16 may. 2006

CAI Zaragoza, el mejor equipo de la LEB

Dos plantillas muy igualadas


Como era de esperar, CAI será el obstáculo que se interpondrá entre el Polaris y la ACB a partir del próximo jueves día 18. Y no es un obstáculor menor precisamente. Al contrario, el CAI ha sido el mejor equipo de la segunda vuelta de la liga regular aunque finalmente no consiguiera remontar hasta el primer puesto que conquistó León.
La trayectoria de esta temporada para el CAI ha sido parecida a la del Polaris. Tuvo un inicio incierto, y apenas conseguía meterse en el grupo de cabeza durtante la primera vuelta. Sin embargo, en la segunda vuelta inició una meteórica remontada en la que dejó atrás al cuadro murcianista.
También ha realizado varias incorporaciones de última hora en su plantilla, aunque más forzado por las lesiones que por el bajo rendimiento de sus jugadores. El estadounidense Farmer, y los nacionales Quintana y Vidaurreta, han reforzado el juego de los maños de cara a las eliminatorias de ascenso para suplir las bajas de Vebobe, Stewart y Washington.
De los recién incorporados son los nacionales los que mejor rendimiento están ofreciendo, si bien llevan más tiempo que el alero estadounidense, que debutó directamente en las elimintatorias contra Tarragona con rendimiento algo irregular.
El juego de los zaragozanos se asemeja al de Polaris en que reparte mucho los minutos y el protagonismo, y en que sabe defender pero brilla más en ataque. Por el contrario, pese a contar con grandes lanzadores de perímetro, el CAI utiliza menos el tiro de tres que los de Hussein.

CAI y Polaris se basan en el juego de equipo


No hay ningún jugador en especial de los maños que el Polaris deba parar. De ahí su peligro pues, al igual que el equipo murcianista, todos son capaces de aportar en ataque, y cada partido pueden destacar dos o tres jugadores distintos dispuestos a amargarle la tarde al rival.
El CAI despliega un juego vistoso y veloz. En su plantilla cuenta con jugadores experimentados, muchos de ellos conocedores de la ACB (Keys, Quintana, Angulo, Vidaurreta o Jo Jo García), por no hablar de su entrenador, el gran Alfred Julbe.
El balance de encuentros previos esta temporada favorece claramente a los maños, que se impusieron en ambos encuentros. Bien es cierto que el primero de ellos lo dirigió M. A. Martín, como entrenador provisional tras la salida de Comas (71-77), y que ése día el CAI jugó casi tan mal como el Polaris. Sin embargo, en el segundo encuentro, en tierras mañas y ya con el CAI en plena racha victoriosa, los de Julbe se impusieron sin excesivos problemas y mostraron una preocupante superioridad (87-73). Ése, el impresionante CAI de la segunda vuelta que llegó a encadenar 14 victorias consecutivas es el que preocupa a un Polaris que en los partidos contra Hospitalet ha disipado, para bien, algunas de las dudas que suscitó en el final de liga regular.
En el puesto de bases parece que, al menos a priori, el duelo se decantaría ligeramente para los de Julbe. Keys es un base que podría jugar en cualquier equipo ACB, aunque su principal defecto es una tremenda irregularidad, que lo lleva a hacer lo mejor y lo peor sin solución de continuidad. Pese a que el base estadounidense sólo le deja poco más de 15 minutos de juego, el joven base Mario Bruno Fernández se ha mostrado como uno de los mejores bases de la categoría, y un sustituto de lujo que garantiza la estabilidad en el puesto de director de juego cuando Keys no tiene el día inspirado.
En el puesto de aleros la cuestión se plantea más equilibrada. Los maños cuentan con el gran veterano Alberto Angulo, auténtico líder de este equipo saliendo desde el banco. Los minutos de juego los reparte con Lescano, jugador de enorme proyección que parece haber ido a menos por culpa de las lesiones; Quintana, que se ha mostrado como el jugador más eficaz en la eliminatoria contra Tarragona aún saliendo desde el banquillo; y su última incorporación, Farmer, que sólo ha jugado en los partidos por el ascenso y se muestra como un jugador muy físico, luchador, con buen tiro exterior, aunque aún irregular a falta de acoplarse a su nuevo equipo.
Las recientes incorporaciones de Hughes y Humphrey parecen señalar una pequeña ventaja en el juego interior para los de Hussein, especialmente tras la lesión de Vebobe en los maños, aunque el poderío físico de Vidaurreta y Jo Jo García será un reto para los murcianos.
El duelo de banquillos será intenso también. Tanto Hussein como Julbe llevan muchos años en esto, casi siempre al máximo nivel. El primero que sorprenda al rival partirá con ventaja. ¿Se habrá guardado alguno de ellos un as en la manga sin sacar hasta ahora?. El próximo jueves, en Zaragoza, empezarán a despejarse las dudas.

La plantilla:


Billy Keys. Base, 188 cm. 13 puntos y 3,6 asistencias. Lo mejor: Gran calidad, puede desequilibrar él sólo. Lo peor: Muy irregular.

Mario Bruno Fernández. Base, 192 cm. 6,7 puntos y 2,3 asistencias. Lo mejor: Sus penetraciones. Jugador muy seguro. Lo peor: Aún es muy joven (22 años).

Alberto Angulo. Alero, 196 cm. 11,2 puntos y 2,3 rebotes. Lo mejor: Su regularidad y su tiro triple y de 4 metros. Lo peor: Su tiro de dos podría ser aún mejor.

Matías Lescano. Alero, 196 cm. 10,6 puntos y 3 rebotes. Lo mejor: Defensa agresiva y polivalencia. Lo peor: El tiro de 2 puntos.

Rubén Quintana. Alero, 191 cm. 5.5 puntos y 1,5 rebotes. Lo mejor: Sus penetraciones. Está siendo el mejor en el ‘play-off’. Lo peor: Proviene de una larga lesión.

Benito Doblado. Alero, 195 cm. Casi no juega. Lo mejor: Excelente triplista. Para momentos puntuales. Lo peor: Desempeña un rol secundario y apenas juega.

Desmond Farmer. Alero, 196 cm. 10 puntos y 2,6 rebotes. Lo mejor: Gran fortaleza física y capacidad de lucha, aunque también puede tirar de tres. Lo peor: No está aún acoplado.

José A. Antelo. Ala-Pívot, 203 cm. 7,4 puntos y 5,1 rebotes. Lo mejor: Rebote ofensivo, lucha. Lo peor: Mal porcentaje cerca del aro, abusa del triple.

Oliver Arteaga. Pívot, 209 cm. 6,2 puntos y 2,9 rebotes. Lo mejor: Su gancho en el juego de espaldas. Lo peor: La defensa interior.

Jo Jo García. Pívot, 206 cm. 7,7 puntos y 5, 5 rebotes. Lo mejor: Defensa y sacrificio. Lo peor: Pierde efectividad lejos del aro.

Rafa Vidaurreta: Pívot, 206 cm. 8,8 puntos y 4 rebotes. Lo mejor: Gran defensor. Tremendo físico. Lo peor: Prodiga poco su ataque.

El entrenador:

Alfred Julbe. P. Ganados: 25. P. Perdidos: 9. Lo mejor: Le gusta el juego bonito y veloz. Lo peor: La presión por ascender como favorito podría volverse en su contra.

2 comentarios:

RJM dijo...

Sobre esto: "Mario Bruno Fernández. Lo peor: Aún es muy joven (22 años)" En mi opinión,eso es lo mejor... que es buenísimo y aún es muy joven!!!

Enhorabuena de nuevo por tu blog.

Peludo dijo...

Hombre, el formato era "lo mejor" / "lo peor" y a este chaval sólo le conozco cosas positivas. Alguna negativa tendrá, pero lo conozco demasiado poco, como tenía que poner algo, pues quizá su juventud podría jugarle una mala pasada en momentos importantes, pero no le des más importancia, simplemente tenía que poner algo.