partido de la mano de la mejora de las retransmisiones televisivas. No tengo claro si eso pasa por imitar el modelo Andrés Montes y hacer las locuciones más histriónicas y alocadas. Creo que no sería necesariamente ese el camino (aunque reconozco que un partido narrado por Andrés Montes solía ser más divertido que la mayoría). Hablo de cosas como algún experimento que se cortó a medias, como la pizarra de Creus cuando retransmitía partidos ACB. Joan Creus en los descansos de los partidos analizaba alguna jugada de alguno de los equipos. Creo que haciendo un trabajo de ese tipo de forma amena se podría hacer entender mejor el trabajo de los equipos en función del rival. Si se cuenta bien puede resultar interesante al espectador medio ver cómo juegan los equipos en función del rival, algo que raramente se puede apreciar a simple vista en los partidos.

Pero de entrada, creo que con unas pinceladas en el reglamento y su aplicación (faltas tácticas y violaciones excesivas) y ensanchando la pista tendríamos resuelta una parte importante del problema.

2 comentarios:

Asen1963 dijo...

Tus dos últimas entradas muy interesantes y de gran nivel.
Me gustan Juan Carlos, comparto muchas de tus reflexiones.

Asensio

josea dijo...

Este principio de temporada he visto en categoría Junior algunos equipazos como Jesuitinas, Maristas, o Capuchinos; el primero de ellos plagado por descartes del C.B Murcia que son todo un lujo, y los otros dos formados a partes iguales por canteranos de gran calidad y "foránes" que no les andan a la zaga. Pues bien, el común denominador de estos tres aspirantes a la Final a Cuatro es la utilización de la defensa en zona durante todo el partido, con lo que el expectáculo brilla por su ausencia, pues el juego se limita a una sucesión de tiros lejanos con porcentajes muy bajos y tanteos ridículos.

Por el bien de nuestro deporte se debería prohibir este tipo de defensa en todas las categorías de formación.