7 may. 2006

Polaris gana el segundo partido a Hospitalet

La eliminatoria a una victoria para los de Hussein

Hospitalet se lo volvió a poner difícil a los locales, que dispusieron de varias ocasiones para romper el partido que no aprovecharon. La última ventaja fue para los de Hussein, que supieron hacerla valer cuando los catalanes ya no contaron con fuerzas suficientes para realizar un nuevo acercamiento en el marcador. Con un 2-0 en la eliminatoria Polaris ha cumplido sus deberes y tratará de sentenciar por la vía rápida en tierras catalanas el próximo martes.

El Hospitalet empezó el partido jugando con dos bases. Boccia anotó 4 puntos en los primeros instantes, pero Puyada se fue pronto al banquillo con dos faltas cometidas.

Brown se gustó y deleitó a la afición con dos estratosféricos mates. Polaris defendía bien, robaba balones y ejecutaba a la perfección el contraataque con Xavi Sánchez y el escolta norteamericano.

Con 13-8 Rubio pedía su primer tiempo muerto para tratar de bajar el intenso ritmo de los de Hussein, pero Brown seguía corriendo y penetrando con facilidad (9 puntos).

Una infracción y una extraña técnica señalada a Triguero frenaron ligeramente la escapada de los locales, que terminaron el cuarto 6 puntos arriba (18-12).

En el segundo cuarto los árbitros consiguieron al fin desestabilizar el partido señalando una segunda técnica nada más empezar, en este caso al banquillo porque los jugadores locales se levantaron a animar a sus compañeros. Los esfuerzos de Rubio criticando a los árbitros del primer partido empezaban a dar sus frutos.

Polaris trató de sobreponerse a los intentos de desestabilización de los árbitros y con dos canastas de Triguero y una penetración de Robles volvieron a situar la ventaja local en 8 puntos, aunque un triple de Jeffers dio algo de aire a Hospitalet.

La intensidad defensiva de los catalanes conseguía poner en apuros el ataque local y acercarse a 4 puntos. Los visitantes perdían momentáneamente a Lambropoulos por lesión, mientras que El Polaris lo que perdía era la concentración. El partido estaba atrancado. Una canasta de Hughes dio paso al descanso con un pobrísimo marcador de 26-24.

Nada más comenzar la segunda parte Terrell, la estrella de los hospitalenses, se ponía con 4 faltas. Un triple de Brown y un nuevo contraataque de Xavi, sumado a la cuarta falta de Puyada, situaban a los de Hussein 7 arriba y a Hospitalet contra las cuerdas.

Polaris empezaba a conseguir meter balones interiores a Hughes, casi inédito en la primera parte, pero los locales no conseguían rematar la faena y escaparse del incómodo Hospitalet.

El último tramo del partido se inició con una ventaja del Polaris de 7 puntos, que serían un máximo de 10 tras un triple de Xavi. Pero los de Mateo Rubio no estaban dispuestos a renunciar al partido y apretaron los dientes en defensa.

Una antideportiva de Sala y un triple de Puyada situaron al Hospitalet a sólo un punto, pero esa sería la última acción del base catalán, que tuvo que abandonar de inmediato el partido al cometer su quinta falta, a más de 6 minutos para el final. Los catalanes llegaron incluso a situarse por encima en el marcador merced a un triple de Jeffers (54-56).

Polaris estaba dominando el rebote pero no conseguía rematar el partido. A cada estirón propio le correspondía un acercamiento del rival.

Las ventajas locales apenas superaban los 6 puntos. En la última de ellas, sólo a falta de un par de minutos, al Hospitalet le faltaron fuerzas para intentar una nueva remontada.

Con el partido decidido, la 'ola', que ya se pudo ver el viernes, volvió al pabellón de deportes después de mucho tiempo. Pese a lo trabado del partido el público se iba a casa satisfecho con la victoria de su equipo.

La eliminatoria pasa ahora a jugarse en tierras catalanas. El próximo martes, podría quedar decidida si los de Hussein logran una victoria a domicilio. El club pondrá a la disposición de quienes se animen a viajar un autobús y entradas gratis.

Hussein: "Un partido no se controla con amenazas, sino pitando con personalidad”

En la rueda de prensa Hussein mostró la clave para enfocar el próximo partido en tierras catalanas: “Tenemos que pensar que no tenemos más oportunidades. Ellos lo enfocarán así y si no lo hacemos igual tendremos problemas”.


El entrenador canario se mostró disgustado con los árbitros: “El partido empezó con mala dinámica. Los árbitros no nos han ayudado nada. No se puede pitar técnica porque los jugadores se levanten a animar a sus compañeros. Eso ha contribuido a romper el partido. No se controla el partido con amenazas, sino con personalidad”.


En cuanto al partido en sí el entrenador de Polaris reconoció que su equipo había estado mal: “Parecía más un primer partido de eliminatoria que un segundo. Jugamos con ansiedad, precipitación y desacierto. Nos faltó paciencia, agilidad y cordura. No metíamos balones dentro y todo eso era producto de la ansiedad, los porcentajes han sido muy malos. Al menos el rebote nos ayudó a controlar el partido y correr”.