24 abr. 2007

A evitar el drama

El Polaris busca superar al Unicaja de Málaga para no tener que jugarse la permanecia a cara o cruz en el Palacio de Deportes


Jornada 33
21.00 h. Málaga. Cancha: Polideportivo Martín Carpena
Árbitros: Pérez Pizarro, Requena y Munar
Unicaja: Cabezas (10), Welsch (9), Brown (41), Jiménez (20), De Miguel (15)
Banquillo: Sánchez (4), Rodríguez (5), Vasileiadis (7), Faison (24), Faverani (13), Pietrus (11)
Entrenador : Sergio Scariolo
Polaris World: Gavel (4), Myers (11), Richacher (10), Triguero (5) y Thompson (7).
Banquillo: Dragic (9), Sánchez (8), Stacey (34), Romero (33), Fernández (13) y García (14).
Entrenador: Manuel Hussein
El reto que se le presenta al Polaris en el Martín Carpena esta noche (21.00 h.) es complicado: ganar al actual campeón de liga para no tener que jugárselo todo en el Pabellón de Deportes de Murcia en dos partidos dramáticos frente a Etosa Alicante y ViveMenorca. Enfrente tendrá a un rival que estará pendiente de la Final Four, pero que ya no puede permitirse más derrotas en la ACB si aspira a entrar en Play-Off.

Los designios de las altas instancias han querido que para facilitar al Unicaja su participación en la Final Four, el partido de la la jornada 33 que debía enfrentar a Unicaja y Polaris se dispute esta noche, con el consiguiente perjuicio para el equipo murciano, que tendrá que disputar cinco partidos en dos semanas, enfrentarse el próximo domingo al Etosa Alicante con menos tiempo que su rival para preparar el choque, con el consiguiente cansancio extra acumulado, y luego pasar dos semanas sin competir antes de recibir al ViveMenorca en la última jornada del campeonato. Aunque no espera sorpresas en Málaga, Hussein piensa que hay que intentar ganar este partido: “el factor sorpresa no va a existir, porque ellos han perdido ante equipos en teoría menores. Intentaremos ver si tenemos una posibilidad para aprovecharla”, afirmó el entrenador canario.

Parece que la enfermería se empieza a estabilizar y ningún jugador más ha caído lesionado en las últimas horas, con lo que el equipo de Hussein sólo contará con las conocidas bajas de Robles y Fizer, quien perderá el título de máximo anotador de la ACB por no disputar el número mínimo de partidos necesario. El Unicaja, por su parte, sólo cuenta con la de Daniel Santiago, con un problema en un ojo que le tendrá apartado de la competición durante lo que queda de liga. El pívot esloveno del Unicaja Marko Tusek será baja de de última hora para el partido de esta noche debido a un esguince que se produjo durante el entrenamiento de ayer, lo que hace aún más precario el juego interior del equipo malagueño. Su lesión podría incluso dejarle fuera de la Final Four.

LAS CLAVES
No ser un convidado de piedra.
Última oportunidad para el Polaris para demostrar que fuera de casa es algo más que un equipo comparsa. No le queda más remedio si pretende tomar algo de aire antes del dramático final de liga ante Alicante y Vive Menorca.

Atacar el juego interior de Unicaja.
La pérdida de Santiago es mucho más importante de lo que indican los números del portorriqueño. Sin él su defensa interior es más vulnerable y la defensa polarista no tendrá que cerrarse tanto.

Pensar ante la defensa malagueña.

Los de Scariolo defenden intensamente durante todo el partido, en buena parte de él haciendo presión en toda la pista. Para salir airosos del envite los jugadores del Polaris deberán tener las ideas claras para subir el balón.

El partido de esta noche no es para ser demasiado optimistas por parte de los murcianistas, pues además de la pérdida de identidad por la retahíla de lesiones, en el partido de la primera vuelta el Unicaja propinó una dura paliza al Polaris (59-92), y el equipo de Hussein fuera de casa tiende a perder fuelle y convertirse en un equipo mediocre. Curiosamente, las dos únicas victorias cosechadas fuera de casa han sido frente a Etosa Alicante y Vive Menorca, los dos rivales contra los que el Polaris se lo jugará todo.

La baza del Polaris esta noche será tratar de aprovechar la ausencia de Daniel Santiago en el Unicaja. La aportación del portorriqueño va mucho más allá de lo que dicen los números (10 puntos y 4 rebotes por partido), y sin él la defensa polarista no tendrá que cerrarse tanto y podrá prestar más atención al peligroso juego exterior malagueño. También es de esperar que, ya que ahora De Miguel es el único pívot de Unicaja que juega cerca del aro, Hussein inste a sus jugadores a cargar el juego ofensivo bajo el aro para aprovechar la superioridad física en el puesto de ‘5’.

No será fácil sorprender al Unicaja, pero el baloncesto no sería baloncesto si no se le pudiera dar la vuelta a la lógica de vez en cuando. Además, el Unicaja este año no está igual de fino que el pasado, y últimamente el esfuezo para clasificarse para la Final Four le ha pasado factura en ACB, haciéndole perder muchos partidos, algunos de ellos contra rivales pequeños. Si hay algún resquicio por el que colar la victoria deberán intentarlo los jugadores del Polaris o el final de liga contra el ViveMenorca será un drama épico.

No hay comentarios: