29 abr. 2007

El Palacio de Deportes se hace inexpugnable

81 - Polaris World Club Baloncesto Murcia (17+25+15+24): Gavel (9), Myers (0), Risacher (7), Triguero (8) y Thompson (10) -cinco inicial-, Fizer (20), Stacey (18), Xavi Sánchez (9) y Óscar García (0).

75 - Etosa Alicante (17+16+18+24): Berni Hernández (13), Quincy Lewis (20), Lucio Angulo (5), Larry Lewis (13) y Kornegay (0) -cinco inicial-, Sundov (8), Vasic (2), Okulaja (5), Josh Fisher (6) y Sonko (3).
El gran segundo cuarto del Polaris, con Stacey, Xavi Sánchez y Fizer como arietes, le dio la suficiente ventaja en el marcador y tranquilidad como para vivir el resto del partido de las rentas de estos buenos minutos. Larry Lewis perdió su duelo con Fizer y con el coloso Triguero, que intimidó y propinó cinco tapones tremendos a todo aquel que osó dirigirse hacia la canasta murciana. El Palacio de Deportes volvió a ser inexpugnable. Ningún rival de la mitad inferior de la tabla ha ganado este año en Murcia. Alicante tampoco.

Empezó el partido trabado, con los dos equipos tensos y procurando tantear al rival sin desuidar ningún flanco. Sólo Quincy Lewis sacaba algún partido a su ventaja sobre Myers cuando el balance defensivo murciano no era lo suficientemente rápido.

Cuando Hussein renovó a su quinteto en pista en el segundo cuarto el Polaris dio un poco más de sí en defensa y ataque. Xavi Sánchez defendió intenso y atacó con agresividad el aro rival, lo que le hizo cobrar varias faltas, Stacey demostró en ambos lados de la cancha que es un buen jugador para la ACB, y Fizer hizo uso de su talento y físico para abrir una brecha en la defensa alicantina, que poco pudo hacer para pararle, y llevar así el partido a una ventaja local de nueve puntos en el descanso (42-33).

En la segunda parte Trifón Poch pidió a los suyos dar todo lo que les quedara y defender en toda la pista. Etosa Alicante logró incluso ponerse a sólo cinco puntos, pero entonces el público que abarrotaba el Palacio de Deportes de Murcia comprendió lo delicado de la situación y se metió también el partido. Su apoyo fue decisivo para aupar a los locales, permitirles volver a tomar aire y rentabilizar los puntos de ventaja en los últimos minutos.

Trató Poch de jugar la desesperada baza final del carrusel de tiros libres, lo que apenas le sirvió para un tímido acercamiento cuando ya no quedaba tiempo para mayores gestas.

Con esta derrota el Etosa Alicante se queda en el ‘grupo de los 12’ y se complica la permanecia, que ahora tendrá que jugarse con Murcia, Valladolid y Granada, aunque Menorca podría sumarse también al grupo y poner en un brete la resolución final del puesto de descenso a LEB.

La figura. Antony Stacey. El alero demostró que tiene ambición, inteligencia y calidad. Tomó la responsabilidad cuando la defensa alicantina se volcaba en Fizer y defendió con garra, logrando al final 18 puntos y tres tiples en 21 minutos, así como otros 18 puntos de valoración.