19 abr. 2007

Burros voladores

El entrenador del Polaris siempre avisó de que había que estar preparados para un duro final de liga


Hussein gusta de la frase lapidaria y clarividente. “Yo he visto burros volar, creánme, en esta liga pueden pasar muchas cosas” afirmó el entrenador grancanario cuando se le preguntó por las posibilidades del Polaris de clasificarse para la Copa del Rey. Con tan curiosa frase el entrenador polarista pedía prudencia, sabedor de los giros que puede dar el baloncesto en unas cuantas jornadas. En su etapa con el Gran Canaria ya vió a su equipo pasar de puestos de play-off a perder 10 partidos consecutivos y salvar la categoría con muchísimos apuros.

Ahora los burros sobrevuelan la ciudad de Murcia. Son ya siete consecutivos los partidos perdidos por el Polaris e innumerables las lesiones de sus jugadores. El equipo de Hussein ha pasado de acariciar la clasificación para la Copa del Rey a situarse al borde del descenso y jugárselo todo en unas semanas. La primera final es esta noche, contra el Grupo Capitol Valladolid (21.00 h.).

Hussein ha dirigido 373 partidos en ACB. De los entrenadores en activo en esa liga sólo Aíto García Reneses y el propio Javier Imbroda acumulan más partidos. A Hussein le respaldaba la experiencia cuando situaba en 14 las victorias necesarias para no descender, o al afirmar que el objetivo del Polaris es la permanencia y que los equipos de atrás reaccionarían. El tiempo ha ido dándole la razón. La euforía de parte de público y prensa no era nada realista.

El último partido de liga, en el Palacio de Deportes contra el Vive Menorca, puede ser dramático si finalmente ambos equipos deben jugarse en sólo unos minutos cuál de los dos desciende a la LEB. Ya la pasada campaña el Vive Menorca salvó la categoría en el último segundo del último partido, mientras que el Polaris logró el ascenso en la prórroga del quinto partido en Zaragoza. En efecto, parece que los burros vuelan.