9 ene. 2007

El Polaris, uno de los 8 equipos de la ACB que aún no se ha reforzado

La mayoría de equipos ya ha realizado cambios en su plantilla, especialmente los conjuntos cuyo rendimiento no está siendo el esperado

Aparte de los cambios por lesión, los equipos ACB han hecho hasta ahora los siguientes refuerzos sobre la marcha:
  • Bruesa: incorpora a Fajardo a finales de Noviembre
  • CB Granada: Ficha a Pecile en diciembre (también ficha a Junyent por lo que queda de temporada, pero en buena medida por las lesiones).
  • Caja San Fernando: ficha en enero a Tskitishvili, número 5 del draft NBA de 2002/03.
  • DKV Joventud: ficha a Roberto Dueñas en noviembre (procedente del Akasvayu, donde era víctima de mobbing).
  • Grupo Capitol Valladolid: ficha a Imbroda por Paco García en el banco e incorpora al base-escolta Ivan Zoroski y al pívot Sensley en diciembre (causan baja Beechum y Alloatti)
  • Gran Canaria: incorpora en noviembre a Hunter (sale del equipo Simmons)
  • Lagun Aro Bilbao: ficha a Nacho Azofra en noviembre (sale Espil del equipo).
  • Pamesa Valencia: en octubre da la baja a Ricard Casas y ficha a Katsikaris para el banco.
  • Unicaja de Málaga: cede a Lorbek al Benetton Treviso y ahora anda buscando un 4 en el mercado comunitario.
  • Vive Menorca: Ricard Casas (cortado en Pamesa) ocupa el banquillo en detrimento de Curro Segura, cortan a Maravic que llegó con la liga empezada.
Son ya 10 los equipos que, independientemente de los cambios por lesión, se han reforzado sobre la marcha en lo que va de primera vuelta en la ACB. Del acierto y oportunidad de estos fichajes suele depender el devenir final de ése equipo en el último tramo de liga. Un conjunto con la soga al cuello que fiche bien sobre la marcha puede enmendar sus errores, salvar los muebles esa temporada y no perder la categoría. Sin embargo, lo habitual es que esos supuestos refuerzos no sean tales y que la mejora no sea significativa.

El Polaris World podría sumarse a esa lista de 10 equipos que intentan mejorar su plantilla con la liga en marcha, ya que estos días anda cortejando a Ricardo Guillén, uno de los mejores jugadores nacionales de la LEB, para reforzar el puesto ala-pívot, para el que el club murciano sólo cuenta con Fizer, pues parece claro que Oscar García no entra en los planes de Hussein.

Sólo 8 equipos, TAU, Real Madrid, Winthertur Barcelona, Estudiantes, Akasvayu Girona, Etosa, Fuenlabrada y Polaris no han realizado hasta ahora ningún refuerzo. Son, por tanto, los equipos grandes y los que están cubriendo sus espectativas iniciales los que se lo piensan más a la hora de hacer cambios. Sin embargo, el Caja San Fernando, pese a ir clasificado en la zona alta de la tabla, acaba de reforzar el puesto de ala-pívot incorporando al número 5 del draft NBA del 2002/03, Tskitishvili, pues tenía problemas en las rotaciones interiores. El Lagun Aro Bilbao estaba teniendo problemas con la bisoñez de Koljevic en el puesto de base, y terminó por incorporar a Nacho Azofra para aportar solidez en la dirección de juego. Pecile, tras una jugada a tres bandas con el Grupo Capitol Valladolid, recaló en el Granada, y Fajardo dejó el TAU para fichar por el Bruesa por lo que resta de campaña.

Cuando las cosas van mal el puesto que más peligro corre es el de entrenador. Así ha pasado con los dos colistas, Grupo Capitol Valladolid y Vive Menorca, que cortaron a sus entrenadores e incorporaron a Javier Imbroda y Ricard Casas respectivamente. El Pamesa Valencia, llamado a estar en los primeros puestos, empezó mal la liga y dio las riendas del banquillo a Katsikaris en detrimendo del mencionado Ricard Casas.

El antiguo Fórum Filatélico de Valladolid, hoy Grupo Capitol, tiene experiencia en realizar cambios salvadores. El último ejemplo fue el fichaje de Davin Davis (hoy cuestionado en Bruesa) la campaña anterior, o del gran Carlton Myers hace un par de temporadas. En ambos casos le fue bien al equipo del Pisuerga y terminó manteniéndose en la ACB. Este año ya ha cambiado de entrenador y un par de jugadores.

Sin embargo, cuando el fichaje sobre la marcha se hace de forma precipitada y acuciado por las prisas y por la imperiosa necesidad de inventarse un revulsivo no suele salir bien el cambio, sobre todo si el club en cuestión no tiene unas arcas bien provistas. Ése es uno de los síntomas de lo que podríamos llamar el ‘síndrome del farolillo rojo’, que se complementa con el despido del entrenador de turno, la pérdida del apoyo de la afición y, en general, una espiral negativa aparentemente guiada por los designios de la Ley de Murphy.

Pasado cercano

El CB Murcia se ha abonado más de una vez en el pasado a esa práctica del refuerzo sobre la marcha, aunque normalmente han sido intentos fallidos. Así, en su anterior paso por ACB, en la temporada 2003/04, el equipo entonces dirigido por Felipe Coello fichó a Scott, Ferrán López, Nenad Markovic y Bracey como referentes del juego murcianista, además de renovar a Antonio Reynolds tras el ascenso desde la LEB.
El CB Murcia se ha abonado más de una vez en el pasado a esa práctica del refuerzo sobre la marcha, aunque normalmente han sido intentos fallidos
Aquél año fueron despedidos Markovic, Bracey, Nover, Ramón Moya y el propio entrenador, Felipe Coello, y en el lugar de éstos llegaron Damon Johnson (hoy en la LEB), Moltedo (actualmente en la B2 italiana) y un barrigudo Marty Conlon, jugador con experiencia en NBA pero para entonces ya retirado del baloncesto. Miguel Angel Martín llegó en febrero de 2004 como sustituto en el banquillo de Felipe Coello y sólo logró una victoria en el resto de temporada, lo que le valió la renovación en calidad de Director Deportivo. Huelga decir que el equipo descendió dando una pésima imagen.

Peor aún fue el carrusel de cambios sobre la marcha que tuvo lugar en la temporada 1998/99 en el club murciano. La plantilla terminó la temporada con sólo 8 jugadores profesionales, el mismo número de los que fueron despedidos aquel año: Jorge García (hoy en Fuenlabrada), Ron Davis (cortado por Alex Escudero), el noruego Lars Sonsteby (que no llegó a debutar), Alex Blackwell (cortado por un David Wood que llegó fuera de forma y que tampoco acabó la liga), Tony Smith (cortado por Alanovic, que a su vez fue reemplazado por Tharon Mayes tras 10 partidos) y el francés Alex Nelcha (que llegó en noviembre y marchó en enero). El entrenador, de nuevo Felipe Coello, fue sustituido por Manolo Flores.

Parece claro que fichar a la desesperada sólo contribuye a precipitar el fracaso. Esta vez no parece ser ése el caso para el Polaris sea Guillén u otro el jugador que llegue si finalmente se produce el refuerzo.

1 comentario:

Un ruso en Berlín dijo...

Por cierto, ¿qué es de José Felipe Coello? Buen entrenador y mejor persona. Hace años que no lo veo, pero lo conocí y me parece una persona encantadora, amable, simpática. Un común amigo me habló de que José Felipe siempre había sido un gran técnico para las bases. En Murcia hizo una gran labor. Un tío encantador en el trato con los jugadores, los padres. Educado y exquisito con el resto de clubes. Creo que en Murcia consiguió una buena relacion con los clubes de base, que le cedían jugadores para que se formaran.
Ascendió al Murcia tres veces. En ACB no ha tenido suerte. Ha tenido que tragar con el poco presupuesto y con las críticas de la prensa. Me dijeron que la prensa lo trató muy mal en Murcia, excepto tu periódico y la Cope.
Si se ha retirado, supongo que habrá recibido algún homenaje de la afición o el club. Si tienes recortes me los mandas.
Nunca entendí por qué José Felipe se ha quedado entrenando en Murcia tantos años. Se ha echado a perder. Si hubiera salido fuera estaría trinfando. Creo que su amor al club y a Murcia le ha hecho perder prestigio y dinero.
Alguna vez he leído algún trabajo técnico de José Felipe en la revista Clinic. Sus artículos se han caracterizado por su originalidad e innovación. Siempre tendiendo hacia el baloncesto base. Claro, es que en Murcia no creo que hubiera ganado dinero llevando el baloncesto base. Tendría que marchar a Madrid (Estudiantes o Real Madrid) o Catalañua (Barcelona o Joventud). En esas plazas los técnicos de base ganan un sueldo decente. Yo creo que José Felipe se hubiera ido por ese dinero. Seguro que ganaría más que en Murcia.
En fin, espero que vuelva al baloncesto de elite. Es un gran técnico y, te lo aseguro, mejor persona.