6 ene. 2007

Menorca cierra el calendario ‘asequible’ para el Polaris

La próxima semana vuelve a endurecerese el calendario. Ganando a Menorca el Polaris terminaría la primera vuelta con buen promedio de victorias

Jornada 16. 06/01/2006 - 19:00 horas. Pabellón Menorca.
Árbitros: Perea, Conde y Martínez Díez
Vive Menorca: Rodríguez (12), Bazdaric (45), Stojic (19), Moss (7), Clancy (9).
Banquillo: Brown (8), Farabello (20), Yáñez (5), Galarreta (13), Ivanov (10), Alzamora (6), Llorens (14)
Entrenador: Ricard Casas
Polaris World: Dragic (9), Myers (11), Richacher (10), Fizer (53) y Triguero (5).
Banquillo: Gavel (4), Sánchez (8), Robles (6), Brown (22), Thompson (7), Fernández (13) y García (14).
Entrenador: Manuel Hussein
Todos los partidos son importantes y no hay rival malo, reza el tópico. Otra expresión manida dice que los encuentros contra rivales directos valen doble, lo que se gana y lo que se le impide ganar al contrario. Pues bien, el de hoy es uno de esos partidos, ya que esta tarde (19.00 horas) el Polaris tendrá ante el Vive Menorca en una gran ocasión para marcar diferencias respecto a uno de los rivales directos por eludir el descenso. Ganarle marcaría una suculenta distancia de 4 victorias respecto al rival, pero la derrota acercaría a los isleños a sólo 2 partidos y situaría al Polaris a tiro de piedra de la zona de descenso.

No marcha mal en la clasificación el conjunto murciano (6 victorias y 9 derrotas), pero a partir de mañana vuelve la parte dura del calendario, y bueno sería llegar a ese tramo del camino con cierto margen de partidos ganados en las alforjas. Parece que son entre 13 y 14 las victorias hacen falta para conseguir la permanencia, con lo que el promedio óptimo se sitúa en 7 victorias para la primera vuelta, que se cierra la próxima semana frente al Campeón de Liga, Unicaja, con tres Campeones del Mundo en sus filas. Hoy parece el día más propicio para terminar la primera vuelta con los deberes hechos.

La vuelta de Thompson será fundamental para que el Polaris mantenga el nivel defensivo y controle el rebote
La mejor noticia para el Polaris es la recuperación de Kevin Thompson. Su equipo le echó muchísimo de menos en los dos últimos partidos, saldados con sendas derrotas y con serios problemas en la defensa interior y el rebote, aspectos del juego en los que el pívot norteamericano hace un trabajo gris pero vital para dar solidez bajo tableros. También podrá contar Hussein con Howard Brown, recuperado de sus molestias. Ambos jugadores no estarán a tope pero han entrenado con normalidad en el último tramo de la semana.

El Vive Menorca recupera para este partido al lesionado Alzamora, y el cuestionado pívot Moss jugará algo tocado. El principal problema para los menorquines no está en la enfermería, sino en la presión que supone llevar sólo 3 victorias y compartir el último puesto con el Grupo Capitol Valladolid.

Es previsible que los jugadores del Vive Menorca empiecen el partido con mucha intensidad, pues para ellos este partido es una final y consideran al Polaris como un rival asequible. Pero también es fácil suponer que al menor contratiempo los nervios podrían hacer mella en los jugadores entrenados por Ricard Casas, técnico que sustituyó al cortado Curro Segura, con lo que la ansiedad se volvería en contra de los locales.

En la ACB se paga muy caro dejar pasar oportunidades. El Polaris desaprovechó la semana pasada en Valladolid una valiosa oportunidad para distanciar a los pucelanos. Hoy tiene una segunda ocasión de poner tierra de por medio con otro rival directo, si también la desaprovecha volverá a estar más cerca de la cola que de la zona templada, y lo peor es que al mirar el calendario se augura a partir de ahora una mala época para hacer grandes gestas.

EL RIVAL
Insuficientes mimbres
LAS CLAVES:
Golpear primero. El Vive Menorca juega hoy como si fuera una final. Sus jugadores saldrán muy fuertes en el inicio de partido, pero la presión podría volverse contra ellos si el Polaris consigue cierta renta en el marcador.
El retorno de Thompson. El pívot norteamericano es imprescible para dar solidez a la defensa y asegurar el rebote. Su ausencia por lesión se notó en las últimas dos derrotas del Polaris. La importancia de su trabajo se nota más cuando no está que cuando juega.
Rebote y pérdidas de balón. La necesidad de controlar el rebote y las pérdidas de balón ya es un clásico de esta sección y de las quejas de Hussein. Si el Vive Menorca dobla en rebotes al Polaris, como hizo el DKV, el partido será para los menorquines.
El Vive Menorca ha cambiado a la mayoría de su plantilla del año pasado, con la que pasó muchísimos apuros para salvar finalmente la categoría en la última jugada de la última jornada de liga. La mayoría de incorporaciones para la campaña actual no ha dado un salto de calidad al equipo, y eso lo está pagando el Menorca en forma de malos resultados. Perdió a uno de los jugadores más importantes de la ACB, Bud Eley, ahora en el Valladolid, el otro colista, pero se hizo con Nacho Rodríguez, quien pese a sus 36 años es uno de los bases más en forma de la liga. Sam Clancy llegó para suplir a Eley, pero su rendimiento no pasa de aceptable. El resto de incorporaciones no ha dado el salto de calidad necesario para no pasar apuros en la ACB.

Así, en el puesto de base es Nacho Rodríguez el que hace valer su calidad y experiencia desde el quinteto inicial, complementando su trabajo con Brown y el internacional argentino Farabello, aunque el Vive Menorca suele jugar muchos minutos con dos bases en pista.

Tras la incorporación de Ricard Casas al banquillo menorquín, el escolta Bazdariz ha cobrado más protagonismo, de forma que en las últimas 6 jornadas siempre ha anotado al menos 10 puntos y parece haberse hecho un hueco en el quinteto inicial en detrimento de Yáñez. Así, la responsabilidad en las alas se reparte entre Stojic, Bazdaric y Yáñez, los tres un peligro desde la línea de 3 puntos, quedando en segundo plano Galarreta y el ala-pívot Ivanov.

En la pintura son los dos norteamericanos, Moss y Clancy, los que acaparan la mayoría de minutos y juego, aunque ambos jugadores apenas llegan a 13 puntos de valoración por partido. Alzamora, que reaparece hoy tras una lesión, y Llorens son los encargados de dar descanso a la pareja de extracomunitarios.

Esta previa también se publica en el diario La Opinión de Murcia