27 ene. 2007

TAU Vitoria. ‘Alergia’ al jugador nacional

El TAU utiliza el subterfugio del jugador asimilado para tener sólo tres jugadores seleccionables, que apenas juegan el 3% de los minutos y no aportan siquiera el 1% de la valoración de su equipo.

El TAU de Vitoria, rival del Polaris World el próximo domingo, siempre se ha caracterizado por tener muy buena mano para fichar, pero también por tenerle poco aprecio al jugador nacional. Esta campaña sólo cuenta con 3 jugadores seleccionables para la selección absoluta. De ellos, Eslava no ha jugado un solo segundo, Sergi Vidal ha pasado casi toda la temporada lesionado, y Cilla tiene una presencia testimonial (22 minutos en toda la liga). Eso hace que en las 18 jornadas ligueras disputadas la aportación de jugadores nacionales en el TAU esté en torno al 3% de los minutos jugados y que los puntos de valoración aportados no lleguen siquiera al 1% del total del equipo. Ello hace que el TAU sea el conjunto de la ACB en el que menos aportación realizan los nacionales.

Scola y Splitter gracias a su doble nacionalidad figuran como españoles en el equipo presidido por Josean Querejeta, aunque nunca podrán jugar con la selección española, ya que Scola lo hace con la argentina y Splitter con la brasileña. Pese a la obligación de los cupos que impone la ACB (4 jugadores nacionales si se inscriben 11 fichas, y 5 si se trata de 12 fichas), el TAU cumple sólo formalmente con dicha norma, ya que sólo a Sergi Vidal se le podría considerar jugador de rotación pese a su lesión, mientras que Cilla y Eslava se limitan a entrenar y ocupar una de las fichas de nacional que impone el cupo, y los mencionados Scola y Splitter no son seleccionables.

Es un jugador nacional, Juanjo Triguero, el que más aporta a su equipo en cuanto a valoración, ya que juega el 12% de los minutos pero aporta el 18% de la valoración
El Polaris World Murcia cuenta con 5 jugadores nacionales, aunque uno de ellos, Oscar García, podría considerarse básicamente un jugador-cupo, pues sólo ha jugado 9 minutos en el total de la liga. La aportación de los nacionales del equipo entrenado por Hussein se sitúa en el 29% tanto de minutos como de valoración, de forma que sólo el Vive Menorca, Caja San Fernando y el mencionado TAU cuentan menos con sus jugadores nacionales. Curiosamente es un jugador nacional, Juanjo Triguero, el que más aporta a su equipo en cuanto a valoración, ya que juega el 12% de los minutos pero aporta el 18% de la valoración. Le sigue Fizer en esta lista, con el 11% de los minutos y el 16% de la valoración del equipo (aunque en su caso no se le contabilizan los primeros cuatro partidos, que se perdió por lesión).

El equipo que más jugadores nacionales tiene en plantilla y que mejor rendimiento saca de ellos es el Fuenlabrada, pues tiene 7 jugadores seleccionables (la misma cifra que el Bruesa), pero éstos juegan el 64% de los minutos de partido. El término medio es que el jugador nacional ocupe el 36% de los minutos y aporte el 34% de la valoración de su equipo.

El promedio de jugadores nacionales (seleccionables) con ficha profesional es de 4,8 por equipo, aunque se podría decir que la mitad de los equipos ACB cuenta con al menos un jugador nacional cuyo papel se limita a cubrir el cupo de fichas españolas.

Resulta también reseñable que en 7 equipos (Unicaja, Winterthur Barcelona, Akasvayu Girona, DKV Joventut, Real Madrid, Pamesa Valencia, y Vive Menorca) los jugadores nacionales tienen una relación minutos/valoración positiva, es decir, que aportan más que los no naciones por cada minuto que están en pista. Finalmente, sólo en dos equipos, Fuenlabrada y Bruesa, juegan más minutos los jugadores nacionales que los no nacionales (65% y 51% respectivamente).





Una versión de este artículo se publica en el diario La Opinión de Murcia

1 comentario:

javiermartinezmendez@gmail.com dijo...

Que España sea campeona del mundo con estos porcentajes suena a milagro. ¿Le gustaría a Rouco de pequeño el baloncesto?