31 may. 2006

El estilo FIBA del Polaris se impuso al NBA de CAI

En el cuarto partido de la eliminatoria por el ascenso a la ACB el Polaris tiró por la borda su primera gran oportunidad. En los últimos 4 minutos, pese a ganar de 8, llegó el miedo a ganar y el balón temblaba en las manos de los jugadores. Los de Hussein no llegaron a efectuar ningún lanzamiento más en esos minutos finales, salvo el desesperado intento triple final de Larragán.

En ese cuarto partido el CAI ganó porque, además de tener una buena plantilla, contaba con un jugador como Keys, o como Farmer en su defecto. Es decir, jugadores irregulares, que acaparan mucho el juego, pero con muy buenos recursos de técnica individual para jugarse los balones difíciles en el uno contra uno y anotar con ciertas garantías.

Ese estilo de juego, más centrado en los jugadores que en el equipo, en la técnica individual que en la táctica, es el que predomina en la NBA, frente al juego más de conjunto, de pases, de táctica, que predomina en el baloncesto FIBA.

Sin embargo, la eliminatoria se disputaba a cinco encuentros. En el último de la serie Manuel Hussein, SanHussein, quiso pasarle la patata caliente a los jugadores del CAI para ver si la responsabilidad les ponía un nudo en la garganta y les temblaba la mano. El entrenador canario ordenó defender buena parte del partido en zona. Si el CAI quería ganar tendría que lanzar desde lejos... y meterlas. Y ya sabemos que cuando los lanzamientos contra zona no entran la mano se agarrota y llega la resequedad de garganta.

Contra defensa en zona no es tan fácil hacer brillar las individualidades, el juego de uno contra uno que llevó a CAI a superar la agonía del penúltimo encuentro. Y el CAI lo pasó mal para atacar en el último encuenetro de la serie. Sus individualidades se fueron diluyendo, muy especialmente Farmer, incómodos ante la defensa de su rival.

El único que aguantó el tipo todo el partido fue el 'bicho' Lescano, el talentoso jugador argentino del CAI, que defendió, penetró y tiró desde donde hizo falta sin que le temblara la muñeca.

Hussein le ganó la partida a Julbe. El mejor basket FIBA se impuso a un insuficiente baloncesto inspirado en la NBA.

El año que viene, ACB. Esperemos que no se les vaya la cabeza a los que deciden y a los que ponen los dineros. Se viene demostrando año a año que es un gran error desmantelar un grupo ganador, incluso si se tiene dinero como para afrontar un gran proyecto.

Askasvayu Girona apostó por renovar todo el equipo a base de millones con la ambición de aspirar al título. Sin embargo, pese a los impresionantes fichajes de los de Girona a duras penas consiguieron meterse en las eliminatorias por el título. Llanera Menorca cambió casi todo el equipo y ha conseguido mantener la categoría in stremis, por unos puntos de basketaverage. El contraejemplo es el Fuenlabrada, que mantuvo el grupo en su año LEB y subió a la ACB arrasando. En esta nueva estancia en la ACB mantuvieron grupo e hicieron refuerzos puntuales, y gracias a ello han mantenido la categoría cómodamente.

Habrá quien diga que lo mismo los dueños del club están dispuestos a poner mucho dinero para hacer un equipo de garantías y que eso implicaría muchos cambios. Pues no, no necesariamente. Si realmente hay dinero se puede hacer un gran equipo fichando sólo tres jugadores de grandísima categoría, uno por puesto, y manteniendo el resto del equipo tal cual.

Porque, vamos, a la hora de fichar se trata de cambiar para mejorar claramente, no para mover jugadores, dinero y agentes.

30 may. 2006

Miguel Angel Martín ya no será Director Deportivo de Polaris


El Polaris ha hecho público que no se le renovará el contrato a Miguel Ángel Martín como Director Deportivo y le ha agradecido los servicios prestados.

Mal está ser ingrato, y desde aquí mi pequeño agredecimiento. Pequeño, sí, pues Polaris ha subido a la ACB pero, pese a ello, el balance de MAM es discreto tirando a pobre.

Las plantillas de los últimos años las ha hecho MAM. A Comas lo fichó él, y a Llompart y a Sellers (lo de Wales fue imprevisto). Además, este año tuvo todo el dinero que quiso para fichar. Casualmente, los jugadores que se fichaban eran casi todos de la misma agencia, que también era la suya. Cuando había necesidad de fichar a media temporada decía que no había nada en el mercado, pero otros equipos fichaban, y fichaban bien, aunque no necesariamente de la agencia Interperformances.

Si no me equivoco, desde la jornada 11 el principal responsable en los fichajes, y de casi todo lo que vino después, como resucitar a la plantilla y básicamente hacerles creer en su poderío, fue Hussein.

Que bueno, claro, algo de mérito tendrá MAM en el ascenso, sí, pero también en los fracasos de los años pasados.

Un puesto especializado

En lo que se refiere a la figura del DD en general, creo que cada año se demuestra más que la figura del Director Deportivo es fundamental en un club profesional, pero también que ese puesto tiene poco que ver con el de dirigir un equipo desde el banquillo. Es decir, hay que saber muchísimo de baloncesto en ambos casos, pero son trabajos muy distintos.

No tiene demasiada lógica que alguien a quien no le ha ido bien en sus últimos intentos de entrenar se le pase a Director Deportivo. Se ha visto en muchos casos. Grandes entrenadores que pasan una mala racha y, para no apartarlos del todo, les dan ese puesto, para el que no son tan buenos como para entrenar, y hacen un fiasco de plantilla.
Felipe Coello es muy buen entrenador pero lo hizo mal como fichador de jugadores (también es cierto que no tuvo mucho dinero). Algo parecido pasó con Lolo Sáinz en el Madrid, etc.

Un director deportivo tiene que ser capaz de darse cuenta de qué jugador podría ser bueno en tu equipo, qué jugador podrá progresar en un año o dos, si la relación calidad/precio es buena y, sobre todo, saber muchísimo de mercado, tener hechos muy buenos estudios previos de jugadores antes de que lleguen al mercado, para estar preparado cuando hay que fichar en sólo 48 horas. Véase el caso del TAU, que diferencia muy bien los técnicos de banquillo de los de scouting y mercado. Tiene siempre equipazos, que no son tan caros como el rendimiento que dan.

Por otro lado, el entrenador de banquillo tiene que conocer también el mercado, pero sobre todo, conocer a sus rivales y saber entrenar a los suyos y sacarles el rendimiento en los partidos. Seguir las ligas menores, las ligas polacas, austríacas, coreanas y demás debe ser un trabajo especializado de una parte del club, y es un trabajo duro, e implica mucho video y mucha carretera y mucho avión. Pero esa no es la principal responsabilidad del entrenador.

En el caso del Polaris imagino que, en las fechas en las que estamos, le tocará a Hussein hacer la plantilla si no se ficha a nadie esta semana para ese cargo. El peligro es precisamente lo dicho, que lo mismo en eso del fichar jugadores no es bueno SanHussein (que no lo sé), pero los teléfonos para tantear a los agentes (de todas las agencias de contratación) deberían estar echando chispas desde ayer lunes.

Para unos fichajes hay que tener paciencia, pero para otros hay que fichar cuanto antes. Si ahora mismo no hay Director Deportivo lo mejor es que la plantilla la haga Hussein, y que empiece ya, y que más tarde, cuando se tenga claro quién podría ser, se contrate un DD (con un equipo de personas a su cargo) para que, con calma, recomponga la cantera y se empape del mercado para estar al quite si hay que fichar a media temporada y no tener problemas para fichar la siguiente.

En definitiva, que es momento de euforia, y no de meter el dedo en la llaga, pero si hay que hablar hay que decir las cosas como son. A MAM hay que agredecerle los servicios prestados, pero no tiremos cohetes, que si realmente
hubiera hecho maravillas estaría renovado.

Gracias. A secas. Punto.

28 may. 2006

Dese el gustazo de hacer un calvo por 350 euros


350 euros. Por sólo ese módico precio vd., señor jugador de baloncesto profesional, puede dedicarle a la afición rival un calvo en toda regla cuando termine el partido y desee celebrar de un modo original su victoria a domicilio. Si le da pudor hacer un calvo siempre puede optar por otras fórmulas clásicas como el corte de mangas, un "sube y pedalea" con el dedo índice o ese bonito gesto de "vamos a esquiar".

¿Qué son para vd. 350 euros?. Una miseria. Pues eso, ahora que hemos visto que ese es el simbólico precio que la FEB pone a montarle el numerito a la afición rival ¿Quién se va privar de ello?.

En el fondo, de lo que se trata es de una campaña de popularización del baloncesto. Sí. Me explico. Hay ciertas características del mal llamado deporte rey (el furgol) que aún están muy lejos de aparecer en una pista de baloncesto. Lo que se pretende es ir adoptándolas poco a poco.

Parece que la FEB entiende que ir a un partido sólo a verlo y a animar a los jugadores del equipo de uno no es motivación suficiente, por eso quieren que la gente se dedique también a hacer puntería tras los partidos y le lance objetos de todo tipo a los jugadores rivales.

Así, antes o después se hablará de baloncesto en el programa de DeLaMorrena, la gente sabrá de su existencia y de la posibilidad de meter en el lote el lanzamiento de objetos o, si me apuran, el linchamiento de jugadores rivales.

Pero claro, a una afición típica de baloncesto no le sale de forma natural eso de linchar al jugador rival, ni si quiera cuando pierde un partido, y por mucho que eso venga bien para salir en los programas de fútbol de la medianoche radiofónica no se le puede pedir a los aficionados que lo hagan por las buenas. ¿Están dispuestos a hacer eso por el baloncesto los aficionados?. Quizá no, por eso hay que motivarlos haciendo una promoción entre los jugadores, para potenciar que éstos insulten, humillen y provoquen libre y gratuitamente a la afición rival, a ver si así se anima y se va montando una buena tras los partidos.

Lo que no han pensado en la FEB es que cuando esto se popularice se terminarán llenando los pabellones, sí, pero de aficionados noveles que se han enterado de lo del post-partido merced a DeLaMorrena, y que vendrán con la clara ilusión de darlo todo en el post-partido, y provistos de material acorde (frutas del tiempo, piedros, armas blancas, Kalashnikov de oferta..).

Y el que barrunta estas líneas imagina que, una vez llenas las gradas de futboleros de toda la vida atraídos por el olor de la sangre, cuando unos tipos como Vebobe y Farmer monten un numerito similar, pero ante ese tipo de personajes neobaloncestísticos, quizá a los nuevos ocupantes de la grada no les baste con tirar algunas manzanas y otras frutas de temporada, como pasó el jueves pasado en el Polaris-CAI, sino que el linchamiento muy seguramente daría con estos jugadores en el hospital, cuando no en la morgue.

No sé, yo creo que sigo prefiriendo el baloncesto como era antes de esta campaña de la FEB. Si el precio para que venga más gente a los pabellones y se hable más de baloncesto es propiciar que maten a alguien, aunque ese alguien sea tan impresentable como Vebobe o Farmer, lo mismo no vale la pena nada de esto...

Será épico… o no será

El Polaris se juega en Zaragoza su última carta por el ascenso a la ACB con todo en contra

Esta noche a las 21.00 horas, en el pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza, el Polaris tratará de sobreponerse al mazazo que le suposo verse desperdiciar una oportunidad de oro para subir a la ACB. Lo tenía todo a favor, sólo debía jugar con cabeza y sin prisas durante 4 minutos. Pero no lo hizo y le regaló al CAI una valiosa oportunidad que supo aprovechar.

Durante las primeras horas tras el cuarto partido de la eliminatoria de ascenso a la ACB los jugadores del Polaris estaban bastante tocados pero, al igual que a las grandes victorias hay que dedicarles apenas un rato para disfrutarlas, Hussein pretende que sus jugadores hagan lo mismo para lamerse las heridas cuando, como ahora, las cosas vienen mal dadas. De no ser así lo más probable es que hoy los jugadores murcianistas no sean más que un juguete en manos de los de Julbe, exultantes tras verse hundidos un año más en la LEB y terminar consiguiendo la agónica victoria del pasado jueves.

Ahora los jugadores caístas vuelven a ser los grandes favoritos, pero no se confían. No pueden ni deben. En esta eliminatoria se ha visto ya que se paga muy caro cualquier mínima confianza o despiste. Por eso, los jugadores del CAI Zaragoza saldrán a darlo todo desde el principio y a tratar de decantar el partido cuanto antes, y no dejar así margen para que les ocurra lo que al Polaris en el último encuentro, que no consiguió romper el partido y pagó la presión en los últimos instantes.

Por supuesto, los hombres de Hussein tratarán de conseguir justo lo contrario. Tienen claro que en unas circunstancias tan adversas su única posibilidad pasa por no salirse del partido en ningún momento, o no volverían a tener opciones. Ante la previsible avalancha inicial de los de Julbe, los polaristas deberían aguantar el tipo, no dejar escapar a su rival con una gran diferencia y llegar al final del partido con opciones. La baza a jugar es que la ansiedad que pudo con los de Hussein el jueves les podría pasar factura a los maños, que son ahora los favoritos. Pero sólo estando cerca en el marcador y con los dientes apretados sería posible ese golpe final para coneguir una victoria épica, con todos los elementos en contra.

Otra posible baza para los de Hussein es la gran irregularidad de sus dos americanos. Tanto Keys como Farmer son todo visceralidad, para lo bueno y para lo malo. Su juego de uno contra uno es muy difícil de parar cuando están inspirados, lo que suele proporcinarles muchas jugadas de canasta más personal. Su lado malo es que también son capaces de lo peor y, por ejemplo, fallar hasta 9 lanzamientos desde la personal, como hizo Farmer en el tercer encuentro, o esos días totalmente desacartados en el lanzamiento que suele tener Keys, e incluso pueden perder los estribos y dedicarse a provocar a los jugadores rivales y al público.

Sin embargo, en el último encuentro al Polaris pareció faltarle en sus filas un jugador de las características de Farmer o Keys, que se puedan jugar ellos sólos el partido merced a una posesión de uno contra uno. El CAI adolece a veces de falta de conjunción en el juego, precisamente por la forma de jugar de estos dos americanos. Pero eso es también lo que les hace tener claro qué hacer con los dos últimos balones de partido: un aclarado y que se la juege en uno contra uno cualquiera de los dos americanos. Polaris es un equipo que juega en conjunto, pero no tiene claro a priori quién debe jugársela cuando todo depende de una sóla posesión. CAI sí tiene esa posibilidad.

Lo que sí parece cierto es que las estadísticas son sólo números y que tienen sentido en tanto que es posible ir contra los números a base de hechos. El factor cancha se supone que favorece la posibilidad de que cada equipo gane sus partidos como local, pero en esta eliminatoria tanto CAI como Polaris han ganado un partido a su rival fuera de casa. De hecho, hoy tendrá que contradecirse necesariamente alguna de las premisas basada sólo en los números. Un dato dice que el que gana el primer partido de una eliminatoria tiene casi todas las papeletas para hacerse con ella. Visto desde ese lado las opciones del Polaris estarían plenamente vigentes. Sin embargo, los datos estadísticos también sugieren que es muy improbable que el equipo que juega el último partido en casa no se haga con el triunfo, lo que haría plenamente favorito al CAI.

No obstante, como dice el refranero popular murciano “hasta la noche no es la revendera” o, mejor aún, usando las palabras que pronunció el pasado jueves Manuel Hussein, que no en vano es licenciado en Filosofía, “todo termina cuando las lamentaciones sustituyen a los sueños”, no antes.

27 may. 2006

La directiva del CAI impide la presencia de aficionados murcianos en Zaragoza

La FEB despacha el escándalo organizado por Vebobe y Farmer con una multa de 350 euros

La directiva del CAI ha denegado al Polaris World las 100 entradas solicitadas, pese al acuerdo entre ambas directivas y la normativa al respecto, alegando que la petición oficial no se había realizado en tiempo y forma. Por su parte, la FEB da por buenos los incidentes de Vebobe y Farmer en Murcia aplicándoles una simbólica sanción de 350 euros.

El escándalo organizado por Vebobe y Farmer al concluir el cuarto partido del Play-Off por el ascenso a la ACB, en el que Vebove se subió a las mesas de prensa para increpar al público mientras Farmer se acercaba a las gradas haciéndole gestos al público, terminó con el lanzamiento de algunos objetos por parte del público y la presentación de denuncias por ambos equipos. El Polaris World denunció ante la FEB el comportamiento de estos dos jugadores y el CAI Zaragoza hizo lo propio en relación al lanzamiento de objetos.

Además de la denuncia presentada, la directiva del CAI ha decidido denegar al club murciano las 100 entradas que habían acordado ambos clubs entregarse mutuamente para los aficionados de ambas aficiones que decidieran viajar a presenciar los encuentros. La entrega de estas entradas, además, está reglamentada en la normativa de competición, de modo que ambos equipos han de guardar un porcentaje mínimo de entradas para el club rival.

El motivo argumentado por el club maño para denegar las entradas es “la ausencia de una petición formal de entradas por parte del CB Murcia a lo largo del viernes día 26 de mayo”. No obstante la ausencia de petición formal, de carácter legal y federativo, el club caísta no dice nada en su comunicado sobre el acuerdo entre ambos clubs para esta eliminatoria de ascenso ya que, según el club murciano, “con anterioridad a la disputa de esta semifinal, ambos clubes pactaron entre el Director General del CAI Zaragoza, Alberto García Chápuli, y el Gerente del Polaris World C.B. Murcia, Daniel Barceló Vivancos, la cesión del número de entradas en función de los aficionados desplazados a cada ciudad, para que en los dos casos éstos pudieran presenciar los encuentros de sus respectivos equipos como visitantes”.

Además, la relación con la denuncia en la FEB sí parece ser para los murcianos la verdadera causa de la denegación de entradas, pues “Alberto García Chápuli hizo saber a Daniel Barceló Vivancos, vía telefónica, que por el recurso presentado al comité de competición por la actitud antideportiva de los dos jugadores maños, el Consejo de Administración de la entidad caísta había decidido no aportar las localidades prometidas desde antes del inicio de estos encuentros”.

Pese a ello, el club maño insiste en desvincular ambos aspectos: “BASKET CAI ZARAGOZA quiere puntualizar que éste es el único motivo por el cual los aficionados del CB Murcia no podrán disponer en Zaragoza de localidades para el partido y, en ningún caso, dicha decisión está relacionada -como se quiere dar a entender desde el CB Murcia- con las acciones de índole disciplinario que el club murciano ha emprendido contra nuestro club por cuestiones ajenas al desarrollo del juego.”

La FEB zanja la polémica con una multa de 350 euros a Vebobe y Farmer



Finalmente la FEB se ha pronunciado sobre la denuncia presentada por el club murciano ante el bochornoso espectáculo protagonizado por los jugadores del CAI Zaragoza Vebobe y Farmer, que fueron mucho más allá de la lógica explosión de júbilo que sí que demostraron sus compañeros, en todo momento dentro de los límites razonables de la educación y el buen gusto. Vebobe se subió sobre las mesas de la prensa e increpó al público con gran agresividad. Por su parte, Farmer se paseó por toda la pista y junto a las gradas gritando y haciendo gestos de provocación al público.

Como los jugadores no tenían sanciones ni denuncias previas y los incidentes no se reflejaron en el acta, la FEB ha decidido imponer una simbólica sanción de 350 euros a ambos jugadores del CAI.

Los videos de Vebobe y Farmer

26 may. 2006

El Polaris no aprovecha su gran oportunidad

2-2 (73-76). Los murcianos no remataron al CAI, que consiguió dar un último zarpazo victorioso


A falta de 5 minutos para el final Sergio Pérez tuvo en su mano dar a su equipo una máxima diferencia de 10 puntos. Sin embargo, el alero del Polaris se botó el balón en el pie y en la siguiente jugada Lescano tuvo la suficiente frialdad como para fintar el lanzamiento de tres, esperar a que le saltara Triguero a puntear el tiro y, ya libre de marca, apuntar con calma y encestar un triple que daba vida al CAI. A a partir de ahí los maños supieron aprovechar el atenazamiento de los jugadores de Hussein para hacerse con el partido que les vuelve a situar como favoritos en la eliminatoria.

El CAI empezó el partido anotando tres triples consecutivos sin fallo, y con Farmer dispuesto a resarcirse de su mala actuación en el tercer partido de la eliminatoria, anotando con acierto desde los tres puntos y penetrando con mucha agresividad. Aunque el Polaris mantenía el tipo en ataque no veía el aro con tanta facilidad como su rival, que consiguió una renta de 7 puntos que se mantuvo durante el segundo cuarto, en el que ambos equipos centraron sus ataques en sus jugadores interiores, siendo Antelo el jugador más acertado en estos minutos, encadenando una serie de 10 puntos antes del descanso, al que se llegó con el tanteo de 38-43.

Polaris no conseguía bajar la renta del CAI y empezaba a atenazarse. Hussein era consciente de que necesitaba que su equipo se pusiera por delante cuanto antes para que el final no se le atragantara a sus jugadores. Un 2+1 de Hughes a falta de 14 minutos para el final situaba a los murcianistas por primera vez con ventaja en el marcador (51-50). Las 7.500 personas que abarrotaban el pabellón de deportes de Murcia enloquecían animando a su equipo y haciendo la 'ola' sin que un solo hueco en la grada pudiera afearla.

Los locales se mantenían arriba en el marcador, aunque sin conseguir una renta tranquilizadora. Se acercaba el final del partido y ambos equipos defendían con mucha intensidad. Con 8 puntos arriba y 5 minutos para el final el Polaris no remató al CAI, que estaba herido pero no muerto. Un par de buenas defensas de los de Julbe y un fantástico triple de Lescano les facilitó un parcial de 8-0, que llevó el partido a sus últimos instantes con una máxima igualdad. Keys se jugó con acierdo dos balones decisivos que valieron para que su equipo ganara el partido y deje la eliminatoria igualada a dos.

El próximo domingo, a las 21.00 en el pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza, se disputará el último partido de la eliminatoria, para el que los maños son ahora los grandes favoritos.

Julbe: "Ambos equipos hemos hecho méritos para estar en la ACB”

“Es un gran mérito del Murcia conseguir llegar a esta serie de semifinales en una forma física envidiable. Hemos encontrado aire por un buen trabajo defensivo y nuestra capacidad de rebotear en los últimos minutos y eso nos ha abierto la posibilidad de remontar. Es una eliminatoria muy competida con dos equipos que merecen estar arriba. Creo que también nosotros hemos hecho meritos para forzar el quinto partido”.

“La diferencia del facto cancha aquí esta rota porque los dos equipos hemos ganado fuera y es una eliminatoria muy abierta porque veo muy metido s a los jugadores de los dos equipos con una concentración total”.

Hussein: “Todo se termina cuando las lamentaciones sustituyen a los sueños, no antes”.

Manuel Hussein vió claro que su equipo no supo mantener la concentración en los últimos minutos: “Creo que hemos jugado con poco criterio nuestros ultimos cinco minutos. Ha sido un 2-13 de parcial a su favor, hemos perdido seis balones, no hemos sabido jugar las últimas posesiones, hemos tirado por la borda nuestro trabajo. El equipo está tocado. Perder siempre afecta pero ahora hay que sacar conclusiones que nos ayuden a sacar adelante el quinto partido que es la final”.

Sin embargo, el entrenador canario no tira la toalla de cara al quinto y último encuentro. “No estamos muertos. Si alguien ha venido a un entierro, el Polaris no es el cadáver. No entiendo por qué no podemos ganar en Zaragoza. Cuando las lamentaciones sustituyen a los sueños, ahí se termina todo. Tenemos que creernos que tenemos una gran oportunidad”.

Xavi Sánchez: “Si me tengo que dejar el tobillo me lo dejaré”

El escolta del Polaris tenía claro que su equipo hizo un buen partido hasta los instantes finales: “Más que problemas en defensa hemos tenido desacierto en ataque. Hemos defendido y atacado bien hasta tres minutos del final”.

El de Balager apenas pudo disputar cinco minutos en el partido de hoy, pues aún se resiente de su lesión: “Me falta ritmo. Esto es un play-off y cuesta entrar en las rotaciones”.

Respecto al último partido el capitán del Polaris está dispuesto a darlo todo: “Si me tengo que dejar el tobillo, me lo dejaré”.

Bárcenas: “Nos han metido demasiadas canastas fáciles”.

El pívot de Polaris no tenía claro que su equipo hubiera defendido con toda la intensidad con la que debería haberlo hecho: “Nos han metido demasiadas canastas fáciles. Teníamos que haber sido más agresivos en defensa”.

No le queda más remedio a su equipo que sobreponerse y ganar en Zaragoza en un entorno menos favorable: “Ahora habrá que hacer la machada. Sabíamos que la eliminatoria iba a ser larga, y si hemos sido capaces de ganarles allí una vez podemos hacerlo otra vez”.

Rafa Vidaurreta: “Murcia no lo ha dado todo”

El pívot del CAI Zaragoza tenía claro que la clave era “no tirar el partido. Ha sido muy duro, pero con dos buenas defensas al final nos hemos metido en el partido. Sin embargo, creo que Murcia hoy no ha dado absolutamente todo lo que podría dar”. Así, no tiene claro el pívot madrileño que la ventaja de su equipo para el último partido sea determante: “Ellos son capaces de ganar allí, y ya lo han hecho, así que podrían hacerlo otra vez”.

Esta crónica también se publica en encancha.com

25 may. 2006

Hoy puede ser un gran día

Hoy puede ser un gran día.
Plantéatelo así,
aprovecharlo o que pase de largo,
depende en parte de ti.

Dale el día libre a la experiencia
para comenzar,
y recíbelo como si fuera
fiesta de guardar.

No consientas que se esfume,
asómate y consume
la vida a granel.
Hoy puede ser un gran día,
duro con él.

Hoy puede ser un gran día
donde todo está por descubrir,
si lo empleas como el último
que te toca vivir.

Saca de paseo a tus instintos
y ventílalos al sol
y no dosifiques los placeres;
si puedes, derróchalos.

Si la rutina te aplasta,
dile que ya basta
de mediocridad.
Hoy puede ser un gran día
date una oportunidad.

Hoy puede ser un gran día
imposible de recuperar,
un ejemplar único,
no lo dejes escapar.

Que todo cuanto te rodea
lo han puesto para ti.
No lo mires desde la ventana
y siéntate al festín.

Pelea por lo que quieres
y no desesperes
si algo no anda bien.
Hoy puede ser un gran día
y mañana también.

Joan Manuel Serrat

A tiro de piedra de la ACB

Ganar un partido más. Sólo eso necesita el Polaris World para volver a la ACB. El momento podría ser esta noche, a las 21:00 en el pabellón de deportes de Murcia. En su defecto, habría una nueva oportunidad el próximo sábado, en Zaragoza, pero es el partido de esta noche el que debería ser definitivo en la eliminatoria. Ir a un quinto partido en Zaragoza sería poner de nuevo la ventaja del lado maño.

Ambos equipos ya se conocen bien, y queda poco margen para la sorpresa táctica. Pese a ello, tanto Hussein como Julbe tratarán de sorprender a su rival con un as en la manga de última hora para tratar de frenar los principales argumentos de su oponente. Así, en el tercer partido el Polaris supo hacer una buena defensa de ayudas y cambios para frenar las penetraciones de Keys, en las que el base americano acostumbra a lanzar o doblar el pase. Cuando Keys penetraba y superaba a su par Triguero acudía a dificultar el lanzamiento a canasta bajo el aro, forzando al estadounidense a intentar doblar el balón a un compañero, pero para entonces un alero acudía a interceptar el pase desde la línea de fondo.

Ese tipo de detalles son los que permitirán arañar puntos al rival. Por su parte, Julbe comentó la posibilidad de buscar para hoy algún modo de forzar defensas de dos contra uno para los pívots del Polaris, que están poniendo en serios apuros a la defensa del CAI, pese a contar en sus filas con gente tan aguerrida como Vidaurreta o Jo Jo García.

Otro factor que a buen seguro entrará en liza esta noche será el control de la ansiedad por ganar. Los maños porque no tienen más margen de maniobra, y los murcianos por saber lo difícil que sería abordar el ascenso en un último partido en Zaragoza. La clave, como ambos entrenadores han ido demostrando, está en la defensa. Si la ansiedad estropea los porcentajes de tiro será vital no dejar oportunidades de canasta fácil al rival.

Julbe, además, ha venido intentando conseguir pequeñas ayudas extra manipulando a los árbitros y haciendo declaraciones en las que acusaba veladamente a los árbitros de la impotencia de su equipo.

Xavi Sánchez estará para jugar hoy. Aún tiene molestias, pero ya el martes pudo disputar unos minutos. Su presencia será vital para frenar los lanzamientos de Angulo o las penetraciones de Farmer.

La clave, como siempre, estará en cómo de bien sepa cada equipo parar a los jugadores más acertados de su contrincante. Porque esa es otra, con plantillas tan largas y de tanta calidad es difícil saber quién será el jugador clave en cada partido, aunque todos aportan y cualquiera puede desequilibrar en cualquier momento. En el primer encuentro fue Robles quien acribilló y destrozó desde el perímetro a los maños. En el segundo partido le tocó al irregular Keys, que se hizo el amo del partido y le dio la victoria a los de Julbe. El tercer encuentro no tuvo un protagonista claro, pues la victoria del Polaris se cimentó en el acierto atacante del triángulo Sergio Pérez, Triguero y Hughes.

La emoción está garantizada. Ya el pasado martes, en el tercer partido de la eliminatoria, varios cientos de personas se quedaron en casa con una entrada en el bolsillo, mientras otros tantos se quedaban en la puerta sin poder entrar, con el cartel de no hay billetes en taquilla. Si hoy no vuelve a ocurrir habra un lleno histórico en el pabellón de deportes, que no se producía desde hace 10 años.

Para algunos de los espectadores que asistieron al último encuentro esta era la primera vez que presenciaban en directo a un partido de baloncesto profesional. Ese fue el caso de Inma, estudiante de informática, que reconoce no entender mucho de baloncesto pero habérselo pasado muy bien en su estreno baloncestístico gracias al buen juego y el gran ambiente que se encontró: “es como los toros pero sin sangre”, y hasta se atreve a hacer un pequeño juicio técnico cuando afirma que “si no saben tirar tiros libres, que se fastidien” en alusión al desacierto de Farmer desde la línea de personal. Inma repetirá esta noche, y será otra vez uno más de la ‘marea amarilla’, que volverá a ser decisiva arropando a su equipo cuando las cosas se compliquen. Para consolidar este proyecto deportivo es imprescindible la respuesta de la afición y que se vayan incorporando nuevos aficionados. La política de facilidades para el acceso al pabellón no debería ser una simple estrategia de cara a esta eliminatoria por el ascenso.

Los jugadores del Polaris lo tienen claro, lograr la ACB está en su mano, sólo a 40 minutos de juego.

24 may. 2006

El Polaris pone al CAI contra las cuerdas

2-1 (71-66). Farmer impidió la remontada de los maños fallando 9 tiros libres decisivos.


Polaris inició el partido arrollando a su rival. Defendía y atacaba con intensidad y acierto. La superioridad era aplastante en los primeros minutos. El CAI se rehizo y consiguió meter miedo a los locales, que supieron recuperarse lo justo para encarar el final de partido con una pequeña ventaja que se convirtió en definitiva.

Triguero fue el claro dominador de los tableros en el inicio de partido (11 puntos en el primer cuarto). Julbe decidió empezar el encuentro incluyendo a Quintana en el equipo inicial y defendiendo en una zona que alternó con individual en varias fases del partido.

Al inicio arrollador de los locales sólo Angulo pudo dar cierta réplica anotando 6 puntos consecutivos, lo que hizo que Xavi Sánchez, ya recuperado de su lesión, saliera a pista para defenderle.

Keys, principal artífice de la victoria de CAI en el segundo partido, anotó su primer punto en el minuto 9. No estuvo acertado el base estadounidense, que apenas despertó ligeramente en los minutos finales.

Sergio Pérez cogió las riendas de los suyos en el segundo cuarto y anotó varias canastas consecutivas para atacar la zona de Julbe, terminando con un excelente 5 de 7 en triples en su casillero.

En este cuarto CAI consiguió llevar el partido a una dinámica de intercambio de canastas, lo que le permitió frenar la sangría y estabilizar la diferencia en el marcador, evitando así que Polaris consiguiera romper el partido ya en la primera parte. Sin embargo, la gran superioridad mostrada por los de Hussein no terminaba de reflejarse claramente en el marcador, en el que las diferencias no se iban mucho más allá de los diez puntos.

El equipo murciano empezaba a estar espeso en ataque y mantenía su menguante ventaja merced a los triples de Sergio Pérez. En este segundo cuarto los locales sólo consiguieron incrementar su ventaja en tres puntos, marchando al tunel de vestuarios con un 45-32 en el electrónico.

En la segunda parte Keys empezó a ver pasillos para penetrar y facilitar el juego de sus compañeros. Hussein tuvo que parar el partido a falta de 13 minutos y con 9 puntos de ventaja porque sus jugadores ya no tenían la frescura mental, y quizá tampoco física, que mostraron en el inicio de partido.

Sin embargo, el CAI Zaragoza llegó a acercarse hasta los 3 puntos al final del tercer cuarto, aunque una canasta de Hughes, que aparecía cada vez que su equipo se veía en apuros, rompió la sequía anotadora de los murcianistas, que llevaban 5 minutos sin ver aro.

Para entonces Farmer penetraba con facilidad y se cobraba numerosas faltas, pero su pésimo porcentaje en el tiro libre (7 aciertos de 16 intentos) le costó el partido a su equipo, que no consiguió acercarse lo suficiente como para itentar ponerse por delante en el marcador.

Ya en el final del tercer cuarto una gran canasta de Hughes y un triple de Bárcenas dieron nueva vida al Polaris y alegría a la grada, en la que 6.500 espectadores se desgallitaban animando a su equipo cuando más lo necesitaba.

El último cuarto se inció con una nueva canasta de Hughes, que volvía a situar a los locales con una diferencia superior a los 10 puntos (59-48).

Los de Hussein tenían problemas para mantener la cabeza fría y apenas conseguían anotar en los últimos minutos. CAI defendía con todo lo que tenía, pero seguía perdiendo de 8 con menos ya de tres minutos por delante.

Lescano tuvo en sus manos acercar al CAI a sólo 5 puntos, pero erró el triple que le habría dado opciones a su equipo, pues en la siguiente jugada una canasta imposible de Robles volvió a poner la diferencia en 8 puntos.

El carrusel de faltas que cometió CAI en los instantes finales no consiguió acercarle lo suficiente en el marcador.

Ahora, la eliminatoria y la ACB quedan a una sola victoria para el Polaris. El próximo jueves, día 24 de mayo, en el pabellón de deportes de Murcia se sabrá si el Polaris asciende a la ACB o si ha de jugárselo todo a una carta con el CAI en Zaragoza en el último partido.

Julbe le echa la culpa a los árbitros... sin hablar de ellos

En la rueda de prensa Julbe siguió con su estrategia de presionar a los árbitros, sin nombrarlos expresamente, eso sí, pese a que su equipo lanzó casi el doble de tiros libres que su rival: "El planteamiento para frenar al CAI era la dureza. Nos ha costado movernos dentro del reglamento”.

No se conformó con lamentarse del trato recibido en el partido de ayer, también consideraba que la eliminatoria estaba viciada desde el principio: “en el primer partido nos costó superar el tener a tres titulares con dos faltas desde el minuto 5 y hemos arrastrado ese problema desde entonces. Nos bastaría con que nos pudiéramos mover en la cancha”.

Pese a todo, el entrenador catalán también habló algo de baloncesto: “Hemos fallado demasiados tiros libres y ese ha sido un aspecto importante.”

Hussein: “Sólo tenemos un minuto para disfrutar”

El entrenador del Polaris World, Manuel Hussein, no quiso dejarse llevar por la euforia: “Parece todo muy cerca y sin embargo yo lo sigo viendo muy lejos. Tenemos un minuto para celebrar esta victoria y la obligación de contrerarnos ya pensando en el siguiente partido. Estamos ante un rival nada fácil y por ello las diferencias a nuestro favor a lo largo del partido se han reducido. Hay que seguir siendo muy prudente y estar preparados para afrontar muchas dificultades. Me ha encantado ver tanto público en las gradas y espero ver más el próximo jueves”.

Esta crónica también se publica en EnCancha.com

18 may. 2006

Hussein: "Los jugadores del CAI no caerán en la ansiedad"

"En el partido de Zaragoza no fueron los bases los que nos mataron, sino sus hombres interiores"



Hussein no se resigna a se cumpla la estadística que dice que el factor cancha es decisivo. Aunque la ventaja de pista favorece a los maños el Polaris ha llegado en buen estado de forma a las eliminatorias de ascenso y sus refuerzos de juego interior ya están perfectamente acoplados. En estos partidos la tensión hace bajar la precisión, con lo que la intensidad y la defensa deberán suplir el posible desacierto.
22 victorias (incluidas la copa y eliminatorias de ascenso) y 6 derrotas (sólo 1 en casa). Parece un buen balance pero ¿vale eso algo ahora?.
Nuestra segunda vuelta ha sido bastante buena pero ahora esos números no me valen si no conseguimos el ascenso.
¿Cuál es el nivel actual del equipo?
Llegamos en un buen momento. Hughes y Humphrey, los últimos en incorporarse, sólo llevan unos partidos y estaríamos mejor si hubieran llegado antes, pero se han integrado bien. Incluso Humphrey, que lleva menos tiempo, ya nos ayuda mucho.
¿Hasta qué punto será importante el apoyo del público murciano?
Es determinante. Ya contra Hospitalet acudió más público y se ha implicado, nos ha ayudado, ha vibrado y nos ha impulsado con sus gritos. Zaragoza tiene un gran argumento, que son 10.000 personas que van a estar absolutamente implicados. La afición sabe lo que nos estamos jugando, el equipo se va a entregar y tratará de ascender. Ha llegado el momento de que intervengan de manera masiva y positiva.
¿El parón de 9 días tras Hospitalet podría ser perjudicial?
A mí no me gusta, pero es igual para todos, aunque no es bueno tener tanto tiempo para darle vueltas a la cabeza.
¿Hay favorito claro?
En teoría ellos son un poco más favoritos que nosotros, pero los partidos hay que jugarlos y nosotros no vamos a regalar nada. Será dificil, pero tenemos que pelear por nuestras ilusiones. Pese a su pequeña ventaja inicial del factor cancha nosotros tenemos que ir a cambiar esa circunstancia.
Queremos y debemos ganar en Zaragoza.
¿Son los bases del CAI su principal arma?
En el partido de Zaragoza no fueron los bases los que nos mataron, sino sus hombres interiores. CAI tiene mucha calidad en todas las posiciones y ahora se ha reforzado muy bien con Quintana y Vidaurreta. La ventaja del CAI es que es un gran equipo, no ninguna individualidad en particular, aunque cualquiera de ellos puede ganarnos el partido. Tienden a atacar más con sus exteriores. Nosotros también tenemos buenos exteriores, pero deberíamos hacer prevalecer la calidad de nuestros interiores.
¿La eliminatoria se ganará más en ataque o en defensa?
Con la tensión de estos partidos lo normal es tener problemas para controlar las emociones y la precisión disminuye. Son partidos más trabados, prevalece más el aspecto defensivo.
¿El exceso de presión se podría volver contra el CAI?
No lo creo. Ellos están en una situación óptima, son muy expertos en estas situaciones, ahora no caerán en la ansiedad.
¿Habrá alguna sorpresa táctica?
En estos momentos los menos importantes somos los entrenadores. Cuando empieza el partido los protagonistas son los jugadores.
¿Qué papel juega la psicología en este deporte?
Es la clave. La voluntad y la motivación son más importantes de lo que la gente se cree. Los jugadores han puesto mucho de su parte para que remontáramos hasta donde estamos. Espero que no hayamos gastado todos nuestros argumentos, pues el play-off va a ser largo y difícil y que podamos sacar aún algo más.

Este artículo se publica también en EnCancha.com y una versión del mismo en el diario La Opinión de Murcia

16 may. 2006

CAI Zaragoza, el mejor equipo de la LEB

Dos plantillas muy igualadas


Como era de esperar, CAI será el obstáculo que se interpondrá entre el Polaris y la ACB a partir del próximo jueves día 18. Y no es un obstáculor menor precisamente. Al contrario, el CAI ha sido el mejor equipo de la segunda vuelta de la liga regular aunque finalmente no consiguiera remontar hasta el primer puesto que conquistó León.
La trayectoria de esta temporada para el CAI ha sido parecida a la del Polaris. Tuvo un inicio incierto, y apenas conseguía meterse en el grupo de cabeza durtante la primera vuelta. Sin embargo, en la segunda vuelta inició una meteórica remontada en la que dejó atrás al cuadro murcianista.
También ha realizado varias incorporaciones de última hora en su plantilla, aunque más forzado por las lesiones que por el bajo rendimiento de sus jugadores. El estadounidense Farmer, y los nacionales Quintana y Vidaurreta, han reforzado el juego de los maños de cara a las eliminatorias de ascenso para suplir las bajas de Vebobe, Stewart y Washington.
De los recién incorporados son los nacionales los que mejor rendimiento están ofreciendo, si bien llevan más tiempo que el alero estadounidense, que debutó directamente en las elimintatorias contra Tarragona con rendimiento algo irregular.
El juego de los zaragozanos se asemeja al de Polaris en que reparte mucho los minutos y el protagonismo, y en que sabe defender pero brilla más en ataque. Por el contrario, pese a contar con grandes lanzadores de perímetro, el CAI utiliza menos el tiro de tres que los de Hussein.

CAI y Polaris se basan en el juego de equipo


No hay ningún jugador en especial de los maños que el Polaris deba parar. De ahí su peligro pues, al igual que el equipo murcianista, todos son capaces de aportar en ataque, y cada partido pueden destacar dos o tres jugadores distintos dispuestos a amargarle la tarde al rival.
El CAI despliega un juego vistoso y veloz. En su plantilla cuenta con jugadores experimentados, muchos de ellos conocedores de la ACB (Keys, Quintana, Angulo, Vidaurreta o Jo Jo García), por no hablar de su entrenador, el gran Alfred Julbe.
El balance de encuentros previos esta temporada favorece claramente a los maños, que se impusieron en ambos encuentros. Bien es cierto que el primero de ellos lo dirigió M. A. Martín, como entrenador provisional tras la salida de Comas (71-77), y que ése día el CAI jugó casi tan mal como el Polaris. Sin embargo, en el segundo encuentro, en tierras mañas y ya con el CAI en plena racha victoriosa, los de Julbe se impusieron sin excesivos problemas y mostraron una preocupante superioridad (87-73). Ése, el impresionante CAI de la segunda vuelta que llegó a encadenar 14 victorias consecutivas es el que preocupa a un Polaris que en los partidos contra Hospitalet ha disipado, para bien, algunas de las dudas que suscitó en el final de liga regular.
En el puesto de bases parece que, al menos a priori, el duelo se decantaría ligeramente para los de Julbe. Keys es un base que podría jugar en cualquier equipo ACB, aunque su principal defecto es una tremenda irregularidad, que lo lleva a hacer lo mejor y lo peor sin solución de continuidad. Pese a que el base estadounidense sólo le deja poco más de 15 minutos de juego, el joven base Mario Bruno Fernández se ha mostrado como uno de los mejores bases de la categoría, y un sustituto de lujo que garantiza la estabilidad en el puesto de director de juego cuando Keys no tiene el día inspirado.
En el puesto de aleros la cuestión se plantea más equilibrada. Los maños cuentan con el gran veterano Alberto Angulo, auténtico líder de este equipo saliendo desde el banco. Los minutos de juego los reparte con Lescano, jugador de enorme proyección que parece haber ido a menos por culpa de las lesiones; Quintana, que se ha mostrado como el jugador más eficaz en la eliminatoria contra Tarragona aún saliendo desde el banquillo; y su última incorporación, Farmer, que sólo ha jugado en los partidos por el ascenso y se muestra como un jugador muy físico, luchador, con buen tiro exterior, aunque aún irregular a falta de acoplarse a su nuevo equipo.
Las recientes incorporaciones de Hughes y Humphrey parecen señalar una pequeña ventaja en el juego interior para los de Hussein, especialmente tras la lesión de Vebobe en los maños, aunque el poderío físico de Vidaurreta y Jo Jo García será un reto para los murcianos.
El duelo de banquillos será intenso también. Tanto Hussein como Julbe llevan muchos años en esto, casi siempre al máximo nivel. El primero que sorprenda al rival partirá con ventaja. ¿Se habrá guardado alguno de ellos un as en la manga sin sacar hasta ahora?. El próximo jueves, en Zaragoza, empezarán a despejarse las dudas.

La plantilla:


Billy Keys. Base, 188 cm. 13 puntos y 3,6 asistencias. Lo mejor: Gran calidad, puede desequilibrar él sólo. Lo peor: Muy irregular.

Mario Bruno Fernández. Base, 192 cm. 6,7 puntos y 2,3 asistencias. Lo mejor: Sus penetraciones. Jugador muy seguro. Lo peor: Aún es muy joven (22 años).

Alberto Angulo. Alero, 196 cm. 11,2 puntos y 2,3 rebotes. Lo mejor: Su regularidad y su tiro triple y de 4 metros. Lo peor: Su tiro de dos podría ser aún mejor.

Matías Lescano. Alero, 196 cm. 10,6 puntos y 3 rebotes. Lo mejor: Defensa agresiva y polivalencia. Lo peor: El tiro de 2 puntos.

Rubén Quintana. Alero, 191 cm. 5.5 puntos y 1,5 rebotes. Lo mejor: Sus penetraciones. Está siendo el mejor en el ‘play-off’. Lo peor: Proviene de una larga lesión.

Benito Doblado. Alero, 195 cm. Casi no juega. Lo mejor: Excelente triplista. Para momentos puntuales. Lo peor: Desempeña un rol secundario y apenas juega.

Desmond Farmer. Alero, 196 cm. 10 puntos y 2,6 rebotes. Lo mejor: Gran fortaleza física y capacidad de lucha, aunque también puede tirar de tres. Lo peor: No está aún acoplado.

José A. Antelo. Ala-Pívot, 203 cm. 7,4 puntos y 5,1 rebotes. Lo mejor: Rebote ofensivo, lucha. Lo peor: Mal porcentaje cerca del aro, abusa del triple.

Oliver Arteaga. Pívot, 209 cm. 6,2 puntos y 2,9 rebotes. Lo mejor: Su gancho en el juego de espaldas. Lo peor: La defensa interior.

Jo Jo García. Pívot, 206 cm. 7,7 puntos y 5, 5 rebotes. Lo mejor: Defensa y sacrificio. Lo peor: Pierde efectividad lejos del aro.

Rafa Vidaurreta: Pívot, 206 cm. 8,8 puntos y 4 rebotes. Lo mejor: Gran defensor. Tremendo físico. Lo peor: Prodiga poco su ataque.

El entrenador:

Alfred Julbe. P. Ganados: 25. P. Perdidos: 9. Lo mejor: Le gusta el juego bonito y veloz. Lo peor: La presión por ascender como favorito podría volverse en su contra.

9 may. 2006

3-0 a Hospitalet. Ahora a por CAI y la ACB

Se cumplió el pronóstico, pero no fue fácil. Hubo que sufrir en todos los partidos. Hospi fue un rival muy muy duro, pero la mayor plantilla de Polaris se impuso en la serie, aunque padeciendo.

Ahora, a preparar los partidos contra el CAI.

Menudo rival...

El Polaris tratará de resolver hoy mismo la eliminatoria

El cansancio acumulado podría pasar factura a los de Hospitalet


El Polaris viaja a Hospitalet con la única idea de terminar hoy mismo con la eliminatoria. Como dijo Hussein, sería un error pensar que tienen tres oportunidades para conseguirlo: “Tenemos que pensar que no tenemos más oportunidades. Ellos lo enfocarán así”. Si se juega relajado se le da ventaja al rival.

El cansancio físico debería empezar a ser crítico en los jugadores más castigados por los minutos en pista. Ya en los dos primeros partidos fue decisivo disponer de más jugadores de calidad para las rotaciones. En ambos encuentros Hussein dosificó acertadamente a todos sus jugadores y pudo disputar los últimos instantes con un quinteto menos cansado que su rival.

Las defensas han sido la clave hasta ahora, especialmente para poder frenar al MVP de la categoría, Terrell, bastante apagado merced a la defensa de Humphrey y Bárcenas y las ayudas defensivas pensadas para evitar que recibiera balones. La zona que los de Hussein desplegaron en el último tramo primer partido fue clave para inclinar la balanza.

También Mateo Rubio supo jugar sus bazas defensivas. Boccia se encargó en los dos partidos de defender muy duro a Sala, quien, pese a ello, consiguió repartir casi tantas asistencias (19) como golpes recibió de su defensor. En el segundo partido Hughes tardó medio partido en empezar a recibir balones interiores. Aunque los árbitros suelen dejar jugar a este Hospitalet, cuenta con una plantilla demasiado corta para mantener tanta intensidad durante todo el partido.

En el juego de ataque se mostró por parte de los catalanes una gran dependencia de sus americanos y de aprovechar en momentos puntuales la superioridad física de Boccia respecto a Sala. Por su parte, Hussein se centró en estirarle los minutos en cancha al jugador que estuviera más acertado en cada momento. En el primer partido fue Robles, que en apenas 10 minutos acribilló a los de Mateo Rubio. En el segundo partido ese papel fue para Brown. Los complementos a esos momentos estelares los brindaban pequeñas rachas acertadas del resto de compañeros, ya se tratara de balones interiores para Hughes o Triguero, vertiginosos contraataques de Xavi o una coyuntura de superioridad física de Sergio Pérez con su defensor. Y si en algún momento no era posible contar con alguno de ellos siempre quedaba la posibilidad de jugar con cualquier otro, pues esa es la principal virtud de esta plantilla: cualquiera puede decidir en cualquier momento.

Si esta noche gana el Polaris habrá superado la eliminatoria. En caso contrario el jueves se disputaría el cuarto partido, también en Hospitalet.

7 may. 2006

Polaris gana el segundo partido a Hospitalet

La eliminatoria a una victoria para los de Hussein

Hospitalet se lo volvió a poner difícil a los locales, que dispusieron de varias ocasiones para romper el partido que no aprovecharon. La última ventaja fue para los de Hussein, que supieron hacerla valer cuando los catalanes ya no contaron con fuerzas suficientes para realizar un nuevo acercamiento en el marcador. Con un 2-0 en la eliminatoria Polaris ha cumplido sus deberes y tratará de sentenciar por la vía rápida en tierras catalanas el próximo martes.

El Hospitalet empezó el partido jugando con dos bases. Boccia anotó 4 puntos en los primeros instantes, pero Puyada se fue pronto al banquillo con dos faltas cometidas.

Brown se gustó y deleitó a la afición con dos estratosféricos mates. Polaris defendía bien, robaba balones y ejecutaba a la perfección el contraataque con Xavi Sánchez y el escolta norteamericano.

Con 13-8 Rubio pedía su primer tiempo muerto para tratar de bajar el intenso ritmo de los de Hussein, pero Brown seguía corriendo y penetrando con facilidad (9 puntos).

Una infracción y una extraña técnica señalada a Triguero frenaron ligeramente la escapada de los locales, que terminaron el cuarto 6 puntos arriba (18-12).

En el segundo cuarto los árbitros consiguieron al fin desestabilizar el partido señalando una segunda técnica nada más empezar, en este caso al banquillo porque los jugadores locales se levantaron a animar a sus compañeros. Los esfuerzos de Rubio criticando a los árbitros del primer partido empezaban a dar sus frutos.

Polaris trató de sobreponerse a los intentos de desestabilización de los árbitros y con dos canastas de Triguero y una penetración de Robles volvieron a situar la ventaja local en 8 puntos, aunque un triple de Jeffers dio algo de aire a Hospitalet.

La intensidad defensiva de los catalanes conseguía poner en apuros el ataque local y acercarse a 4 puntos. Los visitantes perdían momentáneamente a Lambropoulos por lesión, mientras que El Polaris lo que perdía era la concentración. El partido estaba atrancado. Una canasta de Hughes dio paso al descanso con un pobrísimo marcador de 26-24.

Nada más comenzar la segunda parte Terrell, la estrella de los hospitalenses, se ponía con 4 faltas. Un triple de Brown y un nuevo contraataque de Xavi, sumado a la cuarta falta de Puyada, situaban a los de Hussein 7 arriba y a Hospitalet contra las cuerdas.

Polaris empezaba a conseguir meter balones interiores a Hughes, casi inédito en la primera parte, pero los locales no conseguían rematar la faena y escaparse del incómodo Hospitalet.

El último tramo del partido se inició con una ventaja del Polaris de 7 puntos, que serían un máximo de 10 tras un triple de Xavi. Pero los de Mateo Rubio no estaban dispuestos a renunciar al partido y apretaron los dientes en defensa.

Una antideportiva de Sala y un triple de Puyada situaron al Hospitalet a sólo un punto, pero esa sería la última acción del base catalán, que tuvo que abandonar de inmediato el partido al cometer su quinta falta, a más de 6 minutos para el final. Los catalanes llegaron incluso a situarse por encima en el marcador merced a un triple de Jeffers (54-56).

Polaris estaba dominando el rebote pero no conseguía rematar el partido. A cada estirón propio le correspondía un acercamiento del rival.

Las ventajas locales apenas superaban los 6 puntos. En la última de ellas, sólo a falta de un par de minutos, al Hospitalet le faltaron fuerzas para intentar una nueva remontada.

Con el partido decidido, la 'ola', que ya se pudo ver el viernes, volvió al pabellón de deportes después de mucho tiempo. Pese a lo trabado del partido el público se iba a casa satisfecho con la victoria de su equipo.

La eliminatoria pasa ahora a jugarse en tierras catalanas. El próximo martes, podría quedar decidida si los de Hussein logran una victoria a domicilio. El club pondrá a la disposición de quienes se animen a viajar un autobús y entradas gratis.

Hussein: "Un partido no se controla con amenazas, sino pitando con personalidad”

En la rueda de prensa Hussein mostró la clave para enfocar el próximo partido en tierras catalanas: “Tenemos que pensar que no tenemos más oportunidades. Ellos lo enfocarán así y si no lo hacemos igual tendremos problemas”.


El entrenador canario se mostró disgustado con los árbitros: “El partido empezó con mala dinámica. Los árbitros no nos han ayudado nada. No se puede pitar técnica porque los jugadores se levanten a animar a sus compañeros. Eso ha contribuido a romper el partido. No se controla el partido con amenazas, sino con personalidad”.


En cuanto al partido en sí el entrenador de Polaris reconoció que su equipo había estado mal: “Parecía más un primer partido de eliminatoria que un segundo. Jugamos con ansiedad, precipitación y desacierto. Nos faltó paciencia, agilidad y cordura. No metíamos balones dentro y todo eso era producto de la ansiedad, los porcentajes han sido muy malos. Al menos el rebote nos ayudó a controlar el partido y correr”.

6 may. 2006

Polaris afronta el segundo encuentro por el ascenso con la moral en todo lo alto

Hospitalet venderá cara su derrota. Es el mejor equipo que ha pasado por el Palacio de Deportes esta temporada.



Las eliminatorias por el ascenso no dan respiro. Esta tarde a las 19.00 horas se disputará en el Pabellón de Deportes de Murcia el segundo encuentro, para el que Polaris parte con la ventaja de haber ganado el primero y de sentir de nuevo las sensaciones del mejor Polaris. El apoyo del público, importante en la primera victoria, será hoy vital para dejar la eliminatoria vista para sentencia.

Si los de Hussein exhiben hoy el acierto e intensidad del partido del viernes el espectáculo está garantizado y será difícil que se les escape este encuentro. El poco tiempo de descanso y la profundidad de la plantilla polarista se presentan como un factor más para que el segundo punto se quede en casa.

Polaris ha llegado en buen momento de juego a estas eliminatorias. Las claves para el partido de hoy pasan, como en el primer partido, por neutralizar la pareja de americanos de Hospitalet y llegar al final del partido más frescos que el rival. También será preciso encontrar la fórmula para que Boccia no multiplique hoy su acierto habitual (18 puntos el viernes frenta a los 7 de media que hizo en la liga regular).

Hospitalet dio en el primer partido muy buena imagen, y defendió muy intenso, al borde de la falta durante muchos minutos sin que los árbitros le castigaran en exceso. Pese a ello, se mostró impotente en los últimos minutos para mantener el nivel de su rival. Quizá por ese motivo, y pese a haber logrado un claro balance de faltas a favor de su equipo (22-17), Mateo Rubio, entrenador de los catalanes, trató de lograr alguna ventaja extradeportiva para el partido de hoy afirmando sentirse perjudicado por los árbitros: “Estoy sorprendido por el arbitraje. Ha cambiado el criterio respecto a la fase regular”.

Hussein ha agradecido el apoyo brindado por el público en el primer partido y pide de nuevo su calor para esta tarde: “Creo que el público hoy ha jugado con nosotros, ha venido más gente que en otras ocasiones, ha apretado y ha sabido estar en los momentos difíciles del partido. Creo que lo único que hay que hacer es agradecerle su asistencia y demandar que también vengan el sábado de esta forma, porque el factor campo debe desequilibrar. Los jugadores han estado muy a gusto jugando con esta grada”.

5 may. 2006

La zona de Polaris doblegó a un gran Hospitalet

88-75. Los visitantes acusaron el esfuerzo en el último cuarto. El primer punto de la eliminatoria fue para los locales.

El primer partido de la elimatoria se quedó en casa. Polaris jugó a un gran nivel en los dos aros pero Hospitalet fue un rival durísimo que mantuvo intactas sus opciones de victoria hasta mediado el último cuarto.

Hughes, Pérez y Robles sustentaron la anotación local pero la zona con la que defendió Polaris durante casi toda la segunda parte fue definitiva. Triguero se mostró infranqueable bajo los aros y Humprey ayudó en defensa y ataque.

Los locales empezaron el partido colocando a Humphrey en el quinteto inicial, quien anotó con facilidad en los primeros minutos.

Polaris defendía fuerte e intimidaba bajo el aro. Pese a ello los catalanes tomaron 5 puntos de ventaja, neutralizados merced a una canasta de Hughes y un triple de Robles en su primer intento, quien durante el segundo cuarto se fue hasta los 15 puntos anotando con acierto desde el perímetro. Ello forzó un tiempo muerto del entrenador visitante, Mateo Rubio, con el que apenas pudo poner freno al acierto anotador del escolta polarista.

Larragán se sumó a la fiesta de tripes y anotó dos consecutivos, que fueron contrarrestados con otros dos del base visitante Puyada.

Mientras, en defensa Bárcenas conseguía poner cierto freno a la anotación de Terrell, lo que permitió que los de Hussein enfilaran los vestuarios con 6 puntos de ventaja.

Un suspiro duró esa ventaja en la segunda parte, en la que Polaris salió desconcertado y perdió varios balones que acabaron en canasta fácil de los visitantesl. Los de Hospitalet apretaban mucho en defensa y neutralizaban los intentos de juego interior de los locales, lo que les valió un parcial de 8-0 que les puso por delante en el marcador.

Pese a los esfuerzos de Hussein por montar una defensa que frenara el juego interior de Boccia, el base italo-argentino conseguía anotar canastas con facilidad en el poste bajo, terminó por convertirse en el máximo anotador del encuentro.

Varios balones consecutivos resueltos con acierto por los pívots locales Hughes y Triguero dieron una pequeña ventaja de 4 puntos a Polaris. Hughes anotaba con facilidad y Brown sacrificaba esfuerzo y faltas en su defensa a Jeffers, que también debería pasar por el banquillo acuciado por las faltas.

La clave fue la zona

La defensa de Hospitalet estaba siendo muy buena, muy intensa y de mucho contacto, incluso en el límite de la legalidad, pero conseguía poner en apuros al ataque local. Sin embargo, Polaris pasó entonces a defender en defensa en zona, y Triguero se convertía en un valladar infranqueable. Los de Hussein pasaron entonces a recuperar balones y correr un contraataque letal liderado por el capitán Xavi Sánchez.

El público también puso de su parte y ayudó a que la defensa fuera aún más intensa y que los catalanes tuvieran problemas para anotar, con lo que la ventaja de Polaris se fue acercando a los 10 puntos.

Sergio Pérez anotó 9 puntos consecutivos, lo que permitió mantener altas las espectativas de victoria locales. Por su parte, los hospitalenses dieron una nueva vuelta de tuerca a su dureza defensiva con el visto bueno de los árbitros. Pero la ventaja de los murcianistas se iba ya a 12 puntos a falta de tres minutos para el final. Mateo Rubio agotó sus tiempos muertos. Pero ya no quedaba margen para la reacción. El partido se iba a quedar en casa. El sábado, el segundo envite.

El público también jugó

En la rueda de prensa Hussein agradeció el apoyo brindado por el público: "“Creo que el público hoy ha jugado con nosotros, ha venido más gente que en otras ocasiones, ha apretado y ha sabido estar en los momentos difíciles del partido. Creo que lo único que hay que hacer es agradecerle su asistencia y demandar que también vengan el sábado de esta forma, porque el factor campo debe desequilibrar. Los jugadores han estado muy a gusto jugando con esta grada”.

Por su parte, el técnico visitante, Mateo Rubio, quizás tratando de conseguir algún tipo de ventaja extradeportiva en el resto de la eliminatoria, tuvo el desparpajo de criticar la actuación arbitral pese a la permisividad de éstos con su defensa y a que el balance en faltas le fuera claramente favorable a su equipo (22-17).

También se publica una versión de esta crónica en el diario La Opinión de Murcia y en Encancha.com

4 may. 2006

Diseño de play-off

El compañero forero KEVIN_GARNETT nos deleita con este diseño ad hoc para los play off contra Hospitalet.

Está de fábula. A ver si luego podemos decir lo mismo del Polaris.

Diseño de Kevin_garnett para los play-off

Llega la hora de la verdad. Play Off LEB

El Hospitalet viene a Murcia con una plantilla más corta pero con la moral por todo lo alto


Esta noche a las 21.00 se levanta el telón para Polaris. Ya queda poco margen para el error y los experimentos. Ahora sólo vale ganar. Llegaron las eleminatorias por el ascenso y el rival de hoy es Hospitalet, equipo que al tener ya cumplidos sus objetivos de la temporada viene a Murcia tranquilo y henchido de moral.

Las estadísticas sugieren que el factor campo, con el que cuenta el Polaris en esta eliminatoria, es un buen aval para alzarse victorioso, pero también que para ello ganar el primer partido es vital, con lo que esta noche hay en juego algo más que un partido cualquiera en la carrera por el ascenso, hay que golpear primero y hacer valer el factor cancha.

La plantilla de Polaris es, en principio, superior y más larga que la de Hospitalet, algo corta de banquillo para las rotaciones, lo que puede terminar siendo un handicap, ya que además los catalenes no podrán contar con Juanma Rodríguez, que padece un esguince de tobillo. Si a ello se le une que los partidos serán muy seguidos, los 12 minutos que venía jugando el alero canario se le podrían hacer eternos a los hospitalenses en los finales de partido.

En las sesiones semanales Hussein ha preparado a conciencia esta eliminatoria. Sus jugadores forzarán los cambios de marcaje cuando Boccia (1,96 m.) intente llevar a Sala (1,78 m.) al poste bajo, y vigilarán con mucho cuidado los pases que tan bien dobla Puyada cuando corta por la línea de fondo. Triguero deberá ponerse las pilas para que Terrell, MVP de la LEB, no pueda campar a sus anchas, labor en la que deberían poder ayudarle con ciertas garantías Bárcenas y Humphrey. Hughes debería ser el principal ariete para abrir brecha en los puntos flacos de la defensa de los de Mateo Rubio, entrenador de Hospitalet.

La inexperiencia de los visitantes, que tienen la plantilla más joven de la liga, debería ser un factor en su contra. Sin embargo, Polaris debe luchar para que la responsabilidad no le pese y no se vuelva en su contra al jugar frente a unos hospitalenses que no tienen nada que perder pero sí mucho que ganar.

Los jugadores de Hussein deberán estar atentos al rápido juego de su rival y a no descuidar la línea de tres puntos, desde la que casi todo el equipo hospitalense lanza con gran acierto. Tampoco deberán dejarse atenazar por la intensidad de la defensa rival, que suele acosar por toda la pista en varias fases del partido.

Además del MVP Terrell, claro referente de los de Hospitalet, los jugadores del Polaris deberán que vigilar muy de cerca de Jeffers. El alero norteamericano ha demostrado sobradamente su solvencia, no sólo con sus 15 puntos anotados de media, sino también tomando sin problemas la responsabilidad anotadora en las ocasiones en que su compatriota ha tenido que jugar mermado, elevando su anotación hasta casi 20 puntos en esos partidos.

El club ha reclamado esta semana el apoyo del público. Jugadores, directivos y políticos se han sumado a la petición. El pabellón de deportes de Murcia tiene una capacidad para 7.500 personas pero durante la liga regular la media de asistencia apenas ha superado las 2.000 personas. Para hacer valer el factor cancha es fundamental un pabellón donde los jugadores se puedan sentir arropados. Un pabellón lleno y volcado con el equipo sería casi un jugador más.


Ficha:
Play Off LEB 2005/2006
Cuartos de final
Hora del partido: 21.00. Palacio de Deportes Murcia
Entradas: niños 5 € / adultos 10 €. Par de entradas 15€ (adultos) / 7€ (infantiles)
Apertura de taquillas 20.00 horas
Árbitros: Francisco José Zafra Guerra y Raúl Sánchez Martín
Equipos:
Polaris:
Sala (9), Brown (10), Sánchez Bernat (8), Hughes (14), Triguero (5)
Banquillo: Robles (6), Humphrey (7), Larragán (11), Bárcenas (12), Fernández (13), Pérez Anagnostou (14)
Entrenador : Manuel Hussein
Hospitalet : Puyada (10), Jeffers (6), Feliú (12), Terrell (9), Coego (11)
Banquillo: Boccia (7), Alex Ros (8), Espuña (15), Lampropoulos (16)
Entrenador: Mateo Rubio

Este artículo también se publica en el diario La Opinión de Murcia

3 may. 2006

Polaris World. Balance de la liga regular. Los jugadores

Todos aportan


Algunos jugadores del Polaris World han cambiado notablemente su rendimiento durante la temporada, especialmente tras el cambio de entrenador. El caso más señalado es el de Sala, que pasó de no contar a ser el base titular. Bárcenas no aporta grandes números, pero su dureza bajo los aros sirvió para ayudar a cambiar la dinámica del equipo al llegar Hussein.

La mayoría de los jugadores disputa en torno a 20 minutos. Sólo Hughes parece destinado a asumir el rol de jugador referencia y ya disputa cerca de 30 minutos. Los que menos tiempo han pasado en la pista son los pívots Fernández y Bárcenas, aunque en momentos puntuales de la competición han realizado aportaciones muy valiosas. Tampoco Larragán ha conseguido repartir minutos a la par con Sala, que se ha erigido como primer base tras la salida de Llompart.

Minutos y Valoración x 40 minutos

Las aportaciones también están muy parejas, especialmente en el puesto de alero, que es donde mayor nivel parece mostrar esta plantilla y, por tanto, donde más dura está la competencia por cada minuto jugado. Si hacemos una valoración media proyectada a 40 minutos por partido (cuánto rendiría cada jugador si jugara 40 minutos), es decir, calculando de forma proporcional a los minutos jugados, observamos que el alero que mejor rendimiento ofrece por minuto es Sergio Pérez , igualado con Brown (17,5 de valoración a 40 minutos para ambos), aunque no son los que más juegan.

Del equipo en general son Triguero y Hughes son los que mejor rentabilizan sus minutos en cancha (22,7 y 19,3 respectivamente en valoración a 40 minutos). El que peor rendimiento teórico saca a sus minutos es Bárcenas, aunque su rol en el equipo implica mucho sacrificio en defensa y poco brillo en los números.

Los mejores anotadores, en cifras absolutas, son Hughes (13 puntos por partido), Robles (10) y Sergio Pérez (9). En este equipo lo principal es el juego de conjunto, el reparto de responsabilidades. Ello hace difícil brillar individualmente, pero lo hacen más sólido y difícil de parar.

Una versión de este artículo se publica en el diario La Opinión de Murcia y en Encancha.com


El equipo, uno a uno


El entrenador:

Manuel Hussein. No le fue bien en su anterior experiencia LEB pero tuvo una experiencia intachable en ACB con Canarias. El equipo dio un vuelco con su llegada y mejoró su juego hasta ser el mejor de la competición y ganar la Copa Príncipe. Cambió roles en el equipo (Sala y Bárcenas cobraron protagonismo) e imprimió más agresividad en defensa y ataque. El Polaris sólo ha perdido un partido en casa con él en el banquillo.
P. Ganados: 19 P. Perdidos: 6 Lo mejor: Resucitó al equipo y lo convirtió en un equipo ganador. Lo peor: equivocó la dirección de partido en varias ocasiones.

Bases.

· Perico Sala. Con Comas apenas disputaba minutos, y cuando lo hacía veíamos la versión más acelerada de Pedro Sala, solía precipitarse y jugar mal. Sólo cuando jugaba más de 10 minutos aportaba cosas positivas al equipo. Con la llegada de Hussein se hizo de inmediato con el puesto de base titular, y lo hizo bien: más sereno, con confianza, sin jugarse apenas balones suicidas, dirigiendo, corriendo. Pasó de jugar 11 a 27 minutos y su valoración en base 40 min. pasó de 11 a 20 en sólo un mes.
Puntos: 6,8 Asistencias: 3,9 Valoración x 40 min: 15,1 Lo mejor: Sus rachas positivas son imparables. Lo peor: Su impulsividad le puede hacer perder el control del juego.
· Borja Larragán. Es un buen director de juego pero se encontró con un Perico Sala en alza y ha debido asumir su rol de segundo base. Su experiencia, conocimiento del juego y buena mano el exterior mejoraron la aportación de Llompart.
Puntos: 4,3 Asistencias: 2,5 Valoración x 40 min: 14,4 Lo mejor: La dirección del juego. Lo peor: Su irregularidad.

Aleros.

· Howard Brown. Se ha mostrado muy irregular. Su tremenda explosividad le hace capaz de destrozar al rival y realizar en cuarto todos sus números y luego pasar desapercibido el resto del partido. Vino como un gran anotador que no defendía mal, pero ha tenido que exprimir todo su potencial defensivo para jugar minutos en este equipo. En algunos finales de partido Hussein hizo cambios al estilo del balonmano, sacando a Robles para atacar y Brown para defender.
Puntos: 7,8 Rebotes: 2,6 Valoración x 40 min: 17,5 Lo mejor: Su explosividad. Puede destrozar al rival en 8 minutos. Lo peor: Suele diluirse con los minutos y es irregular.
· Pedro Robles. Era el elegido por Comas para acompañar a Brown en el quinteto inicial. Tardó un poco en coger la forma y ajustar el punto de mira. Ello, unido a sus limitaciones defensivas, le hizo salir desde el banco, cediendo protagonismo en favor de Xavi. Como tirador típico es un jugador de rachas. Cuando está inspirado es temible, pero puede encadenar también grandes periodos de desacierto.
Puntos: 10,3 Rebotes: 1,7 Valoración x 40 min: 14,9 Lo mejor: Excelente tiro exterior. Puede ganar él solo un partido si está inspirado. Lo peor: Irregularidad. Como los tiradores típicos va por rachas.
· Sergio Pérez Anagnostou. Se lesionó al principio y tardó más que el resto en coger el ritmo. Quizá por ello su rendimiento ha ido poco a poco a mejor, pero siempre regular y en línea ascendente, aunque últimamente Hussein parece contar menos con él pese a ser el jugador del equipo que mejor valoración por minuto jugado realiza. Es una garantía tener a este chico en el banco. No defiende nada mal y ayuda por dentro.
Puntos: 9,2 Rebotes: 2,8 Valoración x 40 min: 17,5. Lo mejor: Jugador completo y regular. Muy buenos minutos saliendo desde el banco. Lo peor: Hussein le está dando ahora menos minutos y parece haber perdido algo de confianza.
· Xavi Sánchez. Comas no confiaba mucho en él, pero la baja forma de Robles al principio y su trabajo en cada partido le valieron hacerse con un sitio en el equipo. Su protagonismo fue a más con el paso de los partidos y con la llegada de Hussein, con el que realizó unos primeros partidos de gan nivel y, en todo caso, siempre es un jugador que aporta juego de equipo. Forma un tridente temible al contraataque junto a Sala y Brown. Ahora el Polaris corre algo menos, en parte porque los rivales han tomado nota de lo demoledor de ese trío con metros por delante.
Puntos: 7,9 Rebotes: 1,5 Valoración x 40 min: 14,1 Lo mejor: Siempre ayuda al equipo en todas las facetas. Lo peor: Su juego se resiente si el equipo no corre.

Los pívots:

· Quique Bárcenas. Algo en él no le gustaba a Comas. Su papel era poco menos que testimonial. Con Hussein pasó al quinteto inicial durante unos cuantos partidos, lo que elevó el nivel defensivo su garra se contagió al resto del equipo.
Puntos: 3,5 Rebotes: 2,3 Valoración x 40 min: 5,8 Lo mejor: Su intensidad defensiva bajo los aros y su tiro exterior. Lo peor: Pierde protagonismo si no es preciso secar a un pívot rival.
· Pedro Fernández. La ansiedad por hacerlo bien le ha llevado en muchas ocasiones a precipitarse, fallar tiros fáciles y cometer personales fuera de lugar. Calidad y fortaleza tiene de sobra para ser un jugador fundamental. Con Hussein pareció tuvo un brillo intermitente. Ha terminado la liga jugando bastante poco, en parte por unos problemas físicos en su mano izquierda.
Puntos: 3,9 Rebotes: 2,2 Valoración x 40 min: 11 Lo mejor: Jugador fuertísimo en la defensa bajo el aro. Lo peor: No está fino en ataque este año. Se precipita.
· Juanjo Triguero. No contaba en la última etapa de Comas y parecía ser el más perjudicado con la llegada de Hussein, que apenas le dio minutos al tomar las riendas del equipo. Sin embargo, fue capaz de ganarse la confianza del entrenador canario, hasta el punto de ser, junto con Sergio Pérez, el principal jugador del Polaris en la Copa Príncipe que se trajeron para casa. Con la llegada de Hughes y Humprey su rol no parece empeorar, sino que parece entenderse a la perfección con Hughes, quien le provee de buenos balones cuando sobremarcan al estadounidense.
Puntos: 6,1 Rebotes: 5,1 Valoración x 40 min: 22,6 Lo mejor: Intimida en defensa y es hábil en ataque. Gran proyección. Lo peor: Su juventud le hace descentrarse aún en algunos partidos. Por su físico lo pasa mal con pívots muy pesados.
· Rick Hughes. Su fichaje suscitó dudas por venir de una grave lesión y mucho tiempo sin jugar. Conforme ha ido mejorando su físico y la adaptación al equipo ha demostrado un talento impropio de esta liga. Ya es el referente del equipo. Su calidad es incuestionable y aún puede mejorar.
Puntos: 13,4 Rebotes: 5,8 Valoración x 40 min: 19,3 Lo mejor: Calidad excepcional en movimientos de pies, lanzamiento y conocimiento del juego. Lo peor: Algo blando en defensa y aún falto de ritmo y acoplamiento.
· Ryan Humprey. El ex compañero de Gasol también hizo dudar a más de uno. No le fue bien en la NBA ni en la liga italiana. Pero en sólo tres partidos ha hecho notar su poderío atlético, mostrado que puede trabajarse canastas fáciles bajo el aro y que es un duro defensor.
Puntos: 7,3 Rebotes: 4,3 Valoración x 40 min: 20 Lo mejor: Físico atlético y duro en defensa. Sabe anotar bajo el aro a base de físico. Lo peor: Mal lanzamiento de media distancia y tiros libres. Aún no se está acoplado al equipo.

Los que se quedaron en el camino:

· Manel Comas. Su trayectoria profesinal es impresionante y vino como una garantía en el banquillo. Sin embargo, pese a la buena plantilla, el equipo no funcionaba, le faltaba intensidad, claridad y confianza en el juego. Aunque es un maestro del basket Comas no conocía la categoría, y se rodeó de un equipo de buenos ayudantes pero que tampoco conocían a los rivales, lo que se notó en el planteamiento de algunos partidos. Tras 10 jornadas de liga se fue a la ACB, con una oferta del Caja San Fernando, cuando estaba a punto de ser cesado.
P. Ganados: 5 P. Perdidos: 5 Lo mejor: Su experiencia. Lo peor: No conocía la LEB.
· Llompart. Sin que fuera nefasto, su rendimiento no era el de un líder en pista de un equipo con aspiraciones de ascenso. Se despistaba fácilmente, le costaba encontrar el ritmo de partido y tomar la responsabilidad cuando el partido estaba caliente.
Puntos: 7.3 Asistencias: 4 Valoración x 40 min: 11,2 Lo mejor: Buen director de juego. Lo peor: No cuajó en la dirección de este equipo. Se diluía en los momentos clave.
· Sellers. Mostró un estado físico preocupante durante la pretemprada y los primeros partidos de liga. Su juego apenas deparaba algunos destellos de calidad pero poca continuidad. Con el paso de las semanas su juego apenas mejoró sin llegar a mostrar un nivel propio del jugador referencia del equipo que debía ser.
Puntos: 8,7 Rebotes: 5,2 Valoración x 40 min: 16. Lo mejor: Experiencia y gran calidad. Lo peor: Su edad ya no le permitía jugar a alto nivel.
· Waleskowski empezó haciendo partidos prodigiosos, completo en todas las facetas del juego, intenso bajo los aros, buen tiro y buena defensa, pero luego su juego fue a menos, hasta rozar niveles preocupantes. Al parecer, problemas familiares le descentraron y no le dejaron rendir a buen nivel.
Puntos: 10,2 Rebotes: 7,1 Valoración x 40 min: 17,3 Lo mejor: Un gran profesional que lo intentó siempre pese a no estar centrado. Lo peor: No fue capaz de sobreponerse a sus problemas familiares.

2 may. 2006

El Polaris World se medirá al Hospitalet, equipo revelación de la LEB

Los catalanes, que cuentan con la plantilla más joven de la liga, jugaban en la EBA hace sólo dos años


El Polaris World habrá de verse las caras con el Hospitalet en los cuartos de final de la LEB. Hace dos temporadas este equipo estaba disputando la liga EBA. En sólo dos años ha conseguido dos ascensos consecutivos y en su primera temporada en LEB está siendo el equipo revelación, al conseguir entrar en las eliminatorias por el ascenso, ocupando la sexta posición, y con la plantilla más joven de la liga.

No fue fácil el debut en la segunda categoría española para este equipo. Cuatro partidos necesitó el Hospitalet para lograr su primera victoria en la LEB. Pero tras superar el mal arranque, el equipo que entrena el jovencísimo Mateo Rubio (28 años), remontó el vuelo y encadenó varias rachas de victorias consecutivas, hasta conseguir meterse en las eleminatorias por el ascenso.

Trayectoria comparada Polaris - Hospitalet

Hospitalet se caracteriza por un juego rápido y unos pívots con mucha movilidad. Suelen defender en individual y a ratos presionando en todo el campo. Siempre están atentos a castigar la línea de 6,25 de su rival. Sin embargo, es un conjunto algo irregular, capaz de ganarle a cualquier de los mejores pero descentrarse al siguiente partido y perderlo claramente. Al principio de temporada era un equipo que anotaba con facilidad, pero con el paso de los partidos se fue convirtiendo también en un buen defensor, lo que les permitió remontar puestos en la tabla.

El mayor peligro de los catalanes es su pívot norteamericano Terrell, mejor jugador de la categoría, con un promedio de 19,2 puntos y 8,5 rebotes. Además de su juego interior, el pívot norteamericano tiene un buen tiro de tres puntos, pues esta temporada lleva anotados 43 triples con un porcentaje del 32%. Le acompañará Coego en el puesto de pívot, aunque su protagonismo es mucho menor que el del MVP de la LEB.

Entre sus mejores defensores se encuentra el base Puyada, quien en el pabellón de Deportes de Murcia amargó a Sala, que a duras penas conseguía cruzar el medio campo ante el asedio del base catalán. Tampoco Boccia, el relevo de Puyada en la dirección, se presenta como un base asequible para los de Polaris. El italo-argentino mide 1’96 y aprovecha su corpulencia tanto en defensa como en ataque, tratando de jugar en el poste bajo cada vez que es posible. Ese será uno de los retos para Sala y Larragán. Es posible que los bases de Polaris traten de compensar la desventaja en altura de sus rivales gracias a su velocidad y facilidad para penetrar. Se prevé un intersante duelo en el puesto de bases.

Aunque oscurecido por el dominio de su compatriota Terrell, el escolta Jeffers es un gran anotador, que ha promediado esta temporada 15 puntos por partido. El otro alero titular es Feliú, que anota casi 10 puntos por partido.

En el partido de ida Terrell hizo lo que quiso con el Polaris. Anotó 28 puntos, cogió 13 rebotes y realizó un gran porcentaje de tiro de dos y de tres. En el partido de vuelta, en Murcia, Bárcenas trató de frenarle y, al menos, contribuyó a rebajar su anotación y porcentaje de acierto.

Aunque la pareja inicial de pívots del Polaris parece definirse con Hughes y Triguero, es previsible que Hussein deba plantear alguna defensa especial para Terrell. Para ello contará con Bárcenas y el recién incorporado Humprey, cuyas características podrían hacer de él el hombre ideal para frenar al talentoso jugador del Hospitalet.

La juventud de este equipo puede ser un arma de doble filo. Su inexperiencia la pueden pagar en momentos complicados de partido. Sin embargo, han cubierto con creces sus objetivos, con lo que afontan las eliminatorias sin presión ninguna pero con gran motivación.

Una curiosidad de este equipo es que Juan Antonio Jobacho, ex jugador de Polaris, dejó su puesto en el Hospitalet poco antes de comenzar la liga al aprobar una oposición de policía que le hacía incompatibles ambas actividades.

La plantilla, uno a uno

Mateo Rubio. ENTRENADOR. P. Ganados: 17. P. Perdidos: 17. Lo mejor: Ha sabido adaptar su equipo a la categoría. Lo peor: Su inexperiencia podría jugar en su contra en los momentos críticos.

Xavi Puyada. Base, 181 cm. 6 puntos y 3,7 asistencias. Lo mejor: Su defensa asfixiante. Lo peor: Desaparece en algunas fases de partido.
Adrián Boccia. Base, 196 cm. 6,8 puntos y 2,8 asistencias. Lo mejor: Su envergadura y rapidez. Lo peor: Las penetraciones de Sala deberían darle problemas. Mal en los tiros libres (50 %).
Juan M. Rodríguez. Alero, 190 cm. 1,2 puntos y 1,9 rebotes. Lo mejor: Intenso en defensa. Lo peor: Participa poco en ataque.
Alex Ros. Alero, 191 cm. 4,3 puntos y 1,3 rebotes. Lo mejor: Buen tiro de tres. Lo peor: Tirador a rachas.
Albert Ros. Alero, 193 cm. Recién fichado procendente del Akasvayu Vic de LEB-2.
Maurice Jeffers. Alero, 196 cm. 15 puntos y 4,2 rebotes. Lo mejor: Gran anotador, muy físico. Lo peor: Pierde muchos balones.
Miquel Feliú. Alero, 200 cm. 9 puntos y 3,7 rebotes. Lo mejor: Su versatilidad, juega de 3 y 4. Lo peor: Su inexperiencia (20 años).
Thomas Terrell. Ala-Pívot, 201 cm. 19,2 puntos y 8,5 rebotes. Lo mejor: Su calidad (MVP de la LEB) y tiro exterior. Lo peor: Tendrá que vérselas con Bárcenas y Humprey.
Ramón Espuña. Pívot, 206 cm. 3,28 puntos y 1,5 rebotes. Lo mejor: Tiene buena mano. Lo peor: La falta de consistencia en la pintura.
José Manuel Coego. Pívot, 204 cm. 8,1 puntos y 5, 2 rebotes. Lo mejor: Físico poderoso y rebote. Lo peor: Pierde efectividad lejos del aro.
Fotios Lampropoulos: Ala-Pívot, 203 cm. 9 puntos y 4,8 rebotes. Lo mejor: Buen lanzamiento, incluso de tres. Lo peor: Es más alero que pívot, tendrá problemas para defender a Humprey o Hughes.

Este artículo también se publica en el diario La Opinión de Murcia

1 may. 2006

Polaris World. Balance de una campaña con altibajos

No consiguió estar entre los dos primeros de la LEB pero Hussein hizo grandes mejoras en el equipo. Ahora afronta el play off con dudas sobre el nivel real que podrá ofrecer


El Polaris World ha terminado la liga regular en tercera posición. Este jueves, en el pabellón de deportes de Murcia, comienzan las eliminatorias por el ascenso. El equipo ha terminado la temporada sembrando algunas dudas sobre su potencial, que ya no parece ser el de hace tres meses, cuando ganó la copa principe. Sin embargo, cuando Manel Comas dejó el equipo en la jornada 10, pocos habrían presagiado que con Hussein el equipo ganaría la Copa Príncipe y terminaría la liga en tercera posición.

Miguel Ángel Martín, director deportivo del Polaris, apostó por Manel Comas para construir un equipo ganador que consiguiera el ansiado ascenso a la ACB. Entre ambos técnicos configuraron un equipo que, a priori, estaba llamado a lograr el ascenso. Las únicas dudas estribaban en el puesto de base y en si Sellers no estaría ya demasiado mayor. El tiempo mostró que la apuesta de Comas por Llompart, que sólo pasaba por el banquillo a descansar, había sido errada, y que Sellers tenía mucha calidad, pero también muchos años.

Tras una mala pretemporada y diez partidos de liga, Manel Comas se iba del equipo antes de que lo echaran, recalando en el Caja San Fernando de la ACB y dejando un balance de 5 victorias y 5 derrotas. El equipo no funcionaba, no tenía intensidad, y los grandes jugadores fichados parecían todos del montón. Una preocupante clasificación en la tabla media amenazaba con dar al traste con los objetivos de la temporada.

Evolución en la clasificación. Fuente: cbmurcia.com
En la jornada 12 todo cambió, llegó Hussein al banquillo para remplazar a Comas. “San Hussein” llegaron a llamarle algunos tras resucitar al equipo y convertirlo en un equipo ganador. Con él vinieron los triunfos, la clasificación en el último momento para la Copa Príncipe y la consecución de dicho campeonato.

Su primer gran cambio afectó a dos jugadores del quinteto inicial. Sala pasó a ser el base titular y Llompart tuvo que dejar el equipo. Bárcenas pasó del ostracismo a jugar desde el quinteto inicial, contagiando su intensidad al resto del equipo.

Triguero había dejado de contar para Comas en sus últimos partidos, y parecía que con Hussein sería igual. Sin embargo, el joven pívot supo ganarse la confianza de su nuevo entrenador y pasar a ser uno de los puntales del equipo, además del MVP de la Copa Príncipe.

El Polaris World pasó de ser un equipo dubitativo a ser temido por sus rivales. Ganaba con facilidad y se mostraba claramente superior a todos. Empezaba a recordar al Fuenlabrada que el año pasado dominó la categoría. De la media tabla el equipo ascendió puesto a puesto cada semana hasta disputarle el primer puesto al León. Sin embargo, el juego de los de Hussein perdió algo de chispa con el paso de las semanas y CAI les superó claramente en la recta final del campeonato.

Pese a las mejoras, Sellers apenas mejoraba en su juego y Waleskowski cada vez iba a menos, preocupado por problemas familiares que le sacaron de la dinámica del equipo. Al final ambos tuvieron que ser despedidos. El puesto de Sellers lo ocupó Hughes, un jugador de una extraordinaria calidad pero que salía de una grave lesión y mucho tiempo sin jugar, cuyo rendimiento ha ido mejorando a pasos agigantados en cada jornada.

El lugar de Waleskoswki hace unas semanas que lo ha ocupado Ryan Humprey, jugador que militó en los Memphis de Gasol pero que no consiguió triunfar ni en la NBA ni en la lega italiana de la que provenía. Hughes ya está casi acoplado al equipo, a falta de finalizar su puesta a punto física y acoplarse del todo con sus compañeros. Algo más de retraso lleva Humprey en este aspecto, aunque él es un jugador atlético y ya venía en forma física.

La duda que ahora se suscita es si la dubitativa trayectoria final del campeonato ha sido engañosa, y obedece sólo a la relajación del equipo, o si ya no será posible recuperar aquel gran nivel de juego. De tratarse del primer caso se prevé una interesante eliminatoria contra Hospitalet y, posiblemente, si CAI cumple con las espectativas, una disputa feroz con los maños en la segunda ronda, la que daría una plaza en la ACB.

Las sensaciones son encontradas. Optimistas si se compara este Polaris con el de Comas, y no tan felices si la comparación se hace con el equipo que ganó la Copa Príncipe. El próximo jueves, a las 21 h. empezaremos a obtener respuestas.