6 abr. 2007

El Polaris se hunde al final por falta de tiradores

Polaris 59 - 74 Real Madrid



59 - Polaris Murcia (7+27+14+11): Gavel (3), Triguero (6), Thompson (9), Dragic (3), Risacher (8) -cinco inicial-, Sánchez (11), Vtoulas (3), Brown (2) y Fizer (14).

74 - Real Madrid (16+17+18+23): Raúl López (11), Smith (-), Mumbrú (5), Hervelle (8), Sekulic (8) -cinco inicial-, Reyes (14), Hernández Sonseca (6), Tunceri (10), Bullock (7) y Marko (5).
Si la pelota no entra lo demás sirve de poco. Y al Polaris, sin Pedro Robles ni Myers, segundo y tercer mejores triplistas de la liga, no le entró ninguno de los lanzamientos exteriores que intentó con el encuentro igualado en los últimos minutos, precisamente en los momentos en los que empezaron a entrarle a un Real Madrid que, seguramente más pendiente del partido del próximo martes en la final de la ULEB, había estado fallón en la larga distancia hasta entonces.

Empezó el encuentro con ambos equipos defendiendo bien pero fallones en ataque. Con 4-6 en el marcador entró Fizer, lo que aprovechó el equipo de Joan Plaza para anotar mediante sus jugadores interiores y tomar una ventaja cercana a los 10 puntos.

En el segundo cuarto Xavi Sánchez propició que su equipo le diera la vuelta al partido. Olvidado por Hussein, hizo falta que se lesionaran los dos escoltas del equipo para que el capitán murcianista dispusiera de minutos. No defraudó el de Balaguer. Anuló a Bullock, recuperó balones y atacó con mucha agresividad el aro rival, comandando la remontada de su equipo, que se fue al descanso con ventaja en el marcador (34-33) tras un parcial de 27-17 en el segundo cuarto.

Perdió chispa el capitán murcianista en la segunda parte, acusando el esfuerzo y la falta de ritmo de competición. Su equipo se limitó a intercambiar canastas y no logró rentas significativas en el marcador, en parte también por la labor de los árbitros, que hoy volvieron a sacar la doble vara de medir e impidieron que el conjunto de Hussein ampliara su ventaja en el marcador hasta una renta que pudiera matar el partido a su favor.

En los últimos minutos los madridistas dieron una vuelta de tuerca a su defensa y sus tiros exteriores empezarona a entrar. Justo lo contrario le ocurrió al Polaris, lo que sirvió para que el equipo de Joan Plaza alcanzara una engañosa diferencia final de 15 puntos, que en nada refleja lo acontencido en el Palacio de Deportes de Murcia.

La figura: Xavi Sánchez. El capitán murcianista apenas juega esta temporada, pero cuando dispuso de minutos demostró que pese a no jugar sigue siendo un excelente defensor, rapidísimo al contraataque y un gran jugador de equipo. Sin embargo, sus 11 puntos, tres rebotes, dos asistencias, dos recuperaciones y seis faltas recibidas no fueron suficientes para que su equipo ganara el partido.

No hay comentarios: