16 sept. 2007

Pues sí, la presión sí le afecta a la selección española


Mucho rollo con lo de la presión, que la presión no les afectaba, que patatín y patatán, pero luego, en la final del Eurobasket, resulta que sí, que la presión les afecta. ¡Demonio! como a todo el mundo...

La selección española se ha metido, ella sola, en una espiral de presión desmedida, los jugadores no han hecho el menor esfuerzo para suavizarla, al contrario, ellos mismos echaban más leña al fuego día a día diciendo que les gustaba esa presión.

Los jugadores de la selección española toleran muy bien jugar bajo presión, incluso bajo una gran presión, pero me parece que no hay ser humano que resista bien una presión totalmente desmedida, que es al terreno al que ha llegado esta selección aceptando toda la presión del mundo y engordándola a cada momento.

No ha sido malo el partido de Rusia, pero en circunstancias normales los de Pepu se los habrían merendado sin problemas. Incluso estando Pau mal, incluso con Navarro ofuscado con el aro, o con Garbajosa a medio gas, o con Rudy agarrotado, o con Reyes ansioso. Pero claro, con todo eso a la vez era casi imposible ganar la final.

Aún así la cosa ha sido cuestión de milímetros, los que han separado que el tercer rebote en el aro del balón de Holden entrara o los milímetros que han hecho que el balón final de Pau hiciera una corbata en lugar de meterse para adentro.

Y los tiros libres. Eso sí que ha sido síntoma inequívoco de estar fuera de control. Igual que durante la semifinal contra Grecia estaban todos metidísimos, en la final estaban todos fuera de sí, Pau el que más, aunque pese a todo ha hecho un partido digno a base de trabajo defensivo (al final, justo sonar la bocina le he podido leer en los labios algo así como "tanta ¿mierda? para esto").

Y dirán vds. si es que hoy no voy a hablar de los árbitros. Pues sí. Aunque la final no ha sido un robo (como con Croacia) o un intento de ello (como con Grecia) los árbitros han puesto su granito de arena, un poco los de la final, y un mucho los de la seminfinal contra Grecia. Sí, los de la semifinal, esos son los que más han influido en la final. Pau ha jugado agotado casi toda la segunda mitad. Aparte de que Pepu debería haberle dado un par de minutos más de aire (en la semifinal y la final), de no haber sido por la sinvergonzonería de arbitraje la semifinal habría estado liquidada en el tercer cuarto, y tanto Pau, como Jiménez, Garbajosa y Navarro habrían tenido unos minutos más de descanso y no habrían llegado tan cansados a la final. Sobre todo el de los Grizzlies, porque la cara desencajada que llevaba Pau en la segunda parte no tenía que ver sólo con la presión, el tío estaba muerto de cansancio, y ahí es donde influye decididamente los 36 minutos que se cascó en la semifinal.

En fin, ya no tiene remedio. Un poco de perspectiva, que la plata habría que considerarla un éxito, que los jugadores españoles son humanos, no son máquinas y la presión les afecta también a ellos, aunque lo haga menos que al común de los mortales.

Bueno, pues ahora a por los Juegos Olímpicos, sin tanta presión y sin el agobio de jugar en casa, pues me parece que ése ha sido otro factor para la acumulación de cansancio o, mejor dicho, de falta de descanso de tanto atender a todo el mundo, desde aficionados a prensa, pasando por autoridades que querían hacerse la foto.

Morir de éxito se le llama a eso.

3 comentarios:

Javier dijo...

Pues claro que es un éxito Juan Carlos empañado sólo por dos cosas, el público quizá no ha sabido presionar a los rivales (el fervor con el que animaban el día de Alemania se ha echado de menos ayer y hoy, no animan contracorriente y mucho menos desde los palcos VIP sin apenas presencia de gente del basket) y Pepu no ha sabido mover el banco y mantener la alegría en el juego de los nuestros, esa alegría perdida la ha personificado España en los últimos cinco minutos.

Esperemos que el año que viene en Pekín volvamos a estar en semis, siempre es un éxito. Y con un poco de suerte allá no estará el gafe de Aznar con esos pelos, ganar así será mucho más fácil.

Bodiroga dijo...

tu discurso es siempre lo mismo, hablas de los colegiales, que quieres que los 3 hagan? que boten ó que piten de rojo?

Tengo aqui tres puntos que me gustaria de saber tu opinion..

1- Lo escaso numero de faltas que se pitan a españa ( en casi todos los periodos jugados hasta ahora tienen siempre una ó dos faltas para gastar el lo ultimo minuto...)

2- La cantidad de faltas antideportivas que no se pitan a españa cuando intenta parar el contraataque adversario de cualquier manera posible y imaginario cargando en todo las partes del cuerpo del driblador menos en el balon...la regla es muy clara que si no tienes intencion de irte al balon se llama antideportiva..

3-Las simulaciones y los piscinazos son demas, todos los minutos miramos uno jugador que salta para lo solo como se fuese atropelado por un coche blindado, me acuerdo de uno de gasol que estaba en la pintura y lo voy parar a la linea de 3 pts!

Hoy en la final Pau ha hecho su primera falta personal con 38 minutos jugados...que quieres mas de los colegiales...

Anónimo dijo...

Bodiroga. Te contesto. Quiero que los árbitros se limiten a pitar, a no intentar influir en el resultado y que si han de influir, por una vez que se trata de mi equipo, lo hagan a favor del mejor equipo del mundo y del que juega en casa, que en este caso es la selección española.
1.- España hace posiblemente la mejor defensa del mundo y ello implica defender muy muy cerca, pero sin tocar (apenas) al contrario, cosa que no se puede decir de la mayoría de equipos que intentan recuperar balones en defensa. Cuando España no consigue hacerlo así y da un palo al contrario nos pitan falta, casi sin excepción, cuando no ocurre lo mismo en la pista contraria.
2.- ¿Estás bromeando?. España se basa en defensa y contraataque, cuando somos nosotros los que contraatacamos prácticamente nunca se señala como antideportiva la falta que nos hacen para parar el contragolpe. En cambio cuando lo hacemos nosotros casi nunca se escapa la antideportiva, como con la mayoría de equipos.
3.- En ninguna de las que tú llamas simulaciones ha dejado de haber contacto. Si los árbitros pitaran las faltas no habría que intentar "ayudarles" a que las vieran.

De los árbitros, repito, quiero que no intenten decidir ellos los resultados. Y en este campeonato querían perjudicar a España, o que al menos no quedara patente su superioridad sobre todos los demas. Y de hecho, creo que en parte (además de la presión y otras cuesiones meramente deportivas) lo han conseguido en buena medida.

Juan Carlos García